Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

4 de febrero de 2011

Tradición: entre la transmisión y el proyecto

Personalmente estoy en “Conge” en cuanto a mi membresía masónica, o sea “activo pero con permiso o excedencia”, y si bien ello a veces me incomoda, o me aísla del entorno masónico que me es propio, para el placer y complacencia de algunos, puedo decir que estos largos períodos de distanciamiento deberían venir recomendados en los Reglamentos Obedienciales, primero porque uno toma distancia, toma perspectiva y se saca tanta hojarasca como puede de los ojos… luego porque confronta y compara fraternidades, fidelidades, aquiescencias, los narcisismos del poder… y demás.. y analiza los proyectos que cierta distancia… lo que no está del todo mal, sin olvidar la ubicación de uno en el contexto.

En mi caso estos períodos me permiten salir del “pastoreo” y sus implicaciones. Escapar de la batalla del día a día, y ramonear por otros pastos conceptuales y filosóficos huyendo del hedonismo que ha tomado plaza en muchas logias, permitiéndome lecturas e investigaciones, que de otro modo no podría abordar, ni en lo físico ni en lo mental.

Por eso es un placer leer con tranquilidad lo que exponen Hermanos, sobre el medio masónico, como Michel Eynaud, que son siempre fuente de destellos y confianza en saber que en esa confrontación permanente que uno tiene consigo mismo y con los proyectos está evolucionando, y que ese tesoro del que hablaba un Hermano del DH en Sevilla, se encuentra en el tallado de la piedra de la reflexión, y no se encuentra ni en la “acción masónica franquiciada sin más, ni el narcisismo estético del conjunto masónico”. Digamos que la Masonería debiera ser una apostura, y no una postura estética.

Por eso traigo hasta aquí estos arabescos de Michel Eynaud, para ayudar a que cada uno encuentre en ellos el destello de la lucidez que precisa
VG

El conocimiento no se puede dar ni recibir, sino que se construye en las interacciones de un individuo con un proyecto. La tradición no es un depósito inicial que pasa de mano en mano, sino el resultado de construcción permanente, de una elaboración. La transmisión de la tradición no es la duplicación de un conocimiento inicial, cerrado, reproducido sin cesar en un libro o un ritual fijo, sino una producción permanente. Todo acto de transmisión es un primer proyecto... y el ritual no consiste en un escenario fijo en el que deberán repetirse los actores, dentro de un marco que ofrecen los autores responsables de la actualización. Lo esencial de la tradición es la creación del futuro y no supervivencia de los iconos del pasado ¡Es lo que está por venir y no lo que está por repetir, proyecto en lugar de reproducción! Su campo es un laboratorio en vez de un conservacionismo.

Esquemáticamente la concepción en que los seres humanos fundan su mundo es en función de lugar que ellos ocupan, y que se pueden fundar en dos posiciones:
- Hay quienes ven el mundo como una cuestión concluida, y solo queda por descubrir, y desarrollar su lugar en él... y mantenerlo el mayor tiempo posible.
- Y están aquellos para quienes el mundo es abierto y ser susceptible de recibir la impronta que puede imponer, parcial o temporal...

Una de las paradojas de la Masonería es que el objeto de la institución se basa en la segunda posición, mientras que la actitud de muchos masones, incluso entre los más destacados recalan en el primer postulado... Si existe un masón consumado debe buscar entre los amateurs las paradojas: y entregándose a una mitología del progreso y al cambio, tanto individual como colectivamente, afanándose en respetar y reproducir un ritual supuestamente fijado por una tradición inmemorial, la vez que acaricia el mito del progreso, donde todo parece crearse e inventarse, y el mito de la tradición, donde todo parece repetirse.

Este es, también el dilema de todo hombre que va cambiando a lo largo de su vida, en su obsesión por mantener un equilibrio, una identidad. Condenado a cambios y adaptaciones durante el sueño de la estabilidad, la cuestión que atormenta a todos los seres humanos es la incertidumbre sobre la parte que poseen, del control sobre este cambio. Esta es la forma de reducir al mínimo las consecuencias del teorema de Gödel, que demuestra que cualquier sistema formal es la construcción incompleta, lo cual implica que toda construcción humana es imperfecta.

Él debe aprender a manejar la incertidumbre, en lugar de eliminarla. Pero está expuesto al terror de la complejidad sin control. Sera preciso abandonar la comodidad del determinismo, que ofrecen escenarios pre-construidos para responder a cualquier problema. El respeto a la tradición deviene entonces en un arma defensiva: se elimina la cuestión angustiosa, las entrega a la causa, protege el statu quo. Ello establece entonces la casta de los guardianes del dogma, encargado travestir el estancamiento en la estabilidad, la cotidianidad de la tradición al amparo de un secreto mercantilista, que se sostiene en 3 o en 33 grados que tratan de controlar, pero solo llegan a "metriser" se podría traducir como (Maestros de Escuela..?).

