Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

22 de noviembre de 2017

LA ANTIMASONERIA ANTE LA SEDE DEL GRANDE ORIENTE LUSITANO (GOL)

ANte la sede del GOL

Hacia ya tiempo que la anti-masonería no salía de su caverna, al menos la más militante, pues  genera opta por mantenerse alejada de mostrarse en público, al menos en los escenarios masónicos, y por tanto no va más allá de lanzar consignas, hacer pintadas o jaquear redes informáticas de diversas estructuras masónicas, al menos eso es lo que estamos observando en estos ultimo tiempos.

Aunque luego está esa otra antimasonería que yo denomino como boba, proveniente de círculos culturales y religiosos en general ultra católicos,  que traen al pairo mediático un día sí y otro también, los anatemas a modo del Catecismo Patriótico Español del obispo Albino González, y que tomando como pilares de referencia , «la sociedad secreta, la alianza con el judaísmo, y la destrucción de la iglesia católica», se construye el discurso antimasónico, en el cual se inscriben figuras varias, tanto antiguas como modernas, con nombres como Leo Taxil, o Manuel Guerra en la actualidad.

Pero el antimasonismo militante, el día 18 en Oporto (Portugal), dio un paso no muy frecuente en este tipo de organizaciones, que, por supuesto tienen todo el derecho a manifestarse en los límites que marca la ley, y que yo respeto, y en esos parámetros me he movido en cuanto a la reseña de Facebook que realicé en su momento sobre la manifestación de NOS (Nuevo Orden Social), donde ponía el acento en lo que iría a suceder.

Su página de presentación como organización nacionalista, muy común a la hora de presentarse deja lugar a la ambigüedad, aunque si uno pasea por las entrañas en las redes sociales en las que están presentes, empieza a mudar esa ambigüedad,  al dejarse ver, en distintas poses  con armas,  fotografías a modo de militantes paramilitares, y en cuyos contextos encontramos parte de su filosofía con consignas que nos hablan de la justicia cósmica. Etc.



Sin embargo, el respeto deja lugar a un juicio más crítico, cuando estos grupos de corte neonazi se manifiestan ante la sede del Gremio Lusitano en Lisboa, en cuya sede se reunía la llamada Alianza Masónica Europea, y que componen varias obediencias adogmáticas, que lo hacían en clave al eje temático de Repensar a Europa, en ese  contexto y a modo de  Obediencias anfitrionas estaban el Gran Oriente Lusitano, la Gran Logia Simbólica de Portugal, la Gran Logia Simbólica de Lusitania, la Gran Logia Femenina de Portugal y la Federación Portuguesa de la OMMI El Derecho Humano y otras.

Ante la celebración de un debate masónico sobre Repensar Europa, se manifestaron no más de veinte militantes del grupo NOS, enarbolando sus banderas y parafernalia, dando  lectura a un comunicado en que se tacha a la «masonería de organización criminal que sirve para esclavizar al hombre… […] de cuyos procesos políticos en Portugal se le echa la culpa, «máxime a partir de la Revolución de los Claveles del 25 de abril»..

En ese comunicado se alabó la figura de Salazar;  encastrando el discurso leído en las ya conocidas tesis del antimasonismo más recalcitrante, y por supuesto ligándose a las reacciones fascistas de nuevo cuño.

Ante una pretendida manifestación multitudinaria, que luego quedó en nada , la reunión de los veinte neofascistas, decir qu hubo más bien pocas reacciones públicas desde el ala masónica, no sé si por aquello de no dar más publicidad al tema, o por no provocar más reacciones o por miedo, pero no deja de ser una realidad,   que más bien fuimos pocos los que en las redes sociales, nada más tener conocimiento del tema, nos hemos manifestado acerca de la situación que se estaba dando, yo creo que tan solo he leído la opinión del Hermano Ivan Herrera ¿.. Y a Quien le Importa? , que lleva fecha del 16 de Noviembre., y alguna  manifestación más... pero en realidad se puede decir que ha sido escasa.

Y no dejo de anotar una cosa curiosa,  que por otra parte suscita el artículo del Hermano Herrera, y es como otras estructuras masónicas más conservadoras no son molestadas,  cuando apenas unas semanas antes se reunieron en Lisboa…; 

Con este tema de la concentración ante el Gremio Lusitano de los neofascistas portugueses se aventuran opiniones paradójicas y sorprendentes acerca de e sus orígenes y apoyos … y hasta algunos hechos hacen pensar...por ejemplo presencias de algunos masones en los circulos  de amistad  de las redes sociales con algunos dirigentes de NOS, que pronto han reaccionado borrando tal cuestión.

Ante tanta mudez uno queda sorprendido, y más cuando repasa el noticiero último y ve como algunos Grandes Maestres, que se hacen fotos con estos y aquellos políticos de turno…y dictan grandiosas frases y discursos de estar en por de la legalidad y los Principios....,luego permanecen mudos ante estas cuestiones.. cuando la Masonería debería responder toda por un igual antes estas presiones.

Como le decía a un Gran Venerable y Sabio Hermano, ese mismo día en Oporto, ante su afirmación de que todos los masones somos iguales y remamos en la misma dirección, y yo le decía, que no era así, y a las pruebas me remito, y por eso viene muy bien lo que exponía  Iván Hererra  bajo el título de su artículo  ¿A quién le importa?. Pues digamos que a unos más que a otros.

A mi me parece que hay bastante hipocresía, mucha dejadez antes estos hechos por parte de algunas estructuras masónicas, que quedan mudas...

Por su parte el Grande Oriente Lusitano (GOL), ha sacado un comunicado, muy comedido, sin provocaciones ni insultos, sino ateniéndose a la reafirmación de los «principios masónicos que ayudan a estructurar sociedades democráticas, que su labor se consigna en salvaguarda de los derechos y libertades y garantías de los principios democráticos» que son además, los que permiten que NOS también se pueda manifestar.

En todo caso, lo que queda claro es que a los neofascistas de NOS, lo que  les interesaba era la publicidad, pues lo suyo no dejaba  de ser, como ellos mismos indicaban, un «hecho histórico» sacar sus banderas y colocarse ante la sede del Gremio Lusitano en Lisboa.

Desde aquí mi adhesión personal a la postura del Grande Oriente Lusitano (GOL), que ha sido justa y comedida, sin provocaciones, permitiendo que la libertad de expresión y manifestación fuera un preclaro derecho de todos los ciudadanos, nos guste más o nos guste menos, aunque traspasar algunos límites debe ser una labor de la justicia valorarlos en su justa medida

En todo caso, no he visto mucha preocupación, aunque sí que he notado inquietud, pero habrá que estar alertas en ese Repensar Europa, en el cual debemos reforzar nuestro tesón, a modo de centinelas y garantes de los Principios Democráticos, sin dejar de lado lo que nos dice el refrán de «cuando veas las barbas de tu vecino….

He dicho

Víctor Guerra MM.:. Vª Orden de Sabiduría, 9º Grado del RITO FRANCES

Para saber más:

  • https://goo.gl/dtPzAt
  • https://goo.gl/Anczc4

12 de noviembre de 2017

ACADEMIA V IMPERIO. OPORTO 2017: ESPIRITUALIDADES. RITOS Y RITUALES

image

Un año más  la logia anfitriona  Estrella do Norte, federada al Grande Oriente Lusitano, junto con Gran Capitulo Cabaleiros Rosa-Cruz de Portugal, co-participando  las logias  Armonía 524 de Braga, Amizade 561, de Penafiel;   31 de Janeiro 565  de Oporto;  Texeira  de Pasçoaes 566  de de Amarante; Serra Nova  564 de Moncorvo;  y Martires da Libertade de Aveiro.

Todas ellas cooperan a poner en marcha su 5º Ciclo de Estudios del Rito Moderno o Francés, y que tendrá como punto de celebración la ciudad de Oporto  el día 18 de Noviembre del 2017, y la sede del encuentro será el Palacio do Gremio Luistano de Oporto.

En esta ocasión la temática a desarrollar será : Espiritualidades, Ritos y Rituales, cuyos temas desarrollaremos unos serie de ponentes entre las 9,30 horas  y las 18,30  , hora en la cual habrá una  sesión solemne con  ritual de cierre a cargo de la Respetable Logia Estrella do Norte.

Los ponentes elegido para esta Vª sesión será los Hermanos y Hermanas:

1ª Sesión:
Espiritualidades, Ritos y Rituales : Maria Jose Tavares  y Paulo Pita, Paulo Mendes Pinto y Víctor Guerra.
 Modera Jorge Antunes y Relator  Manuel Almedia Santos

2ª Sesión
PORTUGAL 2017 : Américo Figueiredo, Antonio Tavares, Rodrigo Moita Deus. 
Modera Rui Albuquerque y el Relator  Manuel Almedia Santos.

