Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón, y tienen por tanto derechos de autor ©.

12 de marzo de 2011

La Masonería ante el reto del Siglo XXI (II)

image
Foto de la  portada del libro de Javier Otaola, Editado por MASONICA.ES
Planteaba hace unos días un panorama de reflexión sobre la masonería española en el cual aducía  la falta de  liderazgos “fuertes” y como no , referentes  masónicos importantes, tan solo contamos  con algunos, poquitos, entre los que cabe citar a José Luis Cobos, a Joan Francesc Pont, Joaquim Villalta.., más allá de las otra inevitables referencias que no puedo citar , y  algunas  otras están en la palestra  no por su peso, sino por su insistencia y persistencia, y otras se han  quedado  opacas en el ámbito interno o  se han perdido en el limbo de los sueños.

Pero en general  tras 33 años de andadura  vemos que tenemos unos referentes como quien dice de hace tres días … y la verdad pocas veces he oído en este mismo medio (Masónico) una referencia sobre una logia o un taller de Altos Grados que destaque por su trabajo y reflexión, y que merezca hacer un viaje y sentarse a escuchar, más allá del tonillo íntimo y personal del desorden emocional simbólico que está por doquier con toda razón y naturaleza, porque eso también es masonería, o así lo entendemos en España, pero estamos en tiempos bajos. Mucha reflexión de “carrefour” mucho corte y pega, mucha reflexión facebooriana,, y poca intensidad parece destilar la masonería española.. las referencias bibliográficas, su naturaleza, y sus consumidores, son parámetros a tener en cuenta.

Pero una pregunta que me hacía en voz alta frente a de este estadio de cuestiones, y que me preocupa es saber sí la masonería española tiene un discurso propio,  o por el contrario estamos ante una masonería que toma prestados otros discursos y paradigmas, convirtiendo a las logias, (más que a las Obediencias) en una gramola de opciones político-sociales (ese es otro considerando paradigmático, mientras en Europa son las Obediencias las que marcan el tempo, en España son las logias los voceros de la plaza)….quedando en ocasiones -como dice Mafessoli-  en una masonería impulsada por una filosofía progresiva (y no progresista) no propia sino algo seguidista… buscando más que nada el llamado Yo transcendental de Husserl” y por tanto, inmersos en un cierto dinamismo hedonista en el que prima sobremanera el “gusto estético”, y el adorno simbólico imbuido todo ello en un ambiente de “masonería convivencial”, que podría ser hasta una buena fórmula complementaria del indagar sobre la propia significación y trascendencia del símbolo, pero como rasgo de sociabilidad trascendiendo hacia el medio societario, como sociabilidad que somos.

Pero en general tendemos al basculamiento,  que tal vez provenga de nuestro carácter tan determinista.  En el escenario de Sevilla planteaba algo que puede servir de ejemplo: exponía en una tertulia algo referido a la simbología de la espada,  y si bien ésta había sido introducida en logia para hacernos todos iguales, resultaba que el VM en general tiene una espada diferente, la flamígera; lo cual ya n os nos hace a todos iguales, y que por cierto fue dicha variante fue introducida en el siglo XIX por los ocultistas masones; al manifestar esto en el debate y acentuar el sentido místico esotérico que tiene tal espada, no tanto de ciudadanía e igualdad, sino que representa a mi juicio un fuerte carácter bíblico ya que su presencia arranca con el Génesis III,24; y que podía ser un frente de debate importante, en cambio alguien a quien admiro  me insinuó “que igual no estaba contento en sus filas”…

Es un ejemplo menor, y ello no debiera tener más repercusión , pero no deja de reflejar el estado de la situación de ese regusto hedonista mediatizado por el “vibrar juntos, y el sacrosanto vitriol del “crecimiento personal” que tanto se oye en boca de los profanos cuando se desnudan ante la asamblea masónica que los examina para su posterior admisión en logia; ante lo cual no se suele poner reparos, confundiendo a mi forma de ver, la masonería auténtica escuela de formación ético- moral…, con una especie de movimiento “Hare Krishna” a lo masónico, que es importante pero no esencial, somos “Hermanos” pero ello no siempre conlleva la “amistad”.y que en general nos aleja del debate como forma de entendimiento, y facilitar la incardinación de una cierta corriente de pensamiento único en el seno de los talleres, por múltiples caminos y veneros como nos exponía no hace mucho  M. Eynaud.