La tradición no es sólo un simple "depósito" de mitos y rituales que transmitir a través de las genealogías de los "banqueros" del conocimiento. Y no se "perderá" si se tamiza a través de algunas herramientas como las psicosociológicas: mecanismos de aprendizaje y de adaptación de la memoria de la simbólica.

La tradición es a menudo presentada por sus “pasantes” como una cuestión a transmitir del iniciador al iniciado, y cuando del gurú al discípulo ya que está siendo impartido por el Guardián del mito. Este enfoque se basa en un modelo abandonado desde hace tiempo por la ciencia de la educación, un proceso de transmisión de la enseñanza por medio "de la pedagogía magistral”, que supone un conocimiento que se puede imprimir en los soportes vírgenes.

La tradición en ocasiones se presenta más bien como prácticas a repetir a fin de que se interiorice. En esta posición, digamos que se relaciona con un modelo comportamentalista, un modelo que va desde Pavlov a Skinner, el aprendizaje es el resultado de condicionamiento a ciertas respuestas a través de la repetición de estímulos, marcados por recompensas o castigos.

En realidad, son los modelos más constructivistas que se consideran actualmente en funcionamiento en los mecanismos de aprendizaje: estos nuevos conocimientos sólo son eficaces si son reconstruidos por el alumno que incorpora por apropiación posiblemente a costa de los conflictos, los conocimientos previamente establecidos. Por lo tanto, no puede haber transmisión de la tradición sin su transformación.

Yo encuentro en este proceso de adaptación, los principios de la asimilación-acomodación que ha evidenciado J. Piaget. La asimilación consiste en reportar toda la situación nueva a los nuevos conocimientos y representaciones previamente adquiridas. Por asimilación, la información externa se transforma de acuerdo a los marcos cognitivos de los sujetos para atribuirle su significación.

La acomodación consiste por su parte en la modificación de las representaciones y las operaciones que ya están integrados a fin de reflejar la variedad traída por las nuevas situaciones. Para la acomodación los marcos cognitivos de los sujetos se cambian bajo la influencia de los objetos externos y las situaciones exteriores. Asimilación y acomodación se asocian para tratar de articular un equilibrio adaptativo. Si estos dos procesos no están en equilibrio, se esconde la disfunción: la asimilación deviene en deformación y transforma en copia pasiva. Por otra parte estos son dos peligros que amenazan a la tradición desde siempre.

La simplicidad de una tradición que no sólo se enseña a través de la transmisión pasiva de un corpus cerrado, como parte de un "programa" fijo no sólo es seguro para la persona que ocupa la posición de " maestro" sino que además se haya fortalecido en su narcisismo. También es un beneficio secundario para muchos iniciados que instalan de este modo en la economía de esfuerzo: Todo se hará en el momento oportuno, sin obligación de cuestionar la adaptación.

Sin embargo, "el programa corre el riesgo de matar el proyecto" (Boutinet). Pero la pasividad del iniciado es una muestra del agradecimiento por "los grandes ancianos“ y otros inspectores e inquisidores de la tradición, que sólo tendría que" fecundar” su virginidad"… tranquilizador ... Y si no sale, pues nada, los desilusionados siempre puede esperar a recibir más y más rápido, simplemente cambiando el "maestro", que prosperan en el más grande supermercado de las Obediencias y los grandes, títulos y condecoraciones.

Sin embargo, es más bien en la confrontación e incluso en los conflictos (canalizados) con sus pares donde se genera el desarrollo: es a través de la interacción con los miembros de la Logia o Capítulo donde se refuerza el fondo cultural común (conciencia de un “centro de unión”), además en la confrontación de concepciones divergentes permite a la vez a ambos ser conscientes de su propio pensamiento, y reconsiderar su reconstrucción. Donde aprender es evolucionar. Lejos de contentarse con identificar o recensar o acumular, la tradición se construye y se enriquece con la propiedad individual y colectiva que resulta de la mezcla de modelos contradictorios. El conocimiento no se puede dar, y no se puede recibir, sino que se construye en las interacciones de un individuo con un proyecto….

