Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

30 de enero de 2009

REFLEXIONES MASONICAS PARA EL SIGLO XXI…. (II) La autocrítica como marco de reflexión.

Chauvinismo

Venía  desde hace un tiempo planteando una serie de reflexiones de cara al siglo XXI, unas prospectivas muy personales y particulares que me ayuden , y nos ayuden, en este diario de bitácora que es Masonería SIglo XXI,  a situarnos ante el futuro que nos espera, al menos desde la perspectiva española…

El pots que iniciaba esa reflexión lo pueden ver en este enlace ,  en tal artículo planteaba una cierta pérdida de la universalización dentro de las masonerías, y en concreto,  una cierta huída del concepto masónico Europeo,  que tanto se planteó desde el “LLamado de Estrasburgo”

La clave: La fallida Constitución Europea

Las claves,  porque hay más de una,  de esa noción de perdida del concepto europeísta  se puede situar en  el resultado que dio  la votación sobre un “proyecto de  Constitución Europea”.

Creo que en ese momento se vio claro que el proyecto de una Europa como un ente globalizador era imposible, quedó claro además, que aún nos separan muchas cuestione a los distintos países y naciones europeas: las idiomáticas, las económicas y culturales, eso sin entrar en matizaciones tipo religioso, o de perspectivas de futuro, o de identidad, o cuestiones tan puntuales cómo es  el desarrollo de la implantación cada vez más sólida de la religión musulmana en el seno de Europa

Ante tal realidad, cabe hacerse la siguiente pregunta: ¿Está la Europa actual en una situación de partida ideal para tener un criterio general de identidad y lograr una Comunidad Europea global?

Como ya comenté, la posición frente al debate de la Constitución Europea demostró que aún es una idea temprana, inmadura, la cual necesita poso y reflexión y mucho debate no solo de los partidos o los organismos internacionales, sino entre los propios europeos, y como no entre los propios masones, que parecen rehuir de tal marco de debate.

Podemos los masones superar esa barrera..?

Todo lo expuesto no obsta para que podamos preguntarnos ¿Sí podríamos los masones anteponernos a los tiempos y trabajar sobre esa idea,  y hacerla realidad.?

Sobre el papel que todo lo aguanta, podríamos decir que sí, que tenemos una corriente de consenso y de conceptualidades que parecen, o hacen que parezcamos como un pilar ideal,  en una posición de consenso, capaz de lograr tal objetivo, pero sin embargo todos sabemos que no deja de ser una posición teórica, ya que continuamente la realidad se nos muestra tozuda, y nos indica que en vez de caminar hacia la globalidad masónica, vamos más hacia identidades cada vez más localistas, o talvez debieramos calificarlas de  supraregionalistas, pero que en el fondo huyen del universalismo europeo.

La prueba la tenemos en varios textos y en varias posiciones masónicas, por ejemplo ¿Dónde ha quedado el llamamiento de Estrasburgo, aparte  de ser una apuesta de CLIPSAS… y quedar como portada o caratula bienintencionada para  algunas páginas web,?

Podemos decir cuando analizamos de forma critica la situación,  que hemos  avanzado más bien poco .., y para explicar en parte esa situación tenemos la  paradoja antes nuestros rostros, por ejemplo  CLIPSAS,  que no siendo un ente europeísta, sino un marco de encuentro de potencias masónicas adogmáticas, desarrollado por la potencias masónicas europeas para su mejor entendimiento y desenvolvimiento , hoy son las organizaciones latinoamericanas las que comandan tal ente de encuentro masónico, del cual se han “abierto” o sea que han dado en cierto modo la espalda,  algunas potencias como por ejemplo el GODF.

Las claves chauvinistas y las identidades regionales?

Por tanto es difícil desde esa perspectiva construir una potencia masónica europea, puesto que las grandes Obediencias masónicas liberales, piensan y actúan en clave nacional, y no en una clave Europea, y todo ello pese a que algunas de estas potencias abren sus logias en otros países, como lo viene realizando el GODF, que aporta el modelo,  y despliega  un gran apoyo para el establecimiento de  logias en el ámbito geográfico exterior al  del hexágono.

Tal vez las grandes dimensiones de algunas organizaciones masónicas,  y el  quehacer diario de la estructura administrativa y de funcionamiento demuestra que las Obediencias están más metidas en sus problemas y dinámicas internas,  nacionales o regionales, que en trabajar en las claves  europeístas de las que  estamos hablando, quedando de este modo  logias que se levantan  en el “exterior”  como una especie de apuesta  a modo de embajadas, en general sin mucho peso,  y a mi juicio muy particular,  con poco futuro o para ser más exactos,  con un futuro muy muy largo pero muy dibujado y sabido, que se va a desarrollar  dentro de “una conformidad”, que me recuerda mucho a esos matrimonios, en los no se quieren , pero vivirán justos el resto de su vida, sin sobresaltos ni innovaciones. Es la aceptación pasiva  del modelo.

