Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

9 de noviembre de 2012

TRASTEANDO CON LOS TOPICOS EN MASONERIA

 


El que pueda ver que mire”

Ya lo decía Johel Coutura que trabajó sobre el ritual “Le Parfait Maçon” e cual nos adelantaba en el prefacio de libro que “la francmasonería de hoy refleja mal sus orígenes. La multitud de obediencias y ritos con sus jerarquías y rituales han llegado a convertirse en casi extraños para las prácticas de la fraternidad de la primera mitad del siglo XVIII”

Los Masones solemos denominarnos Hijos de la Luz, pero toda la formación masónica que recibimos, tanto libresca como oral, está en su mayor parte trufada de una gran cantidad de cuestiones que van desde la falsedad pasando por lo tópico, y lo paradójico es que apenas si se cuestiona nada, y todo ello lo absorbemos sin la menor reflexión acerca de su veracidad o acierto, traicionando el gran paradigma masónico, el de “Osar y Pensar” que proclamaba Charles Porsert como espíritu de trabajo y disposición masónica.

De esta manera tanto el corpus filosófico e histórico de la institución se van construyendo con distintos materiales de todo tipo y procedencia, y lo van recibiendo los miembros a modo de informaciones de forma oral y escrita, y entre toda esa amalgama documental muy variopinta en cuanto a procedencias y autorías viene entremezclada una importante cantidad información no siempre contrastada o puestas de manifiesto su consistencia y que además se propalan en los talleres masónicos como papagayos y sin apenas pestañear y que constituyen una buena sarta de de tópicos y tonterías.

A este respecto traigo al recuerdo lo que ha comentado un ciento de veces el profesor Ferrer Benimeli, acerca de la inexactitud datacional como miembros de la masonería de algunos nombres que se consignan en largos listados "colgados” en algunas webs de grandes Logias o Supremos Consejos, allí reportados a modo de la lista de los reyes Godos, en esta caso de masones, y cuya membresía en ocasiones es ó inexistente, o no está suficientemente documentada. Pues bien, pese a lo reiterativo del caso y de la plausible exposición al ridículo aún hoy es fácil encontrar al Conde Aranda como notable masón en esos listados o Antonio Aranda o a otros liberales como miembros de los Supremos Consejos, y así tenemos como por ejemplo la utilización del Conde de Aranda dando titulo a una revista masónica de alto rango masónico.. Somos así de cabezones.

Pero pasa lo mismo con el Maestro Wren al que algunos sitúan a la cabeza de la masonería cuando las historiografías masónicas inglesas están poniendo en solfa que tuviera la condición de "masón", pero insistimos una y otra vez en dar brillo y pulir a veces un pasado tan lustroso como falso.

Y es que sin apenas reflexionar sobre lo que se nos dice seguimos trasmitiendo de igual manera aquello que nos llega o hemos leído sin poner en solfa ni una coma, aunque creo que esa baraka que presta gran parte de la membresía masónica a algunos a otros no parece concernirnos al menos los que estamos empeñados en estos menesteres de intentar dar luz sabiendo que lo hacemos de forma muy artesana y casi con pedernal, pero sabiendo que ser Hijos de la Luz es más que devorar tópicos como si fueran ostias benditas.

Y todo esto viene porque no hace mucho en una importante tenida con no menos importantes dignatarios, asistí a la lectura de una plancha sobre la figura del Guarda Templo, que fue aplaudida a la manera escocista, procediendo a continuación el debate pertinente. (Me llama la atención anticipada, en el escocismo, del aplauso de algo que puede luego verse en el debate que puede estar falto de contenido o de base, salvo que se aplauda el esfuerzo y esas cosas..


Sí ya la plancha de Hermano era intensa y emotiva, no por ello dejaba de trasmitir los tópicos al uso haciendo caso omiso a los trabajos históricos, lo que demuestra una vez más que los Hermanos masones solemos estar muy poco al tanto de las novedades en cuanto a la investigación histórica sobre la Masonería que avanza que se las pela, aunque no en lengua española, y lo que hacemos en esta lengua pues algunos Hermanos lo desechan como “basurilla” de heterodoxo masón.

Se hablaba entre los Hermanos en esta notable tenida en el debate sobre la figura del Guardatemplo y el presumible trasvase de humildad que había en el traslado, (no siendo reglamentario) del Venerable al cesar de sus cargo a la plaza y oficio de Guarda Templo, en ese momento empezó toda un intercambio de pareceres que cerró un conocido Hermano a modo de “pope masónico” hablando sobre la luz, la oscuridad y la humildad….no sabemos en calidad de lo hacía, luego alguien me preguntaba si debía de haber diferencias a la hora de intervenir, bien como Hermano o bien como Oficial. Ya se sabe como dice el refrán; lo dijo Blas punto redondo”.

