Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

16 de octubre de 2009

EXPERTOS HABLAN SOBRE MASONERIA EN ALMERIA. PARADOJAS Y PARADIGMAS DE UN SIMPOSIO

image

La verdad es que no suelo hablar de los distintos Symposios del Centro de Estudios de la Masonería Española (CEHME) cuyo Instituto hasta hace pocas horas presidía el jesuita Ferrer Benimeli, el cual ha dejado paso a otra directiva, aunque es de “suponer” y agradecer que su presencia sea larga y duradera, y digo esto, porque  me repiten al oído aquello de que es bueno no morder la mano que a uno le da de comer, y por tanto lo mejor que se puede hacer en estos casos  es callarse.. eso dicen , pero ya  se sabe del dicho al hecho va un trecho…

Además  como uno es una “rara avis volteriana” que no se debe a casi nadie, y que no vivo de esto,  aunque algún periodista de La Nueva España que además  ha sido un discreto masón aunque exaltado periodista, soltó ese chisme de que  yo venía a vivir de la masonería, y al tenor de esto y habiendo entrevisto durante este Simposio varias cuestiones, unas que me gustaron y otros que dejaron más bien frio, pues deseo dejar patentes una serie de reflexiones al hilo de la celebración del encuentro de masonólogos.

En Almería, para empezar  hubo un singular desembarco, “discreto y distante” y hasta continuante de la llamada “regularidad” andorsiana;  como siempre elitista, y marcando distancias con los herederos de Desaguliers, [que aunque parece lo mismo, (Anderson y Desaguliers) no lo eran, uno contemporizaba con el establisment de ahí el giro en las Constituciones que finalmente ha dado pie al tema del que se coge la “regularidad” masónica como un clavo ardiendo] pues eso en esa línea que rompe la fraternidad ya no logial sino humana, tan dificil de explicar a los profanos, porque ni yo la entiendo, gentes que se dicen masones y que reconocen por diversos mecanismos no se saluden es ya sintomático.. yo por lo menos tengo una disculpa y no les conozco, ellos parecen conocer a todos…

Esta discreta tutela dejó su impronta en la “quincallería” aportada para la Exposición de “Entre la Historia y el Mito” y como tal  consignadas como aportaciones de la Gran Logia de España, cuyos miembros no suelen hacer política ni religión en las logias, pero luego  como dice Coinarg y Foch “son excelentes Hermanos tres puntos que saben moverse bien en la bambalina de las relaciones” que  por cierto las establecieron muy bien y de forma discreta y sin reventar ningún landmarks, por ejemplo  no saludando a ningún “heterodoxo como el que suscribe” como así me califica mi buen amigo López Casimiro, historiador de la masonería granadina y extremeña.

O sea que pudiéramos decir que  la fraternidad va por barrios, y los landmarks se cuidan al máximo,  para  no incurrir en  la frecuentación de los denostados “adogmaticos o irregulares; digamos que cuanta más pureza mejor… motivo por el cual  se daban cuestiones paradójicas, unos nos conocían y otros intuíamos que podían ser… pero siempre la prudente distancia… por si acaso, aunque vieras a unos notables burgueses comer a tu lado sin saber muy bien a que categoría  correspondían, una vez desechados como ponentes

DSCN0923

Torres Mula, Sánchez Collantes y Charles Porset   en su presentación de ponencia

Por otro lado el Symposio de Almería debió gustar sobre manera  a los “regulares de ascendencia anglosajona”  por ser  los únicos “reconocidos” por la Gran Logia Unida de Inglaterra, Obediencia que preside el Duque de Kent de forma hereditaria, y digo que deben estar contentos porque hay como un silencioso adoctrinamiento masónico que termina calando, primero manteniendo el tema de irregulares y regulares, luego la distancia que mantiene y la poca pluralidad en las “presencias”  y finalmente por ese machacón calificativo de ser la Orden del Gran Arquitecto del Universo, y otras cuestiones de las que ya se ha hecho eco Alberto Valín, uno de los más lucidos historiadores de la masonería española, y cuyas criticas ya recogía en varios de sus trabajos.

