Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

30 de enero de 2008

Un francmason poeta del Imperio

Joseph Rudyard Kipling nace en Bombay el 30 de diciembre de 1865, fue el gran propagandista del colonialismo inglés, autor de célebres libros de aventuras

Se educa en internados de Inglaterra. Con dieciséis años regresa a India y comienza a trabajar en pequeños periódicos.
En 1888 publica su primer libro: 'Cuentos de
las colinas'
. En 1892 se casa con Carrie Balestier. Se instalan en
Vermont, Estados Unidos. Allí escribe 'El libro de la selva' y 'Capitanes intrépidos'.
Rechaza ser nombrado caballero y poeta laureado. En diciembre
de 1907 recoge el Nobel de literatura.En 1910 publica 'Hadas y
recompensas'
, libro de cuentos.
Abandona la escritura en 1930. Muere el 18 de enero de 1936.
Un año después aparecen sus memorias: 'Algo de mí mismo'.


Los tiempos cambian y el popular poema 'If' ha escapado de los pósters de los estudiantes idealistas para ser recitado en un anuncio de televisión:

«Si puedes rellenar un implacable minuto
con sesenta segundos de combate bravío,
tuya es la Tierra y sus codiciados frutos,
y, lo que es más, serás un hombre, hijo mío».

Épico, honorable y sentimental. Alegre, cándido y valiente. Silbando y marcando el paso.
Así es el 'If' -el poema favorito de los ingleses según una encuesta realizada por la BBC en 1995- y así fue su autor, Rudyard Kipling, un escritor nacido en Bombay hace 142 años largos
Fue el autor de inmortales textos de aventuras y también de novelas y cuentos sobre la India británica en los que los nativos no salen siempre bien parados. Fue un poeta alegre y musical, y también el versificador de viriles himnos de camaradería militar («Cuando entréis en combate y sintáis el deseo de quitaros de en medio, no miréis al que cae, dad gracias por estar vivos, confiad/ en la suerte y marchad hacia delante, como hacen los soldados de la Reina.»).
El lugar común nos dice que fue el escritor del Imperio Británico, el gran propagandista del colonialismo inglés, es decir, un personaje con todas las papeletas para quedarse anticuado en poco tiempo.

Sin embargo, permanece. Durante años, su posteridad ha soportado acusaciones de belicismo, racismo, machismo y expansionismo.

¿El secreto? Una mezcla muy concreta de magia y vigor, cierto optimismo exento de ironía, un intenso aroma de aventura y viejo mundo. 'Kim', 'El libro de la selva', 'Capitanes intrépidos': nunca han dejado de ser leídos, aunque tampoco ha estado bien visto reconocer que uno los tenía entre sus libros favoritos. George Orwell lo expresó con tanta precisión como maldad: «Kipling es un placer vergonzoso, como el gusto por las chucherías que algunos llevan en secreto al llegar a la madurez».

Escritor popular
No siempre fue así. A comienzos del siglo XX era un autor inmensamente popular, el gran contador de cuentos de la tribu anglosajona. Había regresado a Inglaterra tras pasar años felices en Estados Unidos y sus libros comenzaban a venderse por millares. Era el autor de la adolescencia, de la fuerza y la rectitud, de lo exótico. Cada día recibía cientos de cartas de niños que le hablaban de 'El libro de la selva'.

Aquel hombre directo y entusiasta tuvo muy pronto éxito, y también poder: le escribía los discursos a Jorge V, cenaba con Henry James y Arthur Conan Doyle, recibía en casa a Clemenceau, aconsejaba a Baden Powell.

En 1907 ganó el Nobel de literatura. Se lo quitó de las manos a santones como Thomas Hardy y Swinburne. Según los académicos, él era «el mayor genio en el reino de la narrativa que Inglaterra ha producido en esta época». Sólo tenía 42 años: todavía hoy es el autor que ha sido premiado a edad más temprana.

Todo cambió para él en la Gran Guerra. En septiembre de 1915 su único hijo varón, John, murió bajo el fuego alemán en la batalla de Loos. Acababa de cumplir dieciocho años y su cadáver nunca fue identificado. «¿Quién nos devolverá a nuestros hijos?», se preguntó entonces Kipling en un poema estremecedor. Tras la muerte de John, escribió en contra de la estrategia militar inglesa y colaboró obsesivamente con la comisión encargada de repatriar y honrar los cuerpos de los caídos.