Puede parecer duro lo expuesto, pero es fruto de los tiempos y de esa instalación del querer vibrar juntos; eso sin duda las que nos pone en sintonía con la emocionalización de las creencias y con algunas prácticas, que reflejan más que nada, “la preocupación por el perfeccionamiento de la felicidad mundana” - como nos indica Lipovtsky- al menos más , que con la salvación a través de la reflexión.

Estas circunstancias que expongo en voz alta responden  de un modo o de otro, sobre la necesidad de reunirse para reflexionar en conjunto sobre la masonería y su desarrollo.

Foros y plataformas que aún en España no se ha ensayado mucho, y aunque planean ideas y proyectos de futuro, digamos que desgraciadamente la mayoría no pasan de embriones, y otros espacios como el EMdE , que podían ser la vanguardia de esa reflexión no dejan de ser un escaparate, o para ser más exactos,  es una alta gramola que es necesaria, pero  en cierto modo alejada de un marco serio de debate interno con vocación de proyección, que algunos se aferran en sostener  por aquello de no perder lo poco que nos pudiera unir. sería un interesante espacio de reflexión, pero no parece que esa su vocación, aún no sé cual es su próxima exposición como tal foro, ya que son  distintos blogs los que han adelantado los  documentos de la reflexión  sin que el EMdE haya creado una plataforma de trabajo .

Pero no deseo centrarme en este crítico post que escribo en el EMEDE, sino que es producto  de las reflexiones que están en la Red  las cuales vienen marcadas por un la lado, por ejemplo  de la mano del Hermano Spartacus, que en el blog Masonería Mixta, reflexionaba a cerca de la masonería y el librepensamiento, “Obviamente no estamos ante una cuestión que ataña exclusivamente a la masonería aunque si algo es el masón, o la masona, es librepensador -no alguien que piensa con libertad-, aunque esta condición se dé, también, en quienes siguen la escuela racionalista o la del humanismo secular”
También de las reflexiones de otros Hermanos Masones, que han optado por otras vías distintas de introspección, y que nos dejan sus perlas acerca de la situación en que viven o han vivido la masonería. Esto me escribía no hace mucho un Hermano: “La Logia es hoy una cáscara vacía y en descomposición que, habiendo perdido su orientación y el mínimo espíritu de lealtad y concordia (que era el lema con la que la fundamos los que hoy nos hemos ido), busca ser algo en la burocracia obediencial en la imitación franquiciada de algo que, sin el sustrato de la fraternidad (lealtad y concordia), y trabajo riguroso empezó por aburrirnos, y continuó irritándonos, luego preocupándonos y, por último, asqueándonos

Expongo esta otra queja-reflexión “Los movimientos sociales, hoy, los lideran ONGs. ¿Qué hacemos los masones? Todavía estamos deliberando en qué grado las mujeres pueden ser masonas, si plenamente, solo en parte o sí preferimos que no sean masonas de ningún modo. Todo un escalafón donde elegir. Los más "avanzados" están en el siglo XIX, todavía a vueltas con la laicidad y la democracia cuando tenemos una crisis energética galopante, una economía que arrastra a la pobreza a millones de personas y sobre todo el calentamiento global y sus consecuencias.”

Estas pinceladas que son fruto de una situación, son la punta de un gran iceberg, que a mí personalmente me está indicando, junto con mi propia experiencia y vivencia que hay una importante falta de introspección, (seria y autocrítica), sobre nuestra propia situación y evolución, lo que me lleva preguntarme sí de verdad la masonería española tiene un discurso propio y de cara al Siglo XXI.

Para saberlo a ciencia cierta y definir el tema nos hacen falta elementos, más allá de lo que podamos pensar unos y otros, está claro, que hay una tendencia filosófica-simbólica en la misma masonería liberal, que no precisa  de su exteriorización ya que se desarrolla en un ámbito y en unos términos muy específicos, para ser entendida más allá de los muros de las logias, aunque hay talleres que intentan traspasar ese muro del ocultamiento,  tal y como hace la Logia Mediodía al poner en formato de libros sus mejores planchas o trabajos.

