Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón, y tienen por tanto derechos de autor ©.

20 de enero de 2019

Masonería y Mujer. El Cimiento Mixto de Eva a la Marianne (2ª entrega)



Tras la primera entrega https://www.victorguerra.net/2019/01/masoneria-y-mujer-una-aproximacion.html  continuo con este largo artículo repasando la presencia de la mujer en la masonería, ahora le toca al Cimineto mixto ysu diversas transiciones de Eva a la Marianne y de la masonería femenina a la masonería mista.


El carro del Librepensamiento.

El librepensamiento será el carro de fuego que porte el combate de Marie Deraisme, sobre manera en su incardinación en 1874 a la Libre Pensée, llegando a crear en el Seine-et-Oise una sección de esta prestigiosa organización anticlerical, luego la veremos presidiendo en 1879 el primer Congreso de Derechos de la Mujer, y presidirá a su vez, junto con el viejo abolicionista de 1844 Victor Schoelcher, el 1º Congreso Anticlerical, que tendrá como escenario los grandes salones del GOdF con la asistencia de cuatro mil congresistas que reclaman la abolición del Concordato y la separación de la Iglesia y el Estado.

El siglo XIX abandona el circulo de las Hijas de Eva y se enrola en el desarrollo de una nueva entidad masónica que desarrollarán las femmes de la Marianne, aunque dicho proceso no va a ser tan lineal y tan fácil.

El camino de la incorporación de la mujer a los trabajos masónicos en ámbitos masculinos estaba siendo liderado por hombres del radicalismo francés: Richier Poupin, Desmond, y Martin y las mujeres juegan el rol que de algún modo se les iba asignando, lo cual no era una cuestión menor, primero porque los resortes del poder social, cultural político y masónico estaba en manos de los hombres, y segundo, no hay que olvidar que esa misma época se está produciendo en el seno de la masonería una fuerte lucha social y política.

La masonería también se va a constituir en activo un tablero de presiones, entre los republicanos y radicales contra la coalición clerical, monárquica y bonapartista, de ahí que bajo es contexto se pueda entender la reacción tan importante del GOdF hacia el positivismo, sobre manera cuando parte de los grandes referente positivistas: Emile Littré y Jules Ferry, en lucha como digo contra de la facción gambettista que tiene fuerte presencia en el seno de la Orden, ven y apuran para el racionalismo positivista se imponga en los medios masónicos y lo hará de tal modo que hasta los rituales del GOdF va verse totalmente trastocados con la llamada reforma positivista de Amiable.

En ese contexto de luchas y cambios de pensamiento, pero también de orden social y masónico, pues da la reafirmación del GADU, por parte de los Grandes Supremos Consejos, sobre todo en Francia, con la presidencia en el Supremo Consejo de Francia de A. Crémieux, el cual en 1875 organizará una Asamblea mundial de Supremos Consejos a fin de «armonizar las Grandes Constituciones de Federico II y las exigencias de la civilización moderna» de cuyos debates la obligación de la creencia en Dios fue reemplazada por la creencia en un principio creador, lo que va conllevar una reacción en cadena, y se dará, como antes se hizo en Bélgica con la acción del Gran Oriente belga, de la derogación del GADU en el seno de los trabajos masónicos.

En ese hilo de grandes luchas y encontronazos nace como disidencia del Supremo Consejo de Francia una nueva organización como es la Gran Logia Simbólica Escocesa, organizando en 1880 su primera fiesta de Solsticio, enarbolando la bandera del principio enunciado por Goumain-Cornille «de un masón libre en una logia libre». Aun así con todo esta organización no dejará hueco a la logia que iniciaría a Marie Deraisme: Les Libre Penseurs du Pec .

Estamos pues, ante una masonería de combate en la cual se suscitan varias cuestiones, desde el tema del GADU, a las luchas en el seno de los Altos Grados del REAA, y los encontronazos y escisiones masónicas que traen consigo la creación de dos nuevas potencias como fueron la Gran Logia Simbólica Escocesa y El Derecho Humano (DH).

Toda esta mezcla de logias de masones y masonas deviene a su vez de escisiones tanto del Supremo Consejo de Francia, como del propio GODF, y de los errores tácticos y estratégicos de Georges Martín y su logia Les Libre Penseurs du Peq, puesto que un grano no hace granero, puesto que querer liderar el movimiento masónico mixto con iniciar a una sola mujer como Marie Deraisme, no era hacer masonería mixta, aunque eso viniera bien para según a diversos intereses personales y masónicos de algunos prebostes masónicos y republicanos.

