Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

18 de octubre de 2013

1717 La Utopía Masónica .. Reflexiones al albur de la Luna



La verdad es que a raíz de algunas polémicas y algunos comentarios sostenidos estos días en la Redes Sociales, como Facebook u otras… observo que los Hermanos masones actuales, son incapaces  de ver la dimensión real de lo que fue  la creación d la MASONERIA MODERNA de1717, evidentemente no fue un acto espontáneo, pero fue una eclosión en un mundo masónico adormecido en los arrullos de la Tradición Operativa, como meta y como objetivo.

Y esa incapacidad de observar esa gran puesta en escena  el intentando logar un cambio de modernidad  tan profundo, el cual  intentó y  generó en términos un tanto generalistas  dos masonerías de muy distinta velocidad, la Masonería de Tradición, inglesa , y la Masonería  Liberal, francesa y esa  incapacidad de reconocimiento  en pleno siglo XXI es algo que me llama la atención.

Parecen no entender los nuevos masones, herederos unos y otros de tal acto fundacional, al menos fuera de del ámbito inglés  que Los bellos espíritus como los llamaba el padre  Garasse,  o sea  a «los borrachos, moscones de taberna, espíritus insensibles a la piedad que no tiene  otro Dios que su vientre, que  son enrolados en la maldita confraternidad y que viven licenciosamente [..] toda esa canalla que ha provocado accidentes funestos en disantos lugares de Europa por sus máximas secretas…» o sea los libertinos, cuando parte de ellos se reunieron en sus respectivas tabernas,  y dieron por fundada la moderna masonería es d suponer que con ello querían manifestar a su modo el rompimiento con el stabblisment masónico operativo, anclado en la vieja tradición de los Old Charges.

La  sociedad inglesa había tenido su propia catarsis, pues había pasado por la Revolución Gloriosa (1688-1689) tras la cual se equilibraron tanto el poder del Rey y el de las Cámaras, y en ese tiempo a su vez se decretaba también el Habeas Corpus, en un régimen  hannoveriano, es decir protestante y latitudinario; en ese medio el pastor y hugonote Desaguliers y los suyos, plantearon un nuevo crecimiento desgajado de los viejos modos, en la forma y hasta en el fondo, tal vez de este modo se entienda la destrucción de los viejos rituales por parte del pastor Anderson, no como un acto de engrandecer su trabajo, sino que este hecho, supongo que también  se podría analizar desde otra expectativa, y es la de no dejar campo a la  tentación de volver a los viejas y caducas usanzas operativas, leguleyas por otro lado de un poder medieval y eclesial, como bien expresa este texto de la Gran Logia nº 1 de 1583:

"The Might of the Father of Heaven and the wisdom of the glorious Son through the grace and goodness of the Holy Ghost that are three persons and one god be with us at our beginning and give us grace so to govern us here or in living that we may come to his bliss that never shall have ending. Amen"

Pero si bien el movimiento utópico de Desaguliers  y los suyos sufrió un cierto acoso por parte de los que jugaban a dos barajas, o estaban expectantes  y “flojos”  ante la evolución  de aquella utopía, cuyos insurgentes como Dermott que terminarán dando carta de naturaleza a  los Ancients, en su deriva de regresar al calor gregario de los Old Charges apostando por algo que también el titubeante Anderson había planteado de que la nueva masonería fuese Centro de Unión , aunque la deriva de los Antients  le va hacer cambiar varios articulados y textos de sus famosas Constituciones,  que serian retocadas en 1723 y 1738, para acombayarse  con el stablsimen político religioso inglés del momento. Pero los cimientos estaban puestos.

En parte, la utopía masónica inglesa, quedó no sé sí en un intento en la cual los «Modernos« tuvieron tanto arte y parte, como a buen seguro que también la tuvieron, al menos en un primer momento los que luego serían los “Antiguos»;  pero creo que debe quedar claro que la recapitulación de 1851 dejó estancada para siempre a la masonería inglesa a ese especie de inmovilismo que marca su Traditio y que como tal imprimió carácter,  como vemos en el seno de la masonería  que se ha marcado a base de  landamars un tanto dogmáticos  para lograr la marca:  Regular»

Pero la utopía de Desaguliers y los suyos, que quedó un tanto «apagada», tal vez el entono ni pedía más, ni facilitaba más cambios, que el que se había dado que ya era importante, sin embargo el germen estaba sembrado e iba impregnado en el quehacer de los emigrados hannoverianos y estuardistas que cruzaron el Canal de la Mancha y aparecen en Francia con sus particulares maneras y usos, y será de este modo, junto con lo que pudiera haber ya en Francia, en cuanto a la práctica masónica.. cuando  el encuentro con el mundo de Les Lumieres, a pesar de haber estado en contacto con el  Iluminismo inglés,  pero seré esa concatenación con Las Luces la que haga  saltar el fogonazo para que ese germen fructifique y se haga posible, lo que  por otra no fue posible en Inglaterra.

