Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

1 de octubre de 2010

LA PERVERSIÓN del DERECHO y los DERECHOS MASÓNICOS..

image
o Pregunta: Cuál es la forma de vuestra logia?
o Respuesta: Un rectángulo alargado.
o P.: Cuales son los sentidos de su longitud
o R.: De Oriente a Occidente
o P.: Su anchura?
o R.: De Mediodía al Norte
o P.: Su altura?
o R.: Del Cenit al Nadir
o P.: Qué significan esas dimensiones
o R.: Que la francmasonería es Universal
Este texto es parte del catecismo básico del Aprendiz masón el cual hallamos en casi los sistemas rituales masónicos, aunque hay cambios según los modismos rituales en general la respuesta final siempre es la misma la Francmasonería es Universal.

Y pese a que tal aseveración se ha convertido en toda una máxima dentro de la masonería, lo cierto es que se le da bastante la espalda en cuanto a su cumplimiento y desarrollo, y no hay nada más que analizar las cortapisas que se le ponen para que tal axioma, no pase más allá de un tópico o una muletilla.
Hecho este introito, decir que ello tiene mucho que ver con lo sucedido estos días, ya que por un lado está ese importante énfasis que se ha puesto por parte de los colectivos que lucharon para que el GODF otorgara a las mujeres el derecho de trabajar en la Obediencia en pie de igualdad con respecto al resto de miembros, [En otras Obediencias eso tardará, y en otras tal cosa ya lleva ciento y pico años de adelanto] y aunque dicho acontecimiento es de celebrar, no seré yo el que ponga ninguna medalla, ni me las autoimponga, ya que más bien, se dice y se comenta por ahí, que mis juicios y opiniones han supuesto más una labor de colocar palos en la rueda que una ayuda a la causa….

Bueno son opiniones y modos de ver la cosas, y allá cada uno con su opinión y actuaciones, yo sigo planteando plataformas debate abierto y franco como siempre lo he hecho en este pizarrón, y como he vuelto a realizar estos días con la coordinación de la Revista Cultura Masónica nº 5: Masonería y Mujer, que de nuevo pone en el tapete la situación de la mujer y la masonería en sus distintas variantes y versiones y concepciones y discursos

A raíz de estos actos laudatorios de la entrada de mujer que considero es algo que debiera ser normal y tomarlo como una normalidad más, pues ahora empezamos a meter el dedo en el ojo de la otra parte, no se olvide que algo menos de la mitad del GO votó a favor de la masculinidad, y para no estar todo el día con el santo y seña de: las primeras mujeres en España en el GODF…; las primeras Venerablas.. etc.., estirando o levantando de nuevo la cuestión del género; pues cambio el tercio y aprovecho en ese ínterin he recibido la llamada telefónica de un Hermano preguntándome acerca de ¿Si estaba intentando afiliarme a otra Obediencia,  y sí eso era cierto?


 Ante lo cual tal Hermano muy acertadamente  me ponía al orden de que pudiera hacer tal cosa.


Como siempre estupefacto ante tal cuestión, empecé a darle vueltas a los hechos y a reflexionar sobre el asunto y me he encontrado con varias conclusiones que quiero exponer en este pizarrón ya que la cuestión tiene bastante que ver con el Derecho y los Derechos.

Está claro que hay dos visiones masónicas encontradas, y uno de los puntos en que más se difiere es el tema de la presencia de la mujer en la masonería; en tal cuestión las potencias masónicas están fuertemente divididas, a algunas organizaciones les ha costado y les costará dejar muchos “pelos en la ratonera”, para lograr que esa presencia sea efectiva pero se va logrando, la prueba la tenemos con lo sucedido en el “GO”, lo cual a mi juicio denota controversia y debate intenso que se reproduce en foros, blogs y bibliografía al uso.

Pero sin embargo hay un derecho, que en el caso de España en el ámbito profano,   me imagino que se debe recoger en casi todas las constituciones democráticas de Europa, y del resto de Estados Americanos y de Iberoamérica, que es el libre derecho de movimiento y de opinión que tenemos los ciudadanos.

Derecho que además viene refrendado por la Carta de los Derechos Humanos, sin embargo yo creo que tal derecho en ocasiones se encuentra en franca contradicción con algunos quehaceres de la masonería, como tales entes Obedienciales; si bien no creo que lo recojan los Reglamentos como tal restricción, sí que hay un acuerdo mayoritario en no dar cabida a los trabajos masónicos aquellos masones que no son reconocidos mediante protocolos Obedienciales. O sea,  que está restringida la limitación de movimiento, pese al hecho de que uno sea reconocido universalmente como “masón regular” entendiendo esto como que uno ha “sido iniciado en una logia regular y que tiene sus papeles en regla”.