Téngase en cuenta que la GLSE, llena de librepensadores anarquistas y socialistas tardó en reconocer la iniciación de Marie Deraisme, y por eso y otros motivos, ataque de cuernos, el GOdF no reconoció al DH en tanto que Obediencia, hasta 1922, en que se firma un protocolo de reconocimiento.

Es de imaginar que la transición virtual de la masculinidad del GADU hacia la mixtidad laica que representaba la Marianne, y que además esto el liderazgo mixto fuese arrebatado en suma por el DH, no le sentaría nada bien a la gran potencia masónica francesa como era el GOdF, y más viendo que una vez una vez constituido el DH como estructura masónica mixta e internacional, le empezaban a llover peticiones de Cartas Patentes y reconocimientos.

La GLSE, en la cual tenían cabida como fundadores o como miembros toda esa extraña melaza de hombres y mujeres de muy distinta procedencia que irán fundando y refundando a la Gran Logia Simbólica Escocesa (GLSE ) y luego en la GLSE 2), con logias que no creían en la mixtidad como la logia Les inseparables del Arc-en Ciel, la cual volverá más tarde al seno el GOdF, en cambio otras logias fueron auténticas puntas de lanza en defensa de la mixtidad como Le Philosophie Sociale y La Jerusalén Ecossaise,.

Andando el tiempo estas ultima plantearán problemas a Georges Martín, ya que había una parte de Hermanas masonas que no aceptaban y por tanto criticarán abiertamente el concepto paternalista desarrollado por G. Martín de que la emancipación de la mujer sobreviniera a de la mano de un hombre, en ese contexto Georges Martin tendrá enfrente a dos importantes mujeres como Madeleine Pelletier, iniciada en 194 en la logia La Philosophie sociale de la GLSE mixta, al igual que Lousie Michel, que se inicia junto con Charlotte Vauvelle, también algo tiene que ver en todo ese ataque a G. Martín por parte de la Pelletier en tanto que esta tenía la fuerte pretensión y compromiso personal de que el GOdF fuera mixto, y lo fue pero en la década del 2000.

El Cimiento Mixto del DH

De forma paralela, y frente a todas estas cuestiones, Marie Deraisme constituye su propia obediencia masónica, la Orden Mixta Internacional Le Droit Humain (DH) de la mano de Georges Martín, con el objetivo de «trabajar por la mejora material y moral de la sociedad».
Tras dicha fundación, seis meses más tarde fallece M. Deraisme, aunque de nuevo la mezcla de miembros sobrevenidos de unas y otras estructuras masónicas, por decaimiento o abandono, hace que afloren los conflictos y las concepciones más diversas, lo cual llevará a Marie Bonnevial, una de las fundadoras el primigenio DH, a indicar los conflictos internos que esta divide la lucha entre las faldas de seda (Pelletier) por las burguesas, las faldas de lana de las socialistas, (Louise Michel) y las militantes de choque.. [Segalen-Maria Pognon].

Digamos que el siglo XX entra de la mano de las peculiares Herederas de la Marianne, que representa una organización como el DH, muchos de sus miembros, sobre todo las mujeres van a estar en la primera línea social, no solo frente a medios de comunicación, sino liderando las más diversas ligas de defensa de la mujer, y la infancia, pero también luchando por la igualdad del hombre y la mujer en la sociedad, y entre las cuales se puede citar a Madelaine Pelletier, Louise Michel, Marie Bequet de Vienne, Maria Pognon, Louise Barberousse, María Martín, Eliska Vincent, Louise Wiggishoff, Vera Starkoff… muchas de estas masonas incluso habían tenido doble pertenencia masónica en la GLSE y al DH, y habrá momentos que una u otra organización prohibirán la entrada en las logias, bien fueran los visitantes o visitantas de una u otra Obediencia.

Estas preocupaciones masónicas que representaban las estructuras masónicas de las que hablamos se pueden ver muy bien expresadas en el libro de Alain Bauer, titulado: Las Cuestiones de Estudio de las logias en la Obediencias de la francmasonería francesa, con su lectura se pueden contrastar las preocupaciones de las diferentes estructuras masónicas, quedando de manifiesto los intereses, las manifestaciones de cada una ellas, y como no, sus ópticas de prospectiva.

