Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

17 de septiembre de 2017

Francmasonería. Tres siglos de la Refundación Moderna. Una lectura crítica (I)

Print

Tras un primer acercamiento al enunciado y programa que soportaba el II Curso de Fundamentación de la Francmasonería. Tres siglos de la Refundación Moderna, una reflexión que realicé bajo el epígrafe: Sobre fundaciones y refundaciones masónicas, tratando de analizar desde un enfoque crítico, pero no por ello exento de cimentación filosófica e historiográfica, el hecho de los cursos de fundamentación masónica, sus propuestas, metodología, y titulo.

Debo decir que dicha reflexión no fue bien recibida, no es que se recibiera una crítica a modo de rebatir mi exposición, sino que digamos que sentó como un tiro a determinados personajes que más que reflexionar sobre lo expuesto, no solo me pusieron a caldo perejil, sino que intentaron endosarme una maliciosa acción acerca de una página web en Facebook en la que se hablaba de un tal Al-Guarris, con lo que no tengo nada que ver.

En su momento y para no echar más leña al fuego, como se me pidió, esperé pacientemente la llegada, tras la oportuna compra, de los tres tomos que la Logia Renacimiento nº 64 de la Gran Logia Simbólica Española (GLSE), ha tenido a bien editar, y en cuyos volúmenes se recogen las ponencias que se dictaron durante el citado II Curso de Fundamentación Masónica, una «locura imposibles» que tanto la GLSE , el Supremo Consejo Masónico de España del REAA, el GCGG Rito Francés (GLSE), y el Distrito Centro de la GLSE junto con la Universitat Lliure de L´Emporda, echaban adelante el 3 de marzo 2017 tal proyecto.

Vaya por delante, que «no soy ningún poseedor profesional de la verdad» como algún ponente se ha atrevido a escribir en su ponencia, sino un estudiosos y atento lector de todo aquello a lo que puedo acceder, y entre esos materiales, tanto los previos, como los resultados finales se encuentra tal publicación a la que quiero dedicarle unas cuantas reflexiones.

Trabajo de edición importante, pues es un esfuerzo que se plasma en la estética y diseño, la cual facilita la lectura la cual se hace muy amable, pero esa belleza como continente contrasta fuertemente con sus contenidos.

Tras una presentación por parte varios autores: Nieves Bayo como Gran Maestra de la GLSE, o de Brenno Ambroisini como presidente de la Logia Renacimiento, o la intervención de Bibiana Casado, al frente de la Logia Pedra Tallada, o el saludo de Andrés Cascio de la Universidad del Empordá, dejan abierto el ruedo para dar paso al resto de las ponencias expuestas, indicando como bien expone la VM. Bibiana Casado, que «Todo masón forja su propio plan sobre su destino en el mundo, teniendo siempre presente que la ética consiste en fundamentar la moral: una mora formada por una serie de normas, costumbres y formas de vida que se presentan como obligatorias. Al asumir este compromiso, los masones van abriendo camino a través del conocimiento, pero también a través de su propia transformación, de la adaptación de su conducta a los principios de la Orden»

Y como bien remacha, el Doctor Andrés Cascio, para lograr «un ser humano abierto y reflexivo con el objetivo puesto en una meta tal vez inaccesible, pero manteniendo siempre una rebeldía hacia la mediocridad y la vista puesta en el perfeccionamiento y la ética y la tolerancia».

Partiendo pues de estas importantes premisas, la primera ponencia que el texto (tomo I ) presenta es una pequeña y poética introducción de uno de los alma mater del curso, Vladimir Carrillo, el cual habla de «ir a la raíz y retransmitirla a los alumnos… por lo menos no se pretendía, para contarnos sin pena ni gloria cosas que ya sabíamos… pero bajo una perspectiva crítica»

Evidentemente nada que objetar ante tal tarea, pero para tener de antemano ese talento, hay que saber encajar las críticas, o por lo menos razonar adecuadamente, sin calificar al otro de algo así como de un correvedile masónico de tres al cuarto, lo cual no es que importe mucho la descalificación a nivel personal, pero entonces hace perder consistencia a otros ponentes que utilizan a esos correvediles com base bibliográfica…, pero allá cada uno, pero deberíamos ser consecuentes con esos objetivos de reflexión crítica.

Da comienzo el libro con una ponencia de Joan Francecs Pont, que como siempre está en su línea con una interesante metáfora sobre el Arca de la Alianza, y los tres aprendizajes. Aprende a dar, aprender a recibir y aprender a compartir. Base no solo ritual sino de ejercicio masónico.