Víctor Guerra

27 de octubre de 2017

Alberto Moreno, y el Origen de los Grados Masónicos

Moreno 
¡Chapeau¡

Andaba escasa la bibliografía masónica española de trabajos de cierta enjundia, y que estuvieran alejados del sesgo obediencial, y creo que con este libro el amigo Alberto Moreno, se acaba de doctorar en masonología, sin falta de pasar por másteres jesuíticos, u otros tan al uso,.con su libro El Origen  de los Grados Masónicos.

Realmente no es que fuera difícil superar el listón que había, dado que la referencia que hasta ahora teníamos era el libro de Los Ritos Masónicos, de Manuel Rodriguez Castillejos.
Texto fácil superar dada la pobreza argumental, sino que el reto que ha hecho Alberto era el de afrontar desde una perspectiva histórica y documentada el nudo gordiano que supone desentrañar los Ritos Masónicos.

En este sentido Alberto Moreno, ha realizado un desembarque múltiple y pluridisciplinar, por un lado manejado textos y referencias inglesas y añadiendo la plusvalía de manejar otras fuentes de otros continentes geográficos y conceptuales como ha hecho siguiendo la escuela francesa, en el tema de la clasificación de los Old Charges a Patrick Negrier, al cual sigue sus pautas en cuanto al estudio y clasificación de los catecismos proveniente de lo que pudiéramos calificar, como Masonería Antigua, o sea los Antiguos Deberes.

Aunque el título del libro se sujeta más bien al desarrollo de los Grados Masónicos, es óbice que en su interior encontramos otros marcos de reflexión como son los propios Ritos y los rituales, como piezas esenciales para entender y comprender la masonería, que es algo que no parecen entender muy bien algunos autores españoles que se dedican a crear toda una corriente epistemológica y filosófica sin citar o traer a colación ni un trozo de los catecismos o los rituales para explicar los paradigmas masónicos.

Alberto Moreno, tiene varias ventajas a la hora de entrar en estos fangosos territorios masónicos de los siglos XVII y XVIII, por un lado, su conocimiento del idioma inglés, y por otro lado su membresía masónica, representada en una peculiar práctica dentro de la «masónica regular», lo cual para este libro le ha venido de maravilla, teniendo en cuenta la escasez de trabajos que se pueden hallar traducidos desde la lengua de Shakespeare, e incluso sin olvidar la real dificultad de hallar en esa misma lengua trabajos que aborden algunas vertientes de la historiografía masónica inglesa del siglo XVII y XVIII, cuyos autores en parte han obviado algunos enfoques, que desde el Continente se tiene como importantes y esenciales para entender la masonería y su desarrollo.

Tal vez, por la propia cercanía al tema, los autores ingleses no han sentido la necesidad de explicar y explicarse algunas cuestiones, de hecho cuando los propios ingleses ven u oyen trabajos sobre su propia historia trabajados desde otras esferas geográficas o conceptuales, quedan hasta extrañados de los contenidos, y eso le pasó a Roger Dachez, en sus conferencias por Inglaterra, y a mí mismo, con el trabajo sobre el Ritual de Bristol, y la logia de Wigan, a cuya temática solo una autor como David Harrison, le dio cierta importancia.

Por tanto, Alberto Moreno nos aporta una interesante y dual visión aportando numerosos detalles y cuestiones a la hora de hablar de ritos y rituales, lo cual hace de este libro un interesante lexicón de consulta, pues quien crea que está ante un libro para leer de un tirón y en la cama se equivoca, puesto que aborda temas y temáticas varias y variadas, abriendo puertas e invitaciones otras posibles introspecciones e interrogaciones sobre los grados y los rituales, desde vertientes conceptuales, huyendo de otras prospecciones más historicistas acerca de las presiones para hacer desaparecer o reaparecer determinados grados.

Al respecto de este tema , me viene al recuerdo de cuando Roëttiers de Montaleau, apareció en la Cámara de Grados del Gran Oriente de Francia en 1782, y le fueron echando a la papelera como nulos para el progreso masónico, o por cristianizantes el grado de Maestro Secreto, o ser depositados en el Secretariado , grados como el Escocés de Clermont, o el Sublime Escocés de Inglaterra, o el grado intitulado de Águila Negra, que se estima por la cámara contrario al espíritu masónico y a la humanidad, o que fuera poco inteligible el grado de Principe Rey del Santuario.

Una de las cuestiones que se deja notar rápidamente, al menos para los que conocemos el paño, es el descubrimiento, tardío de la escuela francesa, por parte de Alberto Moreno, que ha tenido una cierta revelación a modo de Saulo, con Patrick Negrier, a la hora de ver y analizar los sujetos que han incidido en la conformación de los catecismos profesionales de los Antiguos Deberes, orientaciones, intromisiones y mixturas políticas -religiosas, difíciles de captar desde el Continente y desde una visión católica, y que fueron dando forma a unos pudiéramos llamarlos pre-rituales, originados desde la vertiente masónica católica, y reformados y posteriormente las nuevas hornadas reorientadas hacia el protestantismo más diverso, pues en ellos se encuentran nos solo las presencias católicas, sino rasgos calvinistas, episcopalianos, anabaptistas, luteranos, etc, disolviendo la raíz católica en la que se sumergió la masonería primera y en la cual se enraíza el Caballero Ramsay.

A este respecto hay un trabajo interesante que nos ayudará a entender los estrechos lazos entre una cuestión que aborda Moreno en su libro y que se estudió y publicó en Francia: Protestantisme& Franc-maconnerie. De la tolerance religieuse a la religión de la tolerance?
En cuyo texto hacen aportaciones Pierre Yves Beaurepaire sobre el ecumenismo cristiano y los masones católicos y protestantes en el siglo XVIII, o las espculaciones sobre el Templo de Salomón dentro del protestantismo masónico británico del siglo XVII de Pierre Tournu, contando con el trabajo de Eric Saunier con protestantes y francmasones en los años 1750-1830.

Por otro lado, sí ya Joaquim Villalta, nos introdujo en los estudios de Patrick Negrier, en el ámbito de estudios masónicos, en cuanto a la Mot de Mason, y con ello dio en el clavo, y nos puso en unas determinadas hondas de trabajo y estudio, ahora es Alberto Moreno el que nos trae a colación de nuevo al autor francés, para redondear la visión sobre la conformación de esa Masonería Antigua y su acercamiento o eclosión a partir precisamente de la Mot de Mason.

Evidentemente falta, y lo dice el propio autor, textos y referencias documentales, que nos ayuden a explicarnos algunas lagunas, y una larga trayectoria y misteriosa invisibilización de corte histórica, acerca de lo que se pregunta también François Cavaignac en su Mythes Maçonniques revisités, al reflexionar sobre las Columnas antidiluvianas, los criterios del Noaquitismo, o sobre el aspecto profesional y salarial de los Antiguos Deberes, sin obviar el olvido de la figura de Euclides como parte importante de los Old Charges, presente como tal figura, en el Regius, en el Ms. Grand Lodge nº1, o en el Dumfries nº 4.

En fin, digamos para poner un contrapunto que Alberto Moreno, llega tarde, a l amplio campo de la bibliografía masónica francesa, aunque eso se puede remediar con una visita a mi biblioteca, donde podrá encontrar los amplios y profundos estudios de los masonólogos franceses citados, y otros.

Por ejemplo cita como de pasada para otro tema, y para él (Alberto Moreno) sobre la cuestión escocista le hubieran sido esenciales, pues trabajos como los de André Kervella, que se ha adentrado en la mítica ramsiana con un trabajo sobre Le Chevalier André-Michel Ramsay, o la Franc-maçonnerie, La Légende des fondations, y sin dejar de citar La Passion Écossaise; y la Historie Volée des Franc-maçons, además de las aportaciones de Pierre-Marie Savaignac: Perspectives spirituelles de L´esossisme, o las Meditations sur les hauts grades du REAA de Jean Bartholo, que a buen seguro que de haberlos tenido a mano, hubiera encontrado algunas respuestas o textos de apoyo para su importante trabajo.

A este respecto indicar que Alberto, se preguntaba sobre algunas cuestiones acerca de la Guide des Maçons Ecossais, y a buen seguro que de haber podido contar con el interesante trabajo de introducción a este ritual, proveniente de un autor como Pierre Noël, publicado por editions A L´Orient, es muy posible que ese capítulo estaría más redondo, aunque no por ello dejarían de aflorar nuevas preguntas.

Eso sí, eso nos llevaría a que el libro que ya se nos muestra muy ambicioso, debería ser desdoblado en otras entregas, o tomos, pues la verdad es que la obra conseguida por Alberto Moreno, no es para llevársela a la cama o leerla en el metro. Mi ejemplar, puedo decir que está subrayado y anotado de forma marginal a lo largo de todo el texto.

