Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

21 de octubre de 2016

HETERODOXIA MASONICA.. o IMPOSTURAS MASONICAS?

Resultado de imagen de Cultura Masónica nº 27

Estos días he recibido un nuevo número  (27) de la la revista Cultura Masónica, dedicado en esta ocasión a las Heterodoxias Masónicas ,  y en el cual escriben  Alfonso Marcuello, Denis Laboure, Diego Cerrato, Eva Riestra. Jose Miguel Jato, Nicola Lococo, Rémi Boyer . Rofriego Sobral Cunha y Urko Cuesta Gutierrez.

es un tema curioso este de las Heterodoxias masónicas, en general es un tema del que se escribe poco o casi nada, supongo que por lo poliédrico del tema, y porque historiar las heterodoxias no es fácil y menos si nos atenemos  a las acepciones típicas sobre Heterodoxia :Desacuerdo o disconformidad con los principios de una doctrina o con las normas o prácticas tradicionales, aceptadas por la mayoría como las más adecuadas en un determinado ámbito.

Por tanto cabe pensar sí lo que se ha escrito en la Revista nº27 , Cultura Masónica, tiene ese tinte de heterodoxo, evidentemente no parece que autores  tan controvertidos como Guenón, Cagliostro, Reghini, Casanova, Sade, Pasqually, De Maiste, Krenmerz, Telmo…, y máxime cuando muchos de ellos  son o pretenden conformarse como fieles representantes de la tradición ortodoxa masónica, en ocasiones exaltadas por unos (regularidad) y los otros (Liberalidad) como sucede con Guénon. 

Tampoco parece que los autores que escriben dichos artículos pertenezcan a la heterodoxia masónica al uso, pues no veo yo a Cerrato o a Lococo, en las bancadas heterodoxas, aunque algunos de los currículos de los colaboradores sin que son un tanto «discordantes con el establishment»  masónico al uso.

Pero sí que me ha interesado el tema y sus exposiciones., si bien en el editorial se dice que  la masonería tiene dos piernas, la heterodoxa y la ortodoxa, estas no parecen ser compatibles, `pues digamos que al final el «orden» lo que llama lo «establecido» margina  toda acción heterodoxa, la cual suele dejar poco rastro más allá de cuatro referencias, en general muy cercanas, como podemos ver por los autores mentados, y sin embargo la masonería ya tiene trescientos años de historia. Donde están en realidad las heterodoxias…, como la de la Gran Logia de Wigan que confrontó con el Acta de Unión de 1813 de la Gran Logia Unida de Inglaterra, o los intentos de los llamados «renovadores de Blois» que intentaban suplir las leyendas bíblicas que soportan los arquetipos rituales masónicos, por leyendas más «laicas y racionalistas» como podían ser las leyendas mitológicas griegas..?

No cabe duda que lo heterodoxo se excluye rápidamente del quehacer cotidiano logial, porque en general es difícil gestionarlo y quedando fuera del control de las estructuras, y se termina excluyendo y es una paradoja que siempre se ha dado por ejemplo con este blog sobre Masonería que suele alejarse de los atrincheramientos ortodoxos y es combatido hasta la saciedad, juramentando que su editor es «amistad peligrosa»como exponía no hace mucho una autoridad logial a un Aprendiz sobre mi persona. En fín…de como la masonería excluye las incipientes heterodoxias.

En cuanto a los trabajos expuestos, por  ejemplo el de Marcuello (profesor de filosofía, estudioso de la tradición iniciática occidental y de las filosofías del despertar..?, miembro de una logia egipciaca del Rito de Knum) que ha expuesto el tema de Guenón, que ha formado masones estructurados en una corriente que se puede denominar como «escuela tradicionalista» y que tiene  bastantes seguidores tanto desde la óptica de la regularidad masónica, como desde la opción liberal más esotérica.
Es cierto que es un autor controvertido y que  pues satisfacer  y rechazar a unos y a otros, pero no deja ser curioso que cuando se contraponen estos referentes, en general no estén encuadrados en las corrientes racionalistas que  impregnaron la masonería de fundación de 1717, y lo que si hacen es buscar más allá en las tradiciones medievales, en las tradiciones operativas, y en los intentos de Dermott por hacer pasa como genuina su masonería de tradición.
Cabe pues preguntarse en cuanto lo que expone Marcuello, y otros colaboradores del  numero dedicado a las Heterodoxias Masónicas, si toda heterodoxia debe enraizarse necesariamente en el planteamiento de origen de una raíz  espiritual y religiosa?

Amén de que parte de todo el entramado conceptual, se sostiene sobre el concepto de la «iniciación» como tabú y momento esencial de la membresía masónica, pero son concepciones un tanto subjetivas que parecen poco contrastadas ante el trabajo  de contrastación y comparativo de los rituales antiguos, puesto que estamos hablando a la vista de esos trabajos de investigación comparativa que estamos más bien ante una «aceptación»  más que ante un hecho iniciático, al menos hasta el momento que las grandes escuelas herméticas penetraron trasversalmente a la masonería especulativa.

