Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

30 de septiembre de 2006

HERMANDAD Y FRATERNIDAD COMO REFERENTES IDEOLOGICOS EN MASONERIA


Deseo exponer una serie de reflexiones al hilo de la masonería y su ideología , que en parte se trasmiten por los actos y como no por las propias expresiones, como sucede con las que encabezan este trabajo.

Empecemos por el principio recurriendo al mataburros, o sea al Diccionario de la Real Academia Española, el cual se expresa de este modo con respecto al término: FRATRENIDAD: Del lat. fraternĭtas, -ātis 1. f. Amistad o afecto entre hermanos o entre quienes se tratan como tales.

A su vez sobre el término HERMANOS, en su sexta acepción, lo considera como Individuo de una hermandad o cofradía.

Podemos decir que dichos términos en masonería se usan con mucha profusión, y hasta parece un hecho, y podría considerarse como un tópico, que la fraternidad, es como dice Eric Saunier: el cimiento que une a los francmasones, muy al contrario de lo que expone en los discursos antimasónicos en los cuales se denuncia la fraternidad profesada entre masones como un crimen.

En principio hemos de decir, que según en que masonería nos situemos ambos dos términos tienen una diferente expresión o consideración, y ello responde, como no podía ser menos, a una serie de cuestiones de las cuales se desprende del posicionamiento ideológico de las masonerías, cuya conceptualizacion no es expresada ni reconocida por las obediencias como tal, pero debemos reconocer que está latente en el metalenguaje masónico.

Sobre nuestros frontispicios, y en nuestras baterías está presente la divisa de Libertad , Igualdad y Fraternidad, la cual asomó por primera vez a la historia universal el 5 de diciembre de 1790, y la acuñó el ciudadano Robespierre, en un célebre discurso ante la Asamblea Nacional, en defensa de los derechos del hombre y del ciudadano, frente al sistema censitario.

En ese mismo tiempo un francmasón: Marat[1] exponía lo siguiente: Ya vemos perfectamente, a través de vuestras falsas máximas de libertad y de vuestras palabras de igualdad que, a vuestros ojos, no somos sino la canalla.

La “canalla” no quería quedarse fuera de la nueva sociedad civil prometida por la revolución, no quería seguir permaneciendo por más tiempo en el mundo subcivil y por tanto quería acabar con el despotismo de la ley de familia. Todos artesanos, pobres, trabajadores, asalariados, urbanos, y criados... todos ellos sujetos a servidumbres que les atenazaban, querían elevarse y alcanzar la condición de una vida civil de libres e iguales, fuera del Antiguo Régimen tutelar y paternalista que asolaba a toda Europa y en especial a Francia

Cuestión ésta que en parte provenía de la vieja sociedad colonizadora que eran capaz de considerar, como así lo hicieron las Cortes de Cádiz: a los americanos iguales a los europeos, pero como escribía Morelos frente a la Reformas de estas Cortes: “ si ellos hubieran procedido con sinceridad y buena fe ,era consiguiente que al mismo tiempo que declararon su independencia hubieran declarado también la nuestra y nos hubieran dejado en libertad".

Por otro lado, no debemos perder de vista la metáfora conceptual de que la “familia era la célula de la base de la sociedad del Antiguo Régimen” y familia del latín famuli : habla de esclavos, de siervos, etc..
La familia, siguiendo con esa metáfora, no era solo el parentesco sino que tenía otra trascendencia y ésta era la que aglutinaba a una serie de individuos que para vivir dependían de un señor, entendiendo a este como un “pater familias” y por tanto, según algunos medievalistas[2] la palabra familia en aquellos momentos apunta a relaciones de dominación y dependencia, de subalternidad respecto a un señor patriarcal. Hasta el término “homollegó a significar en la Edad Media , como “dependiente” o sea : Siervo, Vasallo…

De alguna manera esa fraternidad, ese hermanamiento tiene su expresión en masonería de muy distinta manera, al menos así la entiendo de forma muy personal, y por ese motivo os la expongo en tanto que entiendo que hay unas masonerías en las cuales la democracia y la elegibilidad son sus reglas báscicas conformadas en el seno conceptual de ciudadanía, al contrario de otras masonerías en las que se trabaja por cooptación autocrática de sus dirigentes.

En este sentido dentro de la llamada Masonería Regular, o biblica, muy ceñida al mundo anglosajón, se enraíza en esa concepción última que expreso de lo paternal, porque no en vano hay que admitir que dicha concepción masónica recoge y quiere encontars conel espíritu de las cofradías de constructores, donde sabemos que se daba esa dependencia de siervo y señor, por muy libres que quisieran o se creyeran ser los artesanos constructores.

