Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

1 de noviembre de 2012

EL ANTIMASONISMO RAMPANTE




 
No sé en otros países y latitudes, pero en España el antimasonismo aunque ha bajado el pistón en estos últimos tiempos, no por ello se pude decir que se ha dejado de estar presente en la confección de nuestra historia masónica.

Antes eran los Taxil, los Boor, el obispo Martínez Vigil, Vázquez de Mella, el Marques de Valdelomar, Ferrari Biloch…. etc.., masones de la vieja hola que se han ido al otro barrio, y como se dice en estos casos, que Dios los tenga en su gloria.

La vieja guardia y han sido sustituido por nuevos adalides como: D. Ricardo de la Cierva, Don César Vidal, Vicente Alejandro Guillamón, José Antonio Ullate y últimamente en esta larga lista del antimasonismo rampante se puede añadir al sacerdote D. Manuel Guerra Gómez, que se le puede reconocer por ser el gran difusor de la membresía masónica del ex-presidente José Luis R. Zapatero, y que como buen historiador antimasón tiene como gran referente a otro gran experto a D. Ricardo de la Cierva.

El tal Guerra Gómez tiene en su haber un par de libros sobre el tema masónico: La Masonería Invisible,(titulo que comparte con D. Ricardo dela Cierva) y el otro libro es La Trama Masónica (2006). Con este segundo libro parece que el buen cura ha tenido problemas y habla de la muerte editorial de es tratado antimasónico, y gracias al GADU no por la acción de los masones (lo reconoce el propio autor) y es que La Trama Masónica no vuelve a salir al mundo mundial, aunque no es de extrañar viendo las lindezas que le dedica Pepe Rodríguez, dados los patinazos del buen señor historiador.

En esta ocasión el buen cura Guerra Gómez, con el cual nada tengo en lo familiar, salvo que compartimos apellido, y pasión, aunque cada uno en distintas orillas, yo en la masonería y el en antimasonismo.

Pues bien este buen cura-experto en masonería, ha editado otro nuevo libro titulado: Masonería Religión y Política. Editorial Sekotia nada que objetar hace su trabajo y cumple una misión cuasi divina..

Como uno compra todo lo que se edita en este país, pues como dice un Hermano granadino y filólogo, pues eso que hasta de los antimasones se aprende algo, por tato allá me fui a mi librería de siempre (Paradíso) y ya me tenían la gran obra preparada para llevarme puesta.

Lo primero comprobar en la propia librería si me había caído o no del santoral del Sr. Guerra Gómez pues en el libro de La Trama.... ya me había sacado a relucir unas 3 veces y comprobé que esta ocasión había subido al ranking de ser citado unas 6 veces , no esta mal … para repetir siempre lo mismo…

Camino de la oficina fui ojeando el libro y las sorpresas fueron morrocotudas, primero en las citas ver a mi amigo y Hermano Antonio Palomo Lamarca , con una frase sacada de su libro Silentium Aureum. Ensayos Masónicos. Que por la cita no de extrañar que la haya cogido porque luego eso justifica medio libro; lo más fliplante es que al llegar al Prologo que firma el mismo autor y que tras presentar su queja porque hubo dos masones que le criticamos duramente, el dice que agresivamente, yo la verdad es que le he dedicado unas citas pero poco más: Los nuevos antimasones, y supongo que deberá referirse a Pepe Rodriguez que no es masón pero el tal Guerra afirma o afirmaba que sí.

Pasada la primera sorpresa, veo que el buen sacerdote muy agradecido él, dedica un sonado homenaje a Joan Palmarola (Maestro Masón) ya que las aportaciones y correcciones que le había hecho llegar en su momento eran interesante, así como el comentario que hacía el propio Palmarola y que recoge en el prólogo, y que Palmarola le dice a un profano: "Lee la Trama Masónica que, aunque escrita desde una perspectiva que no comparto , es objetiva"…J)

La cosa no acaba ahí, sino que otro agradecimiento que encuentro a continuación es a Llorenç M.A. Lluel editor del periódico "Le Monde Diplomatique" y significado Hermano Masón ya que es el Gran Maestro del Gran Oriente de Andorra, que además de estimularle, parece ser que el GM le remitió los tres rituales simbólicos del Gran Oriente de Andorra, un prontuario y hasta la Constitución y Reglamento supongo que su Obediencia…

Otra cosa que me ha sorprendido es que una de las bases documentales que utiliza con cierta profusión el buen Don Manuel Guerra son los escritos de la revista que edita y dirige mi Querido Amigo Ricardo Polo: Hiram Abif, revista y artículos que cita aunque en general son los escritos por el ya citado Joan Palmarola.

