Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón, y tienen por tanto derechos de autor ©.

14 de octubre de 2018

La Masonería Portuguesa a la luz de Simôes Coímbra

conv_simc3b5es-coimbra-22set

A pesar de que somos vecinos e hijos de una misma rama masónica devenida de la fundación de 1717, la masonería portuguesa nos resulta a la mayoría de  los masones  y conciudadanos españoles muy desconocida.

Por un lado esa segregación cultural auto establecida por cada uno de nosotros,  y por otro la poca bibliografías masónica que se haya por las librerías portuguesas sobre la masonería, cooperan entre otras cuestiones a que el desconocimiento sea importante.

Para cooperar a ese conocimiento la empresa Ancora Editora, con base en Lisboa y con un larga trayectoria en la publicación de obras de muy diverso tinte, incluye desde hace un tiempo las temáticas masónicas, ocupando un espacio que en Portugal como en España digamos que está desierto.

En esta ocasión lo que les traigo a ustedes es una obra del vejo amigo Luis Vaz, que con el motivo de hablar de quien fuera uno de los Grandes Maestros del Grande Oriente Lusitano (GOL), como fue Simôes Coímbra, nos relata no solo la vida de este francmasón, sino que aporta importantes datos para conocer el desarrollo, sobre manera en el siglo XX, de la masonería en Portugal.

Son capítulos cortos y concisos, donde el autor de la obra Luis Vaz y el personaje tratado Simôes Coímbra, quedan al desnudo en sus presupuestos de partida en cuando a la orientación de su incardinación en masonería, provenientes ambos de la tradición católica portuguesa que acaparó todo el medio rural con su poder, sembrando en las conciencias la fértil semilla de las tradiciones antiguas, tema de debate que se emplazó en una de las sesiones de la Academia V Imperio, y que desarrolló el profesor Luis Vaz, su ponencia sobre la Tradición Masónica Antigua, y con el cual sostuve durante toda la sesión toda una diatriba sobre las Espiritualidades Laicas.

Pues bien, el libro parte de esa filiación en la que se insertaba el viejo Maestros Simôes Coímbra, y se inserta Luis Vaz, desde una perspectiva más laica.

En todo caso la incardinación de Simôes de Coímbra, a la masonería portuguesa se hace en el GOL, que tiene su fundación en 1879, y se hace con cierta dificultad, primero por la dificultad de hallazgo de los lazos y redes  masónicas, y segundo por la persecución a la que estuvo sometida la fraternidad masónica durante largos años, y que empezó   adra sus rompederos de cabeza a los masones con la declaración con la Ley de Sociedades Secretas de 1901. y de cuyo proceso se concluyó con el cierre por parte de las autoridades masónicas (Norton Matos como Gran Maestro) en 1935.

No es que  la masonería portuguesa sufriera la represión que sufrió la masonería española, , aunque el caso de Portugal es una historia muy desconocida aún, aunque Luis Vaz nos deja alguna pincelada, pero en general digamos que  no por ello los masones portugueses se vieron en la necesidad de pasar a la clandestinidad, que el caso de Simôes Coímbra, fue aún más peligrosa en tanto que como oficial militar dentro de la rama de maquinista Naval, se veía en unos ciertos compromisos entre su deber como militar y sus juramentos como masón y su posición como creyente cristiano.

Pero estas cuestiones no parece que haya atrás al biografiado Simôes Coímbra que se le encarga una vez ha llegado a Portugal los aire renovados de la Revolución de los Claveles (1974) empezar a recobrar la vida orgánica de la masonería portuguesa  representada fundamentalmente por el Grande Oriente Lusitano (GOL).  y uno de esas tareas que no pareció muy ardua, pero que  debió serlo, aunque en ello terciaron tanto las camaradería militares y de la elites culturales, sociales y políticas así como militares, en lo que cooperó también escoger el momento oportuno, y la estela de  los aires de renovación, y proceder a solicitar  para la devolución del patrimonio, entre tales cuestiones se encontraba la sede histórica de GOL.  O Gremio Lusitano  sita en Lisboa.