La masonería moderna de Desaguliers, en Francia va a suponer el desarrollo de la utopía donde el Centro de Unión, en parte quedará desplazado por el Centro de la Unidad y la Universalidad de la nueva masonería en cuyo objetivo confluye también la Ilustración, se pasa de este modo del gregarismo del Centro de Unión andorsiano  a todo un  salto cualitativo  de ser Centro de la Unidad Universal, que mostrará caminos distintos,  lo  cual vemos y comprobamos en la aparición de textos, proto-rituales y rituales, en su diversidad, en sus usos y modos….

Las circunstancias sociopoliticas en Francia, y esa conjunción de ideales y objetivos,  hicieron posible que la masonería pasara en el Continente a ser considerada una «sociabilidad»  con todo lo que ello significa en contraposición a la «masonería gregarista»  del modelo inglés se quedará recitando como los mullah memorizando el ritual esperando transcender por la Iniciación, como paso supremo de la adhesión masónica, y la acción caritativa.

Esa acción y diferenciación entre la Inglaterra  y las Francia masónicas, es la diferencia que existe entre el Paternitas y el Fraternitas, como ejes de acción y proyección.

Por tanto Francia dio rienda suelta a ese germen masónico que cruzó el Canal de la Mancha, el cual fue creando sus propios modelos y sus propios desarrollos, de tal manera  y forma que  Masonería “regular” francesa  no es el vivo retrato de lo que hay en  o hubo e Inglaterra, por poner un ejemplo.

Por poner otro ejemplo de como ese encuentro en el Continente de la masonería con un ambiente en evolución  hace posible  el desarrollo de modelos masónicos diversos, mixtos, femeninos, etc.. lo cual no se ha  prodigado  en Inglaterra victoriana pero tampoco es que haya una gran profusión actualmente de esa co-masonería.

Y en toda esta reflexión tengo que exponer otra extraña paradoja, y es que mientras los masones ingleses han aceptado como propias sus tradiciones y las asumen, y parten de que el hecho religioso protestante conforma parte de su idiosincracia masónica, formando un todo y por tanto para ellos tiene significado desde la existencia del Temple, que para nosotros no pasa de ser una leyenda, a la masonería operativa y es por tanto también justificativa la opción de buscar  sus huellas en los elementos religiosos, Iglesias, y otras construcciones.

Por tanto la pregunta es cómo se explica esa afición que se dá en el Continente, y más en España, de  buscar las huellas de una “masonería operativa” que en nuestro país no funcionó, y que además  cuando en el Continente se generó mayoritariamente una masonería de corte “liberal” ;  a dogmática denominan otros, los ingleses la denominan co-masonería, nacida de esa nueva Utopía de Desaguliers en 1717, y sin embargo pese a ello se ve a Hermanos masones “regulares o liberales” buscando las huellas por  muros e iglesias, cuando nuestra iglesia por católica, no formo parte del tándem que se generó en Inglaterra, entre la masonería y la religión protestante.

Nuestros buscadores de luz, los gnósticos, fueron perseguidos hasta la muerte por la Iglesia católica, podemos creer que se pudo generar unas cofradías de canteros “masones” bajo el paraguas de la iglesia.

Lo que esto deja claro, es que mientras lo Hermanos Ingleses aman y protegen su idiosincrasia masónica como una importante tradición cultural y hasta religiosa, en  España que es lo que conozco se vive en esa perpetua contradicción de asimilar nuestro estadío, de no valorar que la heredad que hemos obtenidos de la mano de la masonería francesa y sobre todo del Gran Oriente de Francia, es la herencia de un acto valiente y utópico, que cristalizó de una manera especial en Europa, y que ha generado modelos de “sociabilidad” pero también de “gregarismo” eso sí sin el apoyo de concepto religioso;  porque si bien el masón inglés no debe mentir sobre su adscripción religiosa y de creencia, puesto que el protestantismo está presente es todos los órdenes de la vida, en nuestro caso, en nuestro caso en España se miente como bellacos por una buena parte de la membresía masónica para poder estar en ese gregarismo masónico de tipo “regular”.

Lo dejaba meridianamente claro, en su libro Adolfo Alonso Carbajal, en el libro de Filosofía Desmitificada de la MAsonería, en el caso del orbe católico, los masones que son católicos y están en la masonería “regular” están en pecado mortal , y en gran contradicción con la Iglesia Católica y no pasa nada, como decía Carbajal .. ya cambiará la Iglesia; a buen seguro que la sociedad inglesa no permitiría que se levantase una sociedad incluso como la masónica que estuviese en contradicción con los dictados protestantes.

Tal  vez por eso no existen, o no han existido hasta no hace mucho, otros modelos masónicos, fuera del establsiment político-religiosos y social  en el seno del mundo anglosajón.

He dicho
Víctor Guerra. MM.:.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...