Entre toda esta barahúnda de paradigmas y paradojas que se dieron en Almería,  me acordé mucho del profesor  Valín y sus comentarios sobre la “casposa historiografía positivista que se hace” y de la cual él mismo se hace eco y denuncia en su libro sobre “Masonería y Revolución”, y que recalificábamos en algunas tertulias medio  en broma,  con respecto a muchas ponencias expuestas,  en las que se contaban masones y logias, como sí se tratara de anillar aves y enclaves, ignorando en ese anillamiento si  las ave son zuritos, torcaces o palomas….

Es una paradoja que se produce muy a menudo en estos Simposios, y que que allí uno es motivo de estudio como masón reconocido, aparte de que nadie pregunta nada sobre cómo nos desenvolvemos, cuáles son nuestros objetivos, la forma de proyeccionarnos, las diferencias existentes entre unos y otros masones, logias y Obediencias, o como las vivimos; debo decir que  hay un  90% de los presentes o ponentes que  ignora o no diferencia un rito de otro, y ni alcanza a discernir como se proyecciona la practica ritual, o sí un rito puede ser mejor vehículo que  otro para poder expresarse mejor en el seno de la sociedad, etc…o porque inciden tanto las directrices  obedienciales sobre las rituales, etc…

Sin olvidar  que se trasladan los arquetipos masónicos de una época a otra, sin entrar en los particularismos. Pongamos un ejemplo, muchos de los profesores presentes definen de forma milimétrica las opciones políticas de los sujetos a estudiar y por tanto entiende que el ser Republicano Federal, o zorrillista, o posibilista de una u otra época tiene sus importancia tanto en el mensaje como en los contenidos y hasta en la estética….Pues bien en la masonería que exponen y sobre la que trabajan muchos de ellos, esas diferencias no parecen existir, somos individuos  para la mayoría de los estudios,  en lo masónico y en Obediencial, como bastante planos; y en eso había que darle la razón a la carta que se envío al diario ABC en laguna de las fechas que duró el Simposio, y que  venía a decir que en parte de hace una “historiografía rosa con tintes dramáticos y con cierto adoctrinamiento” esto último lo decía no en el sentido de que esto cale en lo social que también,  sino para que vaya calando además algunos mensajes en los medios adecuados relacionando la masonería con el positivismo religioso, o hacer el símil de masonería como regularidad, relacionando todo ello  con la “Orden del Gran Arquitecto del Universo” lema que tanto se promocionó durante el encuentro y en el que se encuentran tan a gusto tantos masones. Es un sibilino adoctrinamiento del que muchos de los ponentes no son conscientes.

DSCN0921Parte de las joyas aportadas por la Gran Logia de España 

Eso sí  se desea dejar  muy claro que en la masonería ni hay “política ni religión”, aunque luego lo que expongan en sus ponencias los señores estudiosos y masonólogos  sea una continua y tozuda tesis de la influencia de los masones en la vida societaria del modo y manera que mejor pudieron en lo político en lo cultural y en lo religioso, que es una constante en la masonería española,  a la cual ahora se le quiere colocar el mantillo de “masonería regular”.

Ya digo que en los Simposios se suele vivir esta dicotomía, pero no sé porqué en este aprecié más esos paradigmas de los que hablo, como el que introdujo al referirse a mis blogs Juanjo Morales, y que presenté como creo que debía hacerlo por coherencia y ética, entre mensaje y mensajero: Por poner un ejemplo  se habló de Salmerón y familia,  de Litran y de los masones almerienses,  y se lucieron galas  galanes y damas con el tema, y todos se olvidaron de que todos ellos tiene un sitio en el Cementerio de Almería al que hice  una visita y allí en medio de la basura estaban las tumbas de los masones, y de los repúblicos almerienses, dejados de la mano de sus deudos, Por mi parte creo que además de hacer historia debíamos hacer actos pedagógicos, y nada hubiese costado hacer u ordenar  limpiar los entornos de tales tumbas y ofrendarles una corona de simple laurel. Tal vez se me indique que  no  es labor de los ponentes, pero tal vez tanto destile de prensa , que nos presentaba codeándonos con la prensa rosa, hubiera quedado bien un contrate y contrapunto como reivindicar que los espacios de sociabilidad que establecieron, aquellos que hoy estudiamos, llámense masones, republicanos o evangélicos, también con ellos tenemos una deuda, pues nuestra asepsia no puede llegar tan lejos, como tener rondando  por la casa  a la masonería, y no rendir un modesto homenaje a quien reposa en Oriente Eterno.

