Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

8 de septiembre de 2006

MASONERIA Y RITO UNICO, un paseo por la España masónica



De la pluralidad de Obediencias masónicas que pulularon a lo largo de todo el siglo XIX, muchas de ellas levantaron sus columnas logiales respondiendo a las más diversas orientaciones y directrices, bien de cariz político, religioso o masónico, e incluso ritualística... lo cual singularizó a más de una Obediencia, presentandola hoy como uan singularidad, como suecedió con el Gran Oriente Lusitano, o la Gran Logia Simbólica de Menphis Mizraim, u otras.

Esa pluralidad arrojó as su vez casos paradójicos en los cuales el titulo distintivo del Gran Oriente y su correspondiente apelativo, ya no respondía a una cuestión nacional, ni ritualistica, sino que a se refería a la persona que lideraba tal obediencia u organización, así tenemos potencias masónicas como “el Gran Oriente de España de Pérez, o el Gran Oriente Nacional del (Vizconde de Ros).

Esto conllevó un variado mundo de concepciones masónicas que reproducían a su vez un pluridiverso mundo ritual, el cual se fue atomizando con el paso del tiempo en una sola organización y en la confluencia de un solo rito, fenómeno éste que se dio fundamentalmente a lo largo del primer tecio del siglo XX , lo cual conllevó en el territorio masónico español, que la tolvanera de grandes Orientes y Grandes Logias existentes se fuera reduciendo su número hasta tal punto que el Gran Oriente Español, fue la Obediencia que llegó al total predominio masónico, al menos hasta que Francisco Franco inició su la razzia contra la masonería.

En esos escasos treinta años de andadura masónica (siglo XX) apenas si hubo más potencia masónica que el GOE, que atomizaba como potencia dividida en Grandes Logias Regionales, todo el espacio masónico español, salvo las pequeñas parcelas que ocupaban otras organizaciones como podían ser la Gran Logia Española, o el desconocido Droit Humain (DH), organización de la cual ahora se está sabiendo ahora de su existencia y desarrollo, gracias a la labor del DH y de la profesora María José Lacalzada.

Esa omnipresencia del GOE, hay que decir que se magnificó aún más, por la labor y desconocimiento que ha habido sobre otras posibilidades masónicas, de ahí que parte del marginal mundo masónico español se haya cubierto con un manto teosofista, como le sucedió al DH) y a cuya labor se plegaron bien los historiadores o masonólogos, pues no sabían como encajar esa extraña mezcolanza liberal y adogmática de carácter mixto que se daba sobre 1932 en medio de la preponderancia como representaba el GOE.


Como comentaba el panorama obediencial se fue reduciendo a una sola obediencia gracias a la labor que realizaron masones como Morayta, De Buen, y otros como Martínez Barrio, imponiéndose en el seno de las logias como directrices un cierto centrismo, y con ello no podemos negar que arribó la omnipresencia del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA), cuestión rota, en parte, por las logias más comprometidas y denominadas “políticas”, aunque en lo ritualístico se seguía la línea al uso.

Esta cuestión del Rito único en las logias llama la atención, pues andando el primer tercio del siglo XX se da una especial ideologización y socialización en algunas logias y Grandes Logias Regionales, que imaginamos debían encajar regularmente mal la práctica de un ritual tan centrista como el REAA, y es más, me atrevo a pensar , es más que posible que fuera peor digerido por las logias en cuyo seno trabajaba una activa membresía combativa en lo ideológico en lo laicista, lo cual les enmarcaba en un claro progresismo en el que aunaban tradición masónica y un concepto de proyección social y política, muy al estilo de la masonería francesa.

El matiz republicano que carectizaba a buena parte de esas logias y sus miembros, sobre manera cuando tratamos de la pujante masonería de finales del tercio del siglo XX, me llevan a suponer que a ese “grupo” le debían sonar extrañas algunas concepciones cristianizantes existentes en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA), por más que se retuerzan los conceptos referentes al GADU, y se haya procedido al despojo de la trascendencia en el Rito, para hacerlo medianamente aceptable a los ojos de los reputados laicistas masones que no debían entender muy bien la ardorosa libertad de conciencia que se predicaba en los talleres, para a renglón seguido verse envueltos en una atmósfera ritualista, tan preciosista como el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, y con tantas reminiscencias crísticas como tiene, por más que se le rebaje la carga simbólica.