Por poner un ejemplo: el Gran Oriente de Francia acaba estipular hace unas semanas con bastante  publicidad un Día de la Laicidad, y lo acaba de hacer bajo un lema “Le espoir pour L´Europe” y pese a haber trabajado  conjuntamente con otras potencias masónicas en un coloquio que se celebró en el mes Octubre pasado, y  titulado “ Comment promouvoir la laïcité en Europe” ,   sin embargo se lanzó a  proclamar un día de laicidad,  sin consenso alguno  con las  potencias masónicas amigas,  del ámbito francés, y por supuesto,  sin haber consensuado ni con las logias propias que están, en lo que pudiéramos llamar la metrópoli.

 

Lo ideal dentro de ese  marco de universalización  creo que lo más lógico sería trabajar para aunar  y sumar, y no articular  como potencia autónoma por su cuenta y riesgo el 9 de diciembre como Día de la Laicidad. Tal vez la consecuencia de ello es que  tal convocatoria haya que considerarla como un fracaso, pues no ha ni traspasado las fronteras regionales francesas, ni ha tenido la más mínima repercusión ni en los medios propios y ajenos.

Está claro además que el Gran Oriente de Francia, se ha convertido en el centinela del marchamo laicista, lo cual no es nuevo, pero también se ha convertido en su reo, ya que los grandes temas de reflexión parecen haberse eclipsado por ll debate de l a “Laicidad” que es el gran icono, algo así como el GADU del GOdF, y en esas estamos, pero parecidas situaciones se están dando en otras masonerías liberales.

Que nos está indicando tal decisión?

Que el GODF, piensa y desarrolla su trabajo en clave nacional y no en clave europea, ya que el día escogido tiene mucho que ver con la famosa ley de 1905, que tiene peso y transcendencia en el país galo, pero para el resto de Europa, incluida España, el tema de la ley de 1905 nos dice bien poco, y dadas la coyunturas  religiosas actuales en la Europa, debiera hacerse un esfuerzo por aunar criterios de acción.

Tanto es así que algún blog belga, se hizo eco  eco de las desavenencias que empiezan a denotarse con ese tipo de decisiones que están dejando ver un cierto  carácter hegemónico con cierto “caché” chauvinista, que  deja a las claras  que no piensan en clave de Europa, ya que no se puede estar hablando  dos horas  a la  “la relación conceptual república y laicismo”  y dedicarle  unos 5 minutos a “la universalización del día del Laicismo”.

 

Pero es más, se están abriendo marcos de encuentro y consenso, y con ello se anuncia que se establecen grandes marcos de debate masónico desde criterios europeístas, pero vemos que éstos se circunscriben en general a claves muy regionalistas, por ejemplo:” el desarrollo masónico en clave Mediterránea”, que nos está mostrando  que esta sujeto a una cuestión  de  criterios de identidad,  lo cual nos lleva a preguntarnos , ¿Qué pasa entonces con aquellas potencias masónicas,  o logias , que se encuentran en otra corriente, o geografía distintas,   como la atlántica….?

Esto me hace pensar que volvemos a la Europa de las Regiones, tal vez no desde una perspectiva micro, sino aunando esfuerzos para aglutinar más participantes, pero desde luego no deja de ser un modelo en cierta forma excluyente, en tanto que define criterios de identidad territorial, social, y cultural y hasta religiosa, como es la identidad en este caso la mediterránea, de la cual además siendo autocrítico, me deja un poco perplejo el discurso de Lambicchi cuando lo abre diciendo “ yo soy del Mediterráneo”, tal vez en clave GOdF,  o en clave Mediterránea puede tener su sentido pero en clave europeísta o atlántico y en una organización con 50.000 miembros suena un tanto extraño en una concepción europea.

Zeller

El reto para los masones

Estas son las cuestiones me hacen pensar en las distintas velocidades que tienen establecidas las grandes potencias masónicas, en lo ritualístico,  y en lo puramente conceptual.

Por ejemplo hay quien dice que esto son alucinaciones de mi mollera, y por tanto lo mejor que podía hacer es volver a los trabajo de investigación masónica local,  pero  creo que hay un debate pendiente  que no puede ajustarse en un tiempo record, y menos si no se hace un esfuerzo, que a todas luces resultaría casi imposible, ya que ello  implica un  trabajo conjunto,  mucha dedicación , y una voluntad férrea de universalización, no tanto para  inscribirse en un determinado modelo masónico y aprovecharse de sus ventajas,  sino de intentar cambiar las dinámicas de trabajo y reflexión  desde la autocrítica, y ello es  exigible más en aquellas masonerías o masones que venimos de refresco y sin tantos lastres culturales e iconográficos.