Que pena de cementerio y que pena de abandono.

En el Simposio que en esta ocasión  fue  “mucho de ver y ser visto”, donde se vio bastante cortesano por aquello de que yo te paseo y tú me paseas, creando esas sinergias tan universitarias de colocar a los suyos en los nidos adecuados, pues entre la variada fauna que por allí pululábamos, incluido el que esto suscribe que también anilla lo suyo, no se crean aunque la diferencia estriba en que por mi parte los anillamientos los hago sabiendo diferenciar las especies de una forma global e integral; en medio de toda aquella barahúnda había  quien reclamaba  y busca documentaciones,  a lo Diógenes,  documentación  que no se comparte  por aquello de intentar hacer una historia nueva desde la masonería y para los masones…

 

En fin como ven todo un encuentro donde se vieron cientos de ponencias,  una cada 10 minutos, una tras otra, apabullante y pesado, dejando de lado brillantes cabezas que deberían ser oídas y escuchadas,  y debiera dejarse  a los nuevos trabajadores en estas lides explayarse,  jóvenes  estudiantes o doctorandos que deberían tener más atención y aleccionamiento por las cabezas pensantes, y no estar tan al tanto de la calle por aquello que rellenar expedientes y posibles becas, y finalmente deberían cerrar el acto los cátedros que se empeñan algunos en seguir con la misma cantinela de siempre…sin distinguir entre torcaces y zuritos.

Durante el Simposio me preguntaba a mis mismo ,  sí Franco no hubiera hecho el gran archivo policial donde uno acude con un nombre y con un poco de suerte ya le sirven media historia a través de un expediente, en el cual se recoge casi todo,  que historia estaríamos haciendo  si no hubiera ese archivo policial sino un archivo distintos como se ve  en otros países, donde se nota que no hay  esa proliferación mitómana de masones y masonerías, que se da en España, eso en Francia, se observa en algunas regiones y se contempla  como un tema local donde se cuantifican  logias y masones, pero en general se hace una historiografía muy distintita y distintiva de filosofía, de reflexión. y sociabilidades

Es más llamaba yo  la atención a algunos  de los nuevos estudiantes que presentaban ponencia, de cómo en España con un diminuto  numero de presidentes masones, ya tenemos un libro,   cuando en Francia que ha habido Presidentes, ministros, personajes de talla no hay tanto libro  tan mitómano, y  sin embargo sí que hay análisis sobre la época de esos personajes, su influencia, sobre su afiliación a la masonería… Por poner un ejemplo el GODF ha tenido unos cuantos Grandes Maestres, pero no hay desde el GOdF un libro exclusivo dedicado a ellos, pese a su importancia, en España nos queda ya poquito para que nos arranquemos con una galería de Grandes Maestros.