Masón activo

Fue iniciado en Masonería a los veinte años en la Logia "Hope and Perseverance Nº 782", de Lahore, Punjab, India, el 5 de abril de 1886, el 3 de mayo es exaltado al grado de Compañero y el 6 diciembre al Maestro Masón.

Durante 1887 ocupa el cargo de Secretario de la logia , siendo exaltado el 14 de abril a Maestro Masón de la Marca en el seno de la logia Fidelité nº 98 y luego trabaja en el Arco Real en la logia d´Ark Marinier du Mont Ararat nº98; pasa por logia Pionner en Allahabad en 1888 que abandona para afiliarse en Independance with Philantropy nº 391. de la cual saldrá en el 31 de diciembre de 1895.

Tras recoger el Novel en 1908 Kipling al año siguiente entra en Sociedad Rosacruz in Anglia, figurando como miembro de honor de la logia Motherland Lodge nº 3861 (1918) aunque no la suele frecuentar, fue asi mismo fundador de la logia The Buildres of the Silent Cities con fecha de fundación de 1927.

MI LOGIA MADRE (Vivir la Masonería
(Rudyard Kipling)

Allí estaba: Rudle, el jefe de estación Peazley, de la Sección de Vías y Trabajos Ackman, de Intendencia, Donkin, funcionario de la Prisión, y Blake, el Sargento instructor que fue dos veces nuestro Venerable; y también, estaba el viejo Franjee Eduljee dueño del almacén "Artículos Europeos... Fuera nos decíamos: "Sargento" o "Señor", "Salud' o "Salam"; dentro, en cambio, "Hermano", y así estaba bien.
Nos encontrábamos en el Nivel, y nos despedíamos en la Escuadra, Yo era el segundo Diácono. Estaba también, Bola Nath, el contable, Saul, el judío de Aden, Din Mohamed de la oficina del Catastro, el señor Chuckerbutty... Amir Singh el sikh; y Castro, del taller de reparaciones que, por cierto, era católico romano...
Nuestros ornamentos no eran ricos y nuestro Templo era viejo y desguarnecido, pero conocíamos los Landmarks y los observábamos escrupulosamente...
A veces, cuando miro atrás me viene a la cabeza este pensamiento: "En el fondo, no había incrédulos al margen, quizás de nosotros mismos... y, así, cada mes después de la Tenida nos reuníamos para fumar. No nos atrevíamos a hacer banquetes por miedo a forzar alguna norma de cualquier Hermano.
Y hablábamos a fondo, de Religión y de otras cosas. cada uno de uno se refería al Dios, que conocía mejor, y los Hermanos tomaban la palabra uno tras otro y nadie se inquietaba.
Nos separábamos con el alba, cuando se despertaban las cacatúas y los malditos mosquitos portadores de fiebre. Entonces volvíamos a caballo y después de tantas palabras Dios, Mahoma y Shiva jugaban al escondite dentro de nuestras cabezas.
Muy a menudo, desde entonces, mis pasos errantes al servicio del Gobierno han llevado mi saludo fraternal desde Oriente a Occidente.
¡Cómo los recordaba! ¡Y cuántas veces he deseado volver a verlos a todos! A todos los de mi Logia Madre, ¡Cómo querría volver a verlos! A mis Hermanos, negros o morenos, y sentir el aroma de los cigarrillos indígenas mientras deambulaba por allí... el que encendía la luz, y el viejo de la limonada removía por la cocina.
Y volverme a sentir un Masón perfecto. Una vez más, en esta mi Logia de hoy
.

Melancólico
Pese a que suele citarse uno de sus más conocidos epitafios en verso («Si preguntan por qué hemos muerto / diles que porque nuestros padres mintieron»), es improbable que Kipling, el alegre cantor del combate, se sintiese responsable de la muerte de su hijo.

Sus últimos años fueron más solitarios y melancólicos. Se refugió en Bateman, la casa familiar de Sussex, y sobrellevó su dolor con orgullo y mutismo. Su energía menguó, quizá también su proverbial interés por las cosas. Siguió, eso sí, fumando cigarros y aprovechando el verano para recorrer Francia en Rolls Royce.

Los terribles dolores abdominales que soportaba con estoicismo desde la guerra terminaron por matarle en el año 1936. Sus restos fueron enterrados en la abadía de Westminster, junto a los de Dickens, en el llamado Rincón de los Poetas.
Parte de este texto es de D. Pablo Martínez Zarracina
Los datos masónicos son de busqueda de este blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...