Pero en general tenemos que fiarnos de lo que vemos expuesto, o de lo que se publicita, y ahí es donde vemos que existe un discurso prestado al que uno se suma, sin reflexión previa. Son como digo aproximaciones, ya que nos falta tener una herramienta tan necesaria como con la que trabaja  el que fuera Gran Maestro Alain Bauer, que ya es el segundo libro que dedica a dicha temática. “Sobre qué Reflexionan los Masones”

Alain Bauer repasa las temáticas obedienciales que se proponen cada año  las 10 Obediencias masónicas francesas a sus logias como marco de reflexión general, a modo de establecer un interesante laboratorio de ideas, y trabajando sobre ese ensayo comparativo sobre los temas propuestos para la reflexión , es como podemos ver las inclinaciones, las vocaciones, la filias y las fobias de las Obediencias,  los préstamos . y el seguidismo…, y por supuesto cuál es la tipología del discurso que emana todo ello.

Es así  como comprobamos que dos pilares más importantes  en el seno de la reflexión masónica francesa son: la Republica, valores, ética y moral; y el otro pilar capital, es  el laicismo o la laicidad; que a su vez será el sustrato del discurso republicano que tanto destilan las Obediencias francesas, más allá de que ello esté matizado o recargado en unas más que otras.

Esto claro está,  sin olvidar la presencia de otros temas y temáticas,

A parte del esta forma de trabajar del GODF , podemos decir que el DH incluye en Francia en sus reflexiones anuales para los talleres cuestiones como el Feminismo o la Enseñanza, y así podríamos ir Obediencia por Obediencia y comprobar el amplio espectro de las reflexiones de la masonería francesa, sus planteamientos y prospectivas..

En España carecemos de esa herramienta, por tanto no sabemos sí todas las Obediencias se auto-asignan unas cuestiones para la reflexión. El GODF en España trabaja sobre aquellas preguntas que propone la Obediencia, en general, muy pegadas al estilo y a la cuestión francesa, como no podía ser de otro modo, aunque tiene hacia una cierta universalización.

La Federación española del DH, tiene en su programa de acción anual esa batería de preguntas para la reflexión comunitaria, y que de algún modo traslada a la sociedad pero no hay un método o una forma concreta, al menos yo la desconozco.

Por tanto carecemos de esos importante elementos sobre qué y cómo reflexionan los masones, y poder de ese modo contrastar tanto la formulación de esas preguntas, así como las respuestas que llegan a las Obediencias.

Tal vez yo esté muy mediatizado por mi obediencia, la cual en general da respuesta cada dos por tres ante los grandes acontecimientos internos como externos, tal vez por ese tic socializador que tiene el GODF y cuya postura se refuerza con esa batería de propuestas para la reflexión comunitaria anual, y esa necesidad no esté tan patente o patentizada en el resto de las Obediencias.

Pero si embargo sí observo que las logias se proyeccionan en diversas temáticas que no siempre se reflexionan en el entramado interno, un ejemplo las logias del GODF, no todas, siguieron la estela de las celebraciones de la Ley de 1905, que poco nos decía a los españoles, salvo la lucha laicista y se determinó un día de la Laicidad que en vez de ser universal respondía más a las necesidades francesa que a las del resto de Europa, que podía tener en común el día de Giordano Bruno.

Y eso entre otras cuestiones como la reproducción de actos, aquí y allá, la presencia de profanos en las mesas masónicas, la toma de discursos prestados, que no creo que antes se debatan en las logias con la intensidad que se debiera, por lo cual se pone a la masonería detrás de discursos profanos; o sea que no se dejan los metales fueran sino que se introducen en el seno del taller para colocarles luego el marchamo masónico a discursos a veces un tanto partidistas

Es lo que algunos han calificado de masonería franquiciada, y por tanto sería interesante  profundizar sí de verdad la masonería española, hoy en el siglo XXI, está generando en cualquiera de las dos vertientes la filosófica-simbolista o en la corriente social, siempre  dentro de la corriente liberal un discurso propio y genuino de cara al siglo XXI.

Supongo que será el tiempo quien nos  diga, y también las ganas de que  tenga de abordar  trabajos de contrastación sobre esos pormenores y derivas, para ver sí vamos en una dirección y rumbo, pero también es cierto que ese espíritu se revela también en la forma de practicar la masonería y sus rituales, a la vez que ello  revela la finalidad  de la  concepción masónica que se tiene

Víctor Guerra. MM.:. Rito Francés. Logia Rosario de Acuña. (GODF)

This work is licensed under a Creative Commons license.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...