Ch. Porset y Victor Guerra

Charles Porset y Víctor Guerra 

En ese sentido echo de menos a historiadoras como María José Lacalzada que fue capaz de hacer una investigación difícil pero entendiendo lo que es la masonería y los masones y cuya obra culmen es la dedicada al DH. El cimiento Mixto de la Masoneria… ..  digamos que como en otras ocasiones he notado mucha fruslería académica y academicista, pocas autocrítica y poca reflexión sobre las metodologías., echando de menos a Bastián , Valín  y alguno más  que diera tientes europeistas, tal vez vi una excesiva  basculación hacia Latinoamérica, y ya el colmo de ese clocar a los “suyos “ la existencia de una revista digital… pero de ello hablaremos en otra ocasión. Por mi parte y mojándome  decir que me gustó:MARTÍNEZ MORENO, Carlos Francisco (Universidad Nacional Autónoma de México): Masonería española en el exilio de México, muy preciso y con mucha información, COMBES, André (IDERM. París): La masonería francesa y la guerra civil española, una de las mejores cabezas pensantes en masonería en Francia; TORRES CUEVAS, Eduardo (Universidad de La Habana): Presencia republicana española en logias cubanas, toda una nueva articulación de trabajos pro difícil de abordar dada la lejanía y también debido a  la tipología de las relaciones.(por ejemplo se han sacado una serie de números de una revista digital  sobre masonería, los cuales  coordinan  miembros del CEHME y yo me enterado buscando por la Red, y soy miembro del CEHME); ESTRADE, Paul (Universidad de París VIII): Un masón audaz, conformista y paradigmático del Gran Oriente de Francia: el franco cubano Severiano de Heredia (1836-1901). Muy interesante  y todo un descubrimiento.ÁLVAREZ REY, Leandro - ORTIZ VILLALBA, Juan (Universidad de Sevilla): Demófilo de Buen, Gran Maestre del Grande Oriente Español; TORRES MULAS, Jacinto (Universidad Complutense de Madrid): Isaac Albéniz y los hermanos francmasones., como siempre genial , preciso y didáctico; PORSET, Charles (Universidad de París IV): Juan Gris y la masonería. Todo un “crak” que levantó paciones, y al que la “regularidad “ también mantuvo en la distancia, pese a su sapiencia, grados y edades masónicas…ENRÍQUEZ DEL ÁRBOL, Eduardo (Universidad de Granada): Los orígenes de la masonería sevillana. Los documentos de la logia Fraternidad Ibérica n.º 29. Todo un pedagogo. FLORES ZAVALA, Marco A. (Universidad de Zacatecas): Periódicos francmasónicos mexicanos. Apuntes para la construcción de un corpus hemerográfico masónico. 1870-1950. Pese a un pequeño desliz, toda una promesa. ARTÍNEZ DE LAS HERAS, Agustín (Universidad Complutense de Madrid): La masonería a través del humor «inteligente» de La Codorniz (1941-1978). Interesante y ameno y poniendo algunos puntos para el futuro;   POZUELO ANDRÉS, Yván (Universidad de Oviedo): Represiones y exilios a través de los masones de Asturias en los siglos XIX y XX. Pésimo además de muy generalista  muy “friqui”  y como finalmente se tituló “un tontín” ; RUZ OROZCO, José Ignacio (Universidad de Valencia): ¡Hermanos del Mundo! Ayudadnos a libertar España. Nuevas aportaciones de la masonería española en el exilio republicano de México. No lo escuche y me dio rabia… SÁNCHEZ COLLANTES, Sergio (Universidad de Oviedo): El levantamiento republicano de 1880 en Lena (Asturias) y el masón Valeriano Díaz Vigil. Toda una promesa, además de un excelente  y respetuoso compañero. VARELA GONZÁLEZ, Isaura (Universidad de Santiago de Compostela): Inquisición y sociedades secretas en el primer tercio del siglo XIX. Una cabeza muy bien amueblada  y un boquita llana, Excelente profesora.

Pero bueno ahí estamos casi todos  produciendo…. y ya  con 20 tomos de trabajos sobre la masonería española, lo cual es de agradecer, pero que hay que enmarcar en la medida justa, y con la claridad y certeza , de que hay un puñadito de masonólogos, muy interesantes  y que los demás cumplimos con la convocatoria cada tres años y que nuestra aportación, al menos la mía, se debe  enmarcar en esa humildad alejada de encumbramiento en que se quieren situar  algunos de estos estudios, y algunos pretendidos masonólogos

Y todo esto  está dicho con el mayor cariño, recordando a cada uno de los ponentes,  y el trabajo inestimable de Ferrer Benimeli, y agradeciendo el aporte de cientos de ponencias que conforman nuestra historia en la que nos reconocemos como reconocemos, pero ante ello debemos reconocer que los masones españoles somos incapaces de hacer algo,  ya no digo ni parecido… eso nos limitamos como hacen  algunos a repartir tarjetitas para su sus lides personales y personalistas y luego se dicen universalistas y promotores de oscuros Centros de Investigación … Por tanto el CEHEME tiene retos importantes no solo como escenario para presentar trabajos , sino para esclarecer conceptos y ampliar horizontes. Está claro que la actual disposición del Simposio no me gusta , y estaría más por un 50% de exposiciones de ponencias, y otro 50% dedicado a escuchar largamente a gentes como Combes, Porset, Estrade , Sánchez Ferre, Torres Cuevas… etc.

