Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

20 de diciembre de 2008

REFLEXIONES MASONICAS PARA EL SIGLO XXI y lo EUROPEO COMO REFERENCIA….

Varios Hermanos, antes que yo, han planteado ciertas aproximaciones a este sugestivo tema de analizar la masonería de hoy, e incluso se han atrevido a hacer proyecciones sobre los posibles escenarios en los que se puede mover la masonería a lo largo de lo que resta de este siglo.


Ejercicio tal vez un tanto inútil, en tanto que los cambios sociales, económicos y tecnológicos son tan importantes y tan veloces, que a mi juicio, pueden hacer evolucionar o disolver una idea, o llevarla a tales extremos que cualquier parecido con la realidad de años atrás es pura ilusión.


Es muy posible que a las futuras generaciones les pase como a nosotros los masones actuales a la hora de hacer prospectivas puesto que hemos montado un arquetípico edificio del cual decimos sentirnos herederos, eso sí más o menos directos, o en todo caso, decimos ser deudores de los masones operativos, con los cuales no tenemos más que lejanas concomitancias, y las cuales son en muchísimas ocasiones más literarias que reales, aparte de haber tomado prestadas sus herramientas, y con eso funcionamos y lo expandimos sin complejos por el mundo adelante.


Tal vez a nuestros futuros herederos les pase lo mismo de otros 70 u 80 años con respecto a nosotros.

Existe, por otra parte quién refiriéndose a la masonería continental europea, se la pinta y hasta se la dibuja con un futuro muy halagüeño, podríamos decir a la luz de estas aseveraciones que estaríamos colocando las piedras basales para un Gran Oriente ,o una Gran Logia Europea, y llegados a este punto hay Hermanos que hablan de la universalidad de la masonería para dentro de unas décadas..


Personalmente creo que la cosa pinta de forma muy distinta, y a mi juicio la realidad es muy otra.

La situación y evolución de los modelos masónicos en función del

MARCO EUROPEO

EL MODELO “ANGLOSAJON”


Al tenor de esto personalmente opino que el modelo llamémosle “regular” o "dogmatico", por su propia estructuración le sería muy complicado desmontar a día de hoy su andamiaje conceptual y filosófico para ir hacia un modelo tipo como pudiera ser la “Gran Logia Europea”.


Aunque no se puede negar que tienen una realidad conceptual más homogeneizada y facilitadora para dar ese paso, pero su propio apego a la tradición les hace ser muy firmes y rigurosos en este aspecto, además de que han sentado las bases de su desarrollo en base al respeto nacional, constituyéndolo como un PRINCIPIO SOBERANO, y reconociendo por tanto que solo debe haber una Gran Logia por país. Al menos en Europa es así… En Iberoamérica la cuestión tiene otras singularidades.


Digamos en todo caso que para la mal llamada “regularidad” sea española, anglosajona o europea están cortados por el mismo patrón, y responden a parámetros y directrices muy concretas, tal situación puede ser una ventaja ya que facilitaría muchas cuestiones, pero como decíamos todo su andamiaje, está basado en grandes ladmarks que han sido grabados a sangre y fuego dialéctico, que se basan en el desarrollo del respeto entre las Grandes Logias NACIONALES, y huyen de la intromisión entre dichas Grandes Logias Nacionales abriendo logias en los territorios que no les son propios, como ya he comentado más arriba.


Esa estructuración hace que resulte muy difícil desarmar ese discurso que por ejemplo desarrolla la GLUI, para ir hacia un modelo único europeo , aunque hay que anotar que hay pequeños intentos de cambiar las cosas, como lo está haciendo el Gran Oriente Tradicional del Mediterráneo.


Pero estas experiencias masónicas de nuevo cuño aunque se inscriben dentro de la órbita “dogmatica” imprimen en su desarrollo ciertos saltos cualitativos como pudieran ser trabajar fuera del REAA, o tender un puente hacia la mixtidad, lo que ya supone todo un reto.


Eso sí decir que estas experiencias no nacen de la órbita propia del dogmatismo masónico, sino de Hermanos que vienen de masonerías más flexibles, y por tanto se permiten esas aposturas las cuales caben dentro de sus parámetros conceptuales y de praxis, pero que en general se sitúan a kilométricos años luz de la masonería “regular”.


Por tanto tenemos una masonería bastante inmovilista, que creo que no tiende puentes hacia esa construcción de un Oriente o Gran Logia Europea, pero hay un convencimiento de que cada uno tiende a ello desde sus nacionales posiciones...


