Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

13 de diciembre de 2016

LA GLOBALIZACIÓN Y LA MASONERÏA

Global y Masonería Hoy rescato esta vieja plancha que realicé hace 14 años, la cual e fue confeccionada para el debate interno dentro de los temas SOCIALES que se debatían en el seno del Convento General del  Gran Oriente de Francia del 2002,  y que hoy  sirve para ver y confrontar que se decía  hace tantos años, si la reflexión sigue siendo válida, y ver también la evolución de las cosas y de unos mismo, a modo de análisis y autocritica personal.


Victor Guerra.
Oximoron, se aplica a una palabra un epíteto ,que parece contradecirla; así los gnósticos hablaron de un luz oscura; los alquimistas de un sol negro. J. Luis Borges
LA GLOBALIZACION ¿QUE PUEDE APORTAR LA MASONERIA A ESTE PROCESO?
PREMISAS REFLEXIÓN Y PRAXIS
En primer lugar habría que definir qué entendemos por globalización, pues si bien es una palabra que empieza caracterizar la transición entre el siglo XX y el siglo XXI, no está tan claro que el concepto sugiera lo mismo, definido sobre la estructura económica o la cultural de este momento, aunque el primero si que ha afectado de forma contundente en tanto que se aprecia un cambio de percepción y actitud cada vez más claro frente a este fenómeno en su vertiente económica y que parte del fracaso de la Conferencia Ministerial de Seattle y que siguió manifestándose y patentizándose a lo largo de las distintas conferencias del OMC que se han ido celebrando.

Por otro lado la literatura que va estando a disposición del público, al menos del español, aún escasa, y muchas veces no producida por intelectuales españoles y por tanto analizada desde la peculiar perspectiva de otras latitudes e identidades, puesto que viene en su mayor parte traducida desde otras culturas allende los mares, a las cuales puede afectar muy positivamente este fenómeno, pero que no dejan de ser una realidad distinta, con la que debemos contar.

Y eso es un hándicap importante y máxime si tenemos en cuenta que este reciente fenómeno tan integral y transversal, a pesar de su transcendencia y de su poder, no está lo suficiente alejado en el tiempo y en el espacio como para poder ver y analizar con objetividad en toda su dimensión, cosa harto compleja, todas sus implicaciones. Hemos visto algunas de ellas, las implicaciones o efectos económicos, pero hay otros que no nos son tan perceptibles o que incluso pudieran ser o son beneficiosos.

Hay que tener en cuenta también que plantear un tema de esta profundidad y carga en la joven masonería española es una tarea, que presumiblemente no arroje los resultados apetecidos vistos al menos desde la visión y el trabajo interno del GOdF, que tiene más tradición en la reflexión y el abordaje en estos peculiares temas.

Si bien eran una añoranza o deseo que estuvieran en los talleres masónicos españoles, no por ello creo que estemos suficientemente preparados como para dar una respuesta concreta y” redonda” sobre qué puede aportar la masonería al mundo globalizado o cómo puede la Orden masónica influir para que este imparable proceso cambie de signo.

Por otro lado hay que tener en cuenta que habría como dos perspectivas distintas una la que se podría desprender o ejercer desde la utopía, que no deja de se el resultado de un ejercicio de imaginación o viceversa, y otra desde la praxis. 

Si es desde la praxis, hay que tener en cuenta que la posible acción de la masonería española se quedaría reducida a los escasos ámbitos personales de los distintos masones, y eso es muy poco, sin embargo si es desde el conjunto del GOdF, desconozco, o desconocemos su empuje a la hora de influir en estos colosales proceso, aunque dado el número de hermanos en el seno del GODF, sus posiciones y los medios de la propia obediencia si que puede ser una buena plataforma al menos de enunciación de las problemáticas.. 