Esperemos que cambie con el tiempo y la nueva directiva

Víctor Guerra. Miembro del CEHME y del IDERM e ITEM

12 de octubre de 2009

Represión de la masonería por los totalitarismos

A lo largo de su historia, la Masonería ha sido víctima de numerosos atropellos por parte de Gobiernos que encuadran con la definición de totalitarismos. Estos atropellos han ido desde la simple prohibición de reunirse, pasando por las penas de prisión y llegando hasta la pena de muerte (por el simple hecho de ser Masón).

Europa ha sido en la principal zona geográfica donde tuvo lugar la represión del Totalitarismo contra la Masonería.

La Masonería ha sido acusada simultáneamente de ser afín al comunismo y al capitalismo burgués, según fuese un totalitarismo de derechas o izquierdas quien necesitaba justificar sus medidas de represión contra la masonería.

Totalitarismos de Izquierdas

Régimen Soviético de la U.R.S.S.

Represión en Rusia

Después que el movimiento bolchevique tomara el poder en Rusia, las logias masónicas fueron toleradas por algún tiempo.

En el IV Congreso Mundial de la Internacional Comunista tuvo lugar en Moscú, entre el 30 de noviembre y el 5 de diciembre de 1922 formalmente se declaró que la masonería era contraria a la ideología comunista. Se pidió a todos los comunistas darse de baja de la masonería o del partido comunista.

León Trotsky definió la masonería como "una ideología de concepción burguesa contraria en sus principios a la dictadura del proletariado, que tiende a establecer un Estado dentro del Estado". Ningún comunista que había sido masón pudo presentarse durante un período de dos años a ningún puesto del partido. Ante tal situación algunas logias se disolvieron inmediatamente, mientras que otras continuaron con una existencia en precario.

Cuatro años después cuando el masón Astromov solicitó a Stalin, que permitiese a la masonería seguir operando a pesar de la sanción oficial. Astromov había fundado cuatro logias en Leningrado, Moscú, Tiflis y Kiev. Se procedió al arresto, tortura y encarcelamiento de 30 conocidos masones (incluidos todos los oficiales de las cuatro logia fundadas por Astromov). Astromov también fue detenido, e interrogado y poco después de ser liberado moría a la edad de 76 años. La masonería desapareció totalmente durante los restantes años de gobierno soviético.

Tras el colapso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas reaparece la masonería en Rusia y en otros países que formaban parte de la esfera soviética.

Disertations on Russian Freemasonry

Represión en Letonia

Letonia fue ocupada por el ejército soviético el 17 de junio de 1940, según los términos del Pacto Molotov-Ribbentrop, convirtiéndose en la República Socialista Soviética número 15. Las logias Letonas fueron cerradas al poco tiempo de la ocupación por fuerzas Sovieticas, y siguieron clausuradas durante la posterior ocupación por Fuerzas Nazis en 1941.

Después de la guerra todas las actividades masónicas en Letonia fueron estrictamente prohibidas por el partido comunista.

Una vez restaurada la independencia de Letonia en 1991 no reaparece la Masonería en sino hasta 1993.

Gran Logia de Letonia

Represión en Lituania

República Socialista Soviética de Lituania

En 1940 la ocupación sovietica marca un final abrupto de la masonería en Lituania.

A partir de 1990 con la restauración de la independencia de Lituania se empiezan a sentar las bases de la futura masonería Lituana que no seria una realidad hasta el 27 de agosto de 1993.

Gran Logia de Lituania

Represión en Hungría [editar]

En 1919, Béla Kun proclamó la dictadura del proletariado en Hungría. Esto marcó el inicio de redadas por parte del ejército hungaro contra las logias masónicas junto con robos y en ocasiones destrucción de las bibliotecas, registros, archivos y obras artísticas masónicas.