La universalidad del rito no reside en la singularidad de un eventual antepasado mítico pero en nuestra nos capacita para apropiarnos de él para volver a reinscribirlo en la próxima actualización. Es la misma cultura la que no puede reducirse a una sedimentación de usos pasivamente repetidos, porque la construcción es el significado permanente que está constantemente sometida a la prueba de la experiencia.

Nuestra identidad, individual y colectiva, es la construcción interactiva de raíz univoca. Ella se elabora en la relación, en la reciprocidad, a través de la mirada del otro, irremediablemente deformante. Uno no es un masón, se le reconoce como tal.

Cada individuo constituye la versión de una humanidad posible que se construye a sí misma, que se interroga y se actualiza en el acceso universal y ello sólo es posible por un cambio fundamental. La identidad no es simplemente mirada de uno hacia el otro y hacia la sociedad, sino más bien un movimiento incierto, que se alimenta de muchas dudas y reencuentros para constituir en ese sentido una historia renovada.

De hecho, el objeto de la Francmasonería es bien  y el progreso y la evolución individual y colectiva,  ¡ Lo esencial en la tradición son pues las creaciones del futuro y no los iconos del pasado! ¡ En aquel qué tiene que pasar, y no en repetir, en el proyecto más bien que en la reproducción! Y su campo es un laboratorio más bien que un invernadero.


Traducción libre de Victor Guerra. MM.:. Rito Francés. Logia Rosario de Acuña. (GODF)

2 de febrero de 2011

A TRAVES DE LA PLUMA HACIA EL COMPAS. RICARDO SERNA

 

Conocí a Ricardo Serna, hace años, y aunque la nebulosa de la edad y la memoria no me deja recodar bien , y la pereza de revolver en los papeles me tiene anclado a la confusión. puedo decir que atisbé su personalidad en aquel Simposio de Segovia, (entre otros ya que a´´li estaban Porset, Combes, Juanjo Morales, M.Scalan, Sánchez Ferré.. )  en cuyo foro de masonólogos  aparecí con un libro debajo del brazo sobre masonería, supongo que de mí quehacer masónico algo sabría, por aquellos Cuadernos Masónicos, que escribíamos desde las bárbaras tierras norteñas en el seno de una Obediencia que nos albergaba, que era por aquellos tiempos la Gran Logia Simbólica Española.

El tiempo de cerezas, que eran nuestros Simposios (CEHME) nos iba uniendo cada dos años,  y aunque cada uno recorría su camino y por tanto labraba la piedra de sus circulo, nunca nos hemos quitado la vista de encima, el uno del otro, uno tal vez más áspero y m´más desarrapado,y el otro muy cuidadoso en las formas, maneras, y como no, en la escritura, a cuya labor lleva dedicada toda una añada.

NOI por ello´dejó de pujar para que diera una charla en su ciudad natal Zaragoza, donde creo que desarmé más palos del sombrajo masónico que ayudar a clarificar al personal, que tenía y quería ver al “jesuita” a Ferrer Benimeli, que era al que yo suplía y hete ahí que allá me invita Ricardo Serna, para tal feriado.. por ello siempre le estaré agradecido, y ahí conocí de primera mano a dos personajes uno María José Lacalzada y otro RICARDO SERNA 

image

Foto para el recuerdo: Ricardo Serna. Nieves Bayo, el que suscribe y María José Lacalzada

Ricardo a sacado un nuevo libro sobre sus dos pasiones: La Pluma y la Masonería, como el tiene mejor pluma que yo y mejor gusto, aunque los dos gastemos sombrero, que es de justicia, no darles a ustedes lectores el coñazo, y será mejor para todos que sea el propio autor quien se presente y presente su obra

VG

Unas palabras del autor

   Me llamo Ricardo Serna y soy escritor. Tengo dicho en algún sitio -no recuerdo dónde- que cada cual es lo que se siente. Yo me siento escritor porque llevo dentro esta vocación por la literatura desde antes, incluso, de pergeñar mi primer cuento, cosa que hice en el invierno de 1967, con trece años de edad. Por cierto que ese relato se me extravió, lo mismo que una novela de intriga, ambientada en la Francia ocupada de la segunda guerra mundial, que me dio por escribir al año siguiente en el colegio. Ignoro dónde fueron a parar aquellos primeros ingenuos manuscritos.


   Asumo la convicción de que escribir es un acto de afirmación personal y una labor taumatúrgica que permite imaginar y levantar universos exclusivos en los que sentirse dueño y señor de actos y voluntades. La escritura es poder. Escribir es avivar la luminaria del sueño, definición que me inspiró la singular belleza plástica de la magistral fotografía de Cristina García Rodero, cuya obra nos permitimos usar –desde nuestra admiración más honda- en este sitio.
   Escribir es también, lo reconozco, una forma de morirse poco a poco sin moverse del sitio, aunque prefiero pensar que a la vez es una herramienta útil para imaginar eriales donde alzar luego estructuras nacidas del ensueño o de la voluntad artística.