Incido una vez más en la carencia, en cuanto al manejo de las fuentes francesas, que una vez más se deja notar en las citas bibliográficas al uso, y en los autores manejados, así como en las exposiciones acerca de lo concerniente al Gran Oriente de Francia, tema difícil y complejo, como lo sería para mi entrar en los grados colaterales de la masonería inglesa. Pero digamos que lo cortés no quita lo valiente, y el propio autor reconoce las limitaciones que tenemos los autores no profesionales de la masonología.

Me han  resultado muy interesantes las exposiciones sobre los Grados Colaterales,  La Marca, o  el Arco Real, dado que son temáticas muy poco, por no decir, nada tratadas en España, y dado que mi cultura masónica procede de  la rama moderna y liberal, es obvia mi ignorancia acerca de sus estructuras y conformaciones  como tal escalera  masónica sea iniciática o lúdica, lo cual me ha  parecido interesante, más que emboscarse en el tema del REAA que si bien es algo que aquí se ha tratado poco , en el seno del quehacer de los masonólogos franceses es un tema bastante trillado.-

En lo que a mí respecta, debe darle la enhorabuena al amigo, Hermano, y colega (Alberto Moreno) en las lides de los estudios masonólogicos, cuando indica desde la humildad y la cortesía, que dado que algunos hemos trabajado el tema del Rito Moderno, y el Rito Francés, el obvia en su trabajo el realizar una profundización a tal cuestión, pues cree que ya está bien respondida y conformada, tal vez por mi parte echo de menos una cita en la recetario final dedicado a la bibliografía, una reseña de los trabajos realizados a este respecto por varios de nosotros, y por tanto hubiera venido bien una segmentación bibliográfica de buenas referencias para profundizar en los distintos aspectos que trata en su libro.

Por lo demás, y sin añadir más a lo expuesto a la ya conocida reseña de Joaquim Villalta, dar la enhorabuena por este denso trabajo que a buen seguro tendrá en mi mesa un lugar preferente a la hora de la consulta sobre los grados masónicos.

Gracias.

Víctor Guerra

13 de octubre de 2017

LA GLOBALISATION. Ce que la maçonnerie peut apporter à ce processus...

Desiguladad

Oxymoron, on applique une épithète à un mot,  qui semble le contredire ; ainsi, les gnostiques ont parlé d’obscure lumière ;

Les alchimistes de soleil noir.  J. Luis Borges

En 2002, au cours d'un débat sur la construction de l'Europe et de la mondialisation, j'ai soulevé au moment de mon loge Rosario de Acuña (GOdF) dans la vallée de Gijón et membre du Grand Orient de France à la base d'une œuvre de réflexion pour contribuer au couvent de cette année. Cela a été le résultat de la construction du fer, et sa pertinence possible maintenant, environ 15 ans plus tard, et peut venir bien après les événements de ces dernières semaines.

Victor Guerra

.- PRÉMISSES, RÉFLEXION ET PRATIQUE

En premier lieu, il conviendrait de définir ce que nous entendons par globalisation. Car, bien que ce soit un mot qui commence à caractériser la transition entre le XXème et le XXIème siècle, il n’est aussi évident que le concept suggère la même chose, selon qu’il se définisse à partir de la structure économique ou culturelle, actuelle. Dans le premier cas elle a eu un impact décisif. Si bien que l’on peut observer un changement de perception et d’attitude, de plus en plus net, face à ce phénomène sur le plan économique, dont les conséquences sont, entre autres, l’échec de la Conférence ministérielle de Seattle. Il a continué à se manifester et à devenir plus tangible, tout au long des différentes conférences organisées par l’OMC.

D’un autre côté, la littérature, encore rare, mise peu à peu à la disposition du grand public, tout au moins espagnol, n’est bien souvent pas le fruit d’intellectuels espagnols et par conséquent, elle l’analyse depuis la perspective particulière de latitudes et d’identités différentes. Elle provient en effet, pour la plupart de traductions d’autres cultures d’outre mer qui peuvent être très fortement affectées par ce phénomène, mais qui représentent toutefois une autre réalité, dont nous devons tenir compte.

Ceci est un handicap important, à plus forte raison, si nous considérons que ce récent phénomène, aussi complet et transversal soit-il, malgré son importance et son pouvoir, n’est pas suffisamment éloigné dans le temps et l’espace pour pouvoir être analysé objectivement dans la totalité de sa dimension et, ce qui est pour le moins évident, sur l’ensemble de ses implications. Nous avons vu certaines d’entre elles, les implications ou les effets économiques. Mais il y a en a d’autres, moins perceptibles, qui pourraient ou sont, parfois même bénéfiques.

S’interroger sur un thème de cette profondeur et dimension, pour la jeune maçonnerie espagnole est une tache dont on peut présager qu’elle ne débouchera pas sur les résultats escomptés, tout au moins du point de vue et, en ce qui concerne, le travail du GOdF, qui dispose d’une plus longue tradition pour réfléchir et aborder ces sujets particuliers.

Les ateliers maçonniques espagnols bien à regret et à contrecœur, ne sont pas cependant, suffisamment préparés, je crois, pour donner une réponse concrète et ”définitive”, sur ce que peut apporter la maçonnerie au monde globalisé, ou la forme sous laquelle l’Ordre maçonnique pourrait influer pour infléchir le sens de cet imparable processus.

D’un autre côté, il conviendrait de tenir compte de deux perspectives distinctes. L’une pourrait se dégager de l’utopie, qui cependant n’est autre que le résultat d’un exercice d’imagination ou vice versa, et l’autre perspective partirait de la pratique.

Du point de vue de la pratique, nous devons considérer que l’action éventuelle de la maçonnerie espagnole se verrait réduite à de rares initiatives personnelles de divers maçons. Ce qui représente très peu de chose. Mais si on agit à partir de l’ensemble du GOdF, je ne connais pas, nous ne connaissons pas, le poids que cela aura au moment d’influer sur ces énormes processus. Compte tenu du nombre de frères au sein du GODF, de leurs positions et des moyens de l’Obédience elle-même, cela peut constituer une bonne plateforme, tout au moins pour énoncer les problématiques.

Malgré cela, la maçonnerie se doit de donner une réponse. Car nous devons penser au rôle des intellectuels (aujourd’hui en lien avec la société, le pouvoir, l’État. Il conviendrait de se demander s’ils ont subi le même processus de destruction/dépeuplement, et de reconstruction/réaménagement, subit par l’ensemble de la société.)

Quel rôle leur a-t-il été attribué par les pouvoirs de l’État ou financiers ? Quel rôle vont-ils jouer sur l’ensemble de cette analyse et comment s’intègrent-ils dans cette globalisation fragmentée...? 

Puisque les intellectuels de droite disposent déjà du chantier pour polir les pierres qui décoreront la globalisation : La pensée unique ; sous couvert des pouvoirs financiers, Banque Mondiale, Fonds Monétaire, Organisations mondiales, Commission européenne et Banque de France qui, par leurs financements, ont à leur service le monde des idées, représentée par le plus grand nombre d’universités et de centres de recherche, de fondations qui, à leur tour conçoivent et diffusent le monde de la globalisation et la pensée unique, en tant que support ; en faisant croire que la globalisation est le meilleur des mondes, malgré le manque d’exemples concrets sur ses avantages pour l’humanité dans son ensemble. De là, on a recours à la théologie et à palier par des dogmes et la foi néolibérale le manque d’arguments.

Il convient de tenir compte, qu’en outre on associe la maçonnerie à ce monde de la globalisation, comme un des piliers intervenant sur les marchés à travers les penseurs libéraux, de ceux qui font partie de la Trilatérale et des Fondations soutenues par le pouvoir financier.

Nous avons un exemple de cela dans le livre de Manuel Ayllón[1] qui nous raconte le lien entre le pouvoir économique et la maçonnerie “régulière”(anglaise) espagnole (GLE) et la formation possible d’alternatives libérales, à travers une organisation politique et intellectuelle. Dans ce cas, que pourrions-nous envisager, comme stratégie de ce que l’on appelle la Troisième voie socio démocrate ?

D’un autre côté, les intellectuels de gauche restent hors du combat. Car il leur revient de jouer le rôle de “messagers du mal. De même, ils sont critiqués ou disqualifiés pour “messianisme”et parce que de surcroît, il existe un pari pour ce que l’on appelle la “troisième voie”de la gauche qui condamne à peine le néolibéralisme, comme disait Manuel Vázquez Montalbán

Le Grand cirque des intellectuels néolibéraux, chimiquement purs, ex-marxistes repentis ou la Trilatérale. Ils peuvent être messianiques lorsqu’ils présagent la fatalité d’un univers fondé sur la vérité unique, le marché unique et l’armée unique de gendarmes surveillant les éclairs des flashs qui accompagnent la photo finale de l’Histoire, en shootant devant les plus beaux paysages, des meilleures sociétés ouvertes.[2]

Par conséquent, la maçonnerie peut jouer un rôle important qui pourrait être d’exercer la fonction intellectuelle et de communication, en se constituant en une sorte de conscience incommode et presque impertinente, pourrions-nous dire. Car elle n’a pas à s’engager avec les forces politiques et sociales, pas même avec l’État, les medias ou la religion. Au sein de la maçonnerie, en tant que travailleurs spéculatifs, nous pouvons, à nous tous, essayer de trouver des réponses.