EL MODELO LIBERAL

En cuanto a la masonería liberal , sí que se puede decir que se ha trabajado en esa línea de ir hacia modelos más abiertos, más internacionalistas, pero una cosa es la teoría que no deja de ser bonita, y como tal, hasta cierto punto utópica, pero no es la realidad.


La realidad es la que es una cierta des vertebración obedencial que responde a criterios y conceptualizaciones y practicas muy diferentes y por ello es muy difícil de conjuntar todas esas diferencias que existen entre las grandes familias liberales.


Diferencias que no son abismales, pero son tan diversas y singulares, que personalmente creo que hay fronteras que de momento son difíciles de franquear, ya que son muchas las cuestiones que nos separan, no muy profundas eso sí es verdad, pero lo son de matiz, pero son muchos y muy variados matices, y eso es lo que ha permitido que florezca todo un ramillete de Obediencias de muy distinto matiz y conformidad.


Por ejemplo el corte que dio el Gran Oriente de Francia en 1877, por la acción del Hermano Desmons, de relegar fuera de los trabajos masónicos el GADU, cuestión que en 1872 ya la tomado el Gran Oriente Belga, fraccionó aún más, a las masonerías gala y belga del resto de las masonerías europeas liberales, las cuales muchas de ellas se han mantenido en un ambiguo estatus entre la libertad de conciencia y el trabajo dedicado al GADU, convirtiendo por ejemplo el libro de la ley en todo un paradigma que va desde la presencia de la biblia en la logia, o ser sustituido tal libro por un libro blanco o las Constituciones, como es el caso del GODF


O considerar la figura del GADU, que el GOdF, ha dejado fuera del marco logial, y que otros o rehacen fuera de su concepto original para acomodarlo a sus necesidades filosóficas, esotéricas, o conceptuales… y eso se puede ver con nada más echarle un vistazo a las Obediencias españolas.


Por lo cual desde esa posición creo hoy sería muy difícil que se asumiese la propuesta de un marco masónico laico, como el que puede desarrollar el GODF como fórmula de de trabajo Obediencial y por y Hermanos que trabajan en modelos denominados “liberales o adogmáticos·, pero que a su vez están insertos en una corriente “simbólico-transcendente” .


No se duda que hay buen entendimiento y simpatía entre las potencias masónicas liberales, pero cabe preguntarse ¿Estaría, por ejemplo, el DH, o la Gran Logia de Francia, en la tesitura que hemos comentado, de tirar por la borda el bagaje propio de una cierta cultura simbolista y trascendente, para adherirse a los postulados de su hermano mayor el Gran Oriente de Francia, y deslizarse, por ello hacia un trabajo masónico laico ..?


Ya no hablamos de unificar modelos rituales, de la proyección social como objetivo y marco de acción, etc… porque eso sería muy complicado y complejo como lo estamos viendo con la posible opción de mixtidad dentro del GODF, y no hablamos de firmar un comunicado que eso se hace sin mayor problema, estamos hablando de fundirse en una sola organización federal cuyo espejo pudiera ser el GOdF, con todas sus problemáticas


Puntos que nos dicen que no estamos en la Corriente Masónica Europea

A mi juicio se dan puntos de referencia para determinar o aseverar que hay motivos para plantear una perspectiva negativista respecto a la no articulación en un plazo medio de lograr un Gran Oriente Europeo ; lo cual no impide que se pueda trabajar por ello, y para ello en clave de futuro.


Pero varias son las cuestiones que me llevan a opinar que no estamos en una línea de trabajo que esté enfocada a lograr en un indeterminado periodo un modelo masónico europeo, y las razones para llegar a esta conclusión me las aporta la propia realidad cotidiana de las Obediencias, y la propia dinámica social Europea.

Victor Guerra

(Continuará...)



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Unas espaldas muy bonitas, unos discos muy interesantes pero qué tiene que ver esta imagen con la Masonería del siglo XXI.

Hay que reconocer que el hermano Victor, desde su atalaya, genera unos vínculos curiosos. Interesantes, si, pero alejados de la Masonería que le rodea y de la mayoría de los hermanos que la forman.
Krausse tuvo el mismo delirio, tal vez, el hermano Guerra sea su continuador.

Administrador dijo...

Tal vez el anónimo Hermano, no se ha fijado bien en los dibujos, hasta el enladrillado tiene su sentido
Delirios creo que pocos en todo caso son los lectores quienes deben opinar
Victor Guerra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...