Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

19 de febrero de 2006

LA VORACIDAD MASONICA


Desde hace años se viene asistiendo a la persecución de un claro objetivo por parte de una de las ramas masónicas presentes en el Estado Español, o sea por la Gran Logia de España (GLE) que en suma representa a unos 1.500 masones (contando entre ellos a las numerosas logias de masones extranjeros radicados por la costa Mediterránea española ).

Pues bien, esta rama masónica, que se puede incardinar en la llamada masonería bíblica, tiene ya desde largo tiempo un objetivo claro como es el de hacerse con el patrimonio incautado por las fascistas tras la caída del régimen republicano,- tiempo en que las logias y los masones fueron saqueados en un primer momento, luego fueron, los que se quedaron o no pudieron huir, usados como elementos de engorde del sistema a base de multas, extorsiones-. etc.

De este modo el sistema franquista se hizo con un encomiable botín de guerra: documentos, muebles, inmuebles, joyas, y dineros...¿Cuánto supone hoy todo eso ...? Es difícil calcularlo, aunque supongo que habrá sistemas, aunque haya que separar lo que era de propiedad individual y lo que era de las logias.

Ante ese gran "botín de guerra" la rama de regularidad inglesa, que representa la GLE, siempre se ha sentido inclinada a revindicar de forma constante, unas veces con más énfasis que otras, "a veces porque no tocaba" en perseguir la recuperación de ese gran patrimonio.

Ya en anterior Gran Maestre, el Sr. Sarobe, se mostró muy beligerante en las propuestas para abordar ese tema, y nada quería saber de posibles conjunciones con otras Obediencias con presencia en España como la GLSE que le sigue en número, para abordar esa problemática devolución, todas fueron rechazadas de plano.

La cuestión quedó aparcada con la elección del Sr. Corominas como Gran Maestre.
Este digamos que optó una nueva estrategia, y es la de hacer pasar a su Obediencia por la única masonería posible en España, y por tanto no tiene inconveniente en hurtar espacios y solapar concepciones que detentan otras Obediencias. Veánse diversos temas en este sentido expuestos en este mismo blog, o visítese la página oficial de de la GLE, donde se deja ver esa presumible deriva en temas como masonería y librepensamiento que tanto le gusta exponer al Gran Maestre, pese a presidir una Obediencia en la que es obligatoria la creencia en un Dios Revelado.

La GLE ha renunciado por tanto a la discreta presencia de la regularidad anglosajona, y empieza pisar fuerte por estar en determinados ámbitos como es la Universidad y los aledaños de los ámbitos políticos, y como tal Obediencia está muy presente en muy diversos foros y medios de comunicación y políticos. Se denota además un intento de enlazar la vieja historia masónica española del primer tercio del siglo XX, con la actual GLE.

De hecho se juega con sibilinas apreciaciones cuando se habla de la Gran Logia Española, que al desconocedor de estos temas le puede parecer o sonar, como a la Gran Logia de España, cuando en realidad son dos cosas totalmente dispares: una la GLE es deísta, y de centro derecha como perfil generalizado, por mucho que su Gran Maestre sea de tendencia socialista, luego tienen a gala predicar el landmark de no ingerencia política y religiosa en las logias, y aprovechan para meter el dedo al resto de co-masones que así nos califican porque sí que hablamos de esos temas en nuestras logias
Y en el sentido opuesto estaba la Gran Logia Española, que era de corte republicano y su acción masónica abarcaba algo más allá que el seno de la logia, puesto que creían no en la gremialidad sino en la sociabilidad que son dos cuestiones distintas.

Pues bien, la nueva estrategia de la GLE no pasa por la recuperación moral de la masonería, cosa aún pendiente, sino su patrimonio, sino directamente como hizo en otro tiempo, si modificando su discurso como podemos ver en estas declaraciones:
La Masonería española no reclamará la devolución de papel alguno sobre esta institución de los que se custodian en el Archivo Histórico Nacional de Salamanca, que tiene una sala especial dedicada a ella, afirmó ayer en Valladolid el Gran Maestro de la Gran Logia de España, Josep Corominas
Corominas propuso la creación de un Museo Nacional Masónico que agrupe no sólo los documentos y objetos del Archivo de Salamanca sino los que están en otras instituciones como el Museo del Ejército.
«Lo mejor es que los documentos estén agrupados, que no se devuelvan a nadie y que el Estado cree en serio un Museo Nacional Masónico», destacó el dirigente masón en conferencia de prensa.