Los Reglamentos del GODF por ejemplo hablan precisamente de eso del” Mason regular” y si bien determina cual es la cualidad de lo se entiende por tal,  no por ello deja de haber varias y variadas interpretaciones al respecto sobre los conceptos de “regularidad” masónica, que al final son los que permiten  que se deje entrar o se niegue la entrada a Hermanos en función de que medien protocolos de reconocimiento al estilo , “yo te dejo entrar, si tú me dejas entrar” que curiosamente coloca en una mala posición al “masón como hombre libre”.

Paradójicamente en esto parece haber unanimidad de criterio aunque con enfoques distintos entre las dos concepciones masónicas más importantes, pues ha quedado de facto medio establecido el hecho de impedir el movimiento de masones, cuando no, la libre expresión por encima de la “Fidelidad debida o la promesa de silencio”.

Pero para no emboscarnos mucho en algunos de estos hilos abiertos, me interesa en especial poner de manifiesto en este tema del  “Movimiento de masones libres” puesto que he visto masones (importantes y menos importantes luchar y pedir, y como no, presionar hasta lo indecible para que las mujeres tengan derecho a estar en las logias y Obediencias que deseen, pero sin embargo no he visto a casi nadie defender el derecho a la libre circulación de masones por logias y Obediencias.

Por eso me dejó un tanto extrañado la llamada del Hermano, y más cuando me deja caer que aunque la otra Obediencia me acogiera en doble afiliación es muy posible que no lo pudiera llevar a cabo porque no median los “protocolos de reconocimiento”…pertinentes y hasta pudiera dar lugar a una posible suspensión de membresía… y muy fraternalmente me ponía en antecedentes por si acaso..

Por tanto mí pregunta es: ¿Dónde está el derecho a la libre circulación …de ubicación y opinión…?

Puede parecer anecdótico y es que estamos tan acostumbrados a tal situación, que parece que olvidamos que ello determina parte de nuestro quehacer masónico ya que crea situaciones tan aberrantes como que uno no puede ser un masón libre, sino reo de la Obediencia de turno, lo que trae consigo, dependiendo de las Obediencias que no se puedan visitar logias, o  talleres de Perfección o Sabiduría en “perfecta regularidad”, por el hecho de que exista o no  el “canon” laudatorio y de aprobación, por lo cual uno puede verse expuesto a sufrir consecuencias un tanto sorprendentes.

Y sin bien todo esto puedo entenderlo desde perspectivas obedienciales, y que sean estas las que autoricen o no la membresía,  ya que son “una maquina política al servicio exclusivo de la división entre Hermanos y Hermanas fin de preservar la cretinocracia de algunos malvados masones” como expone muy bien un masón de cuarenta años de membresía como Kalbach,  no me cabe en la cabeza que los masones de a pie, no lo que deben defender su gran status, sean  los mayores garantistas de este perverso sistema,  que en general siguen todos el mismo patrón tanto los “adogmaticos como los dogmáticos”, los bíblicos como los laicos, los políticos como los apolíticos, en general todos ellos se alienan en defensa de un menoscabo de la libertad de movimiento que nos garantiza por otra parte el mundo profano por el hecho de ser  ciudadanos, y nos da el  derecho a la libre circulación física y de las ideas.

Para que se entienda mejor un ejemplo,  de los tantos que existen: el Grande Oriente Ibérico (GOI), tiene el reconocimiento de una de las potencias más antiguas del continente,  del Gran Oriente Belgica GOB),  pero  no cuenta por asuntos varios con el reconocimiento del GODF que debe ser establecido por medio de un Protocolo;  pues resulta que Hermanos de ambas Obediencias no se pueden visitar, y aunque los primeros abren de par en par sus puertas, son algunos miembros del GODF los que dicen y advierten que eso no puede ser..¡No se puede trabajar en esas logias,  ni en esos  Capítulos, y por supuesto menos aún capitar en doble filiación¡ Algunos de los defensores acérrimos de esta tesitura luego defienden a capa y espada la inclusión como un “derecho capital y fundamental” la presencia de la mujer en los trabajos obedienciales masculinos. Pero aunque traigo a ejemplo el GODF esto es extensible al resto de Obediencias.... solo las más pequeñas en general son la smás abiertas...


