Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

25 de febrero de 2009

En las islas Canarias se sustanció el primer proceso antimasónico de las Españas´

entrevista con MANUEL DE PAZ / HISTORIADOR

MASONERÍA HOY
Hay varias obediencias y varias logias. No sé si soy la persona adecuada para valorar el estado de salud de los talleres. Me gustaría pensar que el espíritu que sigue animando a las logias canarias de nuestra época conserva algo del idealismo de los tiempos pasados, de lo mejor que la masonería puede ofrecer a la Humanidad, que es un mensaje de solidaridad, de fraternidad, de ayuda, de sentido crítico, etc.

El catedrático de Historia de América de la Universidad de La Laguna, Manuel de Paz, es el coordinador de la exposición Desvelando secretos. Documentos de la masonería en Canarias, que desde el jueves pasado y hasta el 8 de mayo puede verse en las instalaciones del Archivo Histórico Provincial de Santa Cruz de Tenerife. Paralelamente a esta muestra, que revela documentos hasta ahora inéditos sobre estas órdenes en las islas, se ha organizado un ciclo de conferencias en las que además de Manuel de Paz, participan otros expertos sobre masonería. Esta exposición coincide en el tiempo también con la aparición de un título mítico en la producción bibliográfica del investigador, su Historia de la masonería en Canarias, publicada ahora en dos tomos.

EDUARDO GARCÍA ROJAS Desvelando secretos.

Documentos de la masonería en Canaria es el título de la exposición. ¿Qué secretos y documentos revela?
-Básicamente se trata de documentación relacionada con las logias canarias, principalmente de Tenerife y La Palma, aunque también se muestran otros materiales singulares, como por ejemplo algunos ejemplares de revistas masónicas que tienen gran valor patrimonial, ya que ni siquiera figuran en el gran archivo masónico de Salamanca. El título de la exposición alude a la necesidad de difundir, entre el público general e, incluso, entre los estudiosos este tipo de documentos -muchos de ellos originales- que se salvaron milagrosamente de la destrucción, y por supuesto se alude al carácter "secreto" o "discreto" de la masonería.


-¿Cuál es su importancia?, ¿qué elementos destacaría para el observador profano?
-Se trata de recuperar, clasificar y custodiar en un centro adecuado, como es el Archivo Provincial de Santa Cruz de Tenerife, este tipo de fuentes que, si no se pone el debido cuidado, se perderían irremisiblemente. Además, algunos documentos son cuadros lógicos (estadillos) de logias americanas, de Filipinas, etc. Una de las claves es la necesidad de subrayar la relevancia internacional del Archipiélago, que se pone de relieve a través de organizaciones de carácter internacional como es la propia masonería.


-Y la importancia de la masonería en Canarias. ¿Es tal o un mito?
-Aquí se sustanció el primer proceso inquisitorial antimasónico de las Españas, en 1739. Se erigió, en 1816, una logia que tuvo repercusión en la actividad socio-política local y, además, a lo largo del siglo XIX y del primer tercio del XX se llevaron a cabo, por los masones locales, interesantes actividades culturales, educativas, ideológicas?, y se construyó el mejor templo masónico de España, el edificio masónico de la logia Añaza de Santa Cruz de Tenerife.


-¿Por qué rodea tanto misterio a esta organización? ¿Y por qué cree que aún despierta tanto interés?
-Es un mito iniciático. El conocimiento exotérico se transmite a los iniciados, a aquellas personas dignas de recibirlo, de ahí el carácter singular, en cierto modo elitista de la masonería, aunque en realidad no se vetaba el ingreso en la Orden a personas de conducta correcta, de acuerdo con las coordinadas de la época, y, además, que pudieran hacer frente a los gastos de la logia que, por lo general, eran relativamente moderados. Las logias eran y son espacios de sociabilidad que tejen redes de relaciones entre islas y, asimismo, con el exterior, en particular con América.


-El título de su conferencia es La masonería en Canarias y su proyección atlántica?
-De la importancia que tiene la masonería en Canarias, de la llegada de masones del exterior, de la influencia que reciben los masones canarios de sus "hermanos" extranjeros y del papel de Canarias como proveedora de información sobre el resto de la masonería española, ya que buena parte del material de logias peninsulares se perdió o se destruyó, mientras que en Canarias, al producirse el Alzamiento en Santa Cruz de Tenerife, el territorio quedó en manos de los militares que se levantaron contra la República y, aunque se destruyó una parte del material, otros muchos documentos pasaron en bloque a Salamanca, y a partir de esas fuentes se ha podido reconstruir parte de la historia de la masonería en otras regiones, pues existía un fuerte intercambio entre los talleres masónicos de la Península y Canarias.


-¿Y el estado de salud de la masonería en Canarias en la actualidad?
-Hay varias obediencias y varias logias. No sé si soy la persona adecuada para valorar el estado de salud de los talleres. Me gustaría pensar que el espíritu que sigue animando a las logias canarias de nuestra época conserva algo del idealismo de los tiempos pasados, de lo mejor que la masonería puede ofrecer a la Humanidad, que es un mensaje de solidaridad, de fraternidad, de ayuda, de sentido crítico, etc.


-¿Acaba de aparecer la nueva edición de su Historia de la masonería en Canarias? ¿Qué elementos novedosos aporta esta edición con respecto a la edición anterior?
-La acaba de publicar Ediciones Idea en dos volúmenes. Además, se ha editado un tomo con Papeles Masónicos Inéditos de Tenerife en el siglo XIX, también por la misma editorial, en el que se aportan, entre otros documentos, un listado en buena parte inédito de la década de los ochenta del XIX, así como las biografías de algunos masones que no habían sido estudiados suficientemente con anterioridad.


