Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

2 de febrero de 2010

Javier Otaola & Victor Guerra, en Gijón

Presentación de AS DE ESPADAS en Gijón con Víctor Guerra

gijon.jpg


Hace unos días tuve ocasión de presentar a Javier Otaola en una librería de Gijón ZIFAR: He aquí el texto
 
Queridos Amigos y amigas: Daros las gracias por vuestra asistencia a este acto de presentar no a un Compañero de fatigas masónicas,  sino al autor de novela negra como Javier Otaola.

Dar las gracias a ZIFAR y al autor por pensar en mi como presentador de esta segunda novela. AS DE ESPADAS, a la vez que reflexiono hasta donde llegamos los masones, los escribientes y los presentadores…

Realmente el mundo está lleno de casualidades, y este hombre que está aquí al lado, al que  le nacen en Bilbao un año después que a mí,- de esas fechas mejor no hablar- , jurídico de naturaleza y temple, formado en Deusto; “Defensor del Común” como  Sindico-Defensor Vecinal ” en Vitoria,  y al que conozco desde el  año de 1997,  puedo decir que es imposible cabrearle o enfadarse con él, aunque juro y perjuro que lo intenté, poniéndole en algún que otro apuro cuando yo era un simple aprendiz masón y él nada más ni nada menos que mi jefe como Gran Maestre de la Gran Logia Simbólica Española, años ha…,pues ya ven después de años, juntos de nuevo y  presentándolo no en la faceta que nos es común a los dos como  es la masonería, sino como autor de una novela negra y masónica.

Antes de proseguir debo reconocer que soy lector tan solo de su última novela, la primera (Brocheta de Carne) tengo una enorme nebulosa, no sé  si la he leído , o si la he comprado , creo que de eso algo hubo, pero puedo decirles que he  llegado a dudar de si realmente todo esa búsqueda existió y si la novela realmente fue publicada, pues no ha habido manera de encontrarla ni saber de ella.. y en ello tengo a libreros incluidos los de ZIFAR

Por tanto mis referencias son digamos que muy cercanas, y se remontan como  lector de  AS DE ESPADAS, que me encandiló como novela negra, la cual  se enmarca en toda una pléyade de trabajos que se vienen publicando fuera de nuestro país, en los que la masonería y los masones, autores o protagonistas,  siempre juegan un cierto papel en los desarrollos y currículos  literarios.

Así podemos decir que la novela  AS DE ESPADAS, se encuadrada en la órbita que describen autores como Giacometti y Ravenne con varios libros a la espalda, de cuya producción en castellano podemos encontrar dos de ellos en los estantes :  Ritual de la Sombra  y la Secta del Placer, ambas novelas se desarrollan en base  a  la trama masónica enredada en un sinfín de peculiares situaciones del más puro estilo  de la novela negra, y alejadas del cotidiano mundo de la masonería, pero que como arquetipo popular sobre la Orden  podemos decir que responden  muy bien

Pero si bien en Francia encontramos  varios trabajos en novela  y en comic  con estas tramas que ya empiezan a sonarnos cercanas, en nuestro país quien pone la primera piedra de esta serie negra de unir  lo policiaco y  enmarañarlo en lo masónico es un tal Nicolas Wilcox,  o sea Juan Eslava Galán que publicaba en el año 96: La Lapida Templaria, donde ya aparecen ciertas concomitancias con la novelística de Otaola, como es la presencia de inspectores y detectives fuera de lo común, pues en ambos casos estamos hablando de personajes tan singulares como la  Guardia Civil, o Ertzainas,  pero encarnadas con la singularidad de encarnase en lo femenino. Lo femenino y lo masónico investigativo  en el frente ruso con la División Azul de fondo también se encuentra en El Tiempo de los Emperadores Extraños, pero ese ya es otro cantar

A  mí como lector de esta segunda novela de Javier Otaola,  me sigue llamando la atención de su protagonista Felicidad Otaola, perdón Olaizola, y puedo decirles que soy incapaz de imaginarme a este rapaz bilbaíno, masonazo donde los haya,  escribiendo o describiendo las tórridas relacionas lésbicas de su protagonista,  que a veces rayan más la literatura al uso de la Sonrisa Vertical, que los costumbristas y  lúgubres ambientes americanos que se nos pintan en la novela negra, y cuyo personaje Felicidad proyecta su voz  en el blog Felicidad Olaizola.com

En todo caso Javier Otaola maneja  los campos de la descripción literaria y argumental, policiaco o literaria con maravillosa exquisitez, aunque su gusto por el filosofismo se cuela en algunas páginas de la novela, que colocándome en el papel de crítico, creo que se hacen un tanto extraños, eso sí en ellos se manifiesta el Otaola filosófico compulsivo,  aunque la personalidad y la trama en la que se ve envuelta  y desarrolla la propia  Felicidad Olaizola, salva este tipo de escollos en base a una a una trama sugerente y hasta incluso común, que no  vulgar, sino que se singulariza con una descripción de los personajes como los amigos que se reúnen en torno a la casa y un cura del OPUS…

Hasta aquí he llegado, ahora le toca a él proseguir exponiendo su producto

Victor GUERRA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...