Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

6 de enero de 2007

ALBERTO VALIN y los ESTUDIOS MASONICOS



Hace unas semanas un buen amigo Alberto Valín, profesor de la Universidad de Vigo, ácrata y masonólogo, lo que ya es una combinación explosiva de por sí, a lo cual se ha añadir su propia y peculiar personalidad, además de no perder de vista que es gallego.

Pues bien, este entrañable amigo me envió una separata sobre "Los Estudios sobre la historia de la masonería hoy” que se ha publicado en la Revista Studia Histórica (Historia Contemporánea) Volumen 23. Año 2005, de la Universidad de Salamanca.

El excelente profesor Valín que coordina este número de la revista, cuyo título y contenido viene muy al pelo para ilustrar lo que está sucediendo en los estudios masonológicos españoles, que a mi juicio se encuentran un tanto estancados en la ya conocidas temáticas de la contabilidad de logias y miembros, sin adentrarse en más causas y posteriores averiguaciones, quedándose dichos estudios muy circunscritos a las órbitas “ortodoxas” de la masonería española, sin que se aborden esquemas diferentes, temáticas nuevas, y sin que apenas haya renovación en las metodologías.

A ese respecto el profesor Valin, mete cuchara y cuchillo crítico en la sopa historiográfica española y dice: “ Debo recordar que los historiadores no somos puristas masones “regulares” para despreciar- como algún otro investigador ha hecho en varias ocasiones- , a la masonería históricamente más interesante para nosotros, la denominada, por su flexibilidad y permeabilidad ideológicas, la liberal”.

Todo este tipo de extraños desprecios que a veces cometen ciertos historiadores con su propio objeto de trabajo, pueden venir determinados, quizás, a un estulto prurito historicista , estatutario u, obviamente, por ubicarse dicho estudioso en una situación de total parcialidad ante el objeto a investigar al pertenecer, como miembro activo o “durmiente” a cierto tipo de masonería- o estar vinculado a ella por otras vías de índole o interés profesional-, o por el simple hecho de no querer reconocer la objetiva realidad científica, al haber desbaratado esta ciertas posturas apolicistas que ha abrazado demasiado tiempo y con excesiva rotundidad”.

Y es que el fondo de lo que está hablando es la esa ausencia que notamos en los estudios historiográficos sobre la masonería española, donde se hecha en falta estudios sobre los temas relacionados con la masonería liberal, como pudiera ser la mal estudiada Gran Logia Española y su relación con el republicanismo militante, o la acción y presencia de los movimientos obreristas dentro de la masonería, por no hablar del desarrollo de un tipología ritualística sobre la que se ha tenido toda una atención, muy permenorizada, por encima de otros modelos ritualisticos más laicistas y comprometidos con la época o en consonancia con el debate, por no hablar de la ignorancia casi total que hay entre los investigadores españoles, sobre el desarrollo de DH en España.

Una historiografía que ha pautado , y elllo cual llama la atención, en función de primar una determinada cosmovisión masónica frente a otras, y dejando a salvo de las tesis complotistas a la “masonería regular anglosajona”, adjudicándole el papel contubernista, de irregular, etc... a la masonería liberal (tesis mantenida y desarrollada por Barruel y seguida al pie de la letra por otros muchos) condenando por ello al ostracismo, y lo que es peor al papel complotista a la masonería liberal de tendencia francesa, que siempre aparece como la organización masónica maldita o la "enfant terriible" del mundo masónico.

Alberto Valín, como profesor e investigador entra en el meollo, no solo en el tema que le compete, el universitario, sino que a su vez dibuja el ambiente editorial actual muy relacionado con todo lo que se está publicando en estos últimos tiempos con libros como La Trama Masónica; La Hermandad; La Verdadera Historia de los Masones, etc que se interpreta en tanto que “este tipo de autor publicistico tanto haya sido empujado a confeccionar esta novelesca manera de interpretar la historia por la típica y reaccionaria acucia doctrinaria como por el más prosaico interés exclusivamente crematístico. Al saberse que, por otro lado, este tipo de construcciones discursivas de calara índole mitológica gustó y sigue gustando mucho a una amplia porción del mercado librero de todos los tiempos, y a cierto segmento socio-ideológico de todas las épocas, influenciado éste, generalmente, por determinados ambientes religiosos”.

Valín, entra también en campo de la investigación universitaria a cuyo respecto nos dice: “aun en vigor y de clara influencia neopositivista que , empujada por las ocasiones falseadas e interesadas interpretaciones de las dos corrientes anteriores, va a partir de las apriorísticas preocupación metodológica de desmitificar todo lo dicho por las dos viejas escuelas citadas, intentando desmontar esos mitos que, en una parte importante de su casuística, fueron construidos partiendo de meros rumores de índole fabulosa, por medio de la correspondiente base documental y las sopesadas y pertinentes valoraciones posteriores”.


De hecho en esa breve separata, de las que les hablo, el profesor gallego da la clave a sus propias preguntas al plantear que algo se está moviendo en este amplio mundo de la masonología, y enfatiza, que en los estudios universitarios, sobre manera, debieran abordar el estudio de la vieja sociabilidad masónica con amplias visiones periféricas y con todas las herramientas posibles que desde la transversalidad de tal modo que pudieran acometer un estudio amplio de la francmasonería y sus historia.

Es de lamentar que autores que están llevando adelante esta novedosa línea de trabajo e investigación, como el propio Alberto Valín o Luis P. Martín, no sean muy prolíficos en sus trabajos metodológicos y discursivos, pues merece la pena escuchar sus autorizadas y vanguardistas voces, que dejan en esté número de Studia, donde Luis P. Martín aborda desde esa novedad metodológica un tema como son los Modelos y culturas políticas en la masonería española contemporánea.

Abordando de nuevo, tras estas primeras reflexiones para situar al lector, Alberto Valín, un tema interesante y novedoso que trataremos en este blog en breves fechas: La masonería y el movimiento obrero: Imagos e ideas para una reflexión teórica”

Espero que esta reseña les halla resultado interesante.

Víctor Guerra (miembro del CHEME y del IDERM)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...