En cherchant comme l’évoquait Régis Debray “La technologie du faire-croire (...) Le pouvoir de l’information Inf-former : donner forme, formater. Con-former : donner de la conformité. Trans-former : modifier une situation”[3] 

C’est peut-être cela notre rôle. Celui de réfléchir et de réaliser une analyse critique, sous la triade fournie par Debray, de faire croire, à partir de notre perspective individuelle de dénonciateurs du fait, de membres d’un Ordre qui croit en la conscience et en l’efficacité des acteurs sociaux, connaissant nos limites et ceux de la société. C’est pour cela que nous devons et avons besoin de faire accoucher le mystère du futur, en faisant comme le proposait Alain Touraine “Que la protestation ne s’érode pas en dénonciation sans avenir, mais au contraire, qu’elle conduise à la formation de nouveaux acteurs sociaux et indirectement, à de nouvelles politiques économiques et sociales[4]

Partant donc de ces prémisses, nous devons énoncer la complexité de la globalisation ou mondialisation qui semblait apporter intrinsèquement un certain caractère homogène. Bien qu’il apparaisse de plus en plus clairement que ce processus est comme les “matrioshkas” (les poupées russes, emboîtées les unes dans les autres), et compte tenu de la structure d’ensemble au sein d’autres ensembles, ceci représente actuellement plutôt quelque chose d’hétérogène. Et, s’il pouvait exister un enchaînement à travers le binôme technologie et informatique, le pouvoir financier l’a cassé, « en faisant que la pauvreté, ne soit pas, comme elle l’a été autrefois, le résultat naturel de la pénurie, sinon l’ensemble de priorités imposées par les riches au reste du monde » (John Berger 1997)[5]

Cette perception aussi novatrice que gênante est ce qui nous est montré :“les choses nous échappent”, en exprimant de même le caractère indéterminé, ingouvernable et auto promu des affaires mondiales, l’absence de centre, de bureau de contrôle, de directoire de gestion planétaire.

Cette globalisation nous place, par conséquent, face à des mécanismes en partie contradictoires. Certains tendent à intégrer tout un ensemble d’états, de pays et de régions, dans la plus florissante industrie du “Marché de l’Opulence” (laissant place, cependant à des noyaux de pauvreté et de marginalisation. C’est ce qu’ ATTAC appelle le “Mécanisme d’Inclusion”. Tandis que d’autres ont tendance à repousser vers un autre groupe de pays, de régions et de groupes humains de ce paradis néolibéral, c’est que l’on nomme le “Mécanisme d’exclusion” [6]:

Mécanisme d’inclusion :
  • o Créer des plus-values à l’aide de la spéculation sur les valeurs boursières
  • o Salaires aux dirigeants et cadres, liés à la participation sur les bénéfices de l’entreprise
  • o Innovations technologiques, nouveaux procédés et produits
  • o Restructuration des entreprises, fusions et acquisitions qui génèrent des bénéfices substantiels
  • o Privatisations des entreprises publiques
  • o Investissements étrangers directs et en portefeuille, création et/ou renforcement des institutions financières.
  • o Intégration régionale (Union européenne, MERCOSUR, NAFTA ASEAN) etc.
  • o Mise en place de banques off-shore et de paradis fiscaux
Les mécanismes d’exclusion :
  • o Simple oubli des pauvres (fuite des investissements à risque vers les pays du Sud)
  • o Crises financières, dévaluations, faillites, augmentation du chômage
  • o Attraction vers le bas des entreprises multinationales, aux emplois mal rémunérés et précaires, sans les prestations sociales correspondantes.
  • o Fuite des capitaux et des contribuables, avec l’apparition comme conséquence de cela des ” contribuables virtuels”
  • o Réduction du secteur public et des prestations sociales de l’État.
  • o Abandon des politiques régionales
  • o Systèmes fiscaux déficients ou injustes.
  • o Concentration progressive de la richesse sur le plan national
Je crois qu’à ce stade, les exemples sont de trop, sur les répercutions de chacun des faits énoncés sur les pays, régions et groupes humains, mais également, sur les différentes composantes de la société : Culture, cohabitation, valeurs, etc.

Et, bien que l’on puisse argumenter que ce mouvement globalisateur a de même eu des répercussions sur les pays pauvres, il convient également de dire, que la distribution des bénéfices a été très inégale. Il suffit pour cela de jeter un coup d’oeil aux modèles de distribution des revenus nationaux de certains pays : La Colombie, le Chili, l’Argentine, l’Afrique du Sud...

Proposer des alternatives est un labeur qui avait déjà été inscrit à l’ordre du jour du Programme des Nations Unies pour le Développement (PNUD), dans un lointain rapport élaboré en 1992 pour un Pacte Global pour le Développement entre le Nord et le Sud. Á savoir :

Avantages pour la paix : Compromis des pays industrialisés et développés, s’engageant à réduire leurs dépenses militaires d’au moins 3% par an. Les fonds ainsi libérés iraient au développement économique de pays tiers.

Système réformé d’Aide Officielle au Développement : Plus de ressources et une meilleure optimisation.

Renégociation internationale de la dette : Á l’égard des pays sérieusement endettés et connaissant de graves crises sociales, stoppant ainsi l’évasion des ressources du Sud vers le Nord.

Financement pour le Développement Durable : Impôts sur la consommation de carburants, pétrole, charbon et certificats de limitation des émissions de dioxyde de carbone. Ce qui impliquerait un transfert des ressources des nations riches vers les pauvres.

Dans ce rapport, les alternatives proposées ont été d’autres actions comme la libéralisation des marchés qui a généré un dur débat sur ses répercussions. Á tel point que, tandis que l’on recommande aux pays du Sud d’ouvrir leurs marchés aux importations (libéralisme commercial) les pays riches ferment les leurs et établissent des quotas aux importations provenant des pays pauvres.

Signalons que là où le processus de globalisation a été particulièrement efficace, c’est dans le domaine de la production culturelle, comme nous l’avons déjà indiqué. Car les grands groupes et les médias ont joué un rôle déterminant, à travers le pôle scientifique et universitaire et les circuits culturels à caractère global.

Face à tout cela, que pourrait ou devrait faire la maçonnerie, en tant qu’ensemble d’hommes et de femmes qui travaillent sur la réflexion pour influer sur l’amélioration et l’avenir de l’humanité qui est une de nos devises ?

Les idées proclamées à ce sujet, partent du plan local pour avoir des conséquences sur le global, sans perdre de vue cette perspective d’action que nous proposons sur : Où sommes nous ? Qui sommes nous ? Et où voulons nous parvenir ? Fruit de la réflexion de l’ensemble des penseurs critiques[7] à l’égard du système.

Suivi de la politique des gouvernements

La plupart des réformes ou des contre-réformes des dernières années ont été justifiées ou ont servi l’impératif de la “compétitivité extérieure”, en se retranchant derrière des directives supranationales dont les acteurs n’existent pas ou bien, d’exister, ils sont aussi dérobés que le magicien d’Oz. Toute analyse politique sur ces politiques ouvre une brèche qui nous permet de nous interroger sur cette apparente absence d’influences.

Par conséquent, il est nécessaire de le souligner, c’est là que nous devons être en tant que maçons, en rendant responsables les gouvernements de leurs actions internationales, de même que de l’application interne des politiques “globales” et cela peut se faire depuis une optique locale et régionale.

La mise en place de la Charte des Citoyens européens a été un pari lancé par la Communauté européenne dont le manque de coordination et la méconnaissance des citoyens espagnols dit que la lutte laïciste retombe essentiellement sur la France. Ce qui lui valut une fois de plus le qualificatif de “chauviniste” en ayant à défendre le sens et le concept auprès des citoyens et en présentant la laïcité comme une garantie face aux pressions des plus conservateurs.

C’est là qu’en tant qu’Ordre fraternel, nous devons être en parfaite cohésion et coordination, dans le respect de notre caractère autonome.

Contrôle des produits financiers et de l’entreprise

Ce qui nous arrive aujourd’hui vient du fait de la fusion des grandes entreprises qui optent pour le contrôle du marché et, paradoxalement, se sont spécialisées dans le contrôle du marché national et local. Ce contrôle échappe au citoyen. Par exemple : Une des grandes activités du secteur bancaire espagnol extérieur se compose de la gestion des fonds de pension privés, nés des politiques de réajustement latino américain (pensions auxquelles accèdent seulement les secteurs les plus nantis de la société) des entreprises qui, conjointement, réclament une réforme de la Sécurité Sociale, afin de pouvoir faire tourner à plein régime le marché des pensions privées.