A poco que uno reflexione sobre lo que se expone y se dice, como en estos casos, se ven pronto las contradicciones que se dan en este tipo de relatos… aunque en mi caso uno es un invitado y no voy a meter bulla que se dice y por tanto toca silencio, pero me cabe decir a estas alturas de la película y habiendo puesto a disposición de los interesados diversos documentos, que el Hermano que desarrollaba el tema sobre la figura del Guarda Templo, había obviado tanto la historiografía como el recorrido de esa figura a lo largo de la ritualistica masónica, de haber inspeccionado ese recorrido histórico, su configuración , su denominación pues hubiera evitado incurrir en errores importantes y nos hubiera ilustrado a todos llevando la luz…

A mi parecer personal decir que la bajada hacia la puerta del taller del ex-Venerable para ocupar el puesto de Guarda Templo nada tiene que ver con la humildad, sino más bien con el conocimiento, puesto que Venerable en aquellas viejas calendas era el único que disponía de los rituales, y por tanto era, de ese modo, el único oficial que tenía conocimiento de los catecismos y los rituales como para poder retejar a aquellos que se parapetaban ante la puerta para entrar en tenida. Por tanto no era una cuestión de humildad sino de sapiencia y saber hacer en una época en que nos había los listados como ahora.. etc…

Y hablando de “retejo” del Guarda-Templo, me pregunto ¿Qué hace un Guarda-Templo hablando de “retejar”? Cuando este término está relacionado con el efecto de tejar, o de retejar, que no es otra cosa que colocar bien las tejas.. entonces cabe preguntarse qué hace un Guarda Templo (operativo ) moviendo una supuesta “teja” para “retejar” a los Hermanos y donde estaba esta colocada y cómo . Es algo que aún no he entendido… y que nadie a sabido explicarme, aunque igual hay de por medio una corrupción del lenguaje en las traducciones… pero entonces debemos decirlo o saberlo, pienso yo…

Cabe preguntarse de nuevo ¿Qué hace un cantero con un utensilio como la espada en la mano, utensilio que no manejaba habitualmente y que tampoco llevaba como artesano que era ? Esta presencia tendría sentido en la masonería igualitarista del Siglo XVIII, pero en la masonería operativa de donde queremos sacar parte de estos oficios logiales no sé qué pinta la dichosa espada, y si fuera un arma a buen seguro que el cantero utilizaría el mallete como tal que le era más propio.

Nos hemos apropiado de los utensilios de la cantería y la albañilería, y les hemos asimilado cuanto cosa hemos creído que se ajustaba a ese oficio, desconociendo bastante sobre su desarrollo y articulación y haciendo universal lo perteneciente a unas determinadas cofradías canteriles situadas en contextos muy determinados, y eso lo hemos asimilado a todo aquel que manejaba un cincel y un mallete o levantaba una iglesia.

522958_4710824858413_539701656_n
Cathedral builders statue next to the Cathedral, Antwerp Belgium (Front)

Fíjense en esta composición y saquen conclusiones

Llama la atención cuando uno hoya en las arcas documentales de las grandes construcciones, no hablo de las notables catedrales , sino de iglesias y monasterios de envergadura que los canteros no son en muchas ocasiones el idílico Venerable Veda, ni esos idílicos gremios canteriles que hemos creado en nuestra calenturienta mente cargada de leyendas y mitificaciones, sino que constatamos que la cotidianidad documental nos muestra canteros autónomos vecinos a muchos de los edificios, o sea que no eran canteros nómadas, sino Genaro el Viejo de Cerdeño de oficio cantero que levantó la iglesia de Comillas por dar un ejemplo.... lo que nos sitúa en otros contextos más normalizados al mundo rural de los artesanos, y es que hemos universalizado los gremios canteriles ingleses y franceses y de nuestros caminos jacobitas a todo el universo canteril y eso pues a veces pesa y presenta ciertas contradicciones.

En este sentido llama la atención la asimilación al pie de la letra de la continuidad histórica entre masonería operativa y especulativa, tanto es así que tenemos a Hermanos masones buscando símbolos masónicos como reflejo de su propio quehacer, cuando resulta que no eran fruto del estos sino de las imposiciones muchas veces proveniente de la clerecía del momento, produciéndose de este modo una extraña identificación entre esa simbología que se encuentra y la membresía masónica actual, lo cual no entiendo muy bien y menos cuando uno sitúa a nuestros padres masones en el siglo XVII (1717) que tenían mucho más que ver con la cultura libresca y la ciencia o la Royal Society, que con las artes manuales de la cantería y la albañilería etc...