Varios edificios masónicos fueron confiscados y usados para exposiciones anti-masónicas. La masonería fue proscrita por ley por medio de un decreto en 1920.

En la Hungría de después de la guerra, las logias fueron descritas como "lugares de reunión de elementos capitalistas, amigos del imperialismo occidental, enemigos de la república democrática."

Represión en Bulgaria

En septiembre de 1945 el Ejército Rojo invade Bulgaria, y promueve a los comunistas locales al poder, estableciendo una dictadura comunista.

La masonería que ya había sido ilegalizada en el 1941 (antes de la llegada de los soviéticos), aunque sigue siendo proscrita por el nuevo régimen de signo totalmente contrario al anterior. No volvieron a permitirse las logias masónicas sino hasta 1992.

Represión en Checoslovaquia

Después de la toma por lo comunistas de Checoslovaquia en 1948, la situación de los masones se volvió muy difícil.

Finalmente el 1 de Abril de 1951 la Gran Logia de Checoslovaquia decidió interrumpir todas las actividades masónicas de sus 15 logias. Los masones Checoslovacos tuvieron que esperar 40 años para poder reiniciar sus actividades. De los 779 miembros que había en 1951 solo el 3% permanecía vivo en 1990. El 17 de Noviembre de 1990 las logias Narod, Dilo y Most resumieron sus actividades masónicas.

Represión en Polonia [editar]

En el año 1938 la Masonería fue ilegalizada en Polonia por decreto de la Presidencia Polaca.

Totalitarismos de Derechas

Régimen Nazi

Represión en Alemania

Nazismo

No me olvides

Antes de la llegada del nazismo, la masonería alemana era la segunda más importante del mundo tanto en número de logias como en número de masones. En los años 30 existían 10 Grandes Logias que consistían de 690 logias y alrederdor de 70.000 masones.

En 1937 el régimen nazi de Alemania declara a la Masonería "enemiga del Estado", los archivos y la propiedad de la masonería fueron confiscados. Muchos masones fueron enviados a los campos de concentración por el simple hecho de ser masones.

Los registros preservados por el Reichssicherheitshauptamt muestran la persecución que sufrieron los masones. A pesar que no se sabe con certeza el número exacto, se estima que entre 80.000 y 200.000 masones fueron exterminados por el régimen nazi, en la Europa conquistada o influída por los nacional-socialistas.

En 1948 la pequeña flor de color azul llamada "no-me-olvides" fue adoptada como signo distintivo masónico en la primera Convención Anual de la Gran Logia Unida de Alemania de Masones Antiguos Libres y Aceptados. Hoy día sigue usándose en memoria de aquellos que han sufrido en nombre de la masonería, especialmente en Alemania durante el Tercer Reich.

En Mein Kampf, Adolf Hitler escribe que la masonería ha "sucumbido" a los judíos y se ha convertido en un "excelente instrumento" para combatir por sus intereses y para usar sus "hilos" para tirar del nivel superior de la sociedad en pro de sus designios. Él continúa, "La parálisis general del instinto de auto-preservación nacional de la sociedad empezó por causa de la masonería"

La masonería fue prohibida en todas las naciones aliadas con los nazis o bajo su control; incluidas Japón, Noruega y Francia.

Represión en Austria

Entre 1934 y 1936 fueron cerradas varias de las más prominentes logias de Austria.

El 12 de Marzo de 1938 la Gestapo tomo posesión de la Gran Logia de Viena, los archivos de la Gran Logia desaparecieron.

El Gran Maestre Dr.Richard Schlesinger fue arrestado. Murió al poco tiempo de ser puesto en libertad como consecuencia del duro trato recibido.

Represión en Holanda [editar]

Las fuerzas nacional-socialistas de Alemania tras la invasión de Holanda, asaltaron el edificio de la Gran Logia Hague en Mayo1940 impidiendo el acceso al edificio. En septiembre de 1940 todas las posesiones de la orden fueron confiscadas.

