Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

6 de enero de 2016

EL «ARCO REAL» DE MANO DE UN ESPAÑOL


Dicen que los españoles en tierra propia nos eclipsamos en guerras, guerrillas y rencillas varias, y que cuando salimos fuera del terruño, nos crecemos..., lo cierto es que algo de cierto debe de haber.

Los tres o cuatro referentes españoles significados en la masonería, de los que me viene al recuerdo más allá del los Pirineos y que han dejado huella han sido han sido Manuel Fernández Juncos, el pedagogo Jose Narganes de Posada , o Lorenzo Frau Abrines, autor del famoso Diccionario Enciclopédico de la Masonería.

A esta larga nómina a la  cual podríamos ir sumando algunos masones, debemos añadir al francmasón Francis de Paula Castells (1867-1934) del cual, como de algunos de los reseñados,  sabemos más bien poco, y de lo poco que se sabe lo ha escrito Alberto Moreno Moreno, en la solapa y en un pequeño trabajo que cierra su nueva aportación como es la traducción del libro:  Análisis Histórico del Ritual del Santo Arco Real  publicado en Londres n 1929 y editado ahora por Masonica.es

Su autor F. Paula Castells nació en Mataró, y fue educado debido a su carácter en Barcelona por el pastor baptista Erik Lund, un misionero sueco que había estudiado Teología en Seminario de Betel en Estocolmo,  donde coincidió con el también misionero malagueño Francisco Paula Previ, los cuales abrirán en 1878 una iglesia baptista en Figueres. Por tanto cabe preguntarse ¿Es este Paula Preví, familiar de Pula Castells?

De F. Paula Castells, sabemos que estudió en Inglaterra cursando estudios en el King´s College, y conocemos también que en 1891 contrajo matrimonio con Mary Smith , de cuyo enlace nacerán dos hijos: Francis Theodore  y Edmund;

El resto nos los explica la biografia anexa al libro « con 22 años viajará con a otro misionero y masón Manrique Alonso Lallave, a Filipinas» dando lugar de este modo a todo un periplo masónico de primera magnitud en los temas evangélicos, y cuyo destino que ahí arrancará su membresía masónica puesto que sabemos que se inició en logia Integridad Nacional nº 1, siendo fundador de otra denominada Unión nº 2, ambas con sede en Manila.

Así mismo gracias a las intensas labores de búsqueda de Alberto Moreno, hemos conocido más datos, pues se le tiene fichado como miembro en las logias Brexleyheath nº 2429, donde reafilió en su regreso a Inglaterra, se tiene constancia de su membresía en la logia Lullingstone nº 1837, donde transcurrió la mayor parte de su vida masónica, y en la cual ingresa el 8 de Octubre de 1912.

Se conoce parte de su currículo masónico: «en 1924 ocupa el Oficio de Capellán de la Logia, y en 1926 es honrado con el cargo de Pasado Asistente Gran Experto de Caridad, siendo ese mismo año instalado como Primer Gran Principal del Capítulo Lullingstone nº 1837. Antes de ser honrado como tal, Castells ya figuraba ya como Pasado Asistente Gran Capellán Provincial 2429».



Pero su propia actividad masónica se ve complementada con el desarrollo de un trabajo intelectual de gran talla, que es lo que le hace aún más singular, pues español insertado en la victoriana Inglaterra publica varios libros, desconocidos en el orbe castellano, ya que fueron escritos en inglés: Los Genuinos Misterios de la Masonería antes de 1717; La Antigüedad del Santo Arco Real; El Origen de los Grados Masónicos, este que ha traducido al castellano Alberto Moreno: Análisis del Histórico del Ritual del Santo Arco Real, viene a verificar los puntos de vista vertidos en los libros anteriores.

Lo primero indicar que la Orden del Santo Arco Real, está circunscrita al ámbito de la regularidad, y como el mismo Castell nos explica, no siempre «ha presentado la forma actual.. siendo antiguamente más extenso y comprendía otra representaciones rituales aparte de la reconstrucción del Templo del Rey Salomón»

Digamos que el grado del Arco Real en el seno de la masonería anglosajona vendría a constituir el grado del Maestros Secreto de la masonería continental, y la continuación lógica, aunque no tanto, ya que debería ser la continuación del Grado de Compañero de la primigenia masonería, ya que el Arco Real habla de Compañeros, al instituirse el Grado de Maestro, el Arco Real pasó a ser la clave de bóveda del 4º grado. Hay que tener en cuenta  que entre 175-1730 solo había dos grados herederos de la tradición escocesa, la cual a evolucionar hacia un sistema de tres grados, de ahí que se hable de Compañero, y se sté planteando esto en sus sistema de 3 grados.