Otro de los tópicos muy al uso y relacionado con el grado del Aprendiz es el tema del mandil de este grado que se dice que es cuadrado o levemente rectangular y con la baveta levantada para proteger las zona epigástrica del aprendiz a la hora del tallaje de la piedra, todo esto en forma simbólica y añadiendo ya en las tradiciones rituales carolingias, como decía Porset, pues la cábala los serifots. etc…

imagenes 2009 1139temple02images

Pues bien, cuando uno conoce medianamente los oficios manuales de la cantería y la albañilería, pues se da cuenta de varias cosas que luego no concuerda mucho con lo que se expone o lo que se ve en las logias a modo de exposición simbólica.

En principio negar la mayor, como es que el Aprendiz tuviera en los gremios de cantería y albañilería la oportunidad de tallar, su misión era otra muy distinta limpiar tajos, asistir a los Compañeros, y Maestros en su faenar, limpiar y tener a punto las herramientas, labores clásicas entre todos los aprendices de todos los gremios, la práctica del oficio ya vendrá luego, por tanto esa adjudicación que le hacemos tan directa al nuestros Aprendices con el quehacer del Aprendiz operativo con el cual queremos enraizarnos no parece tan clara, cuando vemos esas actas notariales de construcción vemos que el hijo de Genaro el Viejo, o sea Genaro el Joven ya tiene una cierta madurez y estaría como camino del Compañero y nosotros ya planteamos a los aprendices tallando la piedra bruta, que sería la labor de los “Moldeadores y talladores” o sea de “Compañeros entrados”.

No me voy a meter en el tema de las denominaciones del oficio en Inglaterra y luego en Francia, porque si no este post no acabaría nunca.

Cabe preguntarse entonces para qué el mandil y la baveta que la masonería moderna especulativa se apropió, como ya he dicho, de los utensilios y el quehacer de la cantería, pero como con el paso del tiempo se fueron perdiendo las referencias hoy se muestran las contradicciones de ese "préstamo simbólico operativo”.

cantero4canter11 315559_4652237631228_7392218_n

Posiblemente el mandil que la masonería moderna recortó, para hacerlo más cómodo y vistoso ha perdido funcionalidad, frente al mandil de cuero original largo y con baveta que se utilizaba no tanto a la hora de cantear sino más bien con la labor de manejar las piedras. Si uno está encargado de acercar las piedras a un tajo y estamos hablando de piedras de cierto tamaño, pues lo típico es acercarlas al cuerpo (zona de la barriga) para su levantamiento y transporte…, entonces sí que el mandil largo y con baveta levantada cobra sentido, y no como les solemos "cantar" a nuestros aprendices para proteger cuando se talla la piedra.

Pero como además hay que decir que nos hemos comido parte de la organización grupal del oficio, introduciendo por ejemplo un Aprendiz para su iniciación, cuando antes era Aprendiz "entrado", o sea un peón camino de convertirse en Compañero, y para colmo de todo hemos colocado un Maestro de corrido en el desarrollo canteril, pues las contradicciones se nos presentan a cada instante, y más cuando intentemos racionalizar el asunto, fruto de todas esa mezcla y trileos es el motivo por el cual a los antiguos Maestros de obra los hemos tenido que convertir en algo así como en Grandes Maestros, porque no nos cuadraba el estadillo grupal. y es que la edición de las Constituciones de 1722 de Payne que se dan a conocer en enero de 1721 que sería Aprendiz- Compañero y Maestro.

Si uno coge un mallete un cincel y una piedra, algo que todos podemos hacer en el campo cualquier día y por dos duros, pues veremos que la forma lógica de tallar la piedra es q con la cabeza del cincel mirando hacia nuestro cuerpo y el mallete saliendo desde los más cerca a nuestro pecho hacia fuera, o sea que eso hace que las esquirlas salgan hacia el exterior más que hacia nuestro cuerpo, salvo que uno ponga el cincel del revés y lo que termine es clavándose el cincel, con o sin mandil, y lo que necesitaríamos en todo caso no es un mandil con baveta sino unas gafas. Seguramente en aquella época habría más ciegos y tuertos que herido en el pecho

Por tanto la baveta a la hora del tallado vemos que sirve de poco... y sino fijémonos en los grabados que pueblan este post pues sacaremos algunas conclusiones.

Esta claro que todo esto no va a ningún sitio, y que todo son parábolas para explicar hecho simbólicos pero como parece que se pone mucho acento de seriedad a estos asuntos, pues que menos que ponerlos cuando menos en solfa.

Por otro lado decir que hay elementos que me sorprenden, y eso desde los primeros meses que llegué a una logia masónica, y me extrañaba que me explicaran que nos llamemos constructores por que éramos maestros de la arquitectura, y sobre manera, arquitectos del Templo de Salomón.