De hecho, esta consideración que hago, y que puede parecer peregrina, tiene su contrastación cuando la masonería española emprende vuelo hacia otras latitudes por la cruel tiranía franquista. Hasta entonces no había leido nada acerca de estas contradicciones, salvo la huida apresurada de algunos iniciados al vez tanto sentido crístico.
Pues bien hacia ese viaje al que partían algunos Hermanos, yo creo que con escasas alforjas formacionales, viendo los escasos repertorios historiográficos que se han hallado en el seno de las bibliotecas de las logias y de los masones más señalados, que pese a alto nivel cultural de la masonería española, hay que exponer que por un lado no había los medios que hoy existen para poder acceder a libros y traducciones, y los libros en lengua vernácula sobre la reflexión masónica en general, eran más bien escasos.

Pues bien, al arribar algunos Hermanos masones a México se encuentran en las logias mejicanas que les dan albergue con el Rito Nacional Mexicano, y quedan pasmados ante el sentido tan laico del Rito, y argumentan en un largo postulado que terminan escribiendo: “que los españoles, si somos ingleses, ni nuestros intereses son los de tipo monárquico, clerical, dogmático, místico y antidemocráticos que con tanta escrupulosidad cuidaron de recoger y codificar en su obra los queridos Hermanos Anderson y Paine, que todavía hoy sostiene y defienden los masones ingleses y norteamericanos con una pasión, una intolerancia y un orgullo de mejor digno de mejor causa.”

En otro apartado del opúsculo otro Hermano, afirma : “Me separo del REAA porque no quiero someterme a jerarquías despóticas de origen anglosajón, ni recocer sus usos y costumbres ni acatar supercherías apoyadas en la sinrazón en el fanatismo teológico en contraposición con la filosofía progresista y la virtuosa justicia de la verdadera francmasonería científica, primitiva a la vez actualísima que respeta el librepensamiento y por tanto mi afirmación rotunda los aforismos que ya expresamos que las religiones degradan y embrutecen y la Iglesia esclava dentro del estado libre[…] y nos quieren imponer la obligación de colocar en nuestra brillante Ara , levantada al trabajo y a la ciencia, lo que llaman Libro Sagrado, que es lo más expuesto a la razón, al trabajo y a la ciencia. La revelación y los milagros no son para nosotros argumentos apodícticos que nos conduzcan al conocimiento de la Verdad, uno de los fines de la Institución, que no podemos aprender de la lectura de un libro sagrado […] Por eso nos fuimos del REAA por incompatibilidad ideológica, simbólica y filosófica puesto que no hay correlación entre nuestra ideología y el molde en el cual queremos verterla esto es en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado.”

Yo mismo, que venía de latitudes conventuales comprobé en carne propia, y por la propia práctica ritualística en mi logia madre, aspectos parecidos a lo que exponen dichos Hermanos, y tengo que decir que siempre me sentí extraño y extrañado ante las similitudes tan impresionantes que iba encontrando entre algunas ceremonias que realizaban algunas Ordenes Religiosas y ciertos aspectos masónicos, como por ejemplo en ciertos aspectos de la iniciación masónica, y sobre manera en la forma en que realiza dentro de algunos Ritos muy concretos.

Eran viejas y atenuadas reminiscencias casi atávicas, pero ahí estaban, tal vez por eso pienso que se encuentran tan cómodos algunos creyentes religiosos en el seno de la masonería escocista. Podríamos decir que en algunos ritos se cambia el sentido y hasta si se quiere se trasmutan algunos conceptos pero la esencia de lo trascendente permanece, o mejor digamos que en algunos ámbitos se desea que permanezca.

Hoy bajo otros parámetros ideológicos más racionalistas me choca, como debió chocarles a otros Hermanos en su día, tal y como recogen en 1953 los HH:. Filaleteo, Ulpinao, Servert y Tierra; en los universos mentales que estamos planteando en cuanto a los aspectos ideológicos, racionalistas y éticos, su vinculación a una la logia del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, por más que se le despoje, como ya he comentado, de elementos crísticos, aunque se reconozca su valor y desarrollo ritualístico como interesante, cuestión que no critico, no deja de llamar la atención de ahí que ele Rito Nacional Mejicano, al Hermano Hospitalario se le denomine Solidario, u halla otras denominaciones que buscan estar exentas de matices religiosos

Por eso con el descubrimiento y la práctica del Rito Francés en España, rito con muy escasa presencia en suelo patrio, permite abrir otra puerta a la cual España se ha mantenida cerrada, y de ahí que se ha desenvuelto en una admosfera determinada pero con un praxis totalmente casi que podríamos considerar como contraria. Lo cual contribuye a que se desprenda una especie de paranoia en la que parece que ha vivido la masonería española, o sea en una permanente contradicción entre teoría y praxis.