El entonces Gran Maestre, Herman Van Tongeren fue arrestado en octubre de 1940, y posteriormente murió el 29 de marzo de1941, mientras se encontraba prisionero en el campo de concentración de Sachsenhausen, en Alemania.

Represión en Bélgica

El 24 de Agosto de 1940 comenzaron las confiscaciones de material masónico por parte del ejército invasor nazi de Alemania. Las lógias masónicas fueron de las primeras instituciones de Bélgica en ser sistemáticamente asaltadas; primero por lasSicherheitsdients (Servicio de Seguridad), seguido de cerca por las Einsatzst Reichsleiter Rosenberg.

Represión en Checoslovaquia

En Checoslovaquia existían dos Grandes Logias antes de la invasión Nazi (Nacional Socialismo de Alemania).

  • Gran Logia Lessing zu den drei Ringen, estaba formada principalmente por Judíos y Germano-hablantes.
  • Gran Logia Nacional de Checoslovaquia que trabajaba en lengua Checa.

Cuando las fuerzas Nazi invadieron el país en Marzo 1939, consiguieron los nombres de numerosos Masones (entre 3.000 y 4.000), los cuales fueron arrestados rápidamente y algunos de ellos fueron enviados a campos de concentración.

El Dr. J. Sedmik y el Dr. V. Glavac fueron torturados, encarcelados por 2 años, y posteriormente asesinados. Menos del 5% de los masones consiguieron huir, algunos encontraron asilo en Inglaterra donde formaron la Gran Logia Comenius en el Exilio.

Represión en Francia

Durante la ocupación de Francia por el ejército Nacional Socialista de Alemania (Nazi) tuvieron lugar la confiscación por parte del gobierno de Vichy de la documentación masónica de las distintas logias, los cuales fueron almacenados en el Castillo de Silesia.

Represión en Bulgaria

El 23 de Enero de 1941 el Parlamento de Bulgaria bajo la influencia de las potencias del eje (incluidos Nazis) emitió la Ley de la defensa de la Nación que prohibía la existencia de Logias masónicas en el territorio de Bulgaria.

Represión del Fascismo en Italia

Benito Mussolini

Benito Mussolini decretó en 1924 que los miembros del Partido Fascista que fueran masones debían abandonar una u otra organización.

Es notable el caso del General Capello, uno de los más prominentes fascistas, y que también fue Diputado Gran Maestre del Grande Oriente de Italia, el cual se dio de baja del Partido fascista y mantuvo su pertenencia a la Masonería. Posteriormente en menos de un año fue arrestado y sentenciado a 30 años de cárcel.

En 1925 Musolinni disolvió la masonería en Italia bajo la acusación de que era una organización política. En una carta abierta al Duce el Gran Maestro del Gran Oriente, Domizio Torrigiani, tuvo el coraje de defender la idea de la democracia y la libertad de pensamiento. El precio que pagó por tal osadía fue el destierro e la islas Lipari y al poco tiempo murió.

Cientos de destacados masones compartieron el exilio en Lipari. En el máximo punto de agitación antimasónica (1925 - 1927), escuadrones de camisas negras penetraron en las casas de masones conocidos de Milán,Florencia y otras ciudades, y asesinaron al menos a cien de ellos.

Represión en España

Primo de Rivera

En 1927, bajo la Dictadura de Primo de Rivera, se prohibió la masonería. La situación de los masones no fue fácil durante el período, no tanto porque hubiera una política centralizada contra la masonería, sino porque el funcionamiento de las logias fue dejado al arbitrio de los gobernadores civiles. Con lo que los trabajos masónicos fueron prohibidos en algunas regiones de España y autorizados o simplemente ignorados en otras regiones.

Régimen franquista

Durante el gobierno del General Francisco Franco se quiso relacionar a la masonería con el comunismo y con el judaísmo, a pesar que la masonería se define a sí misma como apolítica y adogmática.

El 15 de septiembre de 1936 se publicó su primer decreto contra la Masonería, cuyo primer artículo dice así: La Francmasonería y otras asociaciones clandestinas son declaradas contrarias a la ley. Todo activista que permanezca en ellas tras la publicación del presente edicto será considerado como reo del crimen de rebelión. Pero en esa fecha, muchos masones españoles habían sido ya fusilados.