Sin embargo cuando uno entra en logia las herramientas que ve en el seno de esta, digamos que son herramientas de cantero-albañil y sirven para muy poca cosa más allá de levantar muros hechos y derechos. Entonces cabe preguntarse de nuevo ¿Las bóvedas, los arcos, los grandes replanteos con que se replanteaban .? Con una regla de24 pulgadas difícilmente.
405256_132839916831785_646062958_n   549539_4353985777659_841754388_n580858_4652244511400_1138253933_n

Hay una vieja leyenda que nos habla de que cuando los “operativos” vieron a Anderson llevándose los rituales, e indagando sobre el cometido que tenía cada herramienta y su simbología los buenos masones operativos idearon no tanto esconder los utensilios, sobre manera los valiosos y profundos, porque ello incentivaría aún más la búsqueda del secreto, y supongo que así se evitaban tener que seguir aguantando a los “aceptados” con sus mil y un preguntas. Por tanto idearon un estratagema y fue subir a nivel de adorno aquellas herramientas que de verdad servían para construir, se dejaban en la logia pero se les emplazaba fuera del campo de visión automatizado del ara de las herramientas.

De este modo han pasado dichos elementos a la posteridad como adornos siendo las herramientas más importantes con dimensión constructiva, a las cuales además ido enterrando con cargas esotéricas y conceptuales de todo tipo hasta llegar a desvirtuar su sentido original, y ahí están perennes,,. y son junto con el Compás las que permiten más allá de regla de las 24 pulgadas, construir y realizar la misión del Maestro, y para saber cuales son pues lo que dice el encabezamiento de este post ”el que pueda ver que mire”

Y es que llama la atención que la historia tradicional de la masonería es toda una combinación del masón-arquitecto-matemático y muy adaptados a cada época, manejando los grandes compases, las cuerdas y las varas para poder conseguir su excelentes trabajos abovedados, pero es curioso porque luego en la época hermética se perseguirá esto algo del pasado y habrá que luchar por una cultura perdida, la cual en parte y de forma simbólica se quiere hacer revivir en las logias actuales y lo más cercano a ese rol del masón arquitecto que ví fue cuando en la Logia la Française de la Arts puso en escena una exaltación al grado de Compañero y el recipiendario trazó con un Compás durante sus distintos viajes todo un complejo de trazos para construir el Sello que se le había solicitado. Lo demás ha sido pura especulación tras esa leyenda cuasi mítica.

Cambiando un poco de tercio, siempre comento que para explicar los pasos del Aprendiz, del Compañero y del Maestro, siempre tan cargado de simbología y cada cual la va a buscar más y más allá su significado.

Yo lo pondría más fácil para explicarlo, al igual que los toques, para esa explicación didáctica yo optaría por colocar en una tenida y en medio del taller unos caballetes y unos largos y cimbreantes tablones, por ese andamiaje haría caminar al Aprendiz de un extremos a otro y vería el resultado de sus inseguros pasos; luego subiría unos cajones con argamasa y unas piedras al andamio y haría andar por ese andamiaje al Compañero tras haber cubierto la distancia del andamio, luego subiría un par de Compañeros más y colocaría algún otro elemento más e invitaría a subir a un Maestro, y que este se moviera de un extremo a otro del andamio. A buen seguro que lo que allí viéramos tendría una gran similitud con lo que acontece en el ámbito de la Tenida en cuanto a pasos y toques.

553997_4652247191467_1148109884_n394189_466359653397419_1250103092_n304354_4652243391372_247638366_n320439_4652241671329_198529789_n

Bromas aparte, nuestra historia está como digo plagaditas de tópicos y ya no porque yo lo comente, sino porque prestigiosos historiadores como Porset que nos dice que dice que el VITRIOL es una figura que aparece en la segunda mitad del siglo XVIII, o sea que ya me dirán ustedes que tiene de fundacional una mitología venida de la alquimia. Pero lo que es peor en todo esta zarandaja de ser o no ser iniciáticos y la gran presencia del Método iniciático y su peso en masonería, nos aclara – Charles Porset_ en su trabajo en Buen Uso del Simbolismo 2. que la idea según la cual la masonería sería una sociedad “iniciática” se encuentra a partir del siglo XVIII en aquellos cenáculos cripto-symbolicos (Alrededor de Martines de Pascally y Willermoz) que pretendían secretamente remplazar la “Orden dans le giron de Rome”

Hay otra anécdota que expone Porset sobre Chezdebien y por tanto como es largo de contar les dejo con el enlace para que ustedes disfruten de esta nueva historia llena de singularidades: http://www.ritofrances.net/2011/05/el-buen-uso-de-simbolismo.html.

André Doré nos dice en su libro: “Vérites et Legendes de l´Historie Maçonnique" que nuestra historia ritual se confunde las más de la veces con el nacimiento de las Ordenes dentro se su construcción doctrinal y sobre manera en la Ilustración, por tanto nos avanza el carácter “fraternal” a fin de conformar el “centre de Unión” no exigía otra cosa más allá que la puesta en valor de un simple ceremonial, exento de cuestiones “iniciáticas” y más aún ante lo que se está es sobre manera ante unas sociedades de banquetear y sociedades “baladines” donde la biblia se impone por el hermetismo u el rosacrucismo llegado de otros lares y que va a jugar un rol hasta llegar a nuestros días, tanto debía ser el tema del banquetear que el Gran Oriente de Francia en 1789 prohíbe los juegos de mesa en los locales masónicos.