   El auténtico milagro de la literatura estriba en hacer habitables esos mundos paralelos, en el trance de diseñar vidas y destinos, y por encima de todo en el hecho trascendental de poder transmitir emociones y sentimientos propios a través de la palabra. En definitiva, una labor intelectual que me ayuda a tender ese extraño, ansiado y casi siempre anónimo puente de cercanía con mis semejantes, seres varados en la vida real que a veces vienen a fundirse y confundirse con mis personajes de ficción, forjando entre todos un maremágnum amable y sugerente en el que la existencia se hace una con el juego literario, hijo natural de la imaginación activa.


   Cada día con más frecuencia, tiendo a confundir ambos espacios, a identificar mejor y sin conflicto vida y literatura, de modo que lo literario se instala con firmeza en mi cotidianidad y ésta, a su vez, en los abrigos y cavernas que la creación ofrece generosa a mi evidente condición humana.
   Los lectores son para mí, por tanto, los destinatarios del esfuerzo creativo, el último peldaño en una fatigosa escalera de caracol que conduce, invariablemente, hasta el libro impreso. Sin embargo, aunque a primera vista parezca contradictorio, sé que no escribo para mis lectores sino de forma indirecta; lo hago, sobre todo, por cubrir una necesidad perentoria que me acucia el espíritu.
   Quiero darte mi bienvenida a esta página. Espero que la información que se ofrece en ella te sea de utilidad. Vaya con mi cordial saludo el deseo de que disfrutes con la lectura de mis libros tanto como yo gocé al escribirlos.

Ricardo Serna

 

El compás y la pluma. Artículos masónicos de ayer y de hoy, Oviedo, Editorial Masónica 2010.

   “Estamos ante un libro cuya esencia es la compilación. En sus páginas se reúnen algunos de los más representativos artículos breves de los publicados por Ricardo Serna a lo largo de los años. Como el mismo escritor señala en el prólogo de su obra, «el libro se vertebra y cohesiona por medio de los temas que unifican la entrega. El fenómeno de la Masonería, en algunas de sus múltiples y diversas facies, condiciona la temática del conjunto de artículos. Todos ellos versan, pues, sobre masones, o conocen acerca de algún aspecto de la Francmasonería, y en todos aparece una carga explícita y natural de exposición del asunto y de razonado desarrollo del mismo».


   Adrián Mac Liman es el encargado de abrir el libro

con una breve pero interesante presentación que contribuye a enriquecer aún más, si cabe, los textos. Mac Liman (Bucarest, 1944), es un reconocido periodista y escritor, analista político de prestigio y consultor internacional, fue corresponsal de El País en Estados Unidos, y ha sido también colaborador del diario Informaciones y de la revista Cambio 16.


   «Algunos trabajos de Ricardo Serna me devuelven —escribe Mac Liman– a mi ciudad natal, Bucarest, a los años de la inolvidable adolescencia. Conocí, en aquel pequeño París de Oriente, a los descendientes del primer pediatra rumano: el doctor Mario Cajal, un aragonés que se trasladó al otro extremo del viejo continente por amor. Un español que jamás olvidó su idioma materno. Conservan los Cajal, en su morada bucarestina, algunas de las cartas enviadas al médico expatriado por su primo, el Premio Nobel Santiago Ramón y Cajal.


   No, el pediatra rumano no fue masón. Tampoco pertenecen a la Orden sus descendientes: científicos, artistas, políticos. Pero si algún día el profesor Ricardo Serna decide coger la pluma y, por qué no, el compás y la escuadra, para añadir unas páginas a la saga de los Ramón y Cajal, el resultado podría ser, al menos, sorprendente». Adrián Mac Liman cierra de este modo su colaboración en el libro porque en la compilación se incluye un artículo de Serna dedicado al científico aragonés.
   El libro, en conjunto, resulta muy

ameno y de mucho interés. A través de sus páginas repasamos los asuntos de los que Ricardo Serna, infatigable y laborioso intelectual, se hizo eco a lo largo de casi dos décadas con esa modestia que le caracteriza.


