Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

25 de enero de 2006

LA FALACIA DE "LA VERDADERA HISTORIA DE LA MASONERIA"

Noto como lector de temas masónicos que existe un empecinamiento por parte de algunos autores, próximos a la Gran Logia de España, -Potencia representante de la llamada masonería bíblica, o "regular"., y los cuales están orquestando por activa y por pasiva, una campaña que tiene muchos que ver con la desmemoria histórica sobre la masonería.

El último intento es el de los supuestos investigadores Jorge Blaschke y el masón Santiago Río, al cual se le califica como de una gran calidad investigadora, que han escrito a dúo el libro “La verdadera historia de los masones”.

Llama la atención cuando uno repasa los diferentes capítulos del libro, encontrarse con una taimada historia de la Gran Logia de España, (GLE) y por tanto no puede hablarse propiamente de una verdadera historia de la masonería o de los masones españoles.
Digamos que el libro esta más en la línea de una tarea promocional de la GLE , y de las peripecias de sus masones.
Puede parecer que lo que escribo no corresponde a la realidad, pero cuando se lee un capitulo que dice “Entrevista con los Grandes Maestros de la masonería española” y lo que uno se encuentra es una entrevista con Joseph Corominas de la GLE, y otra dedicada a Ramón Torres Izquierdo, Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 para España, pues comprueba que ahí se queda la gran investigación y aportación de los célebres autores.

Eso sí dejan de lado, por ejemplo a la Gran Maestra de la GLSE: Ascensión Tejerina, y a otros miembros de Grandes Logias, por pequeñas que éestas sean, pues lo dicho, ante ello no puedo dejar de opinar de que estamos ante una "boutade" de calificar el libro como de “verdadera historia”.

Lo cierto es que el personal es que no se corta ni un pelo.

La cualificación de ambos dos autores, no sé cuán de importante es o ha sido, pero seguir colocando en el siglo XXI, listados de celebres masones que se reproducen a mansalva en algunas páginas poco contrastadas, y que entre esos listados que siga apareciendo el Coronel Aranda Mata, del que tanto se ha escrito, y más por alguien tan cualificado como el profesor Ferrer Benimeli, que por cierto solo se le cita en la referencia bibliográfica una sola vez, pues deja mucho que desear de la capacidad investigadora de ambos señores escritores e investigadores.
Es por tanto, el citado libro, un atentado contra la memoria histórica de este país, que si ya tiene un escasa información sobre la diversidad masónica, ahora si que vamos para peor, pues desde hace un tiempo vemos que solo aparece la GLE como potencia masónica que esta en la estrategia de prodigarse los medios societarios, de tal modo y manera que se constituya como siempre le ha gustado ser la “regularidad masónica” un loby a la sombra.

También el libro de Conversaciones con un masón, parte de esa lógica presentando a la GLE como la única potencia masónica, aunque su membresía se aumente considerablemente para mejorar su apariencia y presencia , aunque todos sabemos que no sobrepasa los 1.500 miembros, y cuya membresía quedaría reducida si se le quitan las bases extranjeras del Levante.

Se obvia pues abordar la presencia de otras sensibilidades masónicas en suelo español, lagunas desde ya muy antiguo como pudieran ser el DH, o el propio Gran Oriente de Francia en España, con logias en 1850 en España, por no otras obediencias como la GLFE de reciente creación.
Cosa curiosa del libro que en ocasiones dar todo tipo de detalles, y en esta ocasión se habla del GOdF y se obvia o se olvidan citar o dar datos sobre la membresía total del GOdF, que ronda los 45.000 miembros, y por tanto es la Obediencia mayoritaria en el continente europeo, obviando a su vez las logias que esta potencia masónica tiene en España.

Es al tenor de los que leemos un flojo favor el que hacen estos autores, y otros que escriben bajo la orientación masónica mayoritaria, haciendo o queriendo hacer un enlace peripatético, como también lo hace el Gran Maestre Joseph Corominas, de de querer que su masonería y de su Obediencia enlazarla con la tradición masónica española tanto del siglo XIX como del siglo del primer tercio del siglo XX (1912-1938)

Digamos se parece tanto el ejercicio y la proyección de esa masonería azul y simbólica de principios de siglo, con la actual Gran Logia de España GLE, como puedan parecerse una logia y unas castañuelas.

Por otro lado al respecto de las intervenciones del Sr, Corominas realizando saltos conceptuales para aproximar cuanto pueda el ascua a su sardina, pueden leer un artículo en el diario en el que normalmente escribo: La Nueva España : Ni secretos, ni discretos, simplemente masones, que también pueden encontrar en este blog.

