Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

15 de noviembre de 2005

Qué Republica, Qué republicanos?

Hace semanas, o sea meses, se desató la furia republicana en Madrid, Villa y Corte del Estado español, la cual se vio inundada por actos de afirmación republicana. Eso sí con los viejos corifeos de siempre de la derecha rancia , y venidos de media España a la voz del almuecín eclesial, que tocó a arrebato el día 12 de Noviembre y que representaban la “España rota”, los cuales trastabillaban como fondo y contraste por el Madrid de los Borbones.
En ese ambiente se celebró la IX Escuela de Otoño Marcelino Domingo, que cada año pone en pie Izquierda Republicana, que se acompaña de la celebración de los premios a la "Lealtad Republicana" de la Fundación Manuel Azaña.De forma paralela se celebraron en Chamartin, las IV Jornadas Republicanas de la Unión Cívica por la República, a la que fui invitado por uno de sus referentes: D. Eduardo Calvo, con la intención de que expusiera e dicho foro , aún no se muy bien qué…en la ponencia general de : ¿Que hacer…? ante el hecho republicano.

El mismo Sr. Calvo encabezó el acto leyendo un texto introductorio, y aunque del cartel se cayó Julio Anguita, como espada. Los novilleros de turno tuvimos plaza y capea, aunque algo breve al en mi caso la faena , y larga y tendida en otros.
En esa citada jornada de trabajo sobre La República, tras la encendida comunicación introductoria de Eduardo Calvo, ¿Qué hacer …? El presidente de mesa abrió las puertas del coso-debate a una hora muy torera, a eso de las cinco, y lo hizo, tras la presentación ya citada, dando voz y cartel a un camarada andaluz para más señas, de Izquierda Republicana, que a fuerza de decir que e iba a ser breve, se encandiló oyéndose a él mismo jalear al respetable, que frente a las palabras mágicas de Frente Popular, y constituirse en martillo de sociatas, más presente tal vocablo que la propia derecha rancia, esa sí que es un enemigo, y no los socialistas, arrancó como digo, el mitinero interviniente al público asistente, para que se peticioanara orejas para el torero en suertes que no era otro que él mismo.

Y enardeció los ánimos cuando dedicó unas cuentas perlas mitineras contra el abandono socialista de la República y del concepto republicano. Allí salieron los González y otros, y como no podía ser menos mi tocayo Alfonso Guerra, lo cual enardeció a los presentes. Aunque el moderador, un comunista de la vieja raza, cortó en redondo la faena, pues no era el caso de dar a la competencia plaza, toro y trofeo, por mucha inclinación leninista que tuviera el gachó de Izquierda Republicana.

Aunque hubo quien se preguntaba entre el jolgorio:¿ Qué hacía aquel sujeto de tal catadura ideológica como la del Partido de los Trabajadores, partidario de la Republica de los Trabajadores, en una organización tan burguesa como la levantaron en su día Marcelino Domingo, Albornoz o Azaña.
Me llamó la atención esa machacona conjura de meter el dedo en el ojo del socialismo, y de querellarse con liberales, o con las gentes republicanas burguesas. Aunque ello tenga una explicación, digamos que son novilleros de la cuerda de Bandera Roja, o del Partido de los Trabajadores, o de cualquier otro grupo de tal calibre y conciencia política, los cuales se presentan como futuros adalides republicanos.Es como sí el área marxista leninista presente en el foro de reflexión, reconvertido de nuevo en plataforma, (me pregunto: ¿ Cuántas van ya….?), o colaborador de juntas de gobierno, o socio cohabitador en ayuntamientos no jugara a la doble juego,de que no se sepa lo que hace la mano derecha o la izquierda.

Pues eso, que por mucho que se les oiga entonar el masónico trilema de Libertad, Igualdad y Fraternidad, no les veo yo en ese espíritu republicano que tanto predican, pues piden y solicitan, se me antoja, mucha guillotina para ser tan girondinos como presumen.Y digo esto, porque en Asturias, los de IU son los socios por excelencia del PSOE en el Gobierno, el Consejero de Justicia, el Sr. Valledor, (IU) se niega a reconocer la labor moral de aquellos que no solo no encarnaron ese espíritu masónico sino que dieron su vida por la I y II República Española.
En ese foro de Chamartín tocó el turno al que suscribe, tras la apoteósica intervención del citado militante maoísta de Izquierda Republicana.