Sin embargo sí que la masonería debe dar una respuesta puesto que hay que pensar en el papel de los intelectuales ( que hoy tienen que ver con la sociedad, el poder y el Estado) cabría preguntarse si han padecido el mismo proceso de destrucción/despoblamiento, y reconstrucción/reordenamiento , al igual que ha sucedido con el resto de la sociedad.

Qué papel les ha sido asignado por los poderes del Estado y financiero? , Qué papel juegan en todo este análisis y como se insertan en esta globalización fragmentada...? Puesto que la intelectualidad de la derecha ya tiene la cantera donde picar las piedras que adornen la globalización: el Pensamiento único. Y que está arropado por los poderes económicos Banco Mundial, Fondo Monetario, Organizaciones Mundiales..., Comisión Europea y el Banco de Francia... que mediante sus financiaciones tiene a su servicio el mundo de las ideas representado por las más diversas universidades y centros de investigación y fundaciones, los cuales a su vez perfilan y difunden el mundo de la globalización y el pensamiento único como su vehículo dejando ver que la globalización es el mejor de los mundos, aunque carezca de ejemplos concretos de cuales son sus ventajas para la humanidad en su conjunto, por lo cual se recurre a la teología y a suplir con dogmas y fe neoliberal la falta de argumentos.

Hay que tener en cuenta además que a la masonería se le está adicionando a este mundo de la globalización, como una de las patas del banco que interviene en los mercados a través de los pensadores liberales y de aquellos que están dentro de la Trilateral y de las Fundaciones que sostiene el poder financiero. 

Un ejemplo de lo que aquí se está comentando lo tenemos en el libro de Manuel Ayllón [1] en el cual nos relata la implicación del poder económico y la masonería regular española (GLE) y la posible constitución de unas alternativas liberales a través de una organización política e intelectual. Que podríamos considerar como una estrategia de la denominada Tercera Vía socialdemócrata.

Por otro lado la intelectualidad de la izquierda queda por tanto fuera de combate, al tener que jugar el papel de “mensajeros del mal” a los cuales además se les critica o se les descalifica por “mesianistas” y  porque además hay una apuesta por la llamada “tercera vía”de la izquierda que no condena para casi nada al neoliberalismo como decía M. Vázquez Montalbán “El Gran Circo de Intelectuales Neoliberales Químicamente Puros o Ex Marxistas Arrepentidos o la Trilateral pueden ser mesiánicos cuando prefiguran la fatalidad de un universo basado en la verdad única, el mercado único y el ejército gendarme único vigilando el fogonazo de flash que acompaña la foto final de la Historia, pulsado ante los mejores paisajes de las mejores sociedades abiertas[2].

Por tanto la masonería puede jugar un papel importante y uno de ellos es ejercer la función intelectual y también de comunicación, constituyéndose en una especie de conciencia incómoda y hasta casi diríamos impertinente, puesto que no ha de jugar con las fuerzas políticas y sociales ni con el Estado, ni con los Medios de Comunicación, o la religión. La masonería -como trabajadores especulativos- sí que podemos entre todos intentar encontrar respuestas. 

Buscando como decía Régis Debray “La tecnología del hacer-creer (...) El poder de la información Inf-formar: dar forma, formatear. Con-formar: dar conformidad. Trans-formar: modificar una situación”[3] Ese puede ser nuestro papel, el de reflexionar y realizar un análisis crítico bajo la tríada que nos aporta Debray, de hacer creer desde nuestra perspectiva individual de denunciadores del hecho, de miembros de una Orden que cree en la conciencia y en la eficacia de los actores sociales, y que sabemos nuestro límites y el de esta sociedad. Es por ello por lo cual debemos y tenemos necesidad de desentrañar la incógnita del futuro haciendo como plantea Alan Touraine “Que la protesta no se desgaste en denuncia sin perspectiva, o por el contrario, que ella conduzca a la formación de nuevos actores sociales e indirectamente, a nuevas políticas económicas y sociales[4].