Así nos van las cosas en este país, donde sin pudor alguien titula su libro pomposamente como “La Verdadera Historia de los Masones” aunque esa historia sea tan parcial, tan floja y tan raquítica como la que escribió en su día el Sr. Vidal sobre los Hijos de la Luz, y además se empeñan, que ya es gracioso, en darnos gato por liebre.

Habrá que pensar, si todo ello no responde a una taimada operación de prestigiarse, de aparecer en sociedad bajo la capa de masones liberales para captar incautos, pues no hay nada más que leer las declaraciones del Sr. Corominas, que parece predicar los beneficios de la liberalidad en masonería, y hasta parece incardinar a la Obediencia que preside, en un línea liberal y adogmática, aunque luego a renglón seguido la susodicha Obediencia, además de trabajar bajo el amparo de la coaptación, tiene un cierto corte verticalista y caballeresco como bien pueden ver en las fotos de la propia pagina Web de la GLE (seguramente que los constructores de los que se dicen herederos llevaban esos lujosos mandiles de bordados) ,por otro cuando hablamos de la GLE estamos definiendo una Obediencia netamente deísta, ya que sus miembros han de hacer profesión de su fe cristiana, tomando esta opción algunos miembros como un sayón de polichinela, pues pasan por creyentes dentro de su Obediencia, y en sociedad se presentan como aguerridos agnósticos.

No hablan de religión según expresan, continuamente en todas sus publicaciones y sin embargo andan con la religión y la iglesia a cuestas. Es más en Asturias la primera visita que hizo el ex-gran Maestre Sarobe fue ir a visitar al Sr. Obispo, hora Corominas mas listo ha forzado una visita con el Presidente Sr. Areces. Digamos que no ponen todos los peces y panes en la misma cesta, y preparan la nueva estrategia del consenso.

Otros en cambio, puedo decirlo bien alto la primera visita que hicimos cuando nos convertimos en logia fue visitar a la Presidenta del Parlamento Asturiano, representante del poder de la ciudadanía.

Estos son los matices que nos diferencias a unos y a otros, unos hablamos de religión y política, y otros que no hablan de nada de todo eso, pero siempre corren tras las faldas de la Santa Madre Iglesia y la política.

Personalmente creo que hay en marcha una operación en la cual la GLE, quiere vincularse directamente con un pasado masónico que no les pertenece, y del cual están muy distantes en losesencial, que no en lo ritual, y todo ello no es tiene otro objetivo que acercarse más al poder de cara a la posible recuperación del patrimonio histórico de la masonería y facilitarle las cosas al gobierno socialista .

Cuestión esta que ya se ha abordado más de una vez. Pero eso es harina de otro costal.
En todo caso, no creo que sea buena tanta literatura barata, que repite tópicos y leyendas que disfrazan la realidad para hacer que una sensibilidad masónica como la GLE sea la única posible, una masonería caballeresca, neo-templarista, etc que está muy alejada de la pluridiversidad masónica española.

Estamos ante otro intento flojo y perdido de recuperar no solo la memoria histórica de la masonería española y sus esencias, sino que además se intenta dar una visión poco real de la masonería actual española y no hablemos de la internacional, pues el capitulo dedicado a la Masonería en el Mundo, es de dar pena y dolor por la vaguedad y los pocos datos novedosos aportados, y ya no hablemos del asunto de la P2 lo que aportan estos buenos investigadores esta a años luz de los que se está publicando con datos y documentos en otros lugares.


Bien, así se escribe una vez más la historia masónica española.

Victor Guerra

3 comentarios:

Santiago del Río dijo...

Me encanta tu crítica sobre mi libro y de Blaschke, te ruego que pongas -por los menos bien el título. Me llamo Santiago Rio (sin el del, no soy tan importante). Hombre algo original debe haber en el libro ¿no crees? o no lo has visto. Porqué me pones ex-masón, mirá me inicié seguramente cuando tu tenías pocos años. Evidentemente no eres masón. Tengo dudas de tu nombre, pero supongo que eres el padre Guerrea Cómez. Aclarame si lo eres, o quien eres. Caramba. S.R.

Victor Guerra dijo...

Estimado Santiag, ya tienes bien puesto el apellido.
Y no soy el Padre Guerrea Gómez , sino Victor Guerra García miembro del GOdF e investigador de la masonería varios libros en el mercado, no en Planeta, pero ahí están, en ellos hablo de muchos masones sin nombre pero con mucho trabajo a cuestas.
UN TAF
Víctor Guerra

Anónimo dijo...

Hola:
intento acercarme al significado y la práctica de la masonería, por lo que soy lego en la materia. Pero sí me llama la atención la falta de pulcritud y corrección formal en el comentario del señor Santiago Río, coautor de un libro que ahora mismo estoy leyendo. Un saludo cordial.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...