Desde comienzos de 1937 la Secretaría Particular de Franco (Delegación de Servicios Especiales) se dedicó a reunir primero enBurgos, y después en Salamanca, toda documentación posible sobre logias y masones. En el mes de mayo de 1937 era nombrado Marcelino Ulíbarri director del Servicio de Recuperación de Documentos, cuya sede definitiva estuvo en Salamanca, con el objetivo de reunir un gran fondo documental que permitiera al franquismo llevar a cabo la depuración total de cualquier vestigio de filiación masónica.

Como balance cuantitativo puede asumirse el informe de la asamblea anual de la Masonería, que se celebró en Madrid los días 15 y 16 de diciembre de 1937, según el cual todos los hermanos que no habían podido huir de la zona franquista habían sido asesinados.

El 21 de diciembre de 1938, Franco decretó que todas las inscripciones o símbolos de carácter masónico o que pudieran molestar a la Iglesia católica fueran eliminados de todos los cementerios de la zona nacional en el plazo de dos meses.

La Masonería vuelve a quedar incursa en la ilegalidad franquista en la célebre Ley de Responsabilidades Políticas, de 9 de febrero de 1939, donde, junto con todos los partidos del Frente Popular y sindicatos, se declaran (una vez más) fuera de la ley todas las logias masónicas.

El 1 de marzo de 1940 se dictó la principal ley antimasónica del Régimen, la Ley para la Represión de la Masonería y el Comunismo. Las penas iban desde la incautación de bienes hasta la reclusión mayor. Los masones, aparte de las sanciones económicas, quedaban automáticamente separados de cualquier empleo o cargo de carácter público. Se establecieron penas de veinte a treinta años de prisión para los grados superiores, y de doce a veinte para los cooperadores. La depuración llegaba a tal extremo que impedía formar parte de un "Tribunal de Honor" a quien tuviera algún pariente masón hasta segundo grado de consanguineidad. Con esa misma fecha quedaba constituido el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo, Tribunal que estuvo en vigor hasta la creación del Tribunal de Orden Público en 1963. El de la Masonería fue suprimido el 8 de febrero de 1964.

En los Archivos Generales de la Guerra Civil Española permanecen guardados los sumarios por "delito de masonería" del Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo.1

En 1952, el jefe del estado español Francisco Franco publicó bajo el seudónimo de Jakim Boor, una serie de artículosantimasónicos en los periódicos de la posguerra, publicados todos ellos más tarde en el libro Masonería.2

Represión de la Masonería en Portugal

Tras el golpe de estado del 28 de Mayo de 1926 António de Oliveira Salazar asumió el poder dictatorial de Portugal, dando fin a la democracia instaurada en 1910.

El 16 de Abril de 1929 la Guardia Republicana Nacional y la Policía asaltaron y capturaron las oficinas del Grande Oriente Gremio Lusitano, deteniendo a todos los masones presentes. Se confiscaron todos los documentos encontrados.

En vista de la nueva situación José da Costa Silva (masón) del Grande Oriente decretó que las logias se organizasen en números pequeños que fuesen difíciles de detectar por espías.

Salazar consiguió suprimir las libertades políticas dando cacería a sus oponentes y encarcelándolos. Esto llevo al exilio a numerosos masones (1931-1935).

El 21 de Marzo de 1935 la masonería fue prohibida en todo Portugal por medio de la ley 1901 que disolvía el Grande Oriente Gremio Lusitano y la ley 1950 que transfería todos los archivos y propiedades de la masonería a la Legión Portuguesa. Muchas insignias y documentos del Gremio Lusitano fueron depositados en el PVDE (Policía Secreta).

La masonería no retornó a la normalidad en Portugal hasta 1974.

Notas y referencias [editar]

  1. Página web sobre la Represión de la Masonería en la Guerra Civil española y el exilio
  2. Jakim Boor (Francisco Franco), Masonería Enlace a la descarga del libro

Un articulo de la Wikipedia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...