Al final, lo que se impuso fue la necesidad de el carácter ceremonial y de enriquecerlo con adicciones incorporadas a demanda, lo hemos visto en el desarrollo y evolución de la Cámara de Reflexión” haciendo aparecer en escena un tipo masón profesional un tanto estereotipado a fin de poder asegurarle la edificación desde la Piedra Bruta a la Piedra Clave y dándole sentido a los catecismos especulativos que desde sus más o menos puntos divergentes querían estructurar todo un sistema con parámetros y directrices ya conocidas de la presencia de la biblia, los estatutos y los Reglamentos, rodeándose de una iniciación misteriosa y sus psicodramas de la muerte y la resurrección, o los cinco puntos de la maestría o la palabra perdida.

Y para concluir este trasteo como recordaba mi buen amigo Porset, como no iba a exigirse se Hombre de Bien y de probada calidad, sin los “dineros que requería la empresa de la practica hiramista estaba por la nubes, de ahí que como las grandes religiones, la tipología de la adscripción quedó reflejada en las Constituciones a sangre sudor y lagrimas, pues de su buen cumplimento tendría como resultado el que la masonería fuese una empresa de futuro, como ha sido pero en base a ese criterio de Hombre libre y de buenas cualidades y un observador moral.-

Víctor Guerra MM.:.

6 de noviembre de 2012

LA MASONERÍA ESPAÑOLA AL FILO DE LA CALLE

  A modo de introducción.-

"Antes nadie y hora todos" Los dos extremos de un mismo quehacer

La masonería española se mueve en una linea cuyos dos extremos conceptuales podemos decir que se sitúa , en el lado más conservador y centrista la GRAN LOGIA DE ESPAÑA, la denominada "masonería regular y dogmática" 

Esta ha pasado desde el más discreto de los silencios que casi siempre guarda este tipo de  "masonería regular" (al menos en España) que se sitúa en la mayor parte de la veces en  el  ámbito del secretismo, a veces poco explicable,  al menos como estructura, otra cosa son sus miembros. Y en estos momentos pues se está dando un nuevo fenómeno  y es que  nos situamos casi que en el otros extremo  "en un todos a la calle", aunque cada logia y estamento lo hace de forma diferente, unos con presencias más o menos selectivas en distintos círculos más o menos escogidos y otros emplean a los medios periodísticos para dar a conocer sur cara y mensaje  como ha hecho estos días la   Gran Logia Provincial de Balears, por medio de su Gran Maestre Provincial, Antoni Serra.

En general en la masonería denominada "liberal"  cuyo extremos comparten varias Obediencias  (GLSE, DH, la punta más extrema por decir algo la ocuparía el GODF, pero en general este tipo de masonería nunca ha tenido problemas a la hora  mostrarse en publico, y si uno va a las hemerotecas o a las videotecas o poscat, pues verá diversos documentos de ese "querer mostrarse" , y podrá reconocer rostros, y libros, blogs etc... material en abundancia relacionados con este tipo de masonería. La anterior es más reacia a ese escaparate.

Pero está claro que la "sorda guerra" por querer ocupar espacio social y potenciar sus membresía hace que que se ahora se pongan casi todos al pie de calle aunque cada uno se muestra a su manera y forma de entender la masonería. 

En estos dos artículos se pueden ver las posiciones: 
Victor Guerra

LA MASONERIA REGULAR EN LA PRENSA DE BALEARES.


La masonería mallorquina cumple veinte años y sale a la calle

palma   rp masoneria mallorquina foto jaume morey

Foto de jaume morey Artículo de  Germà Ventayol | Palma | 01/11/2012

La Gran Logia Provincial de Balears cumple dos décadas y la masonería se dispone a salir a la calle «para normalizar las relaciones con la sociedad», en palabras del gran maestre, el médico Antoni Serra, quien admite que «se sigue pensando que hacemos cosas raras» fruto de la herencia provocada por la imagen distorsionada que generó la dictadura franquista.
Un piso de la calle Monterrey de Palma alberga la Gran Logia, el espacio en el que -en palabras del propio Serra- tienen lugar «los psicodramas», las reuniones de los masones mallorquines a las que acuden sus miembros ataviados con los correspondientes mandiles de diferentes colores y ornamentos, en función de su categoría -aprendiz, compañero o maestro- o línea de incorporación -la francesa o la alemana-.
«Nuestro objetivo final es ser mejores personas», apunta Serra tras una representación de una tenida que él dirige desde su Trono de Salomón. Una sucesión ordenada de rituales conforman los encuentros masónicos -la simbología es omnipresente, empezando por el suelo ajedrezado- «en los que tenemos prohibido hablar de política y religión», destaca el gran maestre.
Serra enfatiza que la masonería «trata de transmitir unos valores eternos y perdurables basados en la fraternidad, la tolerancia, las relaciones con la naturaleza, el número Fi -del que hay numerosos ejemplos en la catedral de Palma-... en definitiva, la belleza y la armonía».
Los masones tienen vetado el proselitismo, «pero la puerta para entrar es pequeña y grande para salir», apunta el gran maestre que considera que el principal reclamo para los nuevos adeptos «es la honradez y la eficacia en el trabajo. Nosotros no imponemos nunca nada».

