Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

19 de septiembre de 2012

Masonería y la intelectualidad, reflexiones desde USA de un Gran Maestro


Llama la atención que el gran can continente norteamericano que ha siempre ha tenido referentes intelectuales de primera talla , en mucho campos, e incluso en el masónico, hoy no destaque un solo nombre que nos sirva de referencia. Les dejo por tanto esta somera reflexión de una alta personalidad masónica norteamericana, del cual me precio ser su amigo y Hermano.
VGG

Un post reciente publicado en este mismo blog, que edita mi amigo y hermano, Víctor Guerra, me hizo pensar. El post era: CRISIS Y ETICA MASONICA ¿ Donde están los masones?

Sus comentarios me hacen a menudo pensar, aunque los caprichos de la lengua y la cultura que divide el Atlántico Norte a veces me dejan fuera del camino correcto de pensamiento para responder de una manera digna a su extensa audiencia.

Sin embargo un post reciente me puso en una trayectoria que creo que merece exploración sobre lo expuesto

Y cabe ante ello preguntarse ¿Dónde está el intelectual en el seno de la masonería norteamericana?

La respuesta, al menos a primera vista interesante pero hay que responder que "aparentemente está ausente".

No tenemos grandes pensadores. La “masonería del mas-media que se ha hecho en el último medio siglo, a falta de una mejor descripción, y no quiero ofender a mis hermanos del llamado ' “campamento regular', ha fomentado una "conjura de los necios." El anti-intelectualismo es tan fuerte y estridente en la masonería norteamericana que llama rabiosamente la atención en los últimos tiempos y más en el seno de nuestra gran sociedad.
El gran escritor y pensador estadounidense, Isaac Asimov comentó: "Hay un culto a la ignorancia en los Estados Unidos, y ha habido siempre. La cepa de anti-intelectualismo ha sido un hilo conductor que serpentea a través de nuestra vida política y cultural, alimentado por la falsa noción de que la democracia significa que "mi ignorancia es tan bueno como su conocimiento."

Hay muchos cambios en la corriente principal de la masonería Norteamericana, la cual si quiere sobrevivir en las próximas dos décadas debe de hacer un importante esfuerzo y desarrollar una letanía de cuestiones que pueden servir para salvar la fraternidad masónica.
He leído en algunas docenas de blogs y cabe pensar que sus editores aparentemente deben de haber sido silenciados por las propias obediencias "regulares" pues casi ninguno de ellos ha abordado directamente la cuestión de la participación y el cultivo de la parte intelectual como una faceta natural de la Orden.

Esto no es ninguna sorpresa para mí. En América del Norte, la masonería ha sustituido a Franklin por el "Freemasons para Dummies", y aunque admiro el trabajo que el hermano Hodapp y su intento de hacer comprensible la comprensión de la Francmasonería accesible al lector medio, estoy seguro de que él sería el primero en afirmar que lo que hace no se cuentra entre las filas de los pensadores intelectuales de nuestra época.

Aunque soy un prisionero de mis esfuerzos cerebrales propios, yo no me considero un intelectual, ni siquiera estoy cerca de los pensadores capaces de proporcionar agudas observaciones y comentarios sobre nuestra fraternidad y tal vez más importante, sobre nuestra sociedad como un todo, y máxime desde la perspectiva única que la Masonería nos debe ofrecer.

Eso no significa que tales pensadores no existan. Si que existen; pero simplemente no los encontramos en la masonería norteamericana, y esta tiene una cierta dificultad para enfrentar su propia historia, y prefiere esconderse en las opiniones pseudo-históricas de autores masónicos del siglo XIX. Ciertamente, no ha llegado más allá de lo que nos proporcionan mentes que pueden ofrecer una idea de los problemas profundos de la sociedad en USA. Aclaro, que no estoy hablando de la erudición, sino de la especulación intelectual. Hay una diferencia. Esto último implica, en mi opinión, la primera. No es sin embargo, la misma cosa.

Radu Balanesu, Gran Maestro de la Gran Logia Nacional de Rumanía, resumió lo que los intelectuales hacen, y porqué son importantes, y lo que se espera de ellos, al señalar que "una élite intelectual, un pensador, es una persona que devuelve a la humanidad su esencia. Este es el motivo por el cual los pensadores han tenido una importancia en la historia del mundo. Ésta es la razón por la cual las colectividades privadas de los grandes pensadores decaen con rapidez relativa, se pervierten y se eliminan hacia el borde de la historia humana ".

La masonería norteamericana no está produciendo a pensadores masónicos de la talla de Jacques-Geoges Plumet, Alain Bauer. No tenemos Guglielmi, Kessel, Jacques Miterrand, o Fred Zeller.

Tampoco tenemos ninguna Alain-Jacques Lacot, cuyo trabajo Víctor Guerra más destacado recientemente en su blog.

Estas observaciones no están destinadas a menospreciar a nadie ni menos a sus obediencias. Tomando nota de este defecto el primer paso es el apoderamiento por parte de un individuo o grupo para hacerle crecer. La Masonería en América del Norte necesita para comenzar a desarrollar los intelectuales didácticos si quiere sobrevivir y crecer. Si eso no sucede dentro de la llamada masonería "regular" tendremos que buscar otro lugar para que el liderazgo y el ejemplo sea una forma de trabajo

Gracias Querido Hermano  Víctor Guerra.

Eoghan Ballard. Gran Maestro  de la Gran Logia Mixta del Rito Moderno de América del Norte y el Caribe

Como complemento de lectura:  IBEROAMERICA TIERRA DE PROMISION DEL RITO MODERNO

Victor Guerra. MM.:. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Très intéressant Victor
D.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...