Es evidente que el gran paso de la mixtidad masónica, llevado a cabo de la mano de la Orden Mixta Internacional Le Droit Humain (DH) fue importante, hasta tal punto que la todopoderosa Gran Logia Unida de Inglaterra, será muy clara al respecto de su existencia dejando caer que la admisión de mujeres en masonería tiene un efecto paralizante.

De la Mixtidad al Internacionalismo.

Pero si hay algo que sobrepasará la dimensión sexista, es el efecto de la internacionalidad, algo que ya estaba en el gen anarquista y de los socialistas utópicos será recogido por el DH por las trasfusión de miembros y conceptos en parte sobrevenidos de la Gran Logia Simbólica Escocesa, que lo proyectará de tal modo que la mixtidad no será ya una cuestión de la cultura masónica francesa, sino que romperá fronteras, y por tanto se verá florecer la acacia de la mixtidad en muy diferentes países como Inglaterra y la India o Norteamérica.

En parte, la gran columna central de ese desarrollo vendrá de la acción de la controvertida Annie Besant, de la cual George Shaw nos dice que «fue una excelente actriz y sucesivamente una evangelista, una atea rompedora la biblia, una libre pensadora darwinista, una líder de huelgas, en fin, una teósofa… igual que Lady Macbeth», ya no nombro el libro el Mandril de Madame Blavatsky de Peter Washington, que no deja como en buen lugar a la Besant.

A Inglaterra llega la mixtidad para quedarse y se instala en los foros sufragistas de tinte teosófico, en base a las figuras de Maria Martin o Francesca Arundale, pero el gran pivote será Annie Besant. sobre la cual descansará el amplio y complejo desarrollo de la Orden Mixta Internacional Le Droit Humain (DH).

Tanto es el peso de Besant como de sus teósofos, que la cuestión en el articulo 45 de las Constituciones, que indica que las federaciones internacionales son soberanas en cada país, hace que dada la inclinación de Besant se reoriente la cuestión, que por otra parte había piedra de toque en la laicista Francia, y se llega al llamado Concordato Besant, que basándose en esa autonomía manifiesta en el artículo 45 se permita que cada Federación haga o referencia al GADU según crea conveniente, y es evidente como indica Prescott, «que la inmensa mayoría de Hermanos y Hermanas de la francmasonería mixta del Imperio Británico eran teósofos». y por dicha consecuencia se impondrá el modelo personalista de Annie Besant en el desarrollo del DH en Inglaterra.

Es un vuelco importante, y marcará para siempre al DH que no será capaz durante años en poder borrar el sello teosofista de su quehacer, e incluso de sus rituales, tanto es así, que una Orden basada ritualmente en el desarrollo del REAA, en Inglaterra termina desarrollando un ritual propio como es el Laurderdale, de carácter eminentemente teosófico.

En Inglaterra, se puede decir que este esqueleto saldrá una costilla a modo de escisión protagonizada por un miembro dual del DH y la GLUI, William Cobb, que en 1908 pondrá en marcha la Honourable Fraternity of Antient Masonry que terminará deviniendo en una masonería femenina cuando en 1958 se refunde en la Order of Women Freemasons, de la cual hablaré más adelante.

Por otro lado hay que tener en cuenta que mientras Europa la iglesia arremetía contra la masonería mostrándose hostil en cuanto a la luz que esta pudiera irradiar, y máxime con relación a la emancipación de la mujer, pues ya se sabe el refrán castellano, de la mujer en casa y con pata quebrada que pregonaba la Santa Madre Iglesia, en Inglaterra sucederá al contrario, importantes hombres de la iglesia anglicana y parte de la disidencia evangélica, como los cuáqueros o los metodistas, van a sostener gran parte de estas reivindicaciones sociales hasta el punto, como nos dice Cécile Révauger, que el «17 de junio de 1911, 40.000 mujeres desfilaron en Londres para reclamar el derecho del voto un poco antes de la coronación de George V, en ese gran contingente, el número 45 de este colectivo reivindicativo, lo conformaban los masones/as de DH, que desfilaron con sus decoraciones y estandartes» evidentemente liderados por la Besant.

La Mixtidad al otro lado del Océano
Sin embargo el desarrollo de la mixticidad en Estados Unidos tuvo no solo otra apariencia, sino que se enarboló bajo otro concepto, no van a tomar como punto de partida el Human duty, sino que irán más allá de la noción abandera y desarrollada por el DH inglés, en Norteamérica la base del movimiento mixto será en base a otro concepto como Human right, más próximo a la tendencia europea que marcará la mixtidad francesa, y aunque la aparición de logias mixtas en una y otra latitud, Inglaterra y Norteamérica solo tiene un año de diferencia, las condiciones políticas y sociales, y la idiosincrasia de sus referentes fundadores son totalmente distintas.

