Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón, y tienen por tanto derechos de autor ©.

25 de junio de 2019

Congreso de Rito Moderno y Francés. Porto 2019. Una reflexión.


Belmiro Sousa, Joaquim Villalta, Jean-Pierre Duhal en la inaguración del Congreso

Con la reminiscencias del I Congreso del Rito Moderno, Barcelona 2011, que conllevó el nacimiento de la Unión Masónica Universal del Rito Moderno (UMURM) y la aprobación de la Carta de Barcelona, que trajo consigo la rápida respuesta de los aliados al Rito Francés  con la famosa Carta del Rito Francés de Lisboa. En fin, dos orientaciones y aspiraciones cuasi distintas, aunque unas alentadas por el estudio de la tradición y otros por la geoestrategia masónica.

Han pasado los años, y aquel primer congreso que vino de la mano del Supremo Consejo del Rito Moderno del Brasil,  del Supremo Consejo del Rito Moderno de España, del Gran Capítulo General del Gran Oriente de Colombia, entre otros de nuevo nos hemos encontrado en la preciosa tierra portuguesa, acogidos en Porto por el Soberano Grande Capitulo Rosa-cruz de Portugal, para dar por cumplido el anhelo de muchas ilusiones de un reencuentro con temas y debates pendientes, pero el marco institucional era un poco distinto pues se trataba de un Congreso Académico  Masónico, al margen de las instituciones masónicas, aunque algunas de ellas estuvieran representadas por diversos participantes.

Así comenzó el II Congreso del Rito Moderno, Porto 2019, que abrieron el día 21 de junio al unísono dos grandes referentes como Belmiro Sousa, y Jean Pierre Duhal, teniendo como telón de fondo la Universidad Lusófona de Porto.

Belmiro Sousa habló del complejo desarrollo de encuentro y desencuentros en el marco del Rito Moderno y Francés en Portugal,  cuya consistencia  y antigüedad se ha tratado de poner en solfa por algunos sectores en base a una mal entendida patrimonialización obediencial, lo cual ha supuesto una refriega permanente, que por ejemplo trae como consecuencia  más inmediata y perentoria ciertas ausencias inexplicables, tanto de estudiosos, y practicantes del rito Moderno y el Rito Francés, que son coartados en su libertad si atienden a los llamados de este tipo de Congreso. Es una realidad insoslayable.

La ausencia de Hermanos masones de España o de Portugal o Francia, es algo que se deja notar al minuto de entrar en el hemiciclo de las conferencias, y eso que se ha convocado como Congreso Académico Masónico, al margen de Obediencias o estructuras masónicas, más allá del respaldo de los entes anfitriones y que han sostenido el Congreso.

En esas latitudes se ha movido el II Congreso del Rito Moderno y Rito Francés de Porto 2019, de buscar y sentarse en esa tradición auténtica por parte de los practicantes del Rito Moderno de Portugal, cuyo periplo existencial expuso Belmiro Sousa, que no en vano es el Gran Venerable del Soberano Capitulo Cavaleiros  Rosacruz de Portugal.

La ponencia esperada por los presentes, unos 70 participantes, fue la de Jean Pierre Duhal,  Muy Sabio del Sublime Consejo  del Rito Francés de los Modernos  Provence-Fidelite, el cual fue uno de los grandes pesos pesados en la recuperación de las Ordenes de Sabiduría allá por los años  en la década de los 80 y al frente  del Capitulo Pax Caritas, y por tanto tiene ese bagaje en la conformación  del primer Gran Capitulo General  de Francia y luego anexionado en el Gran Capitulo General del GOdF. Una larga historia que en parte han tratado Cécile Revaguer y Ludovic Marcos en Les Ordres de Sagesse del Rito Français., y que yo he comentado largamente en el blog.

Jean Pierre Duhal, ha huido de embarrarse en esos viejos desarrollos, y trató del problema de Fijación de la Vª Orden como una cuestión delicada a la luz de las nuevas aportaciones y desarrollos historiográficos, aunque queda mucho por saber tanto sobre ese nacimiento de 1717, como el desarrollo y articulación de ese Arca del Vº Orden, y Duhal intentó definir algunas reflexiones al respecto.

Eric Decanis. Gran Venerable de la Alianza de Logias Simbólicas, que planteó una historiografía que arranca en Barcelona 2011 y que culmina con la liga o federación  de la Alianza  de Logias Simbólicas, cuyos motivos metodológicos fue explicando como valores  de universalidad y la concretización de una utopía masónica, planteando un marco complejo a cerca de la una alianza de futuro o el futuro de la Alianza basado en la recuperación que se va marcando a lo largo de estos dos congresos sobre el Rito Moderno.

Una apuesta que se puede dar, y tiene cabida dentro del ordenamiento masónico francés, que contiene una importante madurez, pero que en otras latitudes es impensable ese desarrollo y lo vemos en el seno de la regularidad española que no es capaz de abrirse a nuevas experiencias y proyecciones.

Fabrizio Frigerio, Soberano Comendador del Sublime Consejo del Gran Capítulo Mixto de Bélgica, que planteó  un tema interesante como fue  el siempre complicado  retorno a las raíces para desde esas perspectivas  plantear una regeneración de la masonería, misión cuasi imposible, primero porque ese retorno a las fuentes todavía es muy precario dado los desconocimientos que hoy tenemos en cuanto a esas raíces y sus desarrollos, tanto es así que el contenido del Arca de la Vª Orden nos aporta muchos rituales, pero no sabemos de donde proviene tales herramientas, ni quienes las practicaban  y en dónde.

