Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

30 de diciembre de 2006

La Vaina de Rodríguez Zapatero, como Masón

Lo cierto es que a estas altura del siglo, que “reputados” periodistas se empeñen en buscarle el invisible mandil masónico al presidente Zapatero, ya es colmo de los males de este país y más aún que quieran justificar su política bajo la egida masónica, es de bobos.

Aunque ello por un lado ello nos da la medida intelectual que tienen algunos de nuestros preclaros intelectuales a juzgar por sus trabajos empeñados en estas justificaciones, y por otro lado, lo que ya es peor, aunque cada uno que escriba lo que le venga en gana faltaría más, es ver el grado en que nos sitúa el mercado editorial que nos lanza productos como este de los periodistas Isabel Durán y Carlos Dávila que nos proponen como perita en dulce su último trabajo “La Gran Revancha

A mi personalmente no me parece mal que saquen a relucir membresías como las de su abuelo, pues están a disposición de los estudiosos como muchas otras en el Archivo de Salamanca y desde hace años, y como se dice en uno de los blogs digitales “Se reproducen de manera fidedigna los documentos que demuestran que el abuelo Lozano fundó y fue miembro activo de la logia masónica Emilio Menéndez Pallarés n.º15, de León.”

Y es más, esa logia pertenecía a la Gran Logia Regional del Noroeste** con sede en Gijón, en la cual había gran cantidad de reformistas, y sería una labor ingente en este blog dar datos y datos, que harian otra cosa que denotar que el abuelo de Zapatero fue masón, junto con otros muchos.

Cuestión ésta que no debería tener mayor trascendencia de no ser porque alguien se ha dedicado a cruzar relaciones como quien juega al trileo, aportando datos y escamotenado otros, como que la logia en la que trabajaba el capitán Lozano, la Menéndez Pallarés celebraba las tenidas masónicas en la fundación Sierra Pambley a cuya sede acudió en julio del 2006 Rodríguez Zapatero, auqnue lo hiciera en calidad de Presidente del Gobierno para inaugurar la casa museo propiedad de la Fundación Sierra-Pambley, y no para asistir a ninguna tenida masónica

Pero la vaina o pendejada no acaba aquí, sino que hay quien liando la madeja saca un viejo profesor francés de la Universidad de París II, un tal Jean Chalvidant, que parece dar carta de verosimilitud a la vaina en cuestión al calificar de "probable fancmasón", ya que Zapatero "Se define como 'rojo utópico y feminista, esto con otro titulo de D. Manuel Guerra: Bibliografía general y la especial para identificar a alguien como masón y el modo personal de hacerlo, son las últimas herramientas de estos ilustres investigadores.

Si hacemos caso a estas memeces, el Sr. Zapatero no podría estar en la Gran Logia de España, puesto que esta organización no admite mujeres, y además a los masones de la GLE los tengop por poco utópicos, al contrario estoy convencido de su pragmatismo, y ello por tanto desarticularía el entramado de cómo un hombre tan rojo y feminista pues estar en una organización tan conservadora en las formas y en los fondos.

Pretender que existe una adscripción efectiva a la Orden masónica de Rodríguez Zapatero a través de la Fundación Sierra-Pambley, (a la cual he tenido siempre como un ojito de la derecha leonesa) es tanto como decir que porque algún Ministro masón extranjero se haya sentado en la Zarzuela o en la Moncloa en visita oficial, allí se hayan tratado asuntos masónicos de vital importancia o haya una especie de logia secreta en el gobierno o en sus cercanías. Menos mal que tales investigadores ignoran el dato de que en la Diputación de León se publicó un libro sobre un famoso masón leonés ( Alfredo Nistal, leonés, socialista y masón) en 1992 y nadie se rasgó las vestiduras.

Señores, seamos serios. En los Premios de la Fundación Príncipe de Asturias, se han visto notables masones en y no por ello se acusa ni a la Fundación, ni a cualquiera de los organismos cerrcanos de ser células masónicas, o de estar en las cercanías de las logias. Que tendrá que ver el tocino con la velocidad.

Para más recochineo de la cuestión y ya que parecemos estar en el país de Alicia y las maravillas porque no seguimos haciendo paralelismos y decir que la utopía ilustrada del ex ministro asturiano D. Sr. César Álvarez Cascos podía deberse a un la herencia intelectual de un antepasado suyo masón por antonomasia fundador de varias logias masónicas en su Luarca natal, y que se llamaba de igual manera César Álvarez Cascos. **

Por no hablar de la afición del PP a las fundaciones, y a este tenor recodar que entre las que tiene en activo en Asturias está la Fundación Melquíades Álvarez, que fue un notable político masón de la logia Jovellanos dependiente de la Gran Logia Regional del Noroeste, y haciendo más extrapolaciones podíamos decir que seguramente que ello tiene el significado de que es el homenaje de una célula masónica de la derecha española al que pone como patrón a Melquíades Álvarez. Toma ya.

Eso sin utilizar la gran fuente informativa de estos dos periodistas en que se apoyan estos dos periodistas que es nada más ni nada menos que Don Ricardo de la Cierva, al que supongo que también será un agente doble que funciona como intoxicador nato de la masonería camuflado, ya que un antepasado suyo también fue un notable masón y algo le habrá tocado.

Puestas así las cosas decirles a los mencionados periodistas que sacar las cosas de quicio como pueden ver es muy fácil y en nuestro país las tesis complotistas se va instalando de tal manera que habrá que tentarse todo muy mucho los ropajes pues una vez se abra la caja de Pandora, la cosa se puede poner como de locos.

Ni la masonería necesita a Rodríguez Zapatero, cuya membresía masónica no traería nada más que problemas, a la vista de la que ya está cayendo solo con las apreciaciones de una supuesta membresía traída por los pelos de una gocha, que dirían en mi pueblo; ni el Presidente Zapatero necesita ser masón o tener el respaldo de la masonería para hacer su política, que además mucho me temo que más de la mitad de la escasa membresía masónica española, no le secunda en sus propuestas políticas.

Por tanto dejémonos de vainas, que se haga periodismo y no se juegue en honor a la Verdad con el pueblo español.

Victor Guerra

*Isabel Durán y Carlos Dávila. La gran revancha. La deformada memoria histórica de Zapatero. Prólogo de Stanley G. Payne. Temas de Hoy. Madrid, 2006. 317 pp. 19 €
** Sobre estos temas pueden ver los libros : La masonería en Asturias (1850-1938)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...