No deja de ser interesante la propuesta del LIBRO, (VLS o la Biblia) como fuente del Derecho, porque ese presupuesto estaba en las viejas concepciones masónicas, lo que pasa que la vulgata masónica católica, pronto le dio la vuelta a la cuestión para hacer de tal cuestión algo omnipresente en la logia, de hecho, en las logias inglesas no valía cualquier biblia.

No afirmaría con tanta rotundidad que «los masones (supongo que los actuales) descendamos de los gremios de constructores» como se afirma y que lo rubrica D. César Navarro. Creo que hemos hecho Hermanos a los cofrades corporativos y profesionales, pero más allá de semejanzas, distamos de su corpus conceptual como bastante, de hecho si partiéramos de los rituales, cosa que en este curso se ha obviado sistemáticamente, puesto que utilizan otras posibles fuentes de fundamentación, pues veríamos u obtendríamos cosas curiosas y paradigmáticas, como la negación del pan y el vino a los Compagnon, tenidos por malos Compañeros, lo cual se remacha en los relatos del asesinato del Maestro Hiram, donde los buenos son los Hermanos y los malos son los Compañeros; es una paradoja a estudiar y a desarrollar.

En términos generales la ponencia de Pont es todo un canto y sugerencia hacia la fraternitas, partiendo de metáforas como la Alianza, o el Libro, elementos separadores que vistos desde un prisma protestante como era el inglés es más que posible que tuviera connotaciones laicistas de primer orden.

La segunda ponencia, es la piedra en el zapato: Los agujeros negros en la francmasonería. Es el texto más nefasto de todo el libro, primero porque descalifica aquello con lo que no está de acuerdo y pudiera estar bien para una página de Facebook, y para la rabieta de un día, pero no para quedar en un libro para siempre, no porque yo aparezca de chupa dómine en el testo como un impresentable opinador profesional detentador de la verdad absoluta y que no se sabe para que sirvo, lo cual me trae al pairo, pero no dejo de lamentar que eso esté en una ponencia de fundamentación masónica. Lo cual dice mucho de ponente sus rabietas y sus ignorancias.

Luis Algorri, en esta ponencia que he repasado de arriba abajo, no hace otra cosa que plasmar el llamado paradigma gallego, no se sabe si baja o sube, y por supuesto se repite tal cosa como un mantra durante toda la exposición. La masonería, a lo largo de los tiempos, fue fundada varias veces. Una de una manera y otras de otra. […] Cual es la definición de la masonería? Pues eso depende de cada cual…».

Está claro que cuando los rituales se utilizan como un guion para las bellas ceremonias danzarinas por la logia, y no se utilizan estos como fuente de información, pues se puede estar diciendo tales bobadas todo el rato, porque tantos las diferentes organizaciones masónicas como los diferentes ritos, siempre han intentado dejar claro cuáles son las definiciones canónicas de cada uno de ellos, más allá de los que piense cada masón.

 Y esas definiciones han llevado horas de debate, de esfuerzo intelectual por ir definiéndose y estar con los tiempos, y los cambios producidos son muy sutiles, pero muy importantes. Aún recuerdo a grandes prebostes de la GLSE, en Asamblea Anual, debatiendo horas y horas, en «si éramos progresistas o progresivos» lo que en su momento me pareció un tema chorra y a muchos puede parecerles, pero el tema no deja de tener su enjundia.

Y así va deslavazando el bueno de Algorri su ponencia «¿Era verdad lo que Anderson contaba? No. ¿Tiene eso alguna importancia para el relato histórico de la Masonería? - El mismo se contesta- Pues tampoco, porque depende de la definición que queramos darle a la institución […] mejor dicho: sí, pero en términos generales. Si, pero no siempre, Sí, pero con excepciones».

Digamos que estamos ante el más puro y cazurro galleguismo, en una larga ponencia donde nos dice que el Hermano Dévrig viene a descubrir la esencia del huevo y la gallina, cuando en realidad lo que ha hecho mi querido amigo y Hermano, por más que se enfade cuando se lo sugiero ha sido realizar un buen remake de otro esencial texto como es L´invention de la franac-maçonnerie de Roger Dachez. 

Está claro que si uno no ha leído este último texto ni aquellas partes que hemos traducido como introductores de Dachez en lengua castellana, (al igual que hicimos con otros autores franceses), pues uno puede quedar asombrado por las exposiciones de Devrig, pero para otros pues no dejan de ser fieles referencias de otras exposiciones, aunque creo que a Devrig se le va la mano en su texto al magnificar la figura andersoniana , tal y como le expuse en un texto sobre su libro http://www.victorguerra.net/2015/12/la-invencion-de-la-masoneria-por-d.html

En fin, una larga ponencia, que no sé que cara les quedaría a los cursillistas, aunque sabiendo el buen hacer y exponer de D. Algorri, pues hasta se reirían; aunque no se sabe igual no, vaya usted a saber, pues depende del momento, del estadio de la cosa. Etc.