Partiendo, pues, de estas premisas hay que dejar patente la complejidad de la globalización o mundialización que parecía traer consigo un cierto carácter de homogeneidad, aunque cada vez parece más claro que este proceso, es como las “matriuscas” (las muñecas rusas, unas dentro de otras) , y dada su estructura de conjuntos dentro de otros conjuntos, ello en este actual momento representa más bien lo heterogéneo, y si bien podía haber una trabazón a través de la tecnología y la informática, el poder financiero ha roto ese binomio “haciendo que la pobreza, no es como lo fuera alguna vez, el resultado natural de la escasez, sino el conjunto de prioridades impuestas por los ricos al resto del mundo (Jon Berger 1997)[5]

Esta percepción tan novedosa como molesta es la que nos está mostrando que “las cosas se nos van de las manos” y que a su vez expresa el carácter indeterminado, ingobernable y autopropulsado de los asuntos mundiales; la ausencia de un centro, una oficina de control, un directorio gerencial planetario. 

Esta globalización nos coloca por tanto ante unos mecanismos en parte contradictorios, unos que tiende a incluir a todo un conjunto de estados, países y regiones en la más floreciente industria del “ Mercado de la Opulencia” (aunque en su interior haya bolsas de pobreza y marginación) es lo que el ATTAC denomina como “Mecanismo de Inclusión” y otros que tienden a expulsar a otro grupo de países, regiones y grupos humanos de este paraíso neoliberal por el denominado “Mecanismo de Exclusión:” [6]. 

Mecanismo de Inclusión:
  • Generación de plusvalías por medio de la especulación en la bolsa de valores
  • Salarios a directivos y ejecutivos, ligados a la participación en las ganancias de la empresa
  • Innovaciones tecnológicas , nuevos productos y procesos
  • Reestructuración de empresas, fusiones y adquisiciones por las que se generan plusvalías substanciales
  • Privatizaciones de empresas públicas
  • Inversión extranjera directa y de cartera, creación y /0 fortalecimiento de instituciones financieras.
  • Integración regional (Unión Europea, MERCOSUR, NAFTA ASEAN) etc
  • Establecimiento de bancos off-shore y paraíso fiscales
  • Los Mecanismos de Exclusión:
  • Simple olvido de los pobres (fuga de inversiones de riesgo en países del Sur)
  • Crisis financieras, devaluaciones, quiebras, aumento del desempleo
  • Carrera hacia el fondo de las empresas multinacionales con empleos mal pagados y precarios, sin las debidas prestaciones sociales.
  • Fuga de capitales y contribuyentes apareciendo como consecuencia los” contribuyentes virtuales”
  • Reducción del sector público y de las prestaciones de Estado del Bienestar.
  • Abandono de las políticas regionales
  • Sistemas fiscal defectuoso, o injusto.
  • Progresiva concentración de la riqueza a nivel nacional
Creo que estas altura sobra traer ejemplos sobre como cada uno de los enunciados ha repercutido no solo en los países, regiones y grupos humanos, sino también en las distintas parcelas de la sociedad; cultura, convivencia, valores. Etc.

Y aunque se pudiera argumentar que ese movimiento globalizador ha repercutido en países pobres también hay que decir que las distribución de los beneficios ha sido muy desigual, no hay nada más que echar un vistazo a los patrones de distribución de la renta nacional de algunos países: Colombia, Chiles, Argentina, Sudáfrica.

Proponer alternativas es un trabajo que desde la Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ya se apuntó en un lejano informe que se elaboró en 19992 para un Pacto Global para el Desarrollo entre el Norte y el Sur. A saber:

Dividendo por la paz: Compromiso de los países industrializados y en desarrollo se comprometían a reducir sus gastos militares al meno en 3% anual. Los fondos liberados irían al desarrollo económico de terceros países.

Sistema reformado de la Ayuda Oficial al Desarrollo . Más recurso y con más optimización. 

Renegociación internacional de la deuda. Con aquellos países seriamente endeudados y con graves crisis sociales y detener con ello la transferencia de recursos de Sur al Norte.

