Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

27 de mayo de 2015

LA ESPADA DEL VENERABLE MAESTRO. PARADOJAS MASONICAS


Las espadas en logia arrojan dos paradojas, una ya la he comentado en post anterior sobre las Espadas en Logia, y la otra paradoja viene de la mano del Rito Francés  y los rituales que utiliza el Gran Oriente de Francia (GOdF)  cuando encima de la mesa del Venerable encontramos una espada tan bíblica como la espada flamígera, lo que choca dentro del Rito Francés cuyo referente primordial es el Gran Oriente de Francia.

El portar espada en logia viene de cuando los nobles franceses son introducidos en logia, y portan lun espadín como rango de su status social, en ese momento  se produce el debate interno de la igualdad, como comentaba en otro pots sobre la  ESPADA EN LOGIA,  y por tanto se procede a introducir un cierto criterio de igualdad, que  viene dado por arriba, o sea los nobles no renuncian a su espada, y la decisión salomónica es que todos los Hermanos lleven  en logia espada, aunque luego se verá que para unos, esto será parte de su ser y por tanto  dentro de la logia o en  la calle seguían portando la espada, y otros  en cambio debían dejar la espada en la logia, no en vano había un potente clasicismo social que se marcaba con la existencia de una a «noblesse d´epée y la noblesse de la robe», o sea que estaban  los de la espada y la toga (ambos con bastante presencia en las logias y luego estaba el resto….

En todo caso  en logia para unos el portar la espada era algo que estaba en sus genes de clase, y para otros pues podía ser un nuevo juguete igualitario, cuando no un auténtico estorbo, o una fuente de conflictos y posibles accidentes.

De hecho, cuando hablo de estas logias generalmente  pensamos en nuestras pequeñas logias españolas, y no tenemos en la retina la imagen de una logia grande de 70 ó 100 miembros o más, y todo lo que debe suponer ese revoloteo de hermanos y sus espadas (más bien  espadines)  danzando de un lado a otro, por tanto viendo el guirigay de ruidos, entre espadines, fundas, y el variado personal masónico con su espada en mano de una y mil maneras pues es lógico que más  pronto que tarde  se tomará la decisión de quedarse con el talabarte   porta espada, a modo  de convertir éste en una banda que hoy portamos los Maestros Masones como recuerdo de ese privilegio de porta armas en logia a modo de un criterio de igualdad, y que se hizo, supongo, antes de que  hubiera un accidente grave o alguien  sacara un ojo a otros con dichos instrumentos

Véase la pintura adjunta de una Logia en la  cual  se supone que Mozart es quien está al fondo con un papel en la mano.

En dicho cuadro podemos ver  las distintas posturas y posiciones en la logia de los numerosos miembros con las citadas espadas: sobre el hombro, descansando a un lado, en las rodillas en alto… etc.


Debemos recordar a este respecto que la espada no es un utensilio habitual en la masonería o entre los masones ingleses, de hecho tanto es así que  B. E. Jones  en su Freemasons and guide Compendium, nos dice: los  «Antiguos" llevaban espadas en Logia, pero con qué fin es difícil de decir. Los Masones franceses desarrollaron una ceremonia muy llamativa en la que, a juzgar por los viejos grabados, el Iniciado se veía de repente confrontado por muchas puntas de espada».

El amigo y buen Hermano Alberto Moreno  me indica que  en cuanto al espadón que se marca el Experto. cuando circula delante del Gran Maestro, [y del que  he puesto como fotografía adjunta en el post anteriormente],se llama técnicamente «espada de mano y media», y sospecho que es una versión de la claymore escocesa, que es más o menos del mismo tamaño».

Pues bien, tratado el tema de las espadas como armas, debates muy sugerentes dados en la masonería francesa del siglo XIX, por masones pacifistas, y estudiosos de la tradiciones y rituales masónicos por considerar estos en parte, elementos exógenos a los trabajos masónicos,  que por cierto en la masonería francesa se distingue  sutilmente entre  la Epée y la Glavie, como se recoge en algunos tuilers (Vea se Irene Mainguy y otros como Boucher o Bayard.

Y aquí viene la paradoja  y es que en los primeros rituales la espada no estaba presente  en la mesa del Venerable Maestro , ya que el  el recipiendario era recibido como masón por los utensilio y herramientas que le son propios como herederos del los gremios de cantería, y estos eran el Compás y la Escuadra, que  además constituyen parte de las Luces de la Masonería.