En todo caso es interesante el artículo de Marcuello, que deja muy clara la posición en sus Conclusiones, aunque el tema de la iniciación es muy recurrente como así lo manifiesta   Rémi Boyer en la entrevista que  se le hace  donde hace un canto de la iniciación masónica desde concepciones un tanto extrañas para algunos de nosotros «la iniciación es un salto desde la dualidad hacia la no-dualidad, una liberación del tener y del hacer para devolver al ser su realeza inicial».

Ante tal exposición cabe preguntarse sí  ¿esto ocurre en nuestras iniciaciones masónicas? más allá de la bella frase que acaba de exponerse. o tal vez ante cabe plantearse si de verdad ¿Nosotros estamos haciendo masonería? y la verdad es que luego su entrevista es muy esclarecedora en varios sentidos, primero porque nos expone ante un axioma ante el cual debemos reflexionar profundamente y que no se le da importancia. «la francmasonería es un vehículo privilegiado de tradiciones» o sea que pareciera como históricamente haya sido un magnífico caballo de Troya por el cual se haya dentro del gran collage de enseñanzas que se plantean como genuinamente masónicas , pues el pitagorismo, el hermetismo, el iluminismo, el rosacrucismo, lo cual ha prendido cual geranio a partir del siglo XIX pero que no estaba en la esencia fundacional del siglo XVIII, por más que Dermott y sus «Antients» se reclamaran como deudores de la masonería de traditio,  o sea la masonería noaquita.?

Tal vez la clave de todo esto sea que no se debiera hablar tanto de heterodoxias, como de diversas Ortodoxias, provenientes de diversas concepciones y escuelas que nos han atravesado a lo largo de los 300 años de historia, porque es significativo que quienes escriben la mayoría de los artículos de este numero estén  en el seno de la corriente del  Rito Escocés Rectificado, o del Martinismo, o ritos egipciacos, etc, que más que heterodoxias, las considero como «otras ortodoxias” o como el mismo entrevistado las califica  «Maçonnerie de marge».

En ese sentido habría que indicarle a Boyer que la masonería se ha dejado canibalizar no solo por la mundanalidad sino por todos los esoterismo «viudos» del mundo que no ha tenido un sustrato de portabilidad, y han tomado la masonería como el fiel transporte, al cual al final han desfigurado, alejándose de la tradición primordial de 1717, para buscar otros enraizamientos seudo religiosos y seudo místicos.

Y no deja de ser curioso que para Rémi Boyer  los rituales no sean nada más que un marco y parte de una metanoia, acaso la reconstrucción interesada de tantas escuelas y corrientes dentro de la masonería no sirven para el fin de transcender más allá de la mundanidad o de la masonería ética/social de la que habla Boyer y Reghini…?

Por otro lado Nicola Lococo, nos refiere una cierta heterodoxia masónica en las figuras de Sade y  Casanova… ante lo cual habría que preguntar a Nicola sobre la participación activa de estos altos miembros de la alta cultura europea en  masonería, acaso tuvieron una vida activa masónica, o su heterodoxia proviene de sus propios apostamientos como activistas sociales y políticos, porque es posible que entonces el articulo debiera versar sobre la presencia de heterodoxos en masonería, su presencia y peso.

Puesto que la membresía masónica de Giacomo Casanova no aparece en Inquisitori di stato Annotazioni b.524, aunque en su Memoria las autoridades creyeran encontrar tres razones para entender que Casanova era masón, aunque en el largo capitulo dedicado a su persona por  Charles Porset: Le Monde Maçonnique de Lumieres, Dictionnaire prosopographique, apenas si nos indica grados, ni fechas , ni logis de pertenencia más allá de relatar los entonos políticos masónicos en lo que se movió junto a distinguidos francmasones, y parecido cuestión pasa con Sade, al que Llande coloca como Venerable de la logia Les Neuf Soeurs, o que  Léo Champion le sitúe como miembro de la logia Les Amis de la Liberté, aunque son datos poco contrastables, aunque hay meritorios trabajos al respecto como los de Jean van Win sobre el Marqués de Sade.

En fin, un interesante acercamiento que encontramos en este nuevo número de la Revista Cultura Masónica nº 27 donde subyacen las propuestas martinistas y rectificadas, que van completando el trabajo de expresión masónica  de largo alcance, y que va ocupando anaqueles  con números y temáticas, que invito a repasar en este escuálido mundo editorial masónico  en lengua castellana que poco a poco va rellanando Masónica.es.

INDICE DE LA REVISTA

  • EDITORIAL Heterodoxia masónica: la riqueza de la diversidad 11 
  • RENÉ GUÉNON. MASONERÍA Y TRADICIÓN 1
  • CAGLIOSTRO Y LA FRANCMASONERÍA EGIPCIA 43 
  • ENTREVISTA A RÉMI BOYER 55 
  • LA MASONERÍA PITAGÓRICA DE ARTURO REGHINI 65 
  • REIVINDICACIÓN MASÓNICA DE CASANOVA Y SADE 77 
  • MARTINES DE PASQUALLY 91 
  • JOSEPH DE MAISTRE. EL LÁTIGO EN LA OSCURIDAD 109 
  • GIULIANO KREMMERZ. PONTÍFICE DEL HERMETISMO MODERNO 119 
  • HOMENAJE A ANTONIO TELMO 129 
  • PORTUGAL Y EL DESCUBRIMIENTO DEL MÁS ALLÁ DE LA HISTORIA 134

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...