Breve fui, para exponer que había que fijar el marco conceptual de lo que se hoy se entiende por Republica y por Ética Republicana, para de este modo llegar con buen pie a la Tercera Republica.
Abundé en que además, todo ello debiera ser entendido por las jóvenes generaciones, que se pierden entre tanta bandera republicana como se ensalza, y tan desnudas como se presentan , pues de algunas ellas se ha caído algún que otro símbolo para confusión del respetable, y el consecuente engorde de lobos que quieren pasar por ovejas.
Lo cierto es que no tengo madera de mitinero, ni preparé convenientemente el tema, ni parece que mi mensaje haya calado mucho, pues hubo un mutis por el foro, que fue tan sepulcral que puedo decir que sintió como lamentable. Por no haber, no hubo ni pitos.
Eso sí luego alguien versado en leyes, sentado en la tribuna del siete, me recomendó leer los “Diarios de Azaña”, para enmarcar esa República de la uno pedía clarificación conceptual.Está claro que Azaña es el GADU de la Republica. Para unos es el Dios revelado, para otros la piedra filosofal republicana por antonomasia, y como tal, el oráculo de Delfos republicano.
Lo cierto, es que tal cuestión me sonó a como si me hubieran dicho que para tener una idea de la historia de España me tuviera que leer los Episodios Nacionales de Galdós.En esta historia republicana nuestra, parece que atrás han de quedar eclipsados por Azaña y el azañismo, los ministros y presidentes republicanos como: Martínez Barrio, Marcelino Domingo, Álvaro de Albornoz, o personalidades como Jaime Vera, Luis Simarro, o Fernández de los Ríos etc.. Que también han dejado sus impresiones, sus trabajos al respecto.

Tal vez esto tenga enlace con lo que observé unos días antes en el Cementerio Civil de La Almudena, donde observé tumbas olvidadas e ignoradas como las de Py y Margal, Simarro, o Morayta; en cambio otras estaban hasta los topes de juegos florales y su pase a la historia fue el haber participado en el Frente Popular . Estan parcial actividad tan de moda de la recuperación de la memoria, que me parece a mí, como una labor muy desfragmentada en su recuperación y difusión , por no decir que ninguneada.
Lo que me ha quedado claro en este foro al que asistí, es que se huye de la necesidad de abordar la definición conceptual sobre lo que cada cual entiende o debemos entender por republicanismo, pues hay quien opta por el republicanismo anglosajón, muy edulcorado, y hay quien desea la Republica del Frente Popular, huyendo casi todos ellos de dar un nuevo corpus de respuestas a las complejas situaciones que nos presenta este nuevo siglo XXI.

Pues he de decir que siempre se abordan las mismas cuestiones, tomadas una y otra vez, y encarriladas hacia las necesidades de cada organización, poniendo especial énfasis en la idea del federalismo, pero que se quedan en palabras huecas en manos de tanto marxista como tiene tomada la idea republicana.Hay mucho interés en presentar y recuperar la Republica del Frente Popular, frente a la Republica que vino de la mano de burgueses como: Lerroux, Azaña, o Marcelino Domingo, etc…

República que encarnaron liberales y socialistas, de los que se reniega por activa y pasiva y hay quien se hecha mano del republicanismo quintacolumnista, hoy metamorfoseado en plataformas y platajuntas, y clama por la Republica de los Trabajadores, frente a la Republica de los ciudadanos.
Al final viendo tales cosas habrá que preguntarse: ¿Qué Republica...y con qué republicanos?
Somos muchos los ciudadanos que queremos la República: asalariados, comerciantes, propietarios, y como no, trabajadores en suma. Todos estos serán los que traigan la Republica, pero ha de ser a condición de encuadrar el marco adecuadamente, pues no se puede querer la Tercera Republica para España, y estar a renglón seguido condenando o excluyendo de antemano a unos a otros, sean socialistas o anarquistas, o de centro derecha,y preparando su aguillotinamiento ideológico.

Así vamos camino de otra nueva frustración republicana, eso seguro.
He dicho
Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...