Pero la introducción de la espada  en logia como elemento caballeresco traerá como inclusión entre los aditamentos de los que dispone el Venerable Maestro, de la espada, encima de su mesa, que se precisa era recta, tal y como indica el ritual de Rito Francés el Regulateur du Maçon  que recoge la tradición de los Modernos,  y que prescribe el uso de una espada recta o simple, como nos muestran muchas pinturas y gravados y los propios rituales
ILLUM-07.JPG (243K)

De hecho en esa deriva de reformas rituales en las que entra el GODF, una de ellas que viene  de la mano del Hermano Blatín,  reforma de 1887  con referencia al  Regulador  del Masón (Regulatéur 1785-1801) es la introducción de  la espada flamígera, lo cual contrasta con un ritual totalmente descristianizado que buscaba el GOdF, y de lo cual siempre se le ha acusado.

La espada flamígera  es la que según  el Génesis III, 24utilizaron los Querubines Guardianes del Paraíso para la expulsión de Adán y Eva «Y le echó Yahveh Dios del jardín de Edén...y habiendo expulsado al hombre, puso delante del jardín de Edén querubines, y la llama de espada vibrante, para guardar el camino del árbol de la vida». por tanto  tiene esa sesgo de la representación del Verbo Divino,  y esto se contrapone  frente a la espada simple que se halla sobre la mesa del Venerable,  tal y como consta en el Regulatéur. cuyo ritual había articulado el GOdF 1785.

Dicha  espada flamígera se introduce pues en el siglo XIX  através del REAA desde donde se traspasa al Rito Francés que practica el GOdF , a través de la pujanza del REAA en el GOdF y por medio de su Colegio de Ritos.

Tanto es así que esa espada que se introduce por parte de Blatín en 1887 luego la vamos a encontrar en diversos rituales del GOdF, como los  de Referencia  de Rito Francés edición  6009, donde  se vuelve a incidir en que  dicha espada ha de ser  flamígera y que según  Marius Lepage 1939  esta tiene dos grandes significaciones  la creacionista  en tanto  que aparta a todo aquel que quiere penetrar en el  lugar santo y por tanto es capaz de guardar ese mismo santuario, y el otro sentido es el la purificación, por lo cual se transfiere a dicha espada  la atribución de una función  de conducir la obra iniciática, trasmitir la energía divina. «Le mot qui, traduit de l’Hébreu, qualifie la lame de « l’épée flamboyante » est le verbe « se tourner, changer ». Il s’agit donc d’une épée qui tourne toujours, qui s’agite, d’où son caractère flamboyant. En effet, cette racine hébraïque montre que l’épée flamboie parce qu’elle est feu elle-même et parce qu’elle réfléchit la lumière solaire. Le double tranchant de la lame a une double fonction : celle de porter le feu de la création pour donner vie à l’initié, mais aussi celle de trancher entre plusieurs choix possibles lorsque la vie de la Loge est impliquée».

La llegada de la espada flamígera a la masonería de Rito Francés  es debido al REAA, que se permeabiliza de otras simbólicas, caballerescas y herméticas, lo cual no niego que puede ser útil y necesario  dentro del contexto de REAA , pero como digo tal influencia llegar a tal el grado que ritos que se mantuvieron ajenos a las intromisiones más cristianizantes y a la introducción más sacral, o religioso como es el Rito Francés, pues lama la atención, y no deja de presentar una cierta paradoja, que en rito Francés  en cuyo cuaderno Ritual de referencia GOdF edición 6009,  vuelva a estar presente tal espada flamígera o como dicen los franceses: Flamboyante.


De ahí que además tengamos una cierta pérdida  histórica y ritual , y que de la «recepción»  por el compás y la escuadra, se ha ido pasando  a la «consagración» del recipiendario colocando la espada flamígera sobre su cabeza, luego sobre el hombro derecho y el hombro izquierdo acompañando con tres golpes dados sobre la lama de la espada con el mallete y las palabras rituales a modo de una «iniciación caballeresca», olvidando en parte la recepción de un masón especulativo que trabaja con el compás y la escuadra para construir y por los cuales debería ser «aceptado».

PARA SABER MÄS  La espada Flamígera y la Trasmisión de la Luz.: puede verse también ESPADA FLAMIGERA

Nota: Como «conservador del Rito» que me indica el Vº Orden de Sabiduría, decir que  con el relato o exposición de estas paradojas, no trato de atacar, ni llamar a la destrucción de estas utilizaciones, o significaciones simbólicas, sino llamar la atención  de los Hermanos y estudiosos del hecho ritual,  sobre algunos aspectos sintomáticos que se dan en masonería y en nuestros trabajos rituales, y como estos se dan  como validos y se tienen como viejos representantes de una vieja tradición ritual, cuando en realidad son añadidos muy recientes, como hemos visto con respecto a la “"«espada flamígera»

Víctor Guerra. MM.:.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...