Dos de estos referentes sobre los que pivotaran el crecimiento del cimiento mixto serán los masones Antonie Muzzarelli socialista y redactor de periódico La Republique Française, profesor de lenguas en Nueva York, y representante del GOdF, antes de ser miembro del DH. Y de la figura de Louis Goaziou, este era un militante sindicalista y defensor del feminismo; y sobre él cual cito y enlazo un buen trabajo del profesor John Slifko.

Muzzarelli será en 1903 Gran Inspector General delegado del Supremo Consejo Mixto Universal para América, el cual hará en ese momento un fuerte discurso en pro de la de los derechos de las mujeres, en el que dirá que «la masonería de nuevo se muestra titubeante ante la ruta de la justicia social», lo cual tuvo mucha repercusión publica y en los medios masónicos, incluso dentro del Derecho Humano.

Ellos serán el buque insignia para el desarrollo de la masonería mixta en Norte América, cuyo nacimiento será muy precario, se da en 1903 con la articulación de la logia Alpha nº 301, que se ubicará en el oriente de Charleroi (Pensilvania), en un principio arrancará con la presencia de catorce hombres y dos mujeres, aunque las acción de los dos alter ego del cimento mixto en USA, lo harán crecer rápidamente haciendo cambiar a Muzzarelli su discurso, ahora habla, en apenas poco tiempo, de que «en las logias masónicas se aprende a pensar y a exprimir el pensamiento sin miedo […] los trabajos de vuestros talleres deberán estar consagrados a multitud de cuestiones de interés público, ellos deberán ser instructivos interesantes, adquirir la propagación de los sentimientos sociales y los actos de solidaridad y la practica de una beneficencia activa, generosa y sincera».

En 1908 Louis Goaziou, será el encargado de reagrupar todo el acontecer del DH en una Federación americana que va a tener una cierta distancia del Supremo Consejo, ya que este no era miembro del Supremo Consejo, en ese crecimiento de la mixtidad también va estar presente la larga estela de Annie Besant, que llegará también a Norte América, ella si era miembro del Supremo Consejo, casi que se diría que ella era el Supremo Consejo... la cual fundará logia en Chicago.

Pero como recoge Cécile Révauger de la revista American Freemason, aunque la Besant hizo su aparición y proyectó su masonería en Norteamérica «la francmasonería mixta no tiene más lazos con la teosofía que con la masonería masculina, solamente algunos miembros de la Federación americana son teósofos y que la masonería mixta no está fundada por teósofos, sino por partidarios de los derechos de la mujer, y la igualdad de derechos para los dos sexos».

Aun así el teosofismo en la masonería americana va a ir triunfando aunque la crisis de 1929, y la Segunda Guerra Mundial, va hacer descender los efectivos del DH en Norteamérica, siendo hoy varias la ramas masónicas que se reclaman herederas de ese espíritu que quisieron imprimir sus dos fundadores Muzarelli y Goaziou, y queriendo alejarse del espíritu teosófico de la Besant.

Las paradojas de la masonería femenina , de la new look de Francia de Eva a la Marianne?

Nos habíamos embarcado en el nacimiento y desarrollo de la masonería mixta, y atrás nos ha quedado la masonería femenina, que como había dicho se fue constituyendo también en una de las cabezas de puente masónicas entre la masculinidad y la mixticidad de cara al siglo XIX.

Esto según Cécile Révauger, presenta tres grandes paradojas:
  • Primera paradoja: Las logias femeninas existentes se reclaman como parte de la masonería de Adopción desde la perspectiva de las Luces, pero sin embargo eran mixtas, dado que no había otra opción.
  • Segunda paradoja: Parte de esas logias se sitúan bajo la autoridad de una obediencia que jamás había tenido logias mixtas como la Gran Logia de Francia
  • Tercera paradoja: Las logias, ancestros de la GLFF son creadas bajo la demanda de masones que trabajan específicamente en masculino.
En ese contexto paradoxal se crean un tipo de logias new look dependientes de la Gran Logia de Francia, que resulta de la fusión de 1899 entre las logias simbólicas del Supremo Consejo y las logias de la GLSE, los cuales demanda la creación de talleres sobre el modelo del siglo XVIII, pero sin la presencia de masones masculinos, y la primera que se crea es precisamente en 1901 en París: Le libre Examen Adoption.