A tenor de esto la gran pregunta es la siguiente ¿Erán conscientes de esa contradicción los Hermanos que poblaron las logias de ese primer tercio del siglo XX? Por lo poco que hemos entrevisto parece que algunos al conocer otros ámbitos territoriales y logiales distintos descubrían otras realidades más de acorde con su posicionamiento ideológico y existencial, como sucedió en Méjico.

Lo cierto es también que se miraba poco para la Gran Logia Unida de Inglaterra, al menos por lo que parece desprenderse de los papeles que se hallan en Salamanca, pero entonces surge la otra pregunta ¿Miraban entonces para lo que hacían y pregonaban los Hermanos del Gran Oriente Francia, que constituía el otro universo masónico de referencia…? ¿ O acaso hay que pensar que nuestra activa masonería de ese primer tercio del que hablamos, e incluso la de hoy en día, es una masonería aislada y plegada sobre sí misma, que vive de los tópicos al uso, como se puede ver por algunos diccionarios al uso que beben de un puro esoterismo, en contraposición luego con criterios más laicistas, que se expresan en la directrices o el propio modo de entender el trabajo masónico?

Faltan estudios que aborden estos temas y otros de parecido cariz, y hasta sería aconsejable que los historiadores dejásemos de contar logias y miembros como si contáramos ovejas, y sería deseable que fuéramos entrando a saco en conceptos como la sociabilidad y la socialización masónica y su proyección social, ideológica a través del rito, tal y como proponen algunos profesores e investigadores como Luis P. Martín, o Alberto Valín.

Por eso no entiendo el porqué de esa inclinación en la diversa España masónica actual, compuesta por varias Obediencias, (grandes y pequeñas) de seguir en el area de influencia del REAA, reforzando con ello, de nuevo, la senda de la atomización ritual.

El porqué se da esta situación en España es algo que personalmente me llama la atención, y más con Grandes Logias adogmáticas y liberales como existen, y hasta con concepciones de trabajo secularizado, según se desprende de sus posiciones oficiales expresadas en sus Web oficiales,

Personalmente pienso que la respuesta puede ser ambigua compleja y hasta presenta diversas esquinas, pero esa gran presencia atomizadora de un Rito como el REAA en el panorama obediencial español creo que se debe a diversas circunstancias como son la tradición en la cual masónicamente siempre nos hemos movido muy en relación con el citado Rito y la influencia y el peso de los Supremos Consejos.

Por otro lado no podemos negar que somos reos por cultura y tradición de la religión cristiana y católica, y eso quiérase o no, nos hace ser poco objetivos a la hora de percibir algunos fenómenos como puedan ser las contaminaciones que han sufrido y sufren nuestros ritos; y digamos con voz sincera que no parecemos estar aún maduros para emprender una reflexión y análisis crítico sobre masonería en general, sus orígenes, historia, y desarrollo.

Es por eso que seguimos moviéndonos en los tópicos, y en las leyendas aprendidas de carrerilla, sin llegar a plantearnos las encrucijadas o contradicciones que se pueden dar en nuestro trabajo masónico.

Digamos que estamos como muy acostumbrados a dar por bueno casi todo en masonería, y así se ven en nuestro universo masónico los más extraños satélites predicando sobre masonería sin que nadie se extrañe o pongan el acento crítico, o que se den en algunas logias cabida, no como trabajo individual, sino casi como directriz logial: el misticismo, la cábala, y los más diversos esoterismos al uso y deshuso

Es esos estadios estamos.

Víctor Guerra

14 comentarios:

antipsociata dijo...

"sería aconsejable que los historiadores dejásemos de contar logias y miembros como si contáramos ovejas, y sería deseable que fuéramos entrando a saco en conceptos como la sociabilidad y la socialización masónica y su proyección social, ideológica a través del rito, tal y como proponen algunos profesores e investigadores como Luis P. Martín, o Alberto Valín."