 Nada que objetar a lo dicho por el Gran Maestre Serra,  y como contrapunto este otro estilo de mostrarse, el de Oscar  Rivero miembro de  La  única logia masónica liberal en Castilla y León, (de la GLSE )  abre sus puertas    (los paréntesis son  del editor)
ABC / VALLADOLID Día 04/11/2012 - 19.36h

masones
ICAL Oscar Rivero, venerable maestro


 A modo de introducción.-   "Antes nadie y hora todos"

Desde el más discreto de los silencios que casi siempre guarda la "masonería regular"  pues ahora nos situamos en el otro extremo  en una  masonería denominada "liberal"  en la que nunca ha sido tan problemático ese querer mostrarse, y si uno va a las hemerotecas o a las videotecas o poscat, pues verá diversos documentos de ese "querer mostrarse" .


De esta logia, castellano-leonesa  la cual ha tenido tan tortuoso nacer, se podría hablar tanto. De sus referentes como triángulo dependiente de la Logia Atanor de Madrid, y que luego levantó columnas como logia con doble cabeza: Asturias y Valladolid: Logia Amigos de la Naturaleza y la Humanidad, (GLSE)  que conllevó emplazar la dirección en esa bicéfala cabecera con Pepe Iglesias como Venerable Maestro y Juan Carlos Daza como 1º Vigilante, y en la cual nos conjuntamos Manuel Canaval 2º Vigilante,  Paulino Lorences, Ricardo Rodríguez, estos últimos venidos de otros proyectos,  y yo mismo como nuevo miembro, año 1996-1997.

Viajes y más viajes y desencuentros de entendimiento  sobre la óptica masónica hizo que parte de los miembros de los astures dejáramos la GLSE , ante la pasividad de esta y de su Gran Maestro (J. Otaola)  ante un cambio de dirección y talante que se le pedía

Así es como llega el GODF a las tierras astures al embarcarnos en esa búsqueda de otra masonería.

 Luego los restos de ese taller  de la GLSE, terminarían tras un complicada existencia, desahiciéndose del viejo título distintivo del siglo XIX, y levantarían con Manuel Canaval  y luego Orlando Iglesias,( hoy en el Oriente Eterno) la denominada logia  Indivisiblenº 51   también con esa doble sede, que fue poco a poco siendo solamente una,  debido a la tenacidad de los castellanos leoneses y al agotamiento de los astures, pues afrontar viajes y viajes cada mes entre una y otra capitalidad, cruzando la Cordillera Cantábrica agota a cualquiera.

Perdí contacto con la nueva logia, pero supe que iba enderezando sus pasos y reorientando su quehacer muy discreto, rayando el más puro secretismo, y con inmaduras ideas de mezcolanzas esotéricas que se han ido recomponiendo hasta llegar a presentar esta imagen que hoy nos trasmite su actual Venerable Oscar Rivero, una imagen normalizada del trabajo masónico, en consonancia con la idea base de la Gran Logia Simbólica Española.

Victor Guerra

Aquí les dejo con la entrevista que se le hizo al Venerable Oscar Rivero el ABC.es:

Podría parecer sacado de otra época, pero no. La mayoría de los viandantes que pasan a diario por delante de un local con cortinillas y una persiana metálica en la puerta, ubicado en uno de los barrios obreros más humildes de Valladolid, difícilmente podría intuir que está delante de una verdadera logia masónica en activo, la Indivisible nº 51, la única existente en Castilla y León de las adscritas a la Gran Logia Simbólica Española, y en la que, lejos de conspiraciones, secretos templarios o trucos de magia, se «enseña a pensar» y a llegar, en la medida de lo humanamente posible, «al conocimiento del universo y del mundo a través del propio autoconocimiento», tal y como sostiene su actual presidente, Óscar Rivero.

El Venerable Maestro de la respetable logia Indivisible nº 51 -para los masones, la correcta terminología es tan importante como el escrupuloso seguimiento de su ritual- explica con sencillez y sin afectación que las logias son «un foro para hablar de determinada manera con personas lo suficientemente tolerantes como para escuchar sin criticar, argumentando sus opiniones».

