Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

27 de abril de 2006

¿Qué le está pasando a la masonería?


Frente a la cantidad de noticias que este mundo globalizado nos hace llegar a la hora del desayuno, y más desde que los sistemas de “alerta tipo Google” que nos despachan una “jartá” de noticias de todo tipo y condición, en el caso que nos ocupa uno saca la conclusión de que la masonería en general, al menos la continental está pasando por un momento de crisis, aunque hay que reconocer que es una impresión muy subjetiva, pues uno a no ha vivido tanto como para tener elementos de comparación, y tampoco parece que la bibliografía al uso nos permita hacer muchas comparaciones.

Pero desde la modesta membresía y experiencia masónica que uno va acumulando empieza a ver que al menos hay “movida” en esto de la vida masónica obedencial, porque la de uno sigue el curso que cada cual se traza, sin mas sobresaltos que los que arroja la vida cotidiana.

Pero en las estructuras obedenciales vemos y observamos vaivenes, cambios, dimes y diretes, que hacen pensar en una crisis que se viene larbando desde hace tiempo, ya no estamos en el debate de las ingerencias políticas en las logias, como sucedió en el primer tercio del siglo XX, ahora estamos en otros debates sobre mixticidad, envejecimiento de la membresía masónica, desajustes funcionales, etc.

Llama la atención en una organización que se dedica a la reflexión, el escaso ejercicio que se debe hacer al respecto, a juzgar por las situaciones que se producen.

La Gran Logia de España lleva dando tumbos con sus Grandes Maestres: Sarobe, Corominas, y ahora comienza el H:.Carretero, al que algunos ya le quieren poner la proa; y es que los grandes prebostes de la Obediencia asfixian la modernidad y posible evolución, mientras las bases se revelan como pueden: foros, chat, mensajes subliminales. Algunos argumentan que este efecto se debe a la llamada“regularidad” y a su verticalismo casi absolutista, donde los “Pasados Grandes Maestros” tienen un peso excesivo y fuera de toda lógica. Pero así son las cosas.

La Gran Logia Simbólica Española, pasa también por su propio calvario desde el mandato de Javier Otaola a la presencia de la actual Gran Maestra Ascensión Tejerina, han pasado unos años, la cosa parece que se mueve menos de cara al exterior, pero la resaca interior o de bajo fondo no deja de ser menos dura, pues algunos Hermanos le han dedicado crudos artículos en blogs, de los cuales aquí ya se han comentado,.
Y aunque la mixticidad parece que va en aumento en cuanto a su membresía también es cierto que es proporcional al peritaje en lunas en que se envuelven. Ni es malo ni deja de serlo, digamos que es la realidad de entender la masonería de ese modo.

Pero no crean, que esto es un ataque personal hacia otras obediencias [aunque los análisis podían ser largos y prolijos, cuestión de la cual parece que huye todo el mundo como gato escaldado]- por ello no se puedo dejar de plantear que también en el Gran Oriente de Francia se cuecen habas.
Los Grandes Maestros Bauer, y Brandemeyer tuvieron sus más o menos, del primero se habla de una forma denostada por jugar a romper el GOdF y llevarlo hacia la deriva ideológica en lo masónico y en lo social en un intento de desestabilización. El segundo tuvo una salida poco digna co o Gran Maestre, de la Rue Cadet, al menos para un alto dicnatario, y el nuevo Gran Maestre: Quillardet, autor de un estupendo libro “Le Malentendu Maçonique” se ve acosado por múltiples bandas, dados los posicionamientos que está haciendo el Consejo de la Orden que preside, donde se decanta muy escasa presencia lo cual compromete las decisiones del Consejo que por otra parte hasta sus propios posicionamientos son atacados, mientars paradojicamenet se celebarn por "casi todos", tales cuestiones se puede verse en la página que el mismo GOdF publicita en su Web ofical: Web Ferederic Desmons.org (http://www.frederic-desmons.org/

Es evidente que faltan liderazgos fuertes y carismáticos que puedan representar a las Obediencias en toda su dimensión. Tal vez es disculpable en el caso de España que llevamos pocos años de andadura masónica, muy errática por otro lado, pero no parece que sea tan disculpable en organizaciones tan cimentadas como el GOdF. ¿Por lo tanto hay que preguntarse que está pasando?

Personalmente creo que es preciso pararse un momento en ese reflexionar hacia el exterior en el que nos hemos envuelto, y volcarse en una introspectiva mirada hacia el interior para poder analizar qué es lo que sucede en el seno de la masonería y de cada Obediencia.
Pues nos están afectando los fenómenos sociales, políticos y tecnológicos de forma a veces cruel, sin que parezca que haya un momento y margen para la reflexión interna para dar respuesta al futuro que ya está entrando por las puertas de nuestras logias.
Pese a lo cimentado que parece el edificio, éste presenta algunas fallas y fracturas que hay que remedar, y empieza a ser urgente.

Es un esfuerzo titánico y difícil , y hay muchos intereses para que esa deriva esté presente en lel seno de la Obediencia, pero los masones hemos superado retos más difíciles, y esperemos que todos podamos superarlo para construir una masonería como una auténtica academia de formación del ciudadano.

Víctor Guerra

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...