El asunto es bien sencillo. Y podemos seguir a Valín, experto en la masonería orensana: años 20: socialización = ataques a la Monarquía y a Primo de Rivera. años 30: socialización = marxistización. Lo puede comprobar en el trabajo de la masonería en Ayamonte, de Álvarez Rey. Llegan los de Martínez Barrio y se excinden del Partido Radical porque ahora les parece que no son suficientemente sociatas. Dejan tirados a los masones ayamontinos que no son de la UR del Gran Maestre. ¿Qué pasó al final? Pues que los escasos masones que no iban a doblegarse ante el proceso revolucionario se dieron de baja de la logia ayamontina. Hombre, crédulos (en el GAU) serían, pero tontos no eran.

Volviendo a Valín, este autor pone de relieve numerosos ejemplos de socialistas orensanos que eran masones. Efectivamente, la orden secreta estaba muy "socializada". Socialistizada, más bien. Por eso, el PSOE tenía el mayor número de diputados masones del Parlamento, aunque porcentualmente la palma se lo llevaba un partido, como diríamos, "moderado", "ecuánime", "constitucionalista", Esquerra, creo que se llamaba. Ya saben, ese partido dirigido por los masones Maciá y Companys. Dos personajes moderados, templados, demócratas...

antipsociata dijo...

"sería aconsejable..." Sería aconsejable que, rompiendo una máxima con la que un día el ex jesuita y ahora masón Ferrer Benimelli inició una conferencia ("no voy a habla de los masones de ahora", la conferencia se titulaba "Masonería Española en el Siglo XX"), dejaran ya un poco más relegado el tema de la masonería de tiempos de la II República, y nos comentaran, por ejemplo, qué políticos del gabinete Zapatero son masones, qué directivos del PP acuden a un par de logias de Madrid...

Reconozco que es interesante hablar del sectarismo de los años 30, cuando un alcalde onubense francmasón demostró al personal lo que odiaba a la Iglesia, que no contento con obligar a cambiar el nombre de las calles del cementerio de su pueblo, nominadas con nombres de santos, antes de que llegaran por allí los encargados de realizar tal cambio, se plantó allí para picar el "San" de Santiago, dejando "tiago" como nombre de la calle necropolitana. Cosas de la masonería republicana.

Pero ya le digo, ¿por qué no empezamos a aclarar lo que interesa a la gente? Si Rubalcaba o J. A. Alonso son masones o si eso es un mito de la extrema derecha.

Administrador dijo...

Estimado Antipsociata: Está claro que usted ha encontrado un filón donde exponer sus mas que cuetionables exposiciones y datos. Dice usted que los diputados masones era mayoría y los de Esquerra más aún , aunque cuantitativamente. No voy a entrar en sus debates, aunque le expondré unos datos: Diputados masones socialistas 35; Radicales 42; Radical socialistas 31; Acción Republicana 16; Esquerra 11; Federales 7; Independientes 2; ASR 3; FR Gallega 3; Liberales Democratas 1;

En resumen que la orpción Republicana doblaba en número a cualquier otra orientación ideológica, como la Socialista.

Administrador dijo...

Estimado Sr. Antipsociata:en cuanto a la pertenemcia de masones actuales a la órbita masónica, decirle que de acuerdo, lo confieso nos reunimos en la logia cada 15 días con unos 15 a
20 altos políticos masones para la conjura internacional, entre elos minitros, directores generales y limpiabotas.
Le aporto un artículo que ya se publicó en su día:

El Gobierno masónico de Zapatero

Desde hace meses suena la cantinela de que el presidente Zapatero es masón, o que su caso responde a las coordenadas masónicas, aunque no sé que innombrable y extraña logia secreta.

De nuevo aparece la confabulación del contubernio bajo el cual siempre se han escondido intereses bastardos, cuestión que anda propalando el gran historiador de la masonería española y que recientemente ha escrito todo un “bluf”, y que prosigue y persiste en la línea de Tusquet, o Leo Taxil, y con la clara directriz que ya marcó otro famoso escritor: Joaquin Boor, piedra angular en presentar como gran culpable de todos los males a la masonería, y exponer a esta organización como el gran ariete del contubernio judeo-masónico internacional.