Ante ello el Sr. Corominas, sin atender a otras presencias masónicas como la Gan Logia Simbólica Española, o la Gran Logia de Francia, el Derecho Humano, o el Gran Oriente de Francia, por no hablar de las Obediencias catalanas etc..., se erige en representante de la Masonería Española, y como sí el patio no estuviera ya revuelto con el tema de la devolución de los "papeles del Archivo de Salamanca" pues opta por la propuesta de un Museo Masónico Nacional, que a buen seguro que estaría, suponemos, que dirigido por alguno de los miembros de la GLE, como pudiera ser Luis Racionero.

La GLE busca un espacio para hacerle fácil la pildoraza de acometer la devolución del patrimonio masónico español a no se sabe quien, y ante ese gallinero tan revuelto y extraño, la GLE que ha cambiado su línea y no hay nada mas que ver su pagina Web para ver su largo alcance esta optando por el consenso de ser la opción mas valida posible.

En esas estamos, la voracidad en algunas Obediencias es algo que las sobrepasa, y dejan de lado cuestiones como la recuperación de la memoria histórica lanzarse a estrategias para ocupar espacios de poder e históricos, alentando panfletos seudo-historicistas como " La Verdadera historia de los masones" en cuyo libelo los mayoritarios quieren escribir la historia masónica española, dejando de lado esa Recuperación moral e histórica, o ignorando los trabajos que se le han propuesto en su día de lucha por la significación de los enterramientos masónicos españoles, dejados de la mano la masonería actual y de las instituciones.

Mucho hablar de ese gran patrimonio pero muchas de las tumbas de nuestros hermanos masones no tienen en su mayor parte ni una triste flor, o un digno entorno.

Veánse cementerios como los de Valladolid, Badajoz... etc.
He dicho
Víctor Guerra

5 comentarios:

christian dijo...

Q:.H:.Víctor, te extiendo todo mi apoyo en pos de universalizar el criterio de masonería de algunos hermanos, especialmente aquellos que alardean una supuesta "regularidad" en contra de otras corrientes de pensamiento masónicas.

Aprovecho la ocasion para invitarte a mi blog masónico http://losarquitectos.blogspot.com

Christian GADEA SAGUIER

Anónimo dijo...

Sr. Guerra,

Leyendo su artículo, se diría que, o no sabe usted de lo que habla o tiene la voluntad expresa de dañar la imagen de la GLE. Como creo que sí que sabe de lo que habla, apuesto por lo segundo. Le recomiendo moderación. Será mejor para la Masonería española, cualquiera que sea su tendencia.

Saludos

Administrador dijo...

Estimado Anomino: Tanta moderación me pide usted para con la GLE, le pido yo a la GLE para con el resto de las potencias masonicas en España, y que no se hurten espacios que no son propios.
Por otro lado si usted dice que me equivoco, me dice usted dónde y estoy dispuesto a debatir sobre ello.
Un TAF

Victor Guerra

Ricardo Borja dijo...

Estimado Victor.

Gran artículo, creo que debemos dejar que la historia trascurra por donde tiene que suceder. Y más memoria para los hermanos que moran en los cementerios.

Administrador dijo...

Estoy con usted estimado Sr. Borja, al final los Hermanos que moran el Oriente Eterno, son los grandes olvidados, no hay nada más que recorrer algunos cementerios y ver el olvido al que se tiene a los Hermanos, se les patrimonializa como propios en el papel, y luego los gestos no van más allá, quien no lo crea no tiene nada más que ir al Cemeterio Civil de La Almudena, o visitar la tumba de Melquiades Alvarez, en la cual puse unas flores tras años de olvido, pese a su trayectoria, lo hice como Hermano de Fraternidad que somos, y así con otros tantos en Cáceres, Badajoz, Valladoliz, o Gijón.

En su momento propuse a las Obediencias españolas hacer un proyecto conjunto para dignificar los Enterramientos masónicos españoles, pero la respuesta ha sido nula. Así somos así os comportamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...