Un trasunto ritual en el que intervienen legendarios Grandes Maestros: rey Salomón, Hiram, el rey de Tiro e Hiram Abiff, que son quienes conocen la palabra misteriosa, tras la desaparición del último, y por tanto la esencialidad del Real Arco radica en la búsqueda y descubrimiento accidental de esta palabra, que es el nombre misterioso de Dios, y ha tenido gran desarrollo a partir del siglo XVIII con la emergencia de los grados «escoceses» en la Europa continental, aunque se tienen exaltaciones al Arco Real documentadas en varios lugares , en 1752 bajo la jurisdicción de la Gran Logia de York , y los Modernos tenían la suya en 1766, y los irlandeses desde 1720 ya tenían la suya, habiendo un presentación pública de todos los Oficios del Arco real en Dublín en 1740.

Hay otro problema con esta cuestión y es la presencia del referente Hiram, en un sistema de dos grados de la masonería primigenia que quiere rememorar el Arco Real, y que a su vez suscita, la figura de Hiram que viene anexionada con el 3º Grado y no con el Compañerismo.

En suelo americano se constata, según nota al pie de texto, que la logia Fredericksburg (Virginia) en 1753 otorgó Patente a los colonos locales, siendo el primer Capítulo en suelo americano en Boston 1762, el San Andrés, « formado por exiliados jacobitas escoceses»

En todo caso el Real Arco es fruto de varias teorías y especulaciones, la paternidad del Caballero Ramsay, y otras más ligadas al Continente y a ciertos préstamos del escocismo lo cual complica aún más su origen, habiendo quien lo sitúa como una adición inglesa al 3º grado, dentro de la progresión escocista y sus similitudes con el actual 13 º Grado del REAA., siendo un grado que está dentro de los actas de los Anciens de Dermott.

Este era un grado conferido únicamente a los Venerables de las Logias, el cual se siguió practicando hasta el Act of Unión de 1813, desde cuya fecha la Gran Logia Unida de Inglaterra no parecía ver con buenos ojos que se siguiera en esa línea, lo que hizo que se fundara la Grand and Royal Chapter.

Existen dos líneas rituales, una inglesa  en la cual el candidato descubre la palabra misteriosa en la reconstrucción del Templo de Jerusalén después del cautiverio en Egipto de los hijos de Israel; y la otra línea es la irlandesa-americana que son diferentes, ya que sus referentes portan otros títulos.



Partiendo de esta somera exposición que a buen seguro que no estará dentro de los cánones establecidos y podría ser más extensa y matizada, indicar que el libro traducido por Alberto Moreno, en el cual echo de menos algunas notas aclaratorias, es un excelente trabajo de traducción de un libro indicado principalmente para los practicantes del Royal Arc, puesto que para el resto es algo que nos coger de soslayo.

El conocimiento que demuestra Paula Castells es extraordinario y con su trabajo no se dirige a miembros externos al Royal Arc, puesto que no da pautas rituales pero aporta los datos para el debate y la clarificación de conceptos y hechos, no tanto para reunificar el Real Arco, sino para establecer los criterios de debate para conocimiento de unos y otros, dada la disparidad de tendencias rituales existentes.

Tenemos por tanto un buen texto, en la línea que ha emprendido Alberto Moreno, de darnos a conocer la Masonería Antigua, en cuya tarea vemos que ha habido interesantes antecesores, muy interesados en discernir puntos y conceptos, dado el trabajo de  F. Paula Castells.

Felicitar una vez más Alberto Moreno, por el hallazgo de este personaje y su obra, la cual mucho me temo que nos irá traduciendo y aportando en su laborioso trabajo de aportaciones.

Victor Guerra

5 comentarios:

Eloy Reverón dijo...

¿Qué me dice de José Antonio Ferrer Benimelli? Vive en España, sin necesidad de vivir afuera lo reconocemos en América y en el mundo como el primer, mejor dedicado y experto en Historia de la Masonería y sobre el tema.

Eloy Reverón dijo...

¿Qué me dice de José Antonio Ferrer Benimelli.? Vive en España y es reconocido como el más dedicado, prolífero número UNO investigador de la Historia de la Masonería y del tema en general.

Victor Guerra Garcia dijo...

Es un buen amigo, y buen historiador dentro de su praxis hsitoriografica, aunque creo que hay otros historiadores, al menos para mi más interesantes en los temas puramente masónicos, eso sí hay que salirse de la órbita española.
Victor Guerra

PdM dijo...

Felicitaciones por el blog. Todos los artículos y notas son muy valiosas.

Zen Bushido Vii dijo...

S:.F:.U:.

Mi Q:.H:. me sumo a las congratulaciones por vuestro blog, el que leo continuamente y me permite desb:.la pied:.brut:. recibe un t:.a:.f:. desde México deseandoos un excelente 2016 lleno de luz, fuerza y candor.

MM:.Voltar Varas
V:.M. R:.L:.S:.Marie Francois Sadi Carnot 339
Jurisdicc:. a la M:.R:.G:.L:.S:. Valle de México.
voltar.varas@yahoo.com.xm

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...