Pues bien ahora, dicho historiador que no es otro que el Sr. de la Cierva, no solo nos comenta que el presidente Zapatero es masón, sino que cita que ocho de sus ministros también son miembros de tal Orden.

A este paso habrá que habilitar en Salamanca un palacio, anexo a Gibraltar 2, para ir albergando tanta documentación como parece que va a suscitar tanto contubernio masónico como se está generando en España, y que a las claras y sin secretismo ni discreción parece presidir el Sr. Polanco del Grupo Prisa como Gran Maestre, y que secunda el Sr. Zapatero como Gran Orador y Secretario al Sr. Rubalcaba miembros todos ellos del Supremo Consejo de Notables.

Lo cierto es que la monserga del elemento eclesial sumado al de la derecha ultramontana ya huele a podrido, y no es una cuestión de ahora sino que viene de antiguo. Ignoro si el Gran Maestre de la Gran Logia de España, Josep Corominas, ha dicho en Vigo que hay 8 masones ministros en España.. Yo no estaba allí, pero tengo al ex –senador socialista por algo más que un masón estúpido, como para decir en público que entre la escasa membresía masónica de este país hay 8 masones y que además que son ministros socialistas, y supongo que tampoco diría quienes de los ministros del Sr. Aznar fueron o son masones.

De ser como dice el Sr. de la Cierva, va a resultar que en la Moncloa en vez de una bodeguita lo que hay es una logia masónica en el que se reúnen los siete maestros requeridos para levantar una logia “justa y perfecta” que representaría la punta del iceberg ministerial, el cual tendría su reflejo en una logia por Ministerio, incluido en el de Bono, donde a buen seguro también hay cantidad de generales y hasta sargentos y capellanes castrenses que comparten banco masónico con sus característicos mandiles, eso sin olvidar las logias flotantes cuya Gran Logia madre tendría que estar instalada en el buque Príncipe de Asturias.

Estoy contento, porque esa pretendida masonería de ZP hace caminar a la masonería liberal, pues sí entre los masones gubernamentales hay alguna ministra eso ha de traer por fuerza más aperturismo y crecimiento a la rezagada línea adogmática, republicana y mixta de la masonería,

En la Zarzuela hay otra logia de carácter estuardista más especulativa, y en la que estaría el elemento obispal, el jesuítico y el vaticanista

Todo ello en línea ascendente nos lleva predecir que la masonería ha pasado desde hace unos meses que se supo que ZP lideraba la masonería en secreto de uno 2.500 masones que podía haber , sumando a los hijos de su real Majestad británica en las costas de Levante, y ahora estariamos gracias a ZP en ni se sabe los miles de masones que hay hoy en España.

Eso sin contabilizar los clubes masónicos supersecretos, como Trilateral o Bildelberg donde se codea la realeza con los más granado de la derecha recalcitrante apostólica y romana que parlotea con la más florida progresía liberal, y donde se dicen se pertrechan maquinaciones internacionales

Eso sin contar con la libreta de Aznar donde se reseñan sus más cercanos adalides masones, y los encuentros internacionales con masones notables, USA, y "europeos", amén de la pléyade masones de derechas: ministros/as, directores generales....

Como ven las cosas no tienen ni pies ni cabeza, y como exponía Alberto Cereceza, más nos valdría “que haya más verdadero espíritu liberal y menos fantasmas.. que en España sobran”

Víctor Guerra

herfry dijo...

Para ser universitario cuanta ignorancia hay en vuestras palabras. Buscad el interés general o para otros el llamado bien común, sin importar la ideología, ni las creencias personales.
Si aquel es tal o aquel fue más, que importa ese concepto. Haber si, antisociata es comediante, y en el no hay nada autentico. “la malicia que Epicuro lanzó contra Platón”

Eduardo Callaey dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pedro del Real Madrid dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Santiago Ramón y Cajal dijo...

Apreciado responsable de ¨Masoneria Siglo XXI¨:

Soy un lector de su blog y felicito por la claridad y la altura de sus ideas. Ojalá en mi pais tuvieramos a un masón como usted.

Sus columnas son valientes, describe como está nuestra orden con una agudeza que pocos hoy tienen.