Es la primera vez que veo que un antimasón da las gracias  a masones por sus aportaciones y abre con ellos su libro... Cosas veredes.....

Aunque me imagino que los Hermanos  implicados en estos agradecimientos es de suponer que habrán entablado contacto con el buen pater para aclararle algunas cosas..., y el señor cura pues ya se sabe, como siempre llevando la harina a su molino pues los pone en primera linea a modo de buenos  colaboradores ...  Esta visto que jugar con estas cosas que carga el diablo... pues traen estas consecuencias tan desagradables..

Otra de las cuestiones que me habían pasado desapercibidas, de las sorpresas que fui hallando  tras caminaba por lo cual preferí darle un repaso más detenido ante un café y en es que esas  primeras citas  el Pater Guerra Gómez hace una revelación que nos ha chafados a todos  los historiadores el buscar cierta acta de iniciación masónica de quien ha sido el fundador y miembro activo del CHEME: Ferrer Benimeli; o sea que Don Manuel Guerra ya nos adelanta que parte del trabajo historiográfico del Jesuita Ferrer Benimeli, se ha estropeado por su militancia masónica, ya que en su momento fue conocido José Antonio Ferrer Benimeli bajo el nombre simbólico de "Danubio Azul" un poco floripondio… pero todo es posible y hasta explicable…

Mete también a Mauricio Javier Campos, como otra de sus fuente al que cita unas cuantas veces y está también como base bibliográfica a pie de página. la verdad es los masones servimos los mismo para un roto que para un descosido, para criticar a las religiones que para aportar documentos al "enemigo" No tenemos remedio.

Y a partir de aquí se abre el libro con toda una historia de la masonería, contada por el buen cura a su modo y manera, centrando luego el texto en los temas fuertes del antimasonismo: El Secreto Masónico, la Masonería y religiones , tema al que dedica 110 paginas y luego se centra en Masonería y política con 212 pagina que también va trufando de subcapítulos de temática religiosa,, como El Padarigma cristiano sustituido por el Masónico, donde no se como mete un tema sobre los narcomasones, par sacar a relucir a la mafia italiana y la existencia de narcos en la las logias mexicanas. Todo para no decir nada.

En general D. Manuel Guerra centra todo su libro sobre dos temas Religión y Política, como sí la masonería no tuviera más campo de acción que ceñirse a la acción política y al campo religioso y el desarrollo laicista como oponente, donde por cierto Don Manuel Guerra no hace más citarme una y otra vez bajo el epígrafe del movimiento laicista y co-fundador de Europa Laica, que no es más que un copia y pega del libro anterior. O sea que se repite más que los loros.

Por lo demás el que tenga ganas de gastarse unos 24 euritos y enfrentarse a a 450 paginas.. ya sabe de que va el rollo antimasón del señor Guerra Gómez, corta y pega de muchos sitios, muchos nombres dados como masones y así se construye la antimasonería española.

Víctor Guerra MM.:.

2 comentarios:

Sergio Garcia dijo...

Por lo menos se habla, aunque sea mal... de este lado del Atlántico (México), la masonería está muy de capa caída (pero mucho, mucho, mucho: es más, no es capa, es alfombra) y se confunde con eso que en España llaman magufería...

Carlos Limongi dijo...

Muchas gracias por la info. Me lo tomaré un poco a la ligera. Son pocos los historiadores antimasónicos (por no decir ninguno), que realmente abordan "seriamente" el tema antimasónico de forma académica y pedagógica.

La gran mayoría de los argumentos son ligeros y vagos con distorsiones e interpretaciones históricas y bibliográficas de fuentes masónicas con muchos prejuicios y vicios, es decir: anti GOF y/o anti UGLE.

Comparto plenamente la crítica al Señor Manuel Guerra y al club "De la Cierva" (así algunas de sus torcidas fuentes bibliográficas), que nuevamente vuelven a la carga con una obra que para ser disfrutada en todo su esplendor (con todos mis respetos) debería venir acompañada de la fina hierba que se fuma para poder alucinar también...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...