Desde aquí y tomando como ejercicio la propuesta de Pont Clemente, le brindo a D. Luis Algorri, una conseja para su próxima entrega de sus Agujeros negros masónicos II, que tenga como libro de cabecera a Cavaignac y su revisión de la mítica masónica, pues en ese texto resume lo que podría ser la esencia de muchos agujeros negros masónicos aún por explicar y profundizar, y en los que creo que podría haber empleado mejor su tiempo el ponente, en vez de estropear la obra de conjunto que se ha editado con tanta tontería a modo de bufón masónico para sacar una sonrisa al personal:


Este estilo de cosas, y de lecturas junto con otras da idea de la gran diferencia existente con el pensamiento masónico francés, cual estamos a muchas órbitas de distancia, hoy puedo hacer una acto de comparación con un texto esencial en Francia, proveniente de mis antípodas masónicas, pero ante el cual me quito el sombrero y me enfrasco en su lectura armado de papel y lápiz, como es el sabroso texto de Trois cents ans de Franc-maçonnerie de la Grande Logie Nationale Française. Loge Nationale de Recherche Villard de Honnecourt, lo cual nos aporta una interesante herramienta de comparación y contrastación de donde están unos y donde están otros.

El mismo autor. D. Luis Algorri expone otra ponencia sobre un tema candente como es la Antimasonería en España. El largo camino hacia el mal.

Por aquello de no dejar de ser el niño en el bautizo, cuando Algorri, expone que va a tratar de demostrar que el Alberto Bárcena Perez no sabe lo que dice, y que hay un «libro que es antimasónico y que su autor (Jose Antonio Ullate) utiliza la cabeza y no las tripas».

Pues les invito a leer la ponencia de D. Luis y estos textos míos muy anteriores por si les suena de algo.


En general los autores que trabajan el tema antimasónico, suele repetir bastantes clichés, y por ejemplo no hay un estudio diferencial sobre las distintas exposiciones antimasónicas españolas, y si estas difieren con respecto a otras de fuera de nuestro ámbito nacional, por ver si van pajeros en esas velocidades que expongo en la que se encuentra España y Francia.

Otra de las ponencias que se expusieron en el II Curos de Fundamentación , proviene del exterior de la esfera de la GLSE, ya que Adrián Mac Liman. Es un Ex Gran Maestro, de aquel invento de Tuero contraposición a  la GLE , la llamada la Gran Logia Confederada de España. Y director del CIEM (Centro de Estudios Masónicos).

Su ponencia se tituló: 1717. ¿Una fecha sagrada? De los constructores de catedrales a los gentlemen londinenses.

Temática interesante, aunque exponer como interesante la presentación de los Agujeros Negros como un auténtico desafío. Hace que se rebajen las expectativas un montón, pero para no pecar de maldad, admitamos pulpo como animal de compañía, y sigamos.

Partiendo de esa realidad nos muestra que quienes si profundizaron en la historia masónica fueron los Jesuitas, aunque hay que decir se si bien eso es una realidad, también en ella tenemos bastante culpa los propios masones que hemos dejado que los jesuitas entraran hasta nuestras propias cocinas, orgullosos de tan insigne presencia de la que muchos han presumido y pocos han criticado, creo que ya he expuesto más de una vez muchos masones tienen como libro de cabecera no solo los textos de Ferrer Benimeli, que no dejan de ser libros positivistas basados en la documentación existentes en varios archivos, sino que además hay otro libro de otro jesuita, que aparece como alter ego, junto con su publicación en el seno de la masonería española, como es el libro de Masonería. Escuela de formación del ciudadano, sin que nadie haya hecho un cierto cotejo sobre los conceptos vertidos e interpretados desde una realidad que se supone profana, y ver si ello se ajusta a las visiones masónicas.

Pero hoy, como digo no nos podemos quejar pues en muchos repertorios obedienciales están presentes las figuras de los jesuitas para-masones, que además no hay acto en el cual no dejen de estar presentes, y se haga gala de su liberalidad, cuando la realidad es muy distinta como tuve ocasión de comprobar en una conferencia en Cabranes sobre la supremacía de los clérigos autóctonos frente al quehacer masónico y donde Pedro Alvarez avalaba tal cuestión sobre la difusión cultural y educativa de la parroquia de Viñón.