Lamentablemente, leo con sorpresa el nombre del Sr. Calaey, que está hasta en la sopa. En este caso defendiendose de un ataque que alguien anonimamente le ha dirigido.
Me indigna saber que este señor ha sido el representante de Argentina ante sus foros masónicos. En lo personal, no tengo enquina ni sentimientos encontrados por el Sr. Calaey, mas bien diria una total indiferencia, pero me asombra ver como este h.: se ha convertido en una suerte de vocero oficial nuestro, cuando en realidad no representa a nadie, sino a si mismo. Este señor ha pasado por llog.: (hasta en su log.: madre) en las que hoy no podría ingresar, porque sabe que no sera biuen recibido. El sabrá a que me estoy refiriendo. Pero son temas internos que a nosotros nos toca resolver.
Lo que puedo decir sin violar ninguno de mis juramentos es que hay dos Calaeys: uno es el afable h.:, el erudito, el tolerante, el pesnador libre que ha llegado a hablar de los hh.: exiliados españoles de la luctuosa guerra civil española. El otro es el dogmático e intolerante, el de las intrigas palaciegas, que baja líneas en favor de lo mas cerrado del catolicismo y que sostiene que los hh.: de corte racionalista deben ser expulsados de la masoneria argentina y que las llog.: de esta orientación han sido un error, un desvío herético, una afrenta a los antiguos límites que el dice observar como un fiel guardián de manera ortodoxa y con mano de hierro. Cuando conviene adopta uno u otro discurso, pero el Calaey que domina es el del segundo perfil.

En su sitio de internet, niega rotundamente el camino iluminista de la masonería con ideas como las que a continuación cito:

´Desde su aparición en agosto de 2004, bajo el título “Ordo laicorum ab monacorum ordine” -en una edición destinada a masones estudiosos y masonólogos- el libro fue objeto de inquietud en algunos círculos masónicos, acostumbrados a hacer de la Orden un coto de caza de la predica antirreligiosa, alineada con un racionalismo materialista en donde lo ideológico suprime el sentido profundo de la experiencia masónica, que es su carácter iniciático...´

´Durante mucho tiempo –casi todo el siglo XX- el materialismo ateo enquistado en la francmasonería tuvo a su favor la ausencia de una bibliografía renovada y de trabajos historiográficos surgidos sin la carga envenenada por la atmósfera preconciliar que enfrentó a la Orden con Roma...´

`El aporte original de “La masonería y sus orígenes cristianos” –versión corregida y aumentada de Ordo laicorum ab monacorum ordine, Editada ahora por Editorial Kier- reside en que contiene un minucioso estudio de documentos benedictinos medievales, escritos entre el siglo VIII y el XII en donde la simbología es tan evidente que no necesita más que su exposición.´

`Estos textos muestran claramente que el mito de base en el que se sustentaba la tradición masónica –antes de ser arrasado por la Revolución Francesa y sometido al racionalismo ateo del nuevo régimen- estaba anclado en la armónica conjunción de las antiguas tradiciones hebreas y del cristianismo medieval´

´La serie hasta ahora editada (Monjes y Canteros, 2001; La masonería y sus orígenes cristianos, Kier, 2006 y El otro Imperio Cristiano: De la Orden del Temple a la Francmasonería, Nowtilus, 2005) contiene una profusa bibliografía y un exhaustivo análisis de fuentes, lo suficientemente amplio y accesible para el estudioso auténtico. Lo que no contiene es el veneno vital de la confrontación violenta con el que algunos pretenden alimentar un odio superado´

De todo lo dicho hasta aquí y si no entiendo mal, el autor nos aclara que la herencia del iluminismo no fue algo feliz para los masones y que la auténtica masoneria residiría en la que nace de los gremios medioevales. Ni muy muy, ni tan tan. Las dos son inobjetables, pero el Sr. Calaey ignora de manera deliverada una de ellas y cree que la Revolución Francesa fue en si un movimiento de revoltosos, de una chusma de ateos y libertinos. Y niega esa herencia vital que ha contribuido a las luchas contra las tiranías y que nos inspira hasta el presente.

Deduzco que de lo anteriormente citado descubrimos al verdadero Calaey. Está muy bien que lo diga a título personal, pero el problema está cuando asume rangos de representatividad.

Agradezco la posibilidad de escribir estas lineas en su blog.
Firmo con el nombre simbólico en mi log.:, el del gran científico español quien además fuera masón.

