Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

25 de noviembre de 2007

REFLEXIONES y EQUIDISTANCIAS EN VOZ ALTA

¡ Ah los tópicos una vez más..¡ No hace mucho sentado entre Hermanos y profanos (sin distinción de género y categorías), se daba tras una suculenta comida, la clásica sobremesa con los no menos clásicos comentarios, preguntas y afirmaciones, que iban desde el más serio e historicista, hasta la más burlesca ironía, sin olvidar la inocencia de alguna que otra pregunta.

Saltaban a la “Tabla Redonda” preguntas y dislates que iban desde sí los Templarios tienen algo que ver con los masones…de una aprendiz; a las preguntas más morbosas: ¿Rubalcaba es cierto que es masón del grado 33 en la Gran Logia Alpina Suiza.? Sin dejar de recordar aquella otras sobre cantería y masonería, etc.

Lo cierto es que todas esas preguntas tienen un denominador común, el desconocimiento, y sobre manera traen a colación, que todo ello tiene tanto que ver uno con lo otro, como los simios y el hombre actual.

Lo de los Templarios ya es cansino, y está trayendo consigo el desarrollo de toda una literatura, y como no, un estupendo negocio a todos los niveles.

Pero dando respuesta a los que se planteaba en la mesa, claro que hay una masonería templarista, eso sí muy diversificada y hasta compleja, pero en todo su desarrollo, me llama la atención, que siempre que se habla de esa recuperación del templarismo, y su relación con la masonería, lo que destaca en líneas generales siempre es su aspecto místico o crístico-creyente, todo un ropaje con el cual los Templario se revestirán para poder estar en el momento y el sitio adecuado, y por eso me llama la atención, que se deje de lado el otro aspecto el esencial del Temple que es sin duda su verdadera enseñanza, la convivencia cosmogónica con culturas e ideologías diferentes, y como no religiones o creencias espirituales distintas, esa capacidad de búsqueda del conocimiento multicultural.

Su gran logro fue ese, ser capaces de la absorción cultural por encima de lo propio, fueron los auténticos librepensadores de la época, abolieron el Dios, y crearon el GADU, para poder entrar en comunión con los “otros” en plenas condiciones e igualdad. Pero hay quien se empeña en retorcer la historia y presentarlos como los grandes caballeros de la cruzada, los defensores de lo propio, el cristianismo, lo que no deja de ser un retorcimiento de la historia, detrás había otro objetivo.

Por eso creo que ese templarismo masónico que se nos presenta a lo Capitán Trueno, se aleja muy mucho, al menos como yo lo veo, de una masonería librepensadora y liberadora de cargas y linderos, que quieren circunscribir entre los cuatro muros a los cuales quieren condenar la masonería. Hay un excelente libro entender parte de este juego de las luchas de poderes ” El Colegio invisible” de Robert Lomas.

Siguiendo con este pictory masónico, saltó como es ya casi normal el tema de las pertenencias masónicas: el gobierno masónico de Zapatero, o que pasa con esa influyente logia socialista de Chamartín, que se presenta como una simbiosis cuasi perfecta entre Agrupación y Logia, que por cierto parece vender muy bien por los lares masónicos el personal interesado…

Algún atrevido preguntó si los hombres de la monarquía española están adscritos a la masonería suiza? A esto último contesté contando lo que me pasó no hace mucho en un taller de la Gran Logia Alpina: cuando llegué a la logia alguien comentó: “Menos mal ya tenemos un español”, pues según la creencia popular y masónica, en la Gran Logia Alpina Suiza, está lo más preciado de nuestros empresarios y políticos, a saber de algunos hay cientos de masones españoles trabajando en esas secretas logias suizas.

¡Ah y lo de los canteros¡ ya es el descacharre, no solo fue en esta sobremesa, sino que para desgracia nos encontramos de vuelta a casa, con Hermano que venía de cazar símbolos masónicos, soles, lunas escuadras y compases por las tierras extremeñas, venían entusiasmado habían encontrados alos Hermano operativos tan cerquita, que casi que les veían el mandil

Esto de la cantería y la masonería ya es de tal calibre la cosa que es abrumadora, cuando la realidad es que somos primos lejanos de las cofradías, y bien lejanos, de los cuales hemos tomado prestadas sus herramientas para trabarlas como símbolos universales para dar a entender nuestro hermetismo y explicar el cosmos que nos rodea y el que nosotros queremos proyectar.

