Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

8 de marzo de 2008

JAQUE A LA LOGIA

Monclús presentando JAQUE A LA LOGIA


Otra nueva novela ha llegado a las librerías, aunque hace semanas que pulula por los estantes; su autor el zaragozano Antonio de Monclus nos relata según la breve síntesis de sus editores la sucesión de una serie de atentados con bomba sacuden a las más emblemáticas logias internacionales. Sus grandes maestros reciben un anónimo que les amenaza con destruirlos si sacan a la luz un secreto que ha permanecido enterrado durante siglos. Una carta del tarot acompañará siempre a los mensajes...

Al comenzar las obras de rehabilitación de la antigua sede inquisitorial de Zaragoza, se descubre por azar, enterrado en un viejo arcón de madera cerrado con siete llaves, un misterioso cartapacio de piel perteneciente a Pedro Arbués. Antiguo inquisidor Arbúes fue asesinado en oscuras circunstancias mientras portaba un documento comprometedor. ¿Qué vinculación existe entre los atentados a las logias y los documentos descubiertos por el inquisidor Arbués?

Lo cierto, es que dejé la novela para leer en Calahorra conde estaba trabajando, y lo cierto es que como novela de evasión está bien y llega a ser entretenida, aunque tengo mis “peros” al igual que las “peras” que le ha sacado mi compañero en el blog Masonería Castilla y León Mariano Pérez Rodenas, y como dice mi hermana de sangre de Haro, avida lectora de todo este tipo de novelísticas: "novela un tanto banal, sin mucha substancia"

La trama que nos presenta Monclús, es interesante, aunque me recuerda bastante a la del Ritual de la Sombra de Giacometti y Ravenne; pero en esto caso la trama no parece creíble, por ejemplo a los personajes que representan los Grandes Maestres, y sus asistentes así como sus reuniones, les falta solidez, y no parece muy creíble el ambiente de sus encuentros.

El hermano masón que llama el Gran Maestre de Gran Oriente de Francia, para asesorarle en el tema de las cartas del tarot , al final parece un pobre hombre que viste mandil pero que de cartas del Tarot, va justito, justito y más en comparación con la sapiencia del español Juan Servet.

Y no deja de ser pintoresca la relación que Monclús hace de las relaciones del Gran Logia (regular española) que bautiza como Gran Logia Hispánica y su homóloga en Inglaterra, muy tópica y ¿Tal vez…hasta muy típica…?

La trama se desarrolla de forma interesante, aunque se vuelve farragosa en algunos instantes en que el autor se quiere lucir con sus conocimientos de tarotista, o cuando el personaje O´Donovan el super- jefe de la Orden Toth, organización que estaba por encima de la Thule, y por supuesto de la masonería y que se sirve de todos ello sin piedad, explica a los que van a morir en un largo discurso sobre los objetivos de la secta u organización. Le recomendaría al autor visionar la cinta sobre el esoterismo y los nazis. Pudiera resultarle muy interesante al autor.

Por otro lado el tema masónico es traído y tratado como por los pelos, le sirve la estructura de la masonería, pero deja ver que maneja poco el tema masónico que para cualquier escritor que se precie a poco que lea encontrará toda una rica simbología y escenografía ideal para esa novela negra “masónica” ideal.

Para rematar esta breve reseña decir que a la novela negra masónica española todavía le falta un largo trecho, aunque sería deseable que el amigo Eslava volviese a escribir algo al respecto, pues lo que leí en su momento me gustó y me divirtió, y todavía recuerdo con gusto su Lapida Templaria.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...