Mais, bien que ces actions puissent paraître difficiles à contrôler, nous disposons d’exemples comme le boycott de Nestlé à cause de ses politiques criminelles de commercialisation de lait en poudre en Afrique qui ont été de véritables succès, en associant les sensibilités et en utilisant un media éminemment globalisateur comme l’informatique et les nouvelles technologies.

Par conséquent, en imposant certaines conditions aux produits on peut contribuer à provoquer des changements qui affectent le cycle complet de la production ou de l’organisation du travail. Cette amélioration des droits du travail, environnementaux et sociaux, qui peut générer des pressions sur la fixation des standards et des régulations, au sein des organismes internationaux, favorisera les pays en développement, ou restés en marge de celui-ci.

Amélioration écologique

Il est clair que l’écologie est présente dans les processus de globalisation, sous la forme d’agressions environnementales, généralement sur les zones les plus pauvres de la planète : Destruction de l’Amazonie avec l’impact des compagnies pétrolières qui sont derrière des guerres comme celle d’Afghanistan, avec tout ce que cela a impliqué et implique encore.

Sans parler des grandes tentatives de mise en place d’agricultures pour l’exportation et leurs conséquences, l’impact des grands barrages ou la maîtrise de l’eau en Afrique. Autant de projets financés pour la plupart par la Banque Mondiale.

Thème et débat de longue haleine dont les propositions peuvent venir promouvoir des changements à une échelle suffisante pour atteindre des effets environnementaux et culturels tangibles.

Une politique d’augmentation des coûts énergétiques peut constituer la façon de réorienter la production mondiale sur des bases territoriales plus logiques et l’acheminer vers des processus de développement régional plus cohérent. La crise de la “vache folle” apporta de nouveaux motifs pour défendre un certain type de contrôle à la circulation des marchandises et favoriser les processus moins homogènes.

En prenant part au mouvement anti-globalisateur, chacun peut collaborer, depuis sa perspective personnelle, en insistant sur les effets causés par le processus de globalisation actuel sur les pays pauvres, en générant ainsi une conscience plus solide parmi nous, en tant que partie riche de la planète.

Personne ne doit arriver en barque

Albert Recio indique qu’une des raisons qui empêchent le développement d’une large réponse sociale face aux politiques de la globalisation, est l’éloignement par rapport au lieu de prise de décision. Éloignement physique et social. L’aspect réellement nouveau de la globalisation est composé, dans notre pays, par l’arrivée massive d’émigrants pauvres, à la recherche d’un emploi et de meilleures conditions de vie.

Plus qu’expulsés par la faim, il se peut qu’ils viennent attirés par les nouveaux modèles productifs et sociaux, mis en place dans notre économie par le processus d’expansion lui-même : l’agriculture intensive ou l’industrie hôtelière de la Méditerranée, très liées aux processus de globalisation.

L’émigration frappe à nos portes et pose des problèmes que des sociétés comme la nôtre –l’espagnole- ne s’étaient jamais posées et qui exigent des réponses.

Certaines de type culturel et d’information contribuent à ce que nos voisins eux-mêmes comprennent le lien existant entre les processus économiques actuels et les migrations, en mettant en rapport les migrations des pauvres, avec les logiques de spécialisation productive internationale et les inégalités sociales qui les affectent également.

La migration c’est la globalisation de notre territoire, mais c’est également une opportunité pour commencer à réfléchir sur nos modèles de ville et de société. C’est pourquoi il sera bon que nous soyons capables, nous en tant que maçons, à partir de nos propres codes, d’allier l’information adéquate et les demandes éthiques, avec les procédures sérieuses d’intégration. Procédures où nous sommes impliqués puisqu’elles sont basées sur la connaissance mutuelle et le respect et par conséquent requièrent une prédisposition spécifique déjà connue de nous, initiés maçons.

La culture : Ce grand terrain à cultiver.

Toute globalisation constitue également un processus culturel, bien que celui-ci soit d’inégale importance sans doute sur les différentes classes et groupes sociaux. C’est à ce point vrai qu’il existe une homogénéisation essentielle, mais celle-ci s’établie parmi les élites dirigeantes et les leaders d’opinion.

La proposition ne consisterait donc pas à vouloir opposer une éventuelle “culture nationale ou locale” à une culture cosmopolite, ni de combattre des excès technocratiques par d’irrationnelles positions ésotériques. Il faudrait agir en élargissant les expériences en matière de production culturelle fondamentale, à partir de centres artistiques autogestionnaires.

C’est dans le vaste univers de la culture et de la pensée où la maçonnerie qui comprend des personnes disposées à travailler avec rigueur et sans compter leurs efforts, pourrait le plus agir, en tant que moteur de développement, comme nous l’avons déjà fait en certaines occasions. Il est par conséquent nécessaire de nous faire connaître et de nous ouvrir à la société. Et, où peut-on mieux le faire que depuis la culture ?

La revue “Humanisme” du GOdF, est un exemple à suivre qui devrait envisager d’ouvrir ses champs d’action et langue, afin de pouvoir faire connaître les réponses, les doutes et les réflexions des maçons, en tant qu’individus, mais également comme institution obédientielle.

Le pacifisme comme leitmotiv
La globalisation doit forcément constituer une force militaire, en sachant à ce propos que le système économique est régulé en partie par l’action belliqueuse, comme on nous l’a clairement rappelé avec les bombardements sur l’Irak et à présent sur l’Afghanistan, outil de contrôle géostratégique depuis quelques années.

Il est bien connu que l’industrie militaire génère de généreux dividendes, augmente les dettes externes et, généralement, fait disparaître notre cher concept de démocratie.

Face à cela, nous voyons paradoxalement que le pacifisme a cessé d’être une question brûlante, surtout après être parvenus à disposer d’une armée de métier à laquelle s’enrôleront volontiers nos émigrés, en faisant du chantage pour l’obtention de papiers. Ceci atteint son paroxysme, dans un autre paradoxe que les forces de choc anglo-saxonnes se composent de népalais.

L’Espagne a globalisé sa politique militaire et l’a fait sans proposer d’autre réponse sociale. Sans doute parce que les vieux pacifistes du mouvement anti-OTAN n’avons nous pas su expliquer ce que cela avait à voir avec tout cela. Mais également aussi, parce que cette défaite a converti le pacifiste en un cheval perdant.

Le pacifisme est une des facettes que nous devons susciter au sein des ateliers, de même que sur d’autres domaines, favoriser les attitudes pacifistes qui seront en somme la manière d’éroder les politiques coercitives sous-jacentes de la globalisation.

Nous devons donc, à l’instar de l’harmonie qui règne dans les loges et qui arrive à son apogée au moment de la chaîne d’union, développer différentes formes de rapports humains qui représentent une alternative réelle au violent système dominant.

Nous devons donc nous situer sur le pôle opposé à la globalisation, qui est “l’universalisation” qui représentait et représente encore notre discours. Parfois déchu en tant que concept, mais à partir duquel nous pouvons donner des solutions en ayant une incidence en tant que maçons, d’une manière originale et ponctuelle, pour l’amélioration et l’encouragement de la connaissance, non seulement pour nous-mêmes, mais de l’ensemble de l’atelier, en favorisant le dialogue au dedans comme au dehors de la loge, en mettant en place des procédures avec ceux qui peuvent nous éclairer dans le monde profane sur cette complexité qui nous surprend.

Si notre Ordre est donc fraternel et nos méthodes vont sur la voie de l’éveil des consciences et l’accroissement de nos connaissances, et si, en tant que maçons, nous avons la mission de “réunir ce qui est épars”, nous avons ainsi entre les mains le cadre idéal pour que chacun construise sa propre perspective d’action, à partir des modèles et des propositions qui ont été présentées en guise de panoplie conseillée.

Pour cela il est nécessaire de développer au maximum l’universalisme, en fuyant de l’individualisme dans lequel voudrait nous cloisonner le monde globalisé qui veut faire disparaître le concept de “Citoyen”, en tant que défenseur de la séparation des pouvoirs et de leur contrôle ; défenseur aussi de la laïcité comme garant de la liberté de conscience. Par conséquent, il sera nécessaire de favoriser ce concept de citoyen, et cela peut être fait par le maçon qui peut construire, à partir de son indépendance personnelle et de son propre atelier et l’Obédience, les outils de changement vers un projet universaliste, en participant activement à la société de l’information, afin de pouvoir insuffler en elle l’éthique et la morale qui doivent nous caractériser en tant que maçons.

Et ceci nous oblige, non seulement à travailler notre propre pierre, avec encore plus d’acharnement et à construire l’édifice maçonnique, mais également conjointement à nous ouvrir à la société, de manière à améliorer notre formation et pouvoir constituer le levain de la nouvelle utopie constructive, à savoir le moteur du développement social auquel nous faisons tellement référence qui a d’autres époques l’a été effectivement et qui se reflète dans notre devise : Liberté, Egalité, Fraternité.