Financiación para el Desarrollo Sostenible: Impuestos sobre consumos de petróleo, carbón y certificados de racionamiento para emisiones de dióxido de carbono, lo que traería una transferencia sobre los recursos de las naciones ricas a las naciones pobres.

En este informe se dieron como alternativas otras actuaciones como la liberalización de los mercados que ha supuesto un duro debate sobre sus repercusiones, tanto es así que mientras se recomienda a los países del Sur abrir sus mercados a la importaciones (liberalismo comercial) los países ricos cierran y establecen cupos de importaciones para los países pobres.

Hay que apuntar que donde el proceso de globalización ha sido particularmente eficaz ha sido en el campo de la producción cultural como ya hemos apuntado en tanto que las grandes corporaciones y los medios de comunicación han tenido un papel importante a través del complejo científico-universitario y los circuitos culturales de carácter global. 

Ante todo ello qué puede hacer o debiera hacer la masonería como conjunto de hombres y mujeres que trabajan en la reflexión para incidir en la mejora y el futuro de la humanidad que es uno de nuestros lemas? 

Las ideas que al respecto se proclaman parten desde lo local para incidir en lo global sin perder esa perspectiva: de acción que venimos proponiendo de donde estamos, quien somos y donde queremos llegar. Y que son el fruto de la reflexión del conjunto de pensadores críticos[7]con este sistema.

Seguimiento de la política de los gobiernos
La mayoría de la reformas o contrarreformas de los últimos años se han justificado o han atendido al imperativo de la “competitividad exterior” y amparándose en directrices supranacionales “cuyos actores o no existen o están más escondidos que el mago de Oz. Cualquier análisis político de estas políticas dejan un resquicio para cuestionar esa aparente ausencia de influencias.

Por tanto es necesario hacer hincapié, y ahí sí debemos estar como masones, haciendo responsables a los gobiernos en su actuaciones internacionales y en la aplicación interna de la políticas “globales” y eso se puede hacerse desde la óptica local y regional.

La puesta en acción de la Carta de los Ciudadanos Europeos fue una apuesta que la Comunidad Europea puso en marcha y que la falta de descoordinación y de conocimiento de los ciudadanos españoles, hizo que la lucha laicista recayera fundamentalmente sobre Francia, que le valió una vez más el calificativo de “chauvinista” al tener que defender el sentido y concepto de ciudadanos y el laicismo como garantía frente a las presiones de corte más conservador. 

Es ahí donde como Orden fraterna debemos estar en perfecta cohesión y coordinación dentro del respeto a los ámbitos de nuestras autonomías.

Control de la mercadería financiera y empresarial.
Buena parte de lo que hoy nos ocurre, viene por la fusión de las grandes empresas que optan por el control del mercado y paradójicamente se han especializado en el control del mercado nacional y local. Y cuyo control se le está escapando al ciudadano Ejemplo: Uno de los grandes negocios de la banca española en el exterior lo constituye la gestión de los fondos privados de pensiones nacidos de las políticas de ajuste latinoamericano(pensiones a los que solo acceden los sectores más pudientes de la sociedad) empresas que están a su vez pidiendo una reforma de la Seguridad Social para poder articular a pleno desarrollo el mercado de las pensiones privadas.

Y por tanto aunque se vea, o se objete que pueden ser acciones estas de difícil control, tenemos casos como el boicot a Nestlé por su políticas criminales de comercialización de la leche en polvo en África, que fueron todo un éxito puesto que se coordinó la sensibilidad y se trabajó con un medio tan globalizador como la informática y las nuevas tecnologías.

Por tanto la imposición de determinadas condiciones a los productos puede ayudar a provocar cambios que afecten al ciclo completo de la producción o cambios en la organización laboral. Esa mejora de los derechos laborales, ambientales y sociales, que pueden generar presiones sobre la fijación de estándares y regulaciones en los organismos internacionales favorecedores a los países en desarrollo o marginados de estos.