Y de este modo se van creando una serie de talleres de este new look, en París y en provincias justo hasta que se separan de la Gran Logia de Francia, quedando en una extraña posición a modo de logias de estudio.

En todo caso el hecho de ser logias de adopción new look, es lo que las convierte en singulares, porque que sus periplos va a estar muy entremezclados con los de otras obediencias como la GLSE o el DH, va a feminizar todos los títulos de los oficiales de la logia, y sus temas de debate no van a ser muy distantes de los que se desarrollen en el DH o en la GLSE, eso si tenían cierta diferencia con respecto al DH, dado que la presencia del espíritu teosófico en los trabajos de esta obediencia, creían que era contrario al espíritu de la masonería liberal en la cual ellas se engarzaban.

Y de por medio estaba también la reclamación en el plano histórico de la herencia de las logias de Adopción del siglo XVIII.

En ese tiempo mediaban posibles entendimientos con el DH, pero las distintas concepciones masónicas y los intereses de unos y otros no hacía posible fusión, amén de que las logias femeninas de la GLDF empezaban a ser algo incómodo, ya que constituían una piedra en el zapato en la carrera que la Gran Logia de Francia tenía hacia el reconocimiento de la Gran Logia Unida de Inglaterra, y constituirse como La Primera gran Logia de Francia, y en esos años (1930) la Gran Logia creía firmemente poder alcanzar dicho reconocimiento, aunque la piedra de toque, estaba en el artículo de 1723 de Las Constituciones… «ni mujeres ni esclavos», pero la GLdF porfiaba en su intento manteniendo un cierto discurso feminista pero poniendo a la vez en la puerta de salida a la mujeres que trabajaban baso su tutela.

El tema se establece a modo de una amplia polémica en la que participan Marie Bernard Leroy Gran Maestra de La Nouvelle Jerusalén Adoption que junto con el ocultista Oswald Wirth defensor de este tipo de masonería, los cuales se enfrentan en duro combate dialéctico con Amélie Gédalgue, dignataria del DH.

Pero la partida estaba echada y tras muchos cruces dialécticos y polémicas varias sobre la riqueza ritual de unos y otros, o el carácter más esencial del simbolismo que pudiera desarrollar unas u otras logias, y la aquiescencia de la GLdF al final tras la Segunda Guerra Mundial se crea en 1945 la Unión Masónica Femenina de Francia, heredera de la Gran Logia Femenina de Francia.

Y no deja de haber una gran paradoja y es que pese a todas esas diferencias de concepto e institucionales, muchas de las mujeres masonas de una y otra Obediencia: DH, GLdF, GLSE, estaban inmersas a título personal en los mismos combates: libre examen, pacifismo, defensa de la mujer, lucha por la enseñanza pública. Etc.

Inglaterra de la Marianne a Eva.

En el relato se nos había quedado atrás la opción femenina que se dio en Inglaterra la Honorable Fraternety of Antient Masonry, o The Order of Women Freemasons, (HFAM) que varios masones junto con el reverendo Coob en 1908 fundaban tal organización masónica desde una opción mixta tras descolgarse del DH, tras no verse reconocidos en la espíritu teosófico que desarrollaba el DH en Inglaterra, al decir de algunos de «tendencia algo siniestra» y que aportaba la alter ego Annie Besant, ya que ellos estaban más en la línea laica que marcaba el DH en Francia, con la paradoja de que Coob era un ardiente sufragista y defensor de la mixtidad, aunque tal paradoja se refuerza cuando escuchamos a Coob decir que su Obediencia, no «ella no busca oponerse a la masonería que practica la Gran Logia Unida de Inglaterra, sino complementarla».

La Obediencia que desarrolla Cobb, busca mediante los estatutos que hubiera equilibrio entre hombres y mujeres, en tanto de que no habría jamás más de dos tercios de hombres y de mujeres, y todos serán Hermanos. Por otro lado, Coob que había sido a la vez miembro de la GLUI y del DH, inicia una serie de fuertes ataques a la GLUI, por ser un organismo retrógrado, lo cual reafirma a la GLUI en reforzar su posición de irradiar a todo aquel que estuviese cooperando con «organizaciones dudosas o irregulares ó espurias».

