Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

1 de abril de 2007

EL ESPACIO MASONICO ESPAÑOL


Tras las últimas noticias y cotilleos, tomados de aquí y de allá, por un lado tenemos el “tour de force” del Gran Oriente Ibérico (GOI) que intenta lograr cuanto reconocimiento se le coloca a tiro, por activa o por pasiva para situarse en el ala liberal masónica como genuino representante del GOdF, ignorando que esta Obediencia teiene logias en España.

Por otro lado tenemos las separaciones habidas en el seno del Gran Orient de Catalunya; o la vuelta a casa de los que en su día constituyeron la activa y simbólica Gran Logia Operativa Latina y Americana; y ello sin olvidar los choques frontales entre asteroides de la Gran Logia de España.

Tal situación me ha llamado tanta la atención, que creo que obliga a una reflexión sobre el espacio masónico español.

Tras la llegada del exilio, cuando aquí no había más terreno que para el GOE estructurado en base a dos sistemas, por un lado el Supremo Consejo del Grado 33 con los “tibios” y apoliticistas, como les denominaba un preclaro francmasón de la época, y por el otro las Grandes Logias Regionales, tensionadas y proyectadas como una sociabilidad activa, en contraposición con la extraña y compleja cuerda tendencia masónica como contraposición de clara vocación catalanista e intentando integrar en su estructura el españolismo, esa era la política que practicaba la Gran Logia Española.

Estas dos potencias las podríamos situar en el ala de la masonería francesa, como ejemplo decir que si vamos al blog Masonería en Asturias, veremos a un Melquíades Álvarez felicitándose por estar en esa corriente masónica.

Como decía, en aquellos tiempos aparte de estas dos polarizaciones, no quedaba espacio salvo para unas pequeñas logias del DH, que pasaron por grupos teosóficos más que masónicos.

Tras esos cuarenta largos años de exilio, la masonería española volvió por sus fueros pero rápidamente se polarizó en dos tendencias situándose en los dos extremos del trabajo masónico.

Por un lado se levantan columnas “regulares” o dogmáticas que capitaliza en solitario la Gran Logia de España, (GLE) y en el extremo opuesto, en el ala liberal, se abre un amplio abanico que da paso a Obediencias como la Gran Logia Simbólica Española, (GLSE) y el Derecho Humano, apareciendo una tras otra las obediencias de inspiración francesa entre ellas la Gran Logia de Francia, y hace apenas unos años el Gran Oriente de Francia.

Digamos que el ala liberal se la disputan distintas tendencias que van desde las masculinas, con color y trabajo genuino, como el Gran Oriente de Francia o la Gran Logia de Francia, a las pasadas por el tamiz autóctono y situadas en la mixticidad representando por la Gran Logia Simbólica Española (GLSE) la mayoritaria; y luego el DH.

La esencia femenina de tendencia liberal la representa la Gran Logia Femenina Española, aunque existen otras logias femeninas trabajando bajo los auspicios de Veracruz (Méjico). Así mismo en el ala liberal hay que sumar otras presencias aún más minoritarias, a veces son escisiones y creaciones “extrañas” de muy diversa índole.

Da la sensación que en el ámbito liberal, no hay tanta escisión, salvo la del GOI o la del GOC; lo que hacen los Hermanos liberales al final de todo el trayecto y el trasiego es irse a casa, así se cuentan por miles los Hermanos que han pasado por la masonería y que hoy ya no están ni siquiera de durmientes, están desaparecidos, es como sí la Atlántida se los hubiera engullido.

La Regularidad o el dogmatismo en España, desde que se ha establecido no ha tenido casi competencia, a excepción de la aventura de la Gran Logia Federal de España, algunos desgajes de logias, y como no, el trasiego de Hermanos de unas a otras Obediencias, en ambas direcciones y reconversiones muy pluridiversas.

Pues bien, ahora se abre, suponemos que por la izquierda de la GLE, una nueva escisión protagonizada por J. Corominas.

Personalmente pensaba que podría haber un escoramiento hacia el centro masónico que ocupan casi en solitario algunos talleres de la Gran Logia de Francia; sin embargo la tendencia por lo que vamos viendo es crear una escisión y seguir en los mismos postulados de la “regularidad” apostando por los mismos modelos y espacios, lo que a mi juicio hace inviable cualquier proyecto, pues el peso político-masónico, que hoy por hoy, representa, la GLE a la cual además pese a todo se le reconoce como tal, hace inviable a corto y medio plazo intentar desplazar a tal Obediencia del camino del “reconocimiento del resto de Obediencias “regulares”, o des desplazar su actual peso y ubicación.

Lo intentó la “Federal ” de Tuero Madiedo y lo intentará una vez más Corominas , pero todo será inútil, no creo que haya espacio, ni que la GLE con su mayoritaria presencia en el territorio español le deje un hueco, salvo que la escisión de Corominas opte por catalanizarse y por tanto se quede relegado todo su grupo a una cuestión nacionaliega,

Es una cuestión que no se piensa desde Francia cuando se apuesta por impulsar el desarrollo de la masonería española con el refuerzo o lanzamiento de Cataluña, como tierra de promisión masónica para irradiar la luz al resto de la península.

Eso está llamado al fracaso, no porque Cataluña no sea buen plaza y su masonería no sea contundente y capaz, pero se ignora el desarrollo e historiografía de la masonería española, sus singularidades, y como no la estratificación o división regional de esta España nuestra.

Y las logias y grandes logias en Cataluña jugarán su papel, pero no irradiaran más allá de un ámbito territorial. Lo vemos en las dos grandes Obediencias españolas que tienen su sede en Barcelona (GLE y GLSE) y si embargo casi todas las logias de esas Obediencias viven de espaldas a Barcelona, miran más bien cara a Madrid, en todo caso.

Pero huyendo de los temas nacionalistas, de los cuales no hablaba muy bien Luis P. Martín. Habría que reflexionar sobre el porqué la masonería española se limita a una Gran Obediencia en el ala conservador y a una polarización en el extremo opuesto y deja todo un centro sin rellenar, ya que tantas escisiones hay que se empeñan en crear modelo en el mismo plano y lugar, cuando creo que no hay sitio ni hueco para ello.

He dicho, y los demás…
Victor Guerra

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustaría saber porqué no hay mujeres en la logia "Rosario de Acuña", ¿ninguna mujer quiere o no se les permite?

Un saludo

Administrador dijo...

El tema tratado en el Post, no se corresponde con su pregunta. De todas formas paso a constestarle en la Logia Rosario de Acuña, sí hay mujeres como visitantes y con todos los derechos que les concierne.
Victor Guerra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...