Mejora ecológica
Está clara que la ecología está presente en los procesos de globalización, en forma de agresión medioambiental generalmente del área pobre del planeta: la destrucción de la Amazonía, o los impactos de las compañías petrolíferas, que están detrás de guerras como la de Afganistán, con todo lo que ello ha conllevado y conlleva .

Sin hablar de las grandes intentos de establecer agriculturas de exportación y sus consecuencias, o el impacto de las grandes presas o el dominio del agua en África. Proyectos muchos de ellos financiados por el Banco Mundial.

Tema largo de debate y exposición, cuya propuestas pueden venir de promover cambios de escala suficiente para alcanzar efectos ambientales y culturales tangibles.

Una política de encarecimiento de los costes energéticos puede ser la forma de reorientar la producción mundial sobre bases territoriales más lógicas y encaminarse hacia procesos de desarrollo regional más coherente. La crisis de las “vacas locas” aporta nuevas razones para defender determinado tipo de controles a los movimientos de mercancías y favorecer procesos menos homogeneizados. 

Articularse como parte del movimiento antiglobalizador, cada cual desde su personal perspectiva, insistiendo en los efectos que causa el proceso de globalización actual en los países pobres puede colaborar también a generar una más sólida conciencia entre nosotros mismos, como parte rica del planeta. 

Nadie debe venir en patera

Dice Albert Recio que una de las cuestiones que impide desarrollar una amplia respuesta social ante las políticas de la globalización es la lejanía respecto al lugar donde se toman las decisiones. Lejanía física y social. El aspecto realmente nuevo de la globalización lo constituye en nuestro país la llegada masiva de inmigrantes pobres en busca de empleo y mejores condiciones de vida.

Más que expulsados por el hambre, pueden que vengan atraídos por los nuevos modelos productivos y sociales implantados en nuestra economía por el propio proceso expansivo : la agricultura intensiva o la industria hotelera del Mediterráneo muy ligados a los procesos de globalización.

La emigración llama a nuestras puertas y plantea interrogantes que sociedades como la nuestra – la española - nunca se había planteado y que exigen respuestas.

Unas de tipo cultural-informativo que ayude a nuestros propios vecinos a entender el nexo que existe entre los actuales procesos económicos y las migraciones.

Relacionando las migraciones de pobres con las lógicas de especialización productiva internacional y desigualdades sociales que ellos también les afectan.

La migración es la globalización de nuestro territorio y es también una oportunidad para empezar a reflexionar sobre nuestros modelos de ciudad y sociedad, por ello será bueno que seamos capaces nosotros como masones y desde nuestros propios códigos a combinar buena información y las demandas éticas con los procesos serios de integración. Procesos en los que estamos implicados puesto que se basan en el mutuo conocimiento y el respeto ,y por tanto requieren de una especial predisposición que los masones iniciados ya conocemos.

La cultura ese gran campo para cultivar.
Toda globalización es también un proceso cultural aunque posiblemente su impacto es desigual en las diferentes clases y grupos sociales, tanto es así que hay una crucial homogeneización pero esta se está estableciendo entre las élites dirigentes y los creadores de opinión .

La propuesta no se trataría de contraponer una supuesta “cultura nacional o local” a una cultura cosmopolita, ni combatir los excesos tecnocráticos con irracionales posturas esoteristas, habría que actuar extendiendo experiencias de producción cultural de base y desde centros artísticos autogestionados.

En el amplio mundo de la cultura y el pensamiento es donde más puede hacer la masonería que tendría las personas dispuestas a trabajar con rigor y esfuerzo, como motor de desarrollo que en ocasiones nos hemos constituido, y es por tanto preciso darnos a conocer y abrirnos a la sociedad y que mejor desde la culturalidad.