Conformément à ce qui a été présenté au sein du GOFMU (Grand Orient de la Maçonnerie Mixte Universelle) “ Pour le franc-maçon, en tant qu’individu, rien n’a changé. Ses qualités rationnelles et intuitives pour trouver les points de référence, afin de mettre de l’ordre dans le chaos, sa capacité pour visualiser les objectifs clairs, pour indiquer des caps et élaborer les opposés complémentaires, sont toujours autant en vigueur aujourd’hui comme ils le furent hier. C’est à nous de délivrer un message orienté. Nous devons être capables d’élaborer nos propres propositions en réponse aux profondes inquiétudes de la société dans laquelle nous sommes plongés.”[8]

Face à cet état de fait, nous devons adopter ces propositions ou d’autres à venir ou qui pourraient surgir de la conscience ou de la préparation des frères qui composons aujourd’hui le GOdF.

 Nous pouvons passer de la “globalisation qui essaye aujourd’hui de nous marginaliser ou de nous engloutir, à la fédération de la “globalisation du non à cette liberté qui a vendu le monde riche (le Nord), non l’Égalité qui existait derrière le mur allemand, mais une liberté et une égalité partant d’un principe fondateur, comme la Fraternité, en étant le ferment dans chacun des lieux où nous sommes, de cette intégration fraternelle, non celle des marchés, mais celle de l’union des hommes et des femmes, au-delà des races, du sexe, de l’idéologie ou des systèmes.

Parce qu’avec les mots nous mettons un nom à nos pertes et à notre résistance, parce que nous n’avons pas d’autre solution, parce que les hommes sont indéfectiblement aussi ouverts aux mots et parce que peu à peu, ceux sont eux qui modèlent notre jugement. Notre jugement, - en tant que maçons- souvent craint par ceux qui détiennent le pouvoir, se modèle lentement comme le lit d’une rivière, parmi des mots qui coulent. Mais les mots ne produisent que des courants lorsqu’ils sont éminemment croyables. Santé, et n’oubliez pas que l’idée c’est aussi le ciseau ! ” Sous Commandant Marcos [9]

Alors, prenons nous-mêmes, les citoyens de base,- tailleurs de pierre et des mots-, la parole et l’initiative. Avec la même véhémence et la même force avec laquelle nous revendiquons nos droits, nous revendiquons aussi le devoir de nos engagements ” José Saramago [10]

J’ai dit  VICTOR GUERRA

Lue en tenue, en 2002, en réponse aux propositions de débat par le GOdF.


  • [1]Historia de Masones: de El Escorial a Banesto” Madrid 2001
  • [2]Panfleto desde el planeta de los simios” Barcelona 1995
  • [3]Croire, Voir, Faire” Paris 1999
  • [4] “Comment sortir du libéralisme ? ” Paris 1999
  • [5]Cada vez que decimos adiós” Argentina 1997
  • [6]ATTAC, Contre la dictadura de los Mercados” Barcelona 2001
  • [7] “Mas acá de la lucha antiglobalización” de Albert Recio
  • [8]III Assemblée Plénière du GOFMU” décembre 2000
  • [9] “El intelectual y el fascismo liberal” México 2000
  • [10] “Discours de Stockolm

2 de octubre de 2017

LA GLOBALIZACIÓN ¿QUE PUEDE APORTAR LA MASONERÍA ES ESTE PROCESO...?

consecuencias-de-la-globalizacion-neoliberal
Oximoron, se aplica a una palabra un epíteto ,que parece contradecirla; así los gnósticos hablaron de un luz oscura; lo alquimistas de un sol negro. J. Luis Borges
En el 2002, en medio de un debate sobre la Construcción de Europa y la  Globalización , planteé en aquellos momentos ante mi logia Rosario de Acuña  (GOdF) en los valle de Gijón, y miembro del Gran Oriente de Francia  la base de un trabajo de reflexión para aportar al Convento de ese año. Este fue el resultado de la construcción de la plancha ,  y su posible  actualidad ahora,  unos 15 años después, y puede venir bien después de los acontecimientos de estas ultimas semanas.
Victor Guerra 
- PREMISAS REFLEXION Y PRAXIS
En primer lugar habría que definir qué entendemos por globalización, pues si bien es una palabra que empieza caracterizar la transición entre el siglo XX y el siglo XXI, no está tan claro que el concepto sugiera lo mismo, definido sobre la estructura económica o la cultural de este momento, aunque el primero si que ha afectado de forma contundente en tanto que se aprecia un cambio de percepción y actitud cada vez más claro frente a este fenómeno en su vertiente económica y que parte del fracaso de la Conferencia Ministerial de Seattle y que siguió manifestándose y patentizándose a lo largo de las distintas conferencias del OMC que se han ido celebrando.

Por otro lado la literatura que va estando a disposición del público, al menos del español, aún escasa, y muchas veces no producida por intelectuales españoles y por tanto analizada desde la peculiar perspectiva de otras latitudes e identidades, puesto que viene en su mayor parte traducida desde otras culturas allende los mares, a las cuales puede afectar muy positivamente este fenómeno, pero que no dejan de ser una realidad distinta, con la que debemos contar.

Y eso es un hándicap importante y máxime si tenemos en cuenta que este reciente fenómeno tan integral y transversal, a pesar de su transcendencia y de su poder, no está lo suficiente alejado en el tiempo y en el espacio como para poder ver y analizar con objetividad en toda su dimensión, cosa harto compleja, todas sus implicaciones. Hemos visto algunas de ellas, las implicaciones o efectos económicos, pero hay otros que no nos son tan perceptibles o que incluso pudieran ser o son beneficiosos.

Hay que tener en cuenta también que plantear un tema de esta profundidad y carga en la joven masonería española es una tarea, que presumiblemente no arroje los resultados apetecidos vistos al menos desde la visión y el trabajo interno del GOdF, que tiene más tradición en la reflexión y el abordaje en estos peculiares temas.

Si bien eran una añoranza o deseo que estuvieran en los talleres masónicos españoles, no por ello creo que estemos suficientemente preparados como para dar una respuesta concreta y” redonda” sobre qué puede aportar la masonería al mundo globalizado o cómo puede la Orden masónica influir para que este imparable proceso cambie de signo.

Por otro lado hay que tener en cuenta que habría como dos perspectivas distintas una la que se podría desprender o ejercer desde la utopía, que no deja de se el resultado de un ejercicio de imaginación o viceversa, y otra desde la praxis.

Si es desde la praxis, hay que tener en cuenta que la posible acción de la masonería española se quedaría reducida a los escasos ámbitos personales de los distintos masones, y eso es muy poco, sin embargo si es desde el conjunto del GOdF, desconozco, o desconocemos su empuje a la hora de influir en estos colosales proceso, aunque dado el número de hermanos en el seno del GODF, sus posiciones y los medios de la propia obediencia si que puede ser una buena plataforma al menos de enunciación de las problemáticas..

Sin embargo sí que la masonería debe dar una respuesta puesto que hay que pensar en el papel de los intelectuales ( que hoy tienen que ver con la sociedad, el poder y el Estado) cabría preguntarse si han padecido el mismo proceso de destrucción/despoblamiento, y reconstrucción/reordenamiento , al igual que ha sucedido con el resto de la sociedad.

Qué papel les ha sido asignado por los poderes del Estado y financiero? , Qué papel juegan en todo este análisis y como se insertan en esta globalización fragmentada...?

 Puesto que la intelectualidad de la derecha ya tiene la cantera donde picar las piedras que adornen la globalización: el Pensamiento único. Y que está arropado por los poderes económicos Banco Mundial, Fondo Monetario, Organizaciones Mundiales..., Comisión Europea y el Banco de Francia... que mediante sus financiaciones tiene a su servicio el mundo de las ideas representado por las más diversas universidades y centros de investigación y fundaciones, los cuales a su vez perfilan y difunden el mundo de la globalización y el pensamiento único como su vehículo dejando ver que la globalización es el mejor de los mundos, aunque carezca de ejemplos concretos de cuales son sus ventajas para la humanidad en su conjunto, por lo cual se recurre a la teología y a suplir con dogmas y fe neoliberal la falta de argumentos.

Hay que tener en cuenta además que a la masonería se le está adicionando a este mundo de la globalización, como una de las patas del banco que interviene en los mercados a través de los pensadores liberales y de aquellos que están dentro de la Trilateral y de las Fundaciones que sostiene el poder financiero.