Las posturas criticas de Cobb tanto con la GLUI, como con la propia corona inglesa, por el casamiento de Eduardo VIII con una americana divorciada no podía tolerar como pastor anglicano, y en 1912 se ve forzado a dimitir de su logia y del cargo de Gran Maestro, dada la cerrazón en algunas de sus exigencias para con los propios, dicha dimisión abre una grave crisis en la HFAM que conllevará una lucha entre aquellos que se van sin autorización a practicar el Arco Real, cuando en esos momentos se estaba más en la tesis de la práctica de los grados simbólicos, por aquello además de no «asustar a la GLUI» a la cual algunos retornaran tras crear otra organización en oposición a la primera que impulsará Jane Elizabeth Boswell-Reid (HFAFM).

La primera Gran Maestra Marion Halsey, hija y esposa de miembro notables de la GLUI, como Gran Maestro. Marión es miembro de una asociación hermética Stella Matutina que proviene de la Golden Dawn, y como tal va a desarrollar una notable actividad de caridad como la Guild of Ecucatión as National Service, o apadrinando un colegio que llevara su nombre Halsey Training College (1916) destinado a la formación continua de enseñantes.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Marion Halsey, presenta ante la GLUI y de forma oficial el reconocimiento de su Orden, en base a que era respetuosa con los preceptos de la GLUI, con el solo hecho de admitir mujeres, y que nunca demandarían visita las Hermanas el derecho de visita. Es evidente que la respuesta fue un tanto negativa y mordaz, pero era hija de noble padre, que había sido Gran Maestro de la GLUI, Sir Thomas Halsey, y en ese momento desarrollaba el puesto de Adjunto.

En todo caso Marion Halsey para no crear distancias con la GLUI, en 1935, fuerza a que la Obediencia deje de iniciar hombres y pasa a ser una obediencia femenina, la cual en 1958 adopta el titulo distintivo de The Order of Women Freemasons, y más conocidas actualmente por las Women Freemasons.

Tal y como le habían aconsejado a Marion Halsey, paciencia y empeño, al final se consiguió en 1999 la GLUI reconoció a la The Order of Women Freemasons, según su Gran Maestra Brenda I Fleming-Taylor, con la paradoja de que, si fuese en Europa y en USA, la GLUI considera que la «mujer nos es iniciable»

En todo caso está las contestación mordaz e irónica en el año 2000 de John Hamill, encargado de la comunicación de la GLUI que decía al preguntársele por este tema, de que «Nosotros las conocemos, pero no las reconocemos».

Este es pues el resumen de toda una compleja historia masónica que se dió en nuestros entornos europeos y americanos, y que he tratado de resumir y extractar de la mano de importantes estudiosos, cuyas obras han servido para desarrollar este tema y que pueden encontrar en estos enlaces:
Victor Guerra.

2 comentarios:

Nieves Fernández González dijo...

Señor Guerra: con respecto a sus opiniones acerca de mi trabajo en la revista CM, diría que creo que su conocimiento del feminismo es escaso y que quizá ha leído un poco demasiado apresuradamente el artículo: le aseguro formalmente que en ningún momento hice eso de “poner en el mismo paragón a OdA que a otros pensadores como Bacon, etc. es un poco excesivo.”
Créame, el pobre Roger Bacon merece todo mi respeto y está utilizado en el texto como uno de los autores que mejor ha definido los prejuicios, cosa en la que incurre el por usted llamado OdA, al que he utilizado exclusivamente como representante de una manera (inadecuada a mi juicio) de pensar.
Saludos cordiales

Victor Guerra Garcia dijo...

Estimada Nieves, No niego que pueda ser que mi conocimiento de la materia feminista sea escasa dadas sus evoluciones y su gran producción bibliográfica, tan diversa como paradigmática, en todo caso pongo toda la obra de Simone de Beauvoir a su disposición que es casi donde me he quedado. Pero a lo que vamos la visión del escrito y la del lector , no es la misma ni focalmente ni conceptualmente, su artículo me introduce en el mundo del pensamiento y de las Luces y los prejuicios y la posición de la mujer, y en medió de esa meditación escoge usted a D.OdA para seguir con sus reflexiones sobre el machismo masónico. lo cual hace que usted eleve a la categoría de pensador a un patán, lo que ha parecido excesivo por su parte y más al vehicuizarlo en su figura, pudiendo hacerlo desde conceptos más interesantes como la Masonería de Tradición y sus anclaje en diversos conceptos no diría medievales, que lo son, sino como opción de grupo que no difiere tanto de la opción de la masonerñia femenina que opta por un modelo menogénero, no tan alejado como se cree de lo que le vengo comentando. En fín vuelve usted a caer en una ironia, cogiendo los rabos y dejando las higas. UN TAF

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...