La revista “Humanisme” del GOdF es un ejemplo a seguir y que debiera plantearse abrir sus ámbitos de acción y lengua para poder dar a conocer las respuestas, dudas y reflexiones de los masones como individuos y también de la Obediencia como institución

El pacifismo como lema
La globalización tiene por fuerza que constituir la fuerza militar, sabiendo a estas alturas que el sistema económico se regula en parte por la acción bélica, como bien se nos ha recordado con los bombardeos de Irak y ahora de Afganistán, que están siendo desde hace unos años la herramienta del control geoestratégico. 

Bien se sabe que la industria militar, genera buenos dividendos, aumenta las deudas externas y generalmente desaparece el querido concepto de la democracia. 

Y ante ello nos encontramos como paradoja que el pacifismo ha dejado de ser una cuestión candente, sobre manera después de que se haya logrado el tener un ejército profesional, al que seguramente se apuntarán nuestros inmigrantes con el chantaje de recibir papeles, que tendrá su parangón en la otra paradoja en que la fuerza de choque de los anglosajones son los nepalíes.

España ha globalizado su política militar y lo ha hecho sin ninguna respuesta social, posiblemente porque los viejos pacifistas del movimiento anti-OTAN no supimos explicar que tenía que ver aquello con todo esto, y quizás también aquella derrota convirtió al pacifismo en un caballo perdedor.

Esa es una faceta, el pacifismo, que debemos suscitar dentro de los talleres, al igual que en otros campos, el desarrollo de y potenciación de las actitudes pacifistas, que serán en suma el modo de erosionar las políticas coercitivas que están en el trasfondo de la globalización. 

Debemos pues a semejanza de la armonía que reina en las logias y máxime cuando realizamos la cadena de unión, desarrollar diferentes formas de relación humana que supongan una alternativa real al violento sistema imperante.

Debemos pues situarnos en el polo opuesto al de la globalización, que es la “universalización” que representaba y representa aún nuestro discurso, a veces caído como concepto y discurso, pero desde el cual podemos dar soluciones incidiendo como masones de forma original y puntual en la mejora e incentivación del conocimiento, no solo de uno mismo, sino de todo el taller fomentando el diálogo dentro y fuera de la logia, estableciendo cauces con aquellos que nos pueden dar luz desde el mundo profano sobre esta complejidad que nos asombra.

Si nuestra Orden es pues fraterna y nuestros métodos van encaminados a despertar las conciencias y aumentar nuestros conocimientos, y si como masones tenemos la misión de “unir lo disperso” tenemos pues en nuestras manos el marco ideal para que cada cual construya su propia perspectiva de actuación en los modelos y propuestas que se han ido presentando a modo de panoplia sugeridora.

Es por ello necesario potenciar al máximo el universalismo, huyendo del individualismo en que nos quiere cobijar el mundo globalizado, que quiere hacer desaparecer el concepto de “Ciudadano”, como defensor de la separación de los poderes y el control de éstos y defensor del laicismo como garantía de la libertad de las conciencias. Será pues necesario potenciar ese concepto de ciudadano, y y eso lo puede hacer el masón que es e el que puede construir desde su autonomía personal y desde su propio taller y Obediencia los instrumentos de cambio hacia un proyecto universalista, participando activamente en la sociedad de la información de cara a poder insuflar en ella la ética y la moral que nos ha de caracterizar como masones.

Y ello nos obliga no solo a trabajar nuestra propia piedra aún con más ahínco y a levantar el edificio masónico, a la vez que debemos abrirnos a la sociedad, de cara a mejorar nuestra formación y a constituirnos en la levadura de la nueva utopía constructiva, siendo ese motor del desarrollo social, al que tanto nos referimos y que tan fuerte referente ha sido para nosotros en otras épocas, y que tiene su reflejo en nuestro lema de: Libertad, Igualdad y Fraternidad. 