Un ejemplo de lo que aquí se está comentando lo tenemos en el libro de Manuel Ayllón[1] en el cual nos relata la implicación del poder económico y la masonería regular española (GLE) y la posible constitución de unas alternativas liberales a través de una organización política e intelectual. Que podríamos considerar como una estrategia de la denominada Tercera Vía socialdemócrata

Por otro lado la intelectualidad de la izquierda queda por tanto fuera de combate, al tener que jugar el papel de “mensajeros del mal” a los cuales además se les critica o se les descalifica por “mesianistas”y porque además hay una apuesta por la llamada “tercera vía”de la izquierda que no condena para casi nada al neoliberalismo como decía M. Vázquez Montalbán “El Gran Circo de Intelectuales Neoliberales Químicamente Puros o Ex Marxistas Arrepentidos o la Trilateral pueden ser mesiánicos cuando prefiguran la fatalidad de un universo basado en la verdad única, el mercado único y el ejército gendarme único vigilando el fogonazo de flash que acompaña la foto final de la Historia, pulsado ante los mejores paisajes de las mejores sociedades abiertas[2]

Por tanto la masonería puede jugar un papel importante y uno de ellos es ejercer la función intelectual y también de comunicación, constituyéndose en una especie de conciencia incómoda y hasta casi diríamos impertinente, puesto que no ha de jugar con las fuerzas políticas y sociales ni con el Estado, ni con los Medios de Comunicación, o la religión. La masonería -como trabajadores especulativos- sí que podemos entre todos intentar encontrar respuestas.

Buscando como decía Régis Debray “La tecnología del hacer-creer (...) El poder de la información Inf-formar: dar forma, formatear. Con-formar: dar conformidad. Trans-formar: modificar una situación”[3] 

Ese puede ser nuestro papel, el de reflexionar y realizar un análisis crítico bajo la tríada que nos aporta Debray, de hacer creer desde nuestra perspectiva individual de denunciadores del hecho, de miembros de una Orden que cree en la conciencia y en la eficacia de los actores sociales, y que sabemos nuestro límites y el de esta sociedad. Es por ello por lo cual debemos y tenemos necesidad de desentrañar la incógnita del futuro haciendo como plantea Alan Touraine “Que la protesta no se desgaste en denuncia sin perspectiva, o por el contrario, que ella conduzca a la formación de nuevos actores sociales e indirectamente, a nuevas políticas económicas y sociales[4]

Partiendo, pues, de estas premisas hay que dejar patente la complejidad de la globalización o mundialización que parecía traer consigo un cierto carácter de homogeneidad, aunque cada vez parece más claro que este proceso, es como las “matriuscas” (las muñecas rusas, unas dentro de otras) , y dada su estructura de conjuntos dentro de otros conjuntos, ello en este actual momento representa más bien lo heterogéneo, y si bien podía haber una trabazón a través de la tecnología y la informática, el poder financiero ha roto ese binomio “haciendo que la pobreza, no es como lo fuera alguna vez, el resultado natural de la escasez, sino el conjunto de prioridades impuestas por los ricos al resto del mundo (Jon Berger 1997)[5]

Esta percepción tan novedosa como molesta es la que nos está mostrando que “las cosas se nos van de las manos” y que a su vez expresa el carácter indeterminado, ingobernable y autopropulsado de los asuntos mundiales; la ausencia de un centro, una oficina de control, un directorio gerencial planetario.

Esta globalización nos coloca por tanto ante unos mecanismos en parte contradictorios, unos que tiende a incluir a todo un conjunto de estados, países y regiones en la más floreciente industria del “ Mercado de la Opulencia” (aunque en su interior haya bolsas de pobreza y marginación) es lo que el ATTAC denomina como “Mecanismo de Inclusión” y otros que tienden a expulsar a otro grupo de países, regiones y grupos humanos de este paraíso neoliberal por el denominado “Mecanismo de Exclusión:” [6]

Mecanismo de Inclusión:
  •  Generación de plusvalías por medio de la especulación en la bolsa de valores
  •  Salarios a directivos y ejecutivos, ligados a la participación en las ganancias de la empresa
  •  Innovaciones tecnológicas , nuevos productos y procesos
  •  Reestructuración de empresas, fusiones y adquisiciones por las que se generan plusvalías substanciales
  •  Privatizaciones de empresas públicas
  •  Inversión extranjera directa y de cartera, creación y /0 fortalecimiento de instituciones financieras.
  •  Integración regional (Unión Europea, MERCOSUR, NAFTA ASEAN) etc
  •  Establecimiento de bancos off-shore y paraíso fiscales
  • Los Mecanismos de Exclusión:
  •  Simple olvido de los pobres (fuga de inversiones de riesgo en países del Sur)
  •  Crisis financieras, devaluaciones, quiebras, aumento del desempleo
  •  Carrera hacia el fondo de las empresas multinacionales con empleos mal pagados y precarios, sin las debidas prestaciones sociales.
  • Fuga de capitales y contribuyentes apareciendo como consecuencia los” contribuyentes virtuales”
  •  Reducción del sector público y de las prestaciones de Estado del Bienestar.
  •  Abandono de las políticas regionales
  •  Sistemas fiscal defectuoso, o injusto.
  •  Progresiva concentración de la riqueza a nivel nacional
Creo que estas altura sobra traer ejemplos sobre como cada uno de los enunciados ha repercutido no solo en los países, regiones y grupos humanos, sino también en las distintas parcelas de la sociedad; cultura, convivencia, valores. Etc.

Y aunque se pudiera argumentar que ese movimiento globalizador ha repercutido en países pobres también hay que decir que las distribución de los beneficios ha sido muy desigual, no hay nada más que echar un vistazo a los patrones de distribución de la renta nacional de algunos países: Colombia, Chile, Argentina, Sudáfrica...

Proponer alternativas es un trabajo que desde la Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ya se apuntó en un lejano informe que se elaboró en 19992 para un Pacto Global para el Desarrollo entre el Norte y el Sur. A saber:

Dividendo por la paz: Compromiso de los países industrializados y en desarrollo se comprometían a reducir sus gastos militares al meno en 3% anual. Los fondos liberados irían al desarrollo económico de terceros países

Sistema reformado de la Ayuda Oficial al Desarrollo . Más recurso y con más optimización.

Renegociación internacional de la deuda. Con aquellos países seriamente endeudados y con graves crisis sociales y detener con ello la transferencia de recursos de Sur al Norte.

Financiación para el Desarrollo Sostenible: Impuestos sobre consumos de petróleo, carbón y certificados de racionamiento para emisiones de dióxido de carbono, lo que traería una transferencia sobre los recursos de las naciones ricas a las naciones pobres.

En este informe se dieron como alternativas otras actuaciones como la liberalización de los mercados que ha supuesto un duro debate sobre sus repercusiones, tanto es así que mientras se recomienda a los países del Sur abrir sus mercados a la importaciones (liberalismo comercial) los países ricos cierran y establecen cupos de importaciones para los países pobres.

Hay que apuntar que donde el proceso de globalización ha sido particularmente eficaz ha sido en el campo de la producción cultural como ya hemos apuntado en tanto que las grandes corporaciones y los medios de comunicación han tenido un papel importante a través del complejo científico-universitario y los circuitos culturales de carácter global.

Ante todo ello qué puede hacer o debiera hacer la masonería como conjunto de hombres y mujeres que trabajan en la reflexión para incidir en la mejora y el futuro de la humanidad que es uno de nuestros lemas?

Las ideas que al respecto se proclaman parten desde lo local para incidir en lo global sin perder esa perspectiva: de acción que venimos proponiendo de donde estamos, quien somos y donde queremos llegar. Y que son el fruto de la reflexión del conjunto de pensadores críticos[7]con este sistema.

Seguimiento de la política de los gobiernos

La mayoría de la reformas o contrarreformas de los últimos años se han justificado o han atendido al imperativo de la “competitividad exterior” y amparándose en directrices supranacionales “cuyos actores o no existen o están más escondidos que el mago de Oz. Cualquier análisis político de estas políticas dejan un resquicio para cuestionar esa aparente ausencia de influencias.

Por tanto es necesario hacer hincapié, y ahí sí debemos estar como masones, haciendo responsables a los gobiernos en su actuaciones internacionales y en la aplicación interna de la políticas “globales” y eso se puede hacerse desde la óptica local y regional.

La puesta en acción de la Carta de los Ciudadanos Europeos fue una apuesta que la Comunidad Europea puso en marcha y que la falta de descoordinación y de conocimiento de los ciudadanos españoles, hizo que la lucha laicista recayera fundamentalmente sobre Francia, que le valió una vez más el calificativo de “chauvinista” al tener que defender el sentido y concepto de ciudadanos y el laicismo como garantía frente a las presiones de corte más conservador.

Es ahí donde como Orden fraterna debemos estar en perfecta cohesión y coordinación dentro del respeto a los ámbitos de nuestras autonomías.

Control de la mercadería financiera y empresarial.