Por eso me extraña ahora la exposición de Adrián Mac Liman, porque él formó parte de ese sobeteo jesuitico, que por cierto  mantuvo en el Simposio de Alicante o Almería. con Ferrer Benimeli, frente a la contestación que manteníamos otros como Alberto Valin y otros… 

Que por cierto estamos fuera del CHEME, nosotros seguimos fuera incluso de los ámbitos logiales, y en cambio los insignes jesuitas campean por logias, tenidas blancas, Salas Húmedas y son confesionarios permanente de mucho masones., Paradojas masónicas.

Lo cual por otro lado siempre sorprendió mucho entre las gentes del GOdF esa presencia y permanencia. Pues como dice el refrán de aquellos lodos estos polvos....

Vuelvo a encontrarme en el texto de Mac Liman con la propuesta de enlazar constructores de catedrales y los masones, tal vez esa consideración es la que hace que algunos Hermanos anden enfrascados en la búsqueda de huellas masónicas en las catedrales, como la de Mondoñedo, y paralelamente obvien la visita a los cementerios donde los Hermanos fueron relegados de los enterramientos en tierra católica, como fue el caso de Leiras Pupeiro. Algo que paradójicamente me exponía una Hermana hace pocas horas desde su bendita e inocente ignorancia, y algo bastante común entre los masones http://www.victorguerra.net/2007/10/al-hermano-leiras-pulpeiro-un-da-de.html

Por eso que vincular sin más después de todo lo que se está trabajando e investigando las logias operativas a las especulativas, es de bastante atrevimiento, puesto que unos son los putos obreros que deben ganarse el pan de cada día, y que nosotros hemos mitificado para de paso mitificarnos nosotros mismos, soy hijo de maestros albañil y cantero y se de los que hablo, de los que son las logias, los lugares de recogida, de comida y de cambio, de esos lugares de humedad y olor a sudo y a pies, donde igual se juega a las cartas que se trata el despido o el alza de un obrero y donde cada uno tenía su lugar y su arcón con sus cosas y herramientas, y a buen seguro que en ese lugar pocos burgueses operativos han puesto los pies, para que ahora alguien me diga que somos los mismos y herederos unos de otros.

Claro que había conchaveo entre aparejadores y arquitectos con los maestros de obra, pero cada uno en su sitio y lugar. Creo que nos falta conocer de primera mano cual era la realidad cotidiana de esos gremios canteriles, sus problemas y desarrollo diario en el ganarse el sustento diario. Creo sinceramente que hemos hecho mucha mitificación al respecto. A este respecto tal vez haya que traer a colación a Cavaignac cuando nos hace parecidas reflexiones sobre la Royal Society y la naciente masonería de 1717.

Creo que hay dos historias diferentes que se parecen poco, por un lado, la Gran Logia de 1717 de especulativos, dejemos ahora sus orígenes y cualidades sociales y políticas, y una masonería escocesa, metida de pies y manos en las güildas corporativas y profesionales a los cual responde mucho de los documentos de los Antiguos Deberes, que también hemos sacralizado cuando en realidad una gran mayoría son corpus de reglamentaciones profesionales, sin más.

Por otro lado, seguir preguntándose sobre el mito hirámico, con lo que se está investigando, escribiendo y exponiendo, creo que un poco boutade, ahora otra cosa es que no queramos meternos en berenjenales y encontrarnos con cinco pies de gato, y tener que volvernos locos para intentar avanzar.

En este mismo blog, y en de Rito Francés creo que he publicado bastantes cosas como para empezar a tener algunas nociones sobre el hecho hirámico.
En fin espero que haya resultado interesante para los alumnos del II Curso de Fundamentación Masónica, y se lo hayan tomado no muy en serio, pese a las advertencias de los introductores al curso, porque la verdad salvo la ponencia sugestiva de Pont Clemente , el resto es muy de andar por casa muy poco analítico y desde luego nada crítico o que suscite reflexiones más allá de lo que se hace en la cotidianidad.

Y como crítica general me llama la atención la gran profusión de fuentes, pensadores  y metáforas masónicas manejadas, y creo que no he visto ni un solo reglón extraído de los rituales, que son nuestro corpus conceptual, y al que debiéramos referirnos con bastante más asiduidad

Dentro de unas semanas la opinión sobre el resto de ponencias. Mientras les dejo con estas reflexiones que pueden ustedes contrastar con lo publicado que se reúne en tres tomos con un total de unas 550 páginas, y que ha editado Masónica.es, al precio de 30 E.

Víctor Guerra

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...