Con esto no estoy criticando al GODF, porque como digo hay ejemplos varios y variados en todas las Obediencias...

Es evidente que esta situación  es mayoritaria, pero conozco excepciones, con talleres del Gran Oriente de Francia como la logia Albert Camús de Paris,  que ponen por delante la “autonomía de logia ante este tipo de  recortes, que  están metidos a sangre y fuego en la mente del masón;  y del “dogamtico” ya ni les cuento, da pavor, aunque se le abran las puertas y se les invite a estar,  nasti de plasti;  pero no crean en el otro ala masónica  también cuecen sus habas.

Por tanto no deja de ser paradójico la fuerza de la reivindicación igualitaria en logia, y que luego haya tanto silencio frente a esa plausible libertad que debiera tener el “masón regular” a visitar aquellos talleres masónicos, también “regulares” sin que tengan que mediar de por medio protocolos de reconocimiento, que al fin y al cabo son temas de blindaje obediencial, y por tanto es algo que me deja un tanto anonadado.

Es una cuestión que ya venimos arrastrando desde que los  “Modernos y Antiguos” se blindaron cambiando usos y costumbres para reconocer a los intrusos, pero creo que ha llegado el momento de romper una lanza por un derecho que recoge nuestra carta magna como es la de los Derechos Humanos y que además viene determinada en nuestros grandes catecismos y Constituciones Fundacionales.
Y me pregunto si ese derecho no está en contraposición con esas seudo  restriccioones Obedenciales...?

Tal vez como masones  debiéramos entender  que nuestro trabajo de conocer como eternos Compañeros , ya no somos  el Aprendiz que no sabe, sino que estamos en el viejo estatus de los nómadas, de los viajeros hacia accésit del Vitriol, Compañeros de la permanente  interrogación y búsqueda, y eso debe hacerse más allá de las estrechas barreras de la logia. Personalmente he aprendido más visitando y  trabajando en otras logias que en la mía propia, en esa misma linea exponía no hace mucho un tema sobre el Compañerismo como búsqueda e investigación.

Y en ese sentido reivindicar este derecho es abolir encasillamientos, y géneros y hacer de la masonería la casa universal de todos,  que es lo que leemos en nuestros ancestrales catecismos, y a los cuales parece que hacemos poco caso.

He dicho
Víctor Guerra. MM.:. RF logia Rosario de Acuña (GODF)

2 comentarios:

Aurora dijo...

Querido hermano Víctor,
me temo que el hermano que te hizo esa llamada telefónica recordándote que un masón del GODF no puede visitar Logias de Obediencias aún no reconocidas oficialmente padece una amnesia selectiva, muy útil, por otra parte.

Quienes visitamos los foros masónicos conducidos por Hermanos de tu Obediencia, hemos leído hasta la saciedad cómo Hermanos del GODF iban de visita a Logias de la GLSE y de la GLFE antes de que éstas fuesen reconocidas oficialmente por el GODF.

No solo eso, sino que en el foro en cuestión, se reconocían como hermanos y hermanas a los miembros de tales obediencias mucho antes de que llegase el reconocimiento oficial, desde uno o dos años antes. Figuraban como masones y sus Logias eran recomendadas a los profanos.

El trato que se ha dado y se sigue dando a Hermanos y Logias de otras Obediencias es muy diferente. En el mejor de los casos se las ignora, pues incluso se las ha desprestigiado.

Es lo que hay, no voy a dar mi opinión ni entrar en valoraciones, prefiero limitarme a exponer unos hechos que todos hemos visto.

Un fuerte TAF
Aurora

Joaquim Villalta dijo...

Estimado Hermano:

Cuando te pones a desarrollar, analizar y pormenorizar este tipo de asuntos de gran calado, raramente nos dejas indiferentes. Quedamos atónitos, incluso, en muchas ocasiones.
Te estoy agradecido por ejercer de Alma Mater en diversas ocasiones en nuestras consciencias tan necesitadas de una evaluación crítica y rigurosa desde la cual avanzar en coherencia con aquellos principios que se presupone que representamos, sentimos y transmitimos.
Los Hombres y Mujeres Libres precisamos de la reflexión, y este trabajo, es excelente para ello y para ejercerla con perspectiva, sin sentidos militantes o partidistas. Simplemente como Masones y Masonas. Punto.

Recibe mi TAF

Joaquim Villalta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...