Estamos, al menos yo lo creo así, a mil kilómetros de distancia de las cofradías de cantería, es cierto que los pobres canteros tenían sus toques, palabras y formulas de reconocimientos, como las tenían todos los gremios, y como hoy las siguen teniendo todos los “grupos” para reconocerse entre sí. Pero de ahí a enlazar masonería operativa con la especulativa es un salto cualitativo importante., y más si hablamos en España.

Estos gremios de canteros estaban muy alejados de danzas y ritualismos, puesto que debían trabajar para ganarse el pan, y debían quedar muy pocas horas para el asueto filosofal y espiritual del calibre que se ensueña el tema, y además aunque libertos vivían en un medio cuando menos feudal, por tanto esa configuración de cantería-masonería debería ir y desterrándose de nuestros tabernáculos.-

Qe lo crean los profanos tiene su sentido, pero que los masones del siglo XXI que podemos ver las ceremonias propias, y observar como se trabaja en ellas y hacer casi historia comparada, y que fuera de nuestros estrechos límites se están publicando ya reveladores trabajos sobre el tema, creo que nos hacemos un flaco favor si creemos que eso mismo,lo que nosotros hacemos era lo que hacían los masones operativos, si creemos eso que estamos poco menos que grillados, soy hijo de maestro, nieto y bisnieto canteros operativos y las enseñanzas del gremio se parecen bien poco a lo que se hace en la logia.

Como digo, nos hacemos un flaco favor si no extendemos la idea que somos una masonería nacida al calor de las luces y la ilustración, donde los especulativos cambian el curso de toda la trayectoria canteril tomado de ella lo que puede interesar como símbolo y proyectando sobre toda esa apropiación el edificio ideológico conceptual que se articula en una cosmogonía nueva, con nuevos y ricos simbolismos, también con mitos y leyendas propias de la época. Toda una eclosión cultural e ideológica muy variada y diversa en orígenes y objetivos que es lo que hoy conforma la masonería.

Lo que hacen Desagulier y Anderson en la gran Conspiración, y como no el gran hurto para hacerse como los rituales de los Operativos, los cuales les toman por el pito de un sereno, disfrazan las herramientas , las cambian de nivel, las ponen de adorno, y luego resultan que esos adornos sirven para construir, y nosotros pobres de nosotros dale que te pego con el martillo y el cincel queriendo construir algo más que un muro

Es cierto que hay una masonería que se ha quedado lastrada por todas las asimilaciones caballerescas y mitológicas del siglo XVIII, y hay otra que sí que se enraíza en el espíritu primigenio haciendo eclosión entre “Antiguos y Modernos” pero deshaciéndose de ropajes que no permitan la fluidez de la palabra, de la reflexión.

Por eso me sorprendo mucho cuando participo en Rituales escocistas, que no se capte el mensaje profundo que emanan estos rituales marcados por la marcialidad, la precisión matemática, la jerarquización absoluta, no se puede negar que son atrayentes e impresionantes cuando se realizan a la perfección, y no es menos cierto que gustan, pero creo que deberíamos ser capaces de ver su objetivo, su alambicada arquitectura militarista, y su alto contenido esotérico un tanto mitológico. Muy propio para festividades y grandes solemnidades, pero no para que el debate fluya, tal vez por eso se pone tanto acento en el desarrollo de los Altos Grados escocistas, creando de este modo esa pirámide jerarquizante.

Lo cual me lleva a reafirmarme una vez más con un defensor del Rito Francés, base de la democracia interna de la logia, facilitador del debate, ajeno a las suntuosidades teatrales, a las cuales le concede lo justo para entrar en calor y en el trance del verdadero objetivo de la masonería, y que bien intuyeron dos impulsores de la masonería, que además ni eran masones, me refiero a Locke y Newton., que aportaron el marco para que desarrollara una sociabilidad en un espacio laico en el cual se construye el propio masón.

Como se dice en logia. He dicho.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...