- ¿Masones claves en la historia de Canarias?
- Sí, por supuesto. Desde Villalba Hervás hasta Rodríguez Doreste, pasando por López Botas, Murphy, Graciliano Afonso, etc., etc.


- ¿Islas donde la masonería tuvo mayor repercusión?, ¿y su momento de mayor esplendor en el archipiélago?
- Tenerife, La Palma, Gran Canaria y, en menor medida, Lanzarote. Respecto al esplendor, depende, ya que en cuanto al número de logias podría hablarse de Tenerife en la década de los setenta del XIX, pero en cuanto a la relevancia en todos los sentidos de una de estas logias, yo hablaría de Añaza, en Santa Cruz de Tenerife, y durante el primer tercio del XX.


- La represión franquista contra los masones?
- En el caso canario, más que de fallecidos, ya que muchos masones son también miembros de organizaciones políticas, yo hablaría de la destrucción de la vida de numerosas personas que sufrieron cárcel, destierro, expulsión de sus puestos de trabajo?, en fin, una calamidad en todos los sentidos, un desastre como todas las guerras y, particularmente, las guerras civiles.


- ¿Han colaborado los masones en esta exposición?
- Sí, han aportado diverso material no documental, pero muy interesante para conocer diversos aspectos del ritual y de la liturgia masónica.


- Usted ha cubierto prácticamente todos los territorios de la masonería en sus estudios, ¿está agotado del tema o todavía hay elementos que creen que deben ser explorados con rigor académico?
- Desde luego que sí, y, además, cada generación debe escribir su propia historia. Trato de motivar a mis discípulos para crear un grupo de investigación que analice, por ejemplo, los aspectos biográficos, la convivencia en el seno de las logias, la existencia de redes sociales, etc. Queda mucho por hacer, y los métodos de investigación deben renovarse continuamente y mejorarse.


- ¿Cómo va su Diccionario de masones canarios tras el éxito de su Diccionario de militares masones?
- La verdad es que tengo este proyecto un poco abandonado, pues estoy analizando algunas biografías que son, de por sí, un mundo de posibilidades. Estamos trabajando sobre artistas masones, pero, en un futuro, quizás deban dedicarse algunas tesis a analizar las biografías de los casi 1700 masones canarios de los que tenemos información.


- Además de historiador también es escritor, nos gustaría que hablara de esta faceta, ¿significa, además, que su labor literaria pondrá freno a su labor como investigador?
- Espero que no, pero la Literatura es una de mis pasiones frustradas y me atrae muchísimo. Quizás a medio plazo sí, es posible.


- Usted es una voz reconocida en masonería y Cuba?
- He dirigido alguna tesis sobre el particular y he publicado numerosos trabajos, tanto individuales como con discípulos y colaboradores, debe ser por eso; bueno, y también porque he trabajado otros aspectos del Caribe y de la historia de Cuba, y, desde luego, también por el hecho de la existencia de un gran mito sobre la masonería y la pérdida de las colonias, que he tratado de desvelar en algunos ensayos.


- ¿Está trabajando en algún nuevo libro?
- Sí, desde luego. Nos pagan para eso, tanto por enseñar como por investigar y hay mucho trabajo que hacer. Además, en nuestro Departamento se ha establecido una sana emulación para ver quien publica más libros en menos tiempo. De momento va ganando Manuel Hernández, pero ya veremos.


- El templo masónico de la calle San Lucas. ¿Háblenos un poco de su historia?
- Se compró el solar en 1899 y se fue construyendo a medida que lo permitieron los recursos de la logia. Fue sede de la logia Añaza y sus organismos filosóficos, así como también de la Gran Logia de Canarias.


- Realmente es tan importante como algunos afirman... ¿por qué tanta polémica en torno al viejo edificio?
- Realmente es importante, ya que es único en España y posee una importante simbología masónica, tanto explicita como implícitamente. Realmente es un edificio singular que no ha sido atentido adecuadamente.


- ¿Qué opina del nuevo proyecto que ha iniciado el Ayuntamiento para su rehabilitación?
- No lo conozco suficientemente. El que conozco, que es el del arquitecto Márquez Zárate, me gusta muchísimo, pero no sé lo que harán al final, confío vivamente en que se atengan a razones y no a improvisaciones basadas en especulaciones poco rigurosas y en actuaciones de ignaros en el tema masónico.


- Y una vez rehabilitado, ¿sabe si por fin se instalará allí el Museo Masónico?
- Ese era, al menos, el proyecto inicial, así como un centro para impulsar los estudios de masonería y liberalismo, pero no sé lo que piensan los responsables de la obra y del edificio en estos momentos. Lo importante es que se conserve y se restaure con rigor y en todo su esplendor.
- ¿Por qué esas relaciones siempre tirantes entre Iglesia y masonería?
- Por las viejas prohibiciones del siglo XVIII y posteriormente por los enfrentamientos entre una masonería de tipo político y el poder temporal de la Iglesia.
-

¿Sucedió lo mismo en Canarias?


- Sí, claro, tenemos el caso de Alejandro French, irlandés de origen, que protagoniza, como he señalado, el primer proceso inquisitorial antimasónico de las Españas, en 1739 y en el Puerto de la Cruz y Las Palmas de Gran Canaria, sede del tribunal del Santo Oficio de la Inquisición en Canarias.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...