Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

4 de octubre de 2005

SISIFO Y LA MASONERIA


Al igual que Sísifo experimenta la libertad durante un breve instante, la masonería española tiene toda una peripecia existencial de parecido cuño, cuyas características parecen haberse transmitido siglo a siglo y de gremio en gremio.

Cuando apenas si han concluido las dificultades que supone colocar los pesados basamentos del edificio masónico y se empieza a vislumbrar la luz de un incipiente futuro, el edificio comienza a venirse abajo.

Es como si estuviéramos en una masonería ciega, sin más meta que prodigarse en uno y mil prematuros partos, llenos de dolor y rabia, de celos y envidias, errores inconfesables y confesables, formas y maneras… condicones y circunstancias que conforman una extraña situación la cual contribuye para que los proyectos no se perpetúen en el tiempo.

En España, somos dos mil masones, millar arriba millar abajo y me pregunto ¿Cuántos HH:. han quedado por el camino y aparcados en las largas "playas de los sueños" durante estos últimos 25 años?

¿Se acabará un día tanto suicidio colectivo, tanto despilfarro de fuerzas y recursos, como sigue derrochando la masonería española?

Sinceramente lo dudo.

Víctor Guerra

1 comentario:

corzo dijo...

Por más que Camus se empeñe resulta difícil afirmar que Sísifo se pueda sentir libre en el breve instante en que la piedra comience a rodar cuesta a bajo sabiendo que debe reiniciar una vez más, y durante la eternidad, el pesado, absurdo y alienante trabajo de volver a subir la piedra hasta la cima.
Parece que Camus tenía un concepto demasiado pobre de la libertad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...