 

Es más m e hacía eco no hace mucho tiempo entre los Hermanos del Rito Francés que había que intentar abandonar, por un tiempo los temas tabús, y  dar paso a otras concepciones  dentro de los ámbitos de reflexión que nos son propios, como se hizo en tiempos de los Grandes Maestres del GODF; Zeller, Kessel o Bauer, cada uno desde sus perspectivas,   tal proposición planteó todo un debate, que se centró sobre manera en que no se podía abandonar la lucha laicista, a lo cual planteé:  que los Hermanos del GODF, en 1876 tenían una fortísima lucha contra la Iglesia, pero eso no les llevó a descuidar otros trabajos y y anticiparse, a plantear en el marco de su reflexión ( entendiendo que eran una sociabilidad en acción ), que los obreros debían tener derecho a unas vacaciones pagadas, adelantándose de este modo unos 70 años en la por posición, eso es ser vanguardia de la reflexión, y no estamos en esa tesitura somos centinelas de la Laicidad y por tanto reos de ella.

No hablo de salir a lanzar adoquines, como en mayo del 68, pero sin incito a mis Hermanos del GOdF y del resto de las Obediencias a abrir nuevos marcos de reflexión y de debate, debemos dejar de instalarnos en el discurso entre lo “Sagrado y lo profano” si de verdad,  queremos incardinarnos en una sociedad que va a marchas forzadas hacia un siglo XXII abierto, plural y socialmente abierto.

Por ejemplo llevo años viajando junto con algún que otro hermano para trabajar en logias y capítulos franceses, y hay que decir que nuestra presencia en los talleres franceses, además de encontrar una excelente fraternidad, no deja de verse como una  presencia un tanto paradójica, cuando de por medio hay todo una concepción y un periplo encaminado a recoger la tradición que Franco nos hizo perder, y en ese intercambio si que vemos avances, peo traemos mucho: formas de trabajar , de ver la masonería, la fraternidad que se vive a flor de piel es,  pero lo que llevamos creo que cala poco y arañan poco el concepto que se maneja dentro del GODF “del hexágono francés”.

Se habla en los  comunicados del GODF  de otras tierras, de la mundialización, del pauperismo y la pobreza.., pero sin embargo el discurso, del GODF, no llega a tocar ni de pasada la cuestión Europea, o la Ecología como modelo de organización… 

Digamos  que la organización masónica del GODF les cuesta salir, está encerrada en el discurso del hexágono, pese a contar en su haber, como antes decía,  con logias fuera del territorio francés, con las cuales por ejemplo se tiene poca   deferencia en las formas de los comunicados con relación a esos otros hermanos que no están dentro del hexágono francés, pero que conforman parte de la estructura de la Obediencia

Este es nuestro Talón de Aquiles, en el cual como organización,  las políticas de exteriorización son muy zigzagueantes y a veces poco reflexivas  en donde a veces  intervienen los contrapoderes existentes y los objetivos de contrarrestar  posiciones ritualisticas,  es evidente que esto es una generalización pero  esto es una generalización

Y esta tesis general  no es una categorización personal y obediencial extrapolada a las masonerías liberales, sino que  está contrastada con  y  ha sido expuesta por  Paul Bachelard en un formidable trabajo sobre La Masonería Europea. La Traición ? . Tesis  que amplia y resume en un trabajo sobre los Escenarios para una masonería Europea, que se publica  dentro de la Revista La Chaine de Unión nº 44 del GODF.

 

Víctor Guerra

2 comentarios:

FABIAN dijo...

FELICITACIONES Q.`.H.`. VICTOR ESTE ES UN GRAN TRABAJO LO VI HACIENDO SEGUIMIENTO DESDE SU BLOG ORIENTE ETERNO QUE ESTA MUY INTERESANTE Y MUY BIEN ILUSTRADO... QUEDE MUY IMPRESIONADO..

UN T.`.A.`.F.`.

A.`.M.`. FABIAN
fabianrondon@gmail.com

Administrador dijo...

Estimado H. Fabian. MUchas gracias por tus felicitaciones que d eunir a esas otras anónimas, y las cuales motivan a este Maestro a trabajar y reflexionar.
Lo que no es poco.
Y gracias a todos vosotros por seguir día a dia tanta entrega.
Victor Guerra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...