En ese momento jugó un papel importante el Maestro Masón, de Vila Chá, allá en  las tierras de Algodres, José Eduardo Simôes de Coímbra llegado a Capitán de Fragata, incardinado en la masonería en 1945 en la logia Simpatía e Uniao, de la cual  llegó al cargo de Venerable en 1971, y que dada la proximidad de Simões con el  almirante Pinheiro de Azevedo, por las vinculaciones de la Escuela Naval, se dieron los primeros pasos para la devolución del patrimonio, que enseguida fue devuelto, muy al contrario que en España, cuyo  proceso dura y durará unas cuentas década más.

Simôes, forma parte de la masonería portuguesa, no tanto por la faz intelectual, sino por su capacidad tenaz de  poner en marcha proyectos , como Presidente de la Orden nombrado en 1976 por el Gran Maestros; Luis Hernani Días Amado, puso en marcha  la instalación de  Museo Masónico en el Palacio de O Gremio Lusitano, y la puesta en marcha de una Logia de Instrucción  de Rito Escocés,


Llega en ese intermedio a  Gran Maestro, cuya candidatura surge del seno de las logias, para gobernar estas durante el trienio 1984-1987, y luego desarrollaría un segundo mandato que llegó a 1990.

El periplo existencial del francmasón José Eduardo Simôes de Coímbra, concluye   a las 8 horas y cinco minutos del dia 16 de septiembre  de 1996 en el Hospital de Marina de Lisboa. recibiendo las inexcusables Ceremonias Fúnebres que encabeza en primer lugar ´su logia madre; Simpatia e Uniao nº 4, siendo velado su cadáver en el seno del Palacio O Gremio Lusitano  y con la presencia del Presidente de la República: Mario Soares. Siendo enterrado en Vila Cha-Fornos de Algodres.

Para ir concluyendo este sencillo, emotivo e intenso retrato  del Comandante Ingeniero y francmasón Simoes Coimbra , Luis Vaz que es parte también del periplo existencial de este personaje, que le entregó siendo aprendiz unos libros (Instruçao completa do Franco-maçon (1874 Paris), lo cual sería el hilo rojo que les mantendría unidos, así es como Luis Vaz se convierte de alguna manera en albacea del  amigo y Gran Maestro camino del Oriente Eterno, y como Venerable de la logia Simpatia e Uniao,  debiendo cumplir sus ultimas voluntades, consistentes en que la exequias del Simôes de Coímbra:
  • -. No hubiera acompañamiento religioso y no hubiese sobre su féretro  elementos simbólicos relacionados con cualquier religión.
  • -. Debería  haber sobre su urna  la bandera del Grande Oriente Lusitano-Masonería Portuguesa.
  • -. Su cadáver  debería ser sepultado en una campa rasa  de su tierra natal. Vila Cha.
  • -. Y sobre su tumba este epitafio: «aquí yace quien mucho amo a a su tierra y siempre luchó para que los pobres fueses menos pobres y menos ignorantes».
En su nombre  en el año  2007, Luis Vaz y otros hermanos masones constituirán en Lisboa la logia Com.te Simôes Coímbra.bajo el Rito Francés siguiendo los pasos de la primera logia que adoptó  el Rito Francés Logia Simpatia 1859-1899.

El resto del libro, hasta concluir este,  son testimonios que van dibujando desde distintas vertiente la figura de Simôes Coímbra.

En resumen un sencillo pero elocuente intenso  retrato en forma de devolución de un  joven aprendiz Luis Vaz, Doctor en Estudios Portugueses,  que devuelve a su maestro el favor de entregarle unos libros par su instrucción masónica  y que devuelve con esta emotiva publicación de la cual me hago eco, y que he leído con emoción, los testimonios que cierra el libro son muy interesantes
  • Titulo:  Simôes Coímbra
  • Autor. Luis Vaz
  • ISBN: 9789727806607
  • Ano de edición: 09-2018
  • Idioma: Portugués
  • Dimensiones: 150 x 230 x 13 mm
  • Páginas: 200
Victor Guerra

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...