«Sabemos dudar de todo, empezando por nuestro propio pensamiento.Aquí no hay exaltados», añade el presidente de la logia vallisoletana, vestido de paisano, sin el traje, la corbata ni el habitual mandil que llevan hombres y mujeres en las «tenidas», término con el que definen las reuniones que mantienen en la sala principal de su taller, llena de símbolos que la mayoría de ellos interpretan a la perfección y que para muchos profanos tampoco son desconocidos ni ajenos del todo.

De hecho, si alguien se detuviera a observar por entre las lamas de esa persianilla metálica que les separa de la calle podría reconocer las herramientas básicas del albañil, «maçon» en francés, desde la Edad Media: el martillo y el cincel, el compás, la escuadra o el nivel... No en vano, los constructores de las catedrales más importantes de la cristiandad fueron también los creadores de la masonería original, la denominada como operativa, cuyos miembros adquirían más y más conocimientos sobre su profesión según ascendían de nivel: de aprendiz a compañero y, finalmente, a maestro, los tres grados que se mantienen, tal cual, en la actualidad.

El final de la era de los grandes constructores de catedrales marcó un cambio sustancial para la masonería, que se transformó en especulativa, es decir, pasó a aplicar los viejos conocimientos a la búsqueda de una construcción más abstracta, la del templo del conocimiento. Eso sí, los viejos ritos se mantuvieron sin muchas modificaciones para no alterar su significado y para honrar «la tradición» y a los masones primigenios. «Nuestros rituales han sufrido pocas modificaciones a lo largo de los siglos. Sólo ha cambiado lo que tiene que ver con la forma de hacer entender el lenguaje. Lo sustancial permanece desde 1717», cuando la masonería especulativa nació en tierras británicas, apunta Óscar Rivero, quien se gana la vida como «aprendiz de empresario», tras tener que abandonar forzosamente el puesto de directivo que ocupaba en una empresa.
Unos cuantos conceptos
El ritual y los símbolos son dos de las cosas que deben manejar con soltura los aprendices. Así, el ojo que todo lo ve simboliza al «gran arquitecto del universo», la «idea de lo suprahumano» para los masones, quienes aceptan cualquier credo religioso, siempre que no sea «extremista», o ninguno. El ojo se enmarca en un triángulo, cuyos lados representan «la libertad, la igualdad y la fraternidad», los mismos principios que inspiraron la Revolución francesa o a los padres de la patria de Estados Unidos -todos masones- para separarse de Gran Bretaña y redactar una constitución encabezada por las palabras «Nosotros, el pueblo».

En el taller, el «lugar» donde se reúnen físicamente los masones -frente a la logia, un concepto más humano o espiritual, referido al encuentro de los masones como tal y no al escenario donde éste se desarrolla-, también están presentes las constelaciones y los signos del zodiaco como recreación «del universo»; la espada, emblema de «la caballería»; la granada, cuyas «semillas tienen una capacidad generadora» y encarnan «la unión entre masones»; el «menorah» o candelabro judío de siete brazos, que es «la luz»; la Biblia cristiana, «la tradición»; o una piedra sin tallar y otra tallada, el proceso de la adquisición de conocimientos, de la construcción del individuo.

Los aspirantes también deben reconocer, en el centro del salón de reuniones, las tres columnas, alegoría de «la sabiduría, la fuerza y la belleza», virtudes que «las obras más completas» deben atesorar, precisa Óscar Rivero. De ahí que los masones se refieran a la fundación y desaparición de la logia de una determinada población como a «levantar» o «abatir columnas.

Todos estos símbolos, y muchos más cuya profunda explicación llenaría varios reportajes, son básicos en el ritual que los hermanos ofician hasta en su letra más pequeña en las tenidas y que pasa por respetar el turno de palabra o por moverse siempre de una determinada manera, la de las agujas del reloj, sobre un suelo de azulejos blancos y negros en damero. El objetivo, alejado de la parafernalia «mística» de películas de Hollywood como «La búsqueda» (Jon Turteltaub, 2004) o de novelas superventas como «El símbolo perdido» (Dan Brown, 2009), es que «todo esté mecanizado, salvo la mente y el pensamiento», es decir, que a fuerza de repetir los mismos gestos, la persona se libere de lo que le rodea y se centre únicamente en sus ideas y en las de los demás.
El poder del silencio
Para llegar a este grado de concentración, lo primero que debe aprender el aprendiz es «a guardar silencio» en las reuniones, un «silencio activo», dirigido a escuchar al resto de hermanos y a «estar atento a lo que sucede», sin verse interrumpido por la necesidad de contestar, de «elaborar respuestas» mientras se escucha, como en una conversación normal, lo cual resta «capacidad de atención», puntualiza Óscar Rivero, convencido de que «todo lo que se habla entre las cuatro paredes» de una logia «tiene un sentido distinto», matizado por los símbolos y el ritual. Por ello, añade, «nunca se podría hacer masonería en un bar».

