Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

23 de febrero de 2008

LA MASONERIA, COMO FONDO Y FORMA



Mantenía estos dias unas polémicas en prensa diaria con varios contertulios entre ellos el Sr. Fidel García, cuya respuesta es la que inserto, y que al final no publicó el Diario El Comercio de Gijón.

Responde el Sr. Fidel García Martínez, en estos días, (14-01-2008) y en este mismo diario (El Comercio) , a una carta réplica que yo había firmado, y en cuyo artículo planteaba el tema de “la masonería como algo sencillo.” Y se lo vuelvo a repetir al Sr. , “el secreto de la masonería, es que no hay secreto”, por tanto recomiendo a mi contertulio leer: El Ritual de la Sombra de Giacometti y Ravenne, e igual de este modo el citado señor termina descifrando quiénes de verdad son los iluminados y los que persisten en abolir la religión.

Por otro lado confunde el Sr. Fidel, varios temas que me gustaría aclarar, porque los errores se cometen y luego persisten. La Asociación Europa Laica no está integrada en el Gran Oriente de Francia, el que yo haya colaborado en su fundación no es óbice para que usted y el Sr. Manuel Guerra, y el Sr, Lasheras, la quieran incluir en el Gran Oriente de Francia.

Europa Laica es una asociación autónoma e independiente, en la cual se asocia todo aquel que desea luchar por una separación entre lo público y lo religioso, sea creyente agnóstico o ateo.

Por tanto se ha de ser preciso, cuando se afirman estas cosas, y no dejarse enredar por lo que se lee en las webs; confusiones en las que también cae el padre Manuel Guerra, al que no sólo he leído, sino que le he dedicado alguna que otra reseña en el blog Masonería siglo XXI , y creo que el citado sacerdote debería contrastar las noticias antes de colocarlas en el libro, por ejemplo en lo que se refiere a mi caso particular.

No es de recibo en sus escritos hablar genéricamente de masonería, sino de masonerías, puesto que las hay algunas, que exigen de sus miembros ser no sólo ser creyentes cristianos, sino además creer en una serie de dogmas, como sucede en la denominada “masonería regular” que no solo confirman esa creencia sino que la refuerzan con una serie de landmars para ser adherente a tal formulación masónica, para apoyar tal argumento usted mismo da la razón con la cita de las Constituciones de Anderson “de que un masón nunca será ateo, ni libertino irreligioso”.

En la masonería en la que me incluyo, para lograr ese principio universalista de libertad absoluta de conciencia y no trabajar bajo un enfoque religioso que nos discriminara a los masones, se abolió la mención del Gran Arquitecto del Universo, en un proceso garantista de ese principio de la libertad absoluta de conciencia. Punto de escisión, por otra parte, entre las dos masonerías: anglosajona y franco-belga.

Y no se debe confundir. Sr. Fidel, los posicionamientos personales con los de la organización. Yo no represento al Gran Oriente de Francia, sino que soy un miembro más del GODF, como lo puede ser usted de la Iglesia Católica, por eso cuando usted hablar o escribe, sus posiciones y las de su iglesia pueden ser parecidos y hasta coincidentes, pero usted no puede representar a su iglesia, como yo no puedo representar a la organización masónica, simplemente escribo y me expreso como masón a titulo individual, y como historiador de la masonería.

Había oído hablar de la Laicidad abierta, de la laicidad positiva, pero es la primera vez que oigo hablar de laicidad atea y agnóstica, revise el léxico porque está usted contraponiendo algo antitético e imposible: la laicidad atea, esa no existe.

Y claro que lucho por un Estado laico, en tanto que ciudadano porque ello es fundamentar la ley sobre lo que es común a todos los hombres, o sea el interés común.

El laos, en griego, que es el pueblo en su unidad, sin privilegio de algunos sobre los demás. Lo que excluye por ejemplo a toda dominación fundada en un credo religioso impuesto a todos por parte de algunos, y que traduce por ejemplo en los Concordatos o en los Estatutos de privilegio como el de la Sede Vaticana en la ONU. A eso se le puede usted llamar anticlericalismo, si lo desea, para poder rearmar a sus filas. Pero usted, y yo sabemos, que eso no es anticlericalismo, sino al contrario una posición laica que descansa en dos principios esenciales: libertad radical de conciencia, e igualdad desde todos los puntos de vista de los ciudadanos; jurídica, política, simbólica, y espiritual. La república laica es de todos, y no sólo de los creyentes o de los ateos es un principio de igualdad.

Víctor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...