Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

24 de junio de 2007

INICIACION O RECEPCION? (Entre la palabra y la Cosa)

La francmasonería “inicia” a sus adeptos…?

Es esta una cuestión sobre la que aún se debate en el seno de la Masonería: Iniciación o Recepción o Admisión, y muchas veces se le echa encima toda la carga de profundidad sobre la masonería liberal, sobre manera la que desarrolla y practica el GODF, por esa ausencia espiritual que parece presidir todos nuestros trabajos. Términos como método iniciático, espiritualidad, templo, etc... creo que son cuestiones que han venido del vuelo del cuco espitualista que se nos ha metido en el nido masónico, ya desde hace tiempo.
Aquí aporto un tema para la reflexión y debate.



Es un invite importante y es parte del cuestionamiento secular de los masones en cuanto a la real índole de la francmasonería.

Hasta hace poco la respuesta caída por su propio peso, según los “Usos y costumbres” de la masonería, y más concretamente la francesa. No es -justamente – la ceremonia de Iniciación, la que confiere al profano la calidad de constituirse masón

Cualesquiera que fuesen los significados atribuidos a dicha palabra o concepto; solo el GADU sabe cuántos son ¡Todos están de acuerdo en que las logias conferían una “iniciación “ a sus miembros.

El tema del debate solo se refería a la índole de la Iniciación.

Ahora bien, desde hace una década algunos autores han empezado a desmenuzar tal cuestión y concepto- tanto la palabra como la cosa- en tanto que la Iniciación sólo era un elemento añadido al corpus masónico.

En el llamado siglo de la fundación, el XVIII, el siglo masónico por excelencia, habría dejado de lado la Iniciación. Solo se habría hablaba de Admisión, palabra más anodina que dejaba traslucir un carácter esencialmente sociable y muy poco espiritual y hasta un escaso bagaje espiritual de proyecto masónico.

Los Hermanos que se sumergieron en esta cuestión se habían apoyado en dos autoridades para expulsar del nido de las logias. El cuco iniciático-, la ciencia lexicográfica y la masonería inglesa.

Esta tesis sostenida por insignes autoridades agrupó a la intelectualidad del GODF y sembró la consternación en el pueblo masónico. En tanto que miembros del GODF tenemos por naturaleza el espíritu crítico- es decir rebelde- y des confiamos de las verdades instituidas, así estuviesen bajo los auspicios de tan insignes autoridades.

Es efecto cuando se examina detenidamente el asunto, no es evidente que la masonería francesa naciente hubiese dejado la Iniciación y las perspectivas que esta prometía. Inclusive , opuestamente a los que se ha sido escrito, el uso masónico de esta palabra en Francia parece contemporáneo de los primeros testimonios sobre la actividad de la Orden en París.

Es así como en un texto masónico francés de 1735 se descubre el sustantivo “iniciado”. Los deberes de todos los francmasones les recuerdan su compromiso de discreción frente a la gente exterior, en todo caso “hasta que fuesen iniciados en la Orden”.

En 1736 EL discurso de Ramsay, considerado como el primer texto “ideológico” concebido por la francmasonería francesa, demuestra que el contexto semántico debe situarse la palabra “iniciado”. De entrada, va asociado a “secreto”, símbolos, jeroglíficos, y misterios”

Ramsay se explicaba de esta forma:

Nosotros tenemos nuestros misterios: son signos figurativos de nuestra ciencia, jeroglíficos muy antiguos y palabras resultantes de nuestro arte, que componen un lenguaje (…) su sentido literal solo se desvela a quienes son admitidos, solo de descorre el velo del sentido sublime y simbólico de nuestros misterios a los adeptos. Fue así como los Orientales, los egipcios, los griegos y los sabios de todas las naciones escondían sus dogmas detrás de imágenes, símbolos y jeroglíficos. A menudo la expresión de nuestras leyes, ritos y secretos se presenta al espíritu como un montón confuso de palabras ininteligibles, pero los iniciados encuentran en él, un manjar exquisito y nutritivo en enaltece y evoca el espíritu las más sublimes verdades”

Paralelamente en 1742, La Tierce escribió que los francmasones profesaban

“dos clases de doctrinas denominadas” Exotérica si podía comunicarse a los extranjeros y esotérica o secreta aquella reservada a los miembros de las logias.

En cuanto a la palabra “Iniciación” ,en sí, por ejemplo en 17452 se testifica en La Apología de la Orden de los Francmasones:

“Aquello que se denomina Iniciación o Admisión a la Orden, y en lo cual se dice consiste nuestro secreto(…) los curiosos acerca de nuestros misterios deben comprender que solo pueden saber a través de las Iniciación [es decir después de haber experimentado] las prácticas y ceremonias usuales de la Iniciación.

Lejos de agotar la problemática, estas cuantas citas intentan proponer una pista de investigación. En todo caso ellas permiten demostrar que la masonería francesa inicial, no dejaba de lado la iniciación, ni la palabra, ni la cosa. Más allá de la palabra, sin centrarnos en ella, después de todo se es “admitido” en la órdenes religiosas y constituyen un paso nada anodino para el recipiendario.

¡Indudablemente valdría la pena explorar metodológicamente todo el campo semántico asociado a las ceremonias de la Orden en los textos masónicos del Siglo de la Luces. Al igual que en el discurso de Ramsay observaríamos miles de palabras tales como “secreto” o “jeroglífico” y especialmente “misterio”.

Después de que el renacimiento redescubrió la antigüedad, la palabra misterio remite a las iniciaciones antiguas, los Misterios de Eleusis o de Isis tal como los transmiten autores como Diodore de Sicilia.

Ahora bien, dentro del marco de la Antigüedad, estas iniciaciones encarnaron en la Europa del siglo XVIII el arquetipo de la “iniciación”

Ya sea su presencia real, ya sea por mediación de las palabras sustituidas, indudablemente la Iniciación está presente desde los orígenes de la francmasonería francesa..

Victor Guerra. MM.:. del GODF
(Logia Rosario de Acuña al Oriente de Gijón

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Q.·.H.·.
Creo que el texto te ha quedado un poco espesito, perdona que te lo diga de forma tan llana. Es posible que necesite una revisión de estilo o gramatical, cuándo no ortográfica. A diferencia de todos los demás textos no se entiende muy bien dónde nos quieres llevar.
Consideras que una ceremonia más recargada o barroca ¿Es "mejor" o "peor"?)


TAF etc

El Shoin dijo...

es verdad q.: h.:

Administrador dijo...

Estimados Amigos: La culpa la tengo a medias, pues el texto es de Pierre Mollier, (Conservador del Museo del GODF)y la traducción me ha venido hecha...por tanto poco que rascar,

LO que querido mostrar y a lo mejor no es el mejor texto para ello es el debate sobre Iniciación o Recepción, que parece lo mismo, pero no lo es, y el posicionamiento acerca de uno u otro cambia en la visión masónica.
Un saludo
Victor Guerra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...