En contra de la creencia popular, para ingresar en la masonería no hay que conocer la ubicación exacta de la silla del rey Salomón ni del fabuloso tesoro de los templarios, ni tampoco beber sangre dentro de un pentáculo. Basta con «solicitarlo» y mantener una serie de «entrevistas» con los miembros de la logia. En ellas, se le explicará al aspirante, entre otras cosas, lo férreo del ritual, lo cual echa para atrás a muchos, y se detectará si es «un extremista o un radical», caso en el que no tendrá sitio allí, o si por el contrario es «una persona con mayúsculas, libre y de buenas costumbres».

En cuanto al perfil, el Venerable Maestro de la Indivisible nº 51 afirma que no hay ninguno. «No nos fijamos en las capacidades intelectuales ni en la posición social o económica. Somos absolutamente variopintos y admitimos todo tipo de criterios y de formas de pensar, siempre desde el punto de vista de la virtud» y con «los fanatismos» como «restricción», ya que la masonería es, en esencia, «adogmática». «No puede haber una verdad absoluta. Ni nos ha sido ni nos va a ser revelada. En eso nos diferenciamos de una secta, y en que no tenemos ningún gurú», recalca, vehemente, Rivero, preocupado por desterrar todos los sambenitos con los que «el franquismo» cargó a la masonería y, a la vez, «aburrido» de hacerlo por tener que «recurrir siempre» al pasado reciente de España para ilustrar lo «mal vista» que sigue estando su institución a este lado de los Pirineos.

«Pero es cierto. En otros países, como Francia, Gran Bretaña o EEUU, poner en el currículo que eres masón es un plus. Aquí, no», se lamenta, para luego esgrimir en favor de sus hermanos que en la masonería «se crece porque se conocen distintas opiniones». «La pluralidad de pensamiento enriquece. Si todos pensáramos lo mismo, esto no sería una logia sino una peña de fútbol».

4 de noviembre de 2012

LA MEMORIA MASONICA Y REPUBLICANA EN ALICANTE


Los masones del último tercio del Siglo XX y de lo que va el siglo XXI, se puede decir que casi siempre se han mantenido reticentes a mostrarse en público, no tanto en lo relativo a los temas  más propios como las  Tenidas Blancas, conferencias de presentación de la Masonería o sus propias  publicaciones.

Homenaje de los masones a los republicanos vctimas del franquismo en Alicante.
Foto de acto en Alicante (Fotografía de David Costa. Información.es)

En cuanto a los actos más de exteriorización digamos que han sido menos frecuentes, a  la memoria me vienen varias imágenes de esas otras “salidas del armario”: una de ellas era un vídeo sobre la colocación de una piedra fundacional masónica, en la cual a los Hermanos masones solo se les veía  los pies.. ; luego hay otra imagen en la cual yo he estado implicado y fue la colocación de una placa en el Cementerio del Sucu como parte de la  recuperación de la Memoria Histórica cuando estaba en una logia de la GLSE, que junto con el monumento de Buñol, debieron ser de los primeros actos de exteriorización masónica, aunque en nuestro caso con cierta  presencia publica y mediática

La imagen potente, a modo de apoteosis final, y que  era una emulación de lo que estaba haciendo en Francia y en el GODF desde hacia años,  fue la visita del Gran Maestro Quillardet a Asturias, y su visita al Cementerio de Gijón, que tanta expectación mediática tuvo.

Hecho este paseo a modo de recuerdo personal… luego ya hemos podido asistir a diversos actos de exteriorización de la propia masonería española y  ese intentar recuperar la memoria , en el cual ha estado más o menos implicada la masonería liberal española (DH. GLSE…etc)  por medio de acciones como las del EME  y los Presidentes de la  1ª Republica Española, aunque o casi siempre en este tipo de temas ha sido el Gran Oriente de Francia, y las logias españolas de la Obediencia, quienes se han llevado la palma

En este caso que aquí nos convoca es el acto de la Logia alicantina CONSTANTE ALONA que además es miembro del Gran Oriente de Francia, Y que en su apartado de exteriorización se pueden ver cosas muy interesantes) la cual convocó  junto con la Comisión Cívica por la Recuperación de la Memoria Histórica  un homenaje  en el Cementerio de Alicante por los republicanos (Hermanos o no) que fueron fruto de la represión franquista, que pese a que se cortó en parte la represión de las chekas falangistas, la acción del ejercito mediante los diferentes decretos franquistas  constituyó como “Rebelión Militar” todo aquel acto que se circunscribía al quehacer social y político  de una sociedad , y con ello pago años de presidio y represión y muerte
Otras fotos de ese acto, cedidas por una valiosa Hermana.

la fotoimage

Víctor Guerra. MM.:.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...