Tal y como se expuso en el seno del GOFMU (Gran Oriente de la Masonería Mixta Universal) “ Para el francmasón como individuo nada ha cambiado, su talento racional e intuitivo para encontrar los puntos de referencias que pongan orden en el caos, su capacidad para visualizar objetivos claros, marcar rumbos y elaborar los opuestos complementarios, siguen tan vigentes hoy como lo fueron antes. Nos corresponde entregar un mensaje orientador. Debemos ser capaces de elaborar nuestras propuestas que den repuesta a la inquietudes profundas de la sociedad en la que estamos inmersos.”[8].

Frente a este estado de la situación, y haciendo bandera de esas u otras propuestas que aquí se apuntan y de otras que puedan ir surgiendo de la conciencia y preparación de los hermanos que hoy componemos el GOdF, podemos pasar de la “globalización que hoy trata de marginarnos o engullirnos, a liderar la “globalización de no de esa libertad que ha vendido el mundo rico (Norte) o la Igualdad que había detrás del muro alemán, sino una libertad y una igualdad que parta de un principio básico como es la Fraternidad, siendo pues nosotros el fermento en cada lugar que ocupamos de esa integración fraterna, no de los mercados, sino de la unión de los hombres y mujeres por encima de razas, sexo, ideología o sistemas. 

Porqué con las palabras nombramos aun nuestras pérdidas y nuestra resistencia, porque no tenemos otro recurso, porque los hombres están indefectiblemente también abiertos a la palabra y porque poco a poco son ellas las que moldean nuestro juicio. Nuestro juicio, - como masones- temido a menudo por quienes detentan el poder, se moldea lentamente como el cauce de un río, por medio de corrientes de palabras. Pero las palabras solo producen corrientes cuando resultan profusamente creíbles. Salud y no olvidéis que la idea es también un cincel” Subcomandante Marcos [9].

Tomemos entonces nosotros ciudadanos comunes,- labradores de la piedra y la palabra-, la palabra y la iniciativa. Con la misma vehemencia y la misma fuerza con que revindicamos nuestros derechos, revindiquemos también el deber de nuestros deberes” José Saramago [10]

He dicho Víctor Guerra  MM. de la Logia Rosario de Acuña al Oriente de Gijón. (Asturias).

Leída en tenida el año 2002, como  parte del trabajo de respuesta a las propuestas para debatir por el seno del Convento del Gran Oriente de Francia (GOdF).

[1] “Historia de Masones: de El Escorial a Banesto” Madrid 2001
[2]Panfleto desde el planeta de los simios” Barcelona 1995
[3]Croire, Voir, Faire” Paris 1999
[4] “Comement sortir du liberalisme? ” París 1999
[5]Cada vez que decimos adiós” Argentina 1997
[6]ATTAC, Contra la dictadura de los Mercados” Barcelona 2001
[7] “Mas acá de la lucha antiglobalización” de Albert Recio
[8]III Gran Asamblea del GOFMU” Diciembre del 2000
[9] “El intelectual y el fascismo liberal” México 2000
[10] “Discurso en Estocolmo”

2 comentarios:

vempie dijo...

Mi intenciòn es encontrar Hermanos:. en Paraguay y Uruguay. Un Triple abrazo :. :.

Un H.'. Más entre los iguales dijo...

Buenos días Querido Victor,realmente interesante esta antigua plancha!! La globalidad entendida como una fraternidad es la coherencia y la justa equidad de los principios masonicos,creo que contemplar es una cosa e integrar es otra!! La inclusión bajo la ética y la moral de dichos principios para entender la globalidad es pieza indiscutible,ahora bien dentro de las masonerías hay mucho lobo con piel de cordero!! Que sólo contemplan!! Pero no son capaces de integrar ya que ellos han sido iniciados no por vocación y sentir esos ideales,aun así permanecen allí,la cadena de unión la agregora!! No puede fluir,si no contemplamos la globalidad interna como vamos a contemplar la globalidad externa!! El profano se da cuenta de esta falla!!

Un AF

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...