Aún así Frigerio planteó una referencia interesante en cuanto a esa recuperación con ciertos desmarques hacia la estructuración orgánica que quiere hacer suya la patrimonialización ritual del Rito Moderno, que pese a la paternidad del GOdF, indiscutible e insoslayable, hoy es ya universal y revindicada por practicantes y estructuras de diversas culturas masónicas.

 El que fuera el alma mater en la puesta a punto de estos congresos del Rito Moderno, y Director de la Academia Internacional de la Vª Orden-UMURM, Joaquim Villalta, planteó la cuestión ya manida y puesta en la modernidad por algunas estructuras masónicas que inciden como «marca de su quehacer» el llamado Método Masónico, pero visto este desde el Rito Moderno

Este sería uno de los trozos estelares de su reflexión: «Precisamos de un lugar único, de espacio-tiempo, donde llevar a cabo el trabajo utópico de alcanzar la Perfección, aproximarnos a ese G.·. A.·. D.·. U.·. para algunos concebido como elemento simbólico de lo Bueno, lo Bello y lo Justo. Ese lugar es la Logia. En ella se fundamenta el crecimiento desde la individualidad colectiva, concepto este que puede aparentar contradictorio, pero que en definitiva no es más que la caracterización de dicho método donde nuestro ser más íntimo puede florecer y crecer libremente gracias a la interacción con el resto del grupo selecto y cerrado al abrigo de la realidad externa, a cubierto de las distorsiones de aquello que denominamos Profano.

Es este conjunto de individualidades que comparten un mismo fin generando un espacio Sagrado, entendido como digno de veneración y respeto, el que configura la Logia, y es solamente en su interior donde esa sinergia constructiva es realizable mediante la vivencia Ritual».

Olga Vallejo Rueda, Presidenta de la Unión Masónica Universal del Rito Moderno (UMURM) , de nuevo abordó el tema de la presencia de la mujer en la masonería, modos y comportamientos propios y ajenos en una cultura masónica para el siglo XXI, con el telón de fondo del la violencia de género.
El Silencio en Masonería, también tuvo su hueco desde una perspectiva distinta y basada en las viejas tradiciones africanas en contextos no religioso, sin que por ello se dejé de encontrar ecos de ese silencio en algunos textos rituales como el Catecismo Masónico de 1725, la divulgación Sceau Rompu, el Luquet, o el propio Regulateur de 1801.

Tras esta exposición y ya metidos en la tarde del sábado 22 de junio, se desarrollaron un conjunto de ponencias desarrolladas por miembros del Soberano Capítulo General Cavaleiros Rosacruz de Portugal, que por este orden: Jorge Antunes como Rito Moderno versus REAA. Que tras una amena y corta exposición dejó claras las diferencias entre ambos ritos tanto en lo conceptual como en lo estético. Rui Albuquerque profundizó en  la necesidad de recuperar los valores antiguos del Rito Moderno, haciendo hincapié en el Centro de Unión logrado en 1717 en medio de una gran diversidad en los miembros que constituyeron esta primera Gran Logia de 1717: católicos, protestantes de diversas corrientes, monárquicos, republicanos, etc… y que debiera servir de crisol y espejo para el nuevo quehacer en el siglo XXI.

Yo mismo, presente un trabajo sobre las problemáticas habidas y anotadas entre propios y extraños sobre las diferentes acepciones que recibe toda la familia ritual dependiente del 1717: Rito Moderno; rito Francés y Moderno, Rito Francés Primitivo, etc, versando sobre la necesidad de ir hacia unas definiciones que nos puedan ayudar a clarificar toda esta diversidad de acepciones utilizadas por los más diversos estudiosos y estructuras masónicas.

Por su parte Luis  Vaz, nos habló de los esos «grandes y pequeños misterios» que se dan alrededor de la iniciación, aunque por mi parte prefiera hablar de aceptación máxime en el entorno del Rito Moderno, del cual nos habló también Antonio Mª Fonseca en su intenso repaso para definir al Rito Moderno, aun a pesar de la figura del GADU, sostenida más en las vertientes espiritualistas, que como tal rito estamos ante el manejo de una herramienta laica.

Finalmente, Manuel Almeida Santos, desde la talaya de su sapiencia y edad, se atrevió a desmenuzar el tema de Igualdad de Género en rito Frances y Rito Moderno.

La sesión concluyó el domingo con unas piezas musicales, presentando las conclusiones del Congreso, y la propuesta de sede para el próximo encuentro, que será en Marsella, sin definir fecha y firmando los Miembros de la Vª Orden presentes la Carta de Porto 2019, que presentaré en otro artículo.

En suma, un discreto y modesto encuentro, donde hay que significar muchas ausencias y la desidia generalizada por saber que se reflexiona en torno a la masonería, lo que hace que al final solo vengan «los propios», es una pena.., pero es hacia la masonería hacia la que caminamos.

No tardando mucho la organización del Congreso de Porto 2019 presentará la publicación de las ponencias.

Víctor Guerra. MM del Rito Moderno. Presidente del Circulo de Estudios de Rito Moderno y Francés Roettiers de Montaleau

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...