Su propia desaparición como gremio vino ajustada a que siempre dependían de un señor de un “pater familias” y su decadencia fue la desaparición como tal gremio, dando paso a la aparición de los llamados masones “operativos”.

Esa masonería de la que hablo no evoluciona sino que se parapeta en el “quietismo” puesto que la aparición de la masonería en esos momentos en el seno de la sociedad británica significaba una pacificación cuasi religiosa dentro de las logias, no dando lugar a una acción en favor de un laicismo, sino muy al contrario se va a convertir en una importante corriente ideológica masónica seudoreligiosa, que aún palpamos cuando nos encontramos la presencia de diáconos, o capellanes logias, o palabras seudoreligiosas Templo, altar... etc

Tal vez bajo esta elucubración podamos entender la diferencia entre una masonería que se embebe del concepto “patriarcal” donde por ejemplo la ceremonia de juramento de los Venerables Maestros de la Logia no se hace entre “la canalla”, o sea el pueblo masónico, sino entre los que en su momento fueron los patriarcas “ Los Venerables de la Logia, y ahora son considerados como los “Past Master” en una ceremonia, privada y no escrita, solo es trasmitida oralmente por los elegidos y por la cual se entroniza al VM de una logia denominada Regular, u "ortodoxa".

En este sentido la masonería inglesa recoge ese mundo medieval de la construcción y por tanto absorbe en parte, toda esa carga ideológica que ello conlleva, y que se trasporta a los Rituales nacidos de ese calor medievalista, así vemos pulular los Caballeros Sublimes de nobles títulos, que en suma despiden ese tufillo patriarcal que tanto nos incomoda a algunos, cuando se habla de Fraternidad y Hermandad.

Porque no debemos olvidar que la forma de hacer filantropía es siempre una manera de manifestación ideológica que tiene mucho que ver con concepción igualitaria del patriarcal Antiguo Régimen.

Nosotros por el contrario masones laicistas nacemos de otro concepto, no somos herederos directos, como hijos del Gran Oriente de Francia que somos de las hermandades de maestros constructores, aunque no podemos olvidar la nobleza que pobló nuestras logias francesas, pero en cambio evolucionamos y nuestras propias logias en España, en Asturias y en otras latitudes se situaron en esa otra directriz en la que usamos los símbolos masónicos, pero no la carga conceptual y patriarcal de la hermandad.

Porque la masonería francesa, y en buena parte la española y asturiana, y no hay nada más que ver y analizar los trabajos de logias como la Juan González Río de Oviedo, o Amigos de la Humanidad de Gijón, son herederas de la Ilustración donde enmanciparse – librarse de la tutela paterna- es hermanarse- y por tanto es librarse de la tutela del señor y por correlación ser hermano es serlo de todos los “menores”, de “la canalla” que nos hablaba Marat, o sea ser Hermano de aquellos que están bajo la tutela y la dominación del “domus” de otros patriarcas.

Marat en su discurso no estaba nada más que poniendo en pie el ideario de la Ilustración Europea al pedir el hermanamiento como ciudadanos de pleno derecho, y este es el origen, o al menos así quiero creerlo de la fraternidad masónica del GODF. Pues ello significa que esa “fraternidad” es un arranque contra de la sociedad señorial o patriarcal que enlaza con el concepto del republicanismo democrático de tradición socialista.

Es una fraternidad alejada de la sentímentalidad del llevarnos bien, y ser hermanos en el sentido de no pisarnos los juanetes, y buen rollito que se dice ahora, aunque suene todo muy "friki".

Nuestra posición como miembros del GOdF es el de una Fraternidad y un Hermanamiento alejado del pensamiento único del que algunos "hermanos" nos han acusado, y esa posición que expongo va muy a contracorriente de los tópico al uso en masonería

Una posición que enlaza muy bien, con ese otro concepto de fraternidad y hermanamientos nacido de de la evolución masónica del Gran Oriente de Francia, donde el efecto de la sociabililidad está permanentemente presente, y que se constata con la opción que hemos tomado de ser miembros del Gran Oriente Francia y practicar un Rito como el Francés , donde, las concepciones, las proyecciones y los usos rituales nos sitúan a todos los Hermanos, sean Aprendices, Compañeros o Maestros, u Oficiales no como 'primus inter paris', el primero entre los iguales de la nobleza y la caballería, sino como expresaba Marat: como ciudadanos y como iguales.

Víctor Guerra

[1] Su primera logia fue King Head Gerad Street Soho , logia afiliada a la Gran Logia de Londres. Y se certifica su pertenencia el 15 de julio de 1774 como Maestro, y también fue un asiduo visitante de la logia holandesa La Bien -Aimée.
[2] Miermeyer , por ejemplo que llegó a recopilar no menos de nueves sentidos de esta consideración.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...