   No hace falta señalar que los textos, cuidados al máximo desde el punto de vista del idioma, y con el decir literario magistral del escritor aragonés, aparecen tal y como fueron concebidos en origen, y nos transmiten ese calor especial con el que todo buen artículo de prensa contagia y emociona. El artículo nunca es una pieza literaria menor; al contrario, se trata de un mensaje sucinto y por ello más intenso, una pieza donde el buen literato consigue piruetas expresivas donde sólo parecen caber a veces las típicas frases de periodismo cansino”.

Victor Guerra. MM.:. Rito Francés. Logia Rosario de Acuña (GODF)

 

 

This work is licensed under a Creative Commons license.

30 de enero de 2011

CAMBIA, TODO CAMBIA… EN SEVILLA….


Tras años de trasiegos en coche por medio España y Francia, digamos que llevo conduciendo desde hace unos 12 o 13 años con temas masónicos más que el baúl de la Piquer, y ahora he aprovechado que bajaban los Hermanos de la Logia Progreso 1850 del DH de Oviedo, ya que les sobraba una plaza  en el coche, y allá que me fui al  Encendido de Luces de la Respetable Logia Luz de Al-Andalus del DH con Oriente en Sevilla.
Y como decía el estribillo de la canción de Mercedes Sousa,y puesta en escena por la la Fraternal TEAM, con la cual es nos deleitaron durante el ágape del Encendido , cambia, todo cambia, eso lo que percibí durante estos días en Sevilla, aunque como decía Antonio Ceruelo, las personas mayores cambiamos poco, y eso hay que tenerlo en cuenta
Pero no niego que hay espíritu de cambio, por un lado se nota en la página  que  han puesto en pie los Hermanos del Triángulo Minerva del Gran Oriente de Francia  que esperan con impaciencia poder realizar el 14 de abril su Encendido de Luces, esperemos que todo el proceso administrativo vaya bien  como resultado tengan ese ansiado acto, y digo que  todo cambia,  porque veo que esa modesta pagina- blog del Triángulo Minerva,  se resalta sin  complejos y prejuicios  el Encendido de Luces de la Logia del  DH en Sevilla (Luz de Al-Andalus)  y allí estaban los Hermanos del GODF, aunque no había delegación oficial del Gran Oriente de Francia en Sevilla, pese a tener 11 logias el (GODF) en España, y estar allí unos cuantos Hermanos del GODF de España y Francia.
image

El acto del Encendido de Luces de la logia de Al-Andalus (DH), que fue precedido por la presentación del las novedades editoriales de la Fundación Marie Deraismes, en la Casa del Libro de Sevilla, donde estuvo el  Presidente de la Fundación: Gonzalo Tapia, el Soberano Comendador del Supremo del DH Federación Española, Antonio Ceruelo, y la Gran Maestra  LE DROIT HUMANIN INTERNACIONAL .

IMG_0407IMG_0405

Al día siguiente unos 160 masones presenciamos y participamos en el Encendido de Luces de la citada logia Al-Andalus, que al contar con la presencia de la Gran Maestra, pues atrajo a delegaciones del DH de Bélgica, Portugal, Austria, Francia,   se contó así mismo con la delegada de la Gran Logia Femenina de España, presencia de logias del DH españolas y francesas; de Hermanos del GODF de Francia de España y Francia, y también vimos una nutrida representación de la Gran Logia Simbólica Española, con dos importante referentes en el Sur de España: Ascensión Tejerina, y José Luis Cobos, con los cuales charlamos sobre la falta de una reflexión profunda sobre el pasado y la prospectiva que se debería abordar tras 33 años de emplazamiento en suelo español de la masonería.

Todo ello estuvo aderezado con la polvorina noticia del desembarco de los 10.000 hijos de la Gran Logia Nacional Francesa (GLNF) que tras la tormenta con su Gran Maestro, el tema de la intervención judicial, piensan poner pies en polvorosa, hasta que las procelosas aguas francesas de la regularidad gabacha se calmen, y piensan en España y en su homologa Gran Logia de España. como punto de tranquilidad, no vaya ser que las situaciones les pille algunos con el pie cambiado, y mejor es guarecerse de tanta tormenta. ¡¡ Que pensaría mi paisano Diaz Ron, que hace poco se ha ido al Oriente Eterno.. de estas cuestiones y su querida GLNF…?

En ese ambiente  externo, pero con una gran calidad humana se  desarrolló el acto de encendido de luces de la logia sevillana del DH a la que le deseo una larga y provechosa travesía masónica. y Aquí les dejo con un video sobre la canción de Mercedes Sousa que escenificaron los Hermanos de la Fraternal TEAM

Víctor Guerra. MM.:. Rito Francés. Logia Rosario de Acuña (GODF)
This work is licensed under a Creative Commons license.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...