Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

2 de junio de 2007

LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA..ENSEÑA LA PATITA


En esto de la masonería habrá que empezar a pedir que se nos enseñe el curriculun masónico, pues hay quien actúa como en el cuento del lobo y los siete cabritillos ….en ese donde al final el lobo disfrazado de mama cabrita enseñaba la patita por debajo de la puerta… una patita camuflada evidentemente con la intención de devorarlo todo.

La enseñanza del camuflarse, de dar gato por liebre, es una ceremonia de la confusión a la que venimos asistiendo desde largo tiempo y todo ello proviene de la portavocia de la regularidad que le confiere estar adscritos a los landmaks que en su día dictó una masonería excluyente, echando en cara a los demás que practicamos una co-masonería, o más aún negando la mayor, al no reconocer la condición masónica de los “otros”.

Y todo porque algunos no nos ajustamos a los ukases obendeciales de la GLUI , adoptados por la Gran Logia de España en base a una tradición reformada tantas veces como ha convenido.
Pero bueno, cada uno hace lo que quiere en su casa, y es libre de reconocer o dejar de reconocer a los demás, por muy masones que unos y otros se consideren.

Yo no hablo del reconocimiento Obedencial, complejo mundo diplomático donde abundan a veces más las chinitas que los lazos fraternales, sino que hablo de esa campaña que cada día tiene más presencia en todo lo ancho del que hacer masónico, sobre manera en cuanto a la proyección externa, y en la cual algunas Obediencias por medio de sus voceros ayudan a la ceremonia de la confusión, eso sí de forma sibilina como lo viene haciendo la Gran Logia de España

Se lleva desarrollando desde hace tiempo esa labor, y este blog siempre que ha denunciado tales actitudes, puesto que cada uno debe ser responsable con lo que libremente ha aceptado y no intentar hacer pasar una masonería, que a lo mejor no gusta, y por tanto se prefiere aportar una cara más dulce más social..., pasando como de contrabando una masonería por otra.

o sea como en el cuento de los cabritillos….enseñando una patita por debajo de la puerta que no es tal.

Dicha paradoja la podemos verla en esta noticia, que supongo que mucha gente afín a la masonería ha visto o ha recibido, y que ha surgido a raíz de la exposición que montaba en Granada la GLE

Lo cierto es que no me gusta ni un pelo el lema del cartel anunciador de la muestra –exposición que hace la GLE que bajo el titulo de Recuerdos masónicos: Candor de un ideal' a lo cual le suma la coletilla de “Sinceridad, inocencia, sencillez y pureza de ánimo” que me recuerda a los lemas de aquellas sacrosantas temporadas de las comuniones, donde el clero franquista de aquellos tiempos nos hablaban de esos cándidos conceptos.


El Candor creo que se asocia a una persona bien predispuesta, sin cálculos, que no capta las dobles intenciones, que le cuesta entender que existe la mentira, el disimulo, la manipulación y el abuso. Está en un limbo, en estado de tierno brote al que aún no se exige nada y del que se acepta con complacencia su naturaleza dormida.

Pues bien no solo se queda ahí, sino que incide, con ese canto de inocencia y pureza de ánimo que tanto me recuerda a los cantos de los Meronitas, pues con todo el desparpajo del cartel y del profesor de lingüística y masón, me refiero a Juan Antonio Rivas López, de intentar pasar una masonería combativa donde las hubo, nada candorosa, y menos aún inocente, pagana de sus propias apuestas al trabajar como arquitectos de la legalidad progresista como fue la republicana.

Si desea hacerlo está en su derecho, pero lo que no puede hacer la GLE ni sus portavoces es intentar hacer pasar su imagen de la masonería de cándida e inocente, que tiene mucho de apariencia luego vemos que nos es así, haciendo un chicuelina y presentando a la combativa masonería española que tiene un importante legado en lo político y en lo religioso, tanto en el siglo XIX como del siglo XX, como digo, presentándola como una congregación de ursulinas que es lo que parece ser desea convertirse en la GLE.

Ya en su momento, en Asturias cuando se abrió la logia Milis Lucis, lo primero que hizo el Gran Maestre de la Gran Logia de España, fue intentar visitar al Sr. Obispo de Oviedo, para lograr su reconocimiento, mientras otros presentamos nuestros respetos a la autoridad del pueblo que reside en el Parlamento.

Ese hurto de la memoria histórica, de retorcer ese legado masónico español, presentándolo y adaptándolo a sus necesidades, se deja ver en este desliz del Hermano Juan Antonio Rivas, catedrático de Historia y perteneciente a la logia granadina Giner de los Ríos, de la GLE, que desliza suavemente, cuestión que se recoge en varias medios, y donde y abunda en el tema, realizando una parábola con la honda lingüística de tal manera que hace un fino símil de Gran Logia y Gran Oriente, coas muy diferentes.


Aunque en la tradición oral existieron rumores de la pertenencia a la Gran Logia, entonces denominada Gran Oriente Español, del dramaturgo, no se denunció su pertenencia a través de un documento hasta después de su muerte.

Me imagino que la persistencia de la Gran Logia de España, en ningún modo heredera de la tradición masónica española, puesto que se sitúa en la antípodas en cuanto al trabajo y tradición logial de lo que fue la masonería del momento representada por el Gran Oriente Español, es intentar que el inconsciente colectivo quede vinculado a los masones “regulares” españoles.

En ello están, y puede dar la sensación de que padezco de fobias contra los Hermanos regulares de la GLE, y créanme si les digo que tengo amigos dentro de tal Obediencia, y por el hecho de su “regularidad” no va a ser fruto de mis ataques, pero lo que no concibo es esa actitud en algunos de predicar que están luchando por la recuperación de la memoria histórica que tanto y luego se mancille por intereses particulares como son los Obedenciales.


Les recomendaría a los Hermanos de la GLE que leyeran con detenimiento el libro de Francisco López Casimiro sobre Masones en Granada, donde queda patente la combatividad y presencia como sociabilidad masónica de los masones granadinos en su ámbito societario, y no como ahora donde muchos refugiándose en el legal anonimato, intentan en “petit comité” y con este tipo de actos, hacerse propietarios de una identidad que no les pertenece y de la cual distan muchos, al menos de ese modo como algunos lo quieren presentar.



He dicho. Victor Guerra

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En la GLE no hay nada cándido, ni de ideales, ni de nada. Hay un enorme montaje para apropiarse de la historia del Gran Oriente Español, pero, sobre todo, del patrimonio histórico de la masonería. No hay más que fijarse ahora en la cabecera que lucen junto a sus siglas desde hace unos meses: "antiguo Gran Oriente de España".

Por cierto, ¿me falla la memoria, o el GOE no tenía "Gran Logia" sino "Gran Logia Simbólica"? :D

Fraternalmente.

A/

Anónimo dijo...

Estaba buscando información sobre el libro de Francisco López Casimiro que lo tienen en la biblio provincial de aquí y buscaba una reseña, me ha dado pòr leer lentradas tuyas de antes y me llamó la atención ver el "hotel reuma" (la imagen) y a cierto conocido

En fin este tema es largo y profuso, sobre todo porque fíjate por donde con ese hotel (donde se reunian las logias granadinas) tengo lazos familiares y me da rabia más de una cosa que me callo y que te contaré en corto




Sigo siendo anónimo por mas que le pese a Guy... Le dejo a él y su ego dañado los personalismos.

firmado: el que va a tirar el ordenador por el barranco de monachil .·.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...