H.: Santiago Ramón y Cajal

H. R. B. dijo...

Estimado H. Webmaster

Siendo un masón argentino y frecuente lector de su muy interesante página no puedo más que sorprenderme con las expresiones vertidas más arriba sobre un hermano nuestro.
Eduardo Callaey -de el se trata- es actualmente blanco de un grupo de anónimos y supuestos masones que pretenden dibujarlo como un "católico de derecha infiltrado en la masonería argentina".
Si lo de infiltrado fuese cierto llevaría casi dos decadas engañando a todo el mundo, ocupando altos cargos y trabajando por el bien de la Orden de manera inexplicable.
Lamentablemente las causas de estos ataques, que son de naturaleza política no pueden ni deben ventilarse en un espacio público pues "los trapitos sucios se lavan en casa".
Sin embargo, tiene sentido decir que su posición ha sido siempre la misma. Ha sido y es un hombre vinculado al "ala conservadora" de la Institución y, ciertamente y como señala el H. Ramón y Cajal, católico.
Sus libros son un aporte importante al estudio de la francmasonería medieval. No está allí el problema sino en que Callaey nunca se enteró que después de la Edad Media sobrevino el Renacimiento, la Revolución Francesa, la Ilustración etc.
Este H. pregona una masonería al estilo de la aristocracia estuardista del siglo XVIII y, hay que reconocerlo, tiene los cojones de decirlo abiertamente.
Por otra parte no es menos cierto que muchos masones argentinos ven con buenos ojos sus trabajos, en especial el grupo de logias de derecha en las que abundan los cristiano y anglófilos que antes estaban tapados y que ahora aparecen a la luz.
La Masonería Argentina es hoy un hervidero en el que se enfrentan dos concepciones de masonería como ocurre en muchos países. Y callaey aparece como el más lúcido y audaz representante de esa derecha cristiana.
Está en nosotros, los masones argentinos enrolados en los ideales históricos de la Revolución Francesa y en el caracter laico del REAA contrarrestar esta influencia. Pero ello no da lugar a la injuria ni a la mentira. El campo de expresión de los masones es el de las ideas y, en este aspecto, nuestra masonería adolece de una mediocridad sin límites en cuyas causas hay que buscar el barullo que ha provocado este hermano al que nadie le puede negar su capacidad de trabajo y el esfuerzo personal.
Lo felicito por su página. Contiene una enorme cantidad de información a la que los argentinos no estamos acostumbrado.

Fraternalmente Suyo

Manuel Alvarez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

homres libres?
de buenas costumbres?
Que la sabiduria y el conocimiento de participar en simposios, y de escribir grandes obras para la posteridad, vayan de la mano de la etica.

Marat dijo...

El culpable de la decadencia de la Masoneria Argentina es el tandem Vallejos - Nunes. Hay que volver a las raíces, hay que volver al glorioso Gran Oriente Federal Argentino GOFA, al Grande Oriente Español en el Exilio. Hay que votar para sacar a esta agrupacion de santurrones corruptos, enemigos del libre pensamiento y el laicismo, de nuestra institución.

Anónimo dijo...

Sergio Nunes no puede ser lider de nada, menos de la masoneria argentina.
Un tremendo pelotudo, manejado por el cocainomano Vallejos, actual secretario general de la CMI y culpable de las divisiones que hoy existen en la masoneria argentina.
Nunes es tan mafioso como Vallejos y practicamente ha vaciado la orden.

Anónimo dijo...

Estimado H.'. Guerra.
QQ.'.HH.'. todos.
Lamento mucho los exabruptos de los últimos posteos. Ningún H.'. se referiría así a otro H.'.; asi que deberé dar por descontado que su autor no es Masón.
Llendo a la controversia respecto al H.'. Callaey. Es evidente que Don Eduardo se ha alineado claramente en la linea masonico-cristiana, que ningún mal nos hace, particularmente viniendo de un investigador de la persistencia y agudeza esclarecedora de Callaey. Eso, cuanto menos, merece ser apoyado. Como hombre de tan alto perfil es natural que reciba adhesiones y detracciones, pero no parecen necesarios, y mucho menos masónicos, los insultos.
Que cada cual atienda su juego, hay mucho por hacer.
abrazo fraternal
Fernando G. A.(buenos aires-argentina)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...