Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

4 de diciembre de 2007

FIEBRE MASONICA, EL COLECCIONISMO



EL otro día rebuscando por la red me encontré con este pequeño artículo,el cual de ja claro que el coleccionismo masónico va en aumento, y tiene mucha demanda.

La verdad es que yo paso bastante de los "fetiches" masónicos, pero hay quien se desvive por un reloj, una sortija, o por las viejas reliquias bibliografías que por ahí pululan, y que se pueden ver en Ebay , o en rastros, y aunque está todo muy buscado y rastrillado, todavía se pueden encontrar alguna que otra cosa original.




La hora de los libros de masonería

Para el raquítico coleccionismo español del siglo pasado el tema masónico tenía su relevancia. Los libros desaparecían de las librerías de viejo con rapidez. Pensaba que era simple curiosidad, que el coleccionar libros tan malos no aguantaría la llegada del siglo. Pero me equivoqué, e incluso ahora lo masónico parece subir de temperatura, quizás impulsado por una nueva derecha de índole populista dispuesta a degustar el tema.

Es difícil abordar una bibliografía tan extensa como pintoresca. Me limitaré a mostrar unos cuantos ejemplos imprescindibles para cualquier recolector del tema:

1.- La Masonería ante la Iglesia y la Patria. Es el libro decimonónico típico. Está publicado en Barcelona en 1897 y bajo el título ensayístico y serio, arremete contra listas de masones más o menos ilustres. Siempre ese interés por descubrir quiénes eran y su divulgación. Una pedagogía antimasónica sin autor, que se esconde bajo el seudónimo.

2.- El conocido libro de Masonería de J. Boor, que no es otro que el general Franco. Esta es una edición realizada en Madrid en 1952 y contiene todos los ingredientes de estos libros: seudónimo, ausencia de editorial, etc.

3.- Masonería y separatismo. Libro editado en plena guerra civil, en Burgos en 1937, parece aprovechar el tema para justificar la consecuencia bélica. Y el sitio idóneo: el libro surge de una conferencia dada en San Sebastián el mismo año.

4.- Un clásico escritor antimasónico es Mauricio Karl (Carlavilla). Esta edición de El Enemigo. Marxismo, anarquismo y masonería es de 1935. Después de la guerra civil proliferarían sus libros y ediciones contra el oculto enemigo masónico.

Ante la nueva "hora de la masonería" que estamos viviendo no se me ocurre sino poner este reloj omega masónico, que se vende en internet por 250 euros. No sé si funcionará.

Libros y objetos masónicos para coleccionar


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...