Buena parte de lo que hoy nos ocurre, viene por la fusión de las grandes empresas que optan por el control del mercado y paradójicamente se han especializado en el control del mercado nacional y local. Y cuyo control se le está escapando al ciudadano Ejemplo: Uno de los grandes negocios de la banca española en el exterior lo constituye la gestión de los fondos privados de pensiones nacidos de las políticas de ajuste latinoamericano(pensiones a los que solo acceden los sectores más pudientes de la sociedad) empresas que están a su vez pidiendo una reforma de la Seguridad Social para poder articular a pleno desarrollo el mercado de las pensiones privadas.

Y por tanto aunque se vea, o se objete que pueden ser acciones estas de difícil control, tenemos casos como el boicot a Nestlé por su políticas criminales de comercialización de la leche en polvo en África, que fueron todo un éxito puesto que se coordinó la sensibilidad y se trabajó con un medio tan globalizador como la informática y las nuevas tecnologías.

Por tanto la imposición de determinadas condiciones a los productos puede ayudar a provocar cambios que afecten al ciclo completo de la producción o cambios en la organización laboral. Esa mejora de los derechos laborales, ambientales y sociales, que pueden generar presiones sobre la fijación de estándares y regulaciones en los organismos internacionales favorecedores a los países en desarrollo o marginados de estos.

Mejora ecológica

Está clara que la ecología está presente en los procesos de globalización, en forma de agresión medioambiental generalmente del área pobre del planeta: la destrucción de la Amazonía, o los impactos de las compañías petrolíferas, que están detrás de guerras como la de Afganistán, con todo lo que ello ha conllevado y conlleva .

Sin hablar de las grandes intentos de establecer agriculturas de exportación y sus consecuencias, o el impacto de las grandes presas o el dominio del agua en África. Proyectos muchos de ellos financiados por el Banco Mundial

Tema largo de debate y exposición, cuya propuestas pueden venir de promover cambios de escala suficiente para alcanzar efectos ambientales y culturales tangibles.

Una política de encarecimiento de los costes energéticos puede ser la forma de reorientar la producción mundial sobre bases territoriales más lógicas y encaminarse hacia procesos de desarrollo regional más coherente. La crisis de las “vacas locas” aporta nuevas razones para defender determinado tipo de controles a los movimientos de mercancías y favorecer procesos menos homogeneizados.

Articularse como parte del movimiento antiglobalizador, cada cual desde su personal perspectiva, insistiendo en los efectos que causa el proceso de globalización actual en los países pobres puede colaborar también a generar una más sólida conciencia entre nosotros mismos, como parte rica del planeta.

Nadie debe venir en patera

Dice Albert Recio que una de las cuestiones que impide desarrollar una amplia respuesta social ante las políticas de la globalización es la lejanía respecto al lugar donde se toman las decisiones. Lejanía física y social. El aspecto realmente nuevo de la globalización lo constituye en nuestro país la llegada masiva de inmigrantes pobres en busca de empleo y mejores condiciones de vida.

Más que expulsados por el hambre, pueden que vengan atraídos por los nuevos modelos productivos y sociales implantados en nuestra economía por el propio proceso expansivo : la agricultura intensiva o la industria hotelera del Mediterráneo muy ligados a los procesos de globalización.

La emigración llama a nuestras puertas y plantea interrogantes que sociedades como la nuestra – la española - nunca se había planteado y que exigen respuestas.

Unas de tipo cultural-informativo que ayude a nuestros propios vecinos a entender el nexo que existe entre los actuales procesos económicos y las migraciones.

Relacionando las migraciones de pobres con las lógicas de especialización productiva internacional y desigualdades sociales que ellos también les afectan

La migración es la globalización de nuestro territorio y es también una oportunidad para empezar a reflexionar sobre nuestros modelos de ciudad y sociedad, por ello será bueno que seamos capaces nosotros como masones y desde nuestros propios códigos a combinar buena información y las demandas éticas con los procesos serios de integración. Procesos en los que estamos implicados puesto que se basan en el mutuo conocimiento y el respeto ,y por tanto requieren de una especial predisposición que los masones iniciados ya conocemos.

La cultura ese gran campo para cultivar.

Toda globalización es también un proceso cultural aunque posiblemente su impacto es desigual en las diferentes clases y grupos sociales, tanto es así que hay una crucial homogeneización pero esta se está estableciendo entre las élites dirigentes y los creadores de opinión .

La propuesta no se trataría de contraponer una supuesta “cultura nacional o local” a una cultura cosmopolita, ni combatir los excesos tecnocráticos con irracionales posturas esoteristas, habría que actuar extendiendo experiencias de producción cultural de base y desde centros artísticos autogestionados.

En el amplio mundo de la cultura y el pensamiento es donde más puede hacer la masonería que tendría las personas dispuestas a trabajar con rigor y esfuerzo, como motor de desarrollo que en ocasiones nos hemos constituido, y es por tanto preciso darnos a conocer y abrirnos a la sociedad y que mejor desde la culturalidad.

La revista “Humanisme” del GOdF es un ejemplo a seguir y que debiera plantearse abrir sus ámbitos de acción y lengua para poder dar a conocer las respuestas, dudas y reflexiones de los masones como individuos y también de la Obediencia como institución

El pacifismo como lema

La globalización tiene por fuerza que constituir la fuerza militar, sabiendo a estas alturas que el sistema económico se regula en parte por la acción bélica, como bien se nos ha recordado con los bombardeos de Irak y ahora de Afganistán, que están siendo desde hace unos años la herramienta del control geoestratégico.

Bien se sabe que la industria militar, genera buenos dividendos, aumenta las deudas externas y generalmente desaparece el querido concepto de la democracia.

Y ante ello nos encontramos como paradoja que el pacifismo ha dejado de ser una cuestión candente, sobre manera después de que se haya logrado el tener un ejército profesional, al que seguramente se apuntarán nuestros inmigrantes con el chantaje de recibir papeles, que tendrá su parangón en la otra paradoja en que la fuerza de choque de los anglosajones son los nepalíes.

España ha globalizado su política militar y lo ha hecho sin ninguna respuesta social, posiblemente porque los viejos pacifistas del movimiento anti-OTAN no supimos explicar que tenía que ver aquello con todo esto, y quizás también aquella derrota convirtió al pacifismo en un caballo perdedor.

Esa es una faceta, el pacifismo, que debemos suscitar dentro de los talleres, al igual que en otros campos, el desarrollo de y potenciación de las actitudes pacifistas, que serán en suma el modo de erosionar las políticas coercitivas que están en el trasfondo de la globalización.

Debemos pues a semejanza de la armonía que reina en las logias y máxime cuando realizamos la cadena de unión, desarrollar diferentes formas de relación humana que supongan una alternativa real al violento sistema imperante.

Debemos pues situarnos en el polo opuesto al de la globalización, que es la “universalización” que representaba y representa aún nuestro discurso, a veces caído como concepto y discurso, pero desde el cual podemos dar soluciones incidiendo como masones de forma original y puntual en la mejora e incentivación del conocimiento, no solo de uno mismo, sino de todo el taller fomentando el diálogo dentro y fuera de la logia, estableciendo cauces con aquellos que nos pueden dar luz desde el mundo profano sobre esta complejidad que nos asombra.

Si nuestra Orden es pues fraterna y nuestros métodos van encaminados a despertar las conciencias y aumentar nuestros conocimientos, y si como masones tenemos la misión de “unir lo disperso” tenemos pues en nuestras manos el marco ideal para que cada cual construya su propia perspectiva de actuación en los modelos y propuestas que se han ido presentando a modo de panoplia sugeridora

Es por ello necesario potenciar al máximo el universalismo, huyendo del individualismo en que nos quiere cobijar el mundo globalizado, que quiere hacer desaparecer el concepto de “Ciudadano”, como defensor de la separación de los poderes y el control de éstos y defensor del laicismo como garantía de la libertad de las conciencias. Será pues necesario potenciar ese concepto de ciudadano, y y eso lo puede hacer el masón que es e el que puede construir desde su autonomía personal y desde su propio taller y Obediencia los instrumentos de cambio hacia un proyecto universalista, participando activamente en la sociedad de la información de cara a poder insuflar en ella la ética y la moral que nos ha de caracterizar como masones.

Y ello nos obliga no solo a trabajar nuestra propia piedra aún con más ahínco y a levantar el edificio masónico, a la vez que debemos abrirnos a la sociedad, de cara a mejorar nuestra formación y a constituirnos en la levadura de la nueva utopía constructiva, siendo ese motor del desarrollo social, al que tanto nos referimos y que tan fuerte referente ha sido para nosotros en otras épocas, y que tiene su reflejo en nuestro lema de: Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Tal y como se expuso en el seno del GOFMU (Gran Oriente de la Masonería Mixta Universal) “ Para el francmasón como individuo nada ha cambiado, su talento racional e intuitivo para encontrar los puntos de referencias que pongan orden en el caos, su capacidad para visualizar objetivos claros, marcar rumbos y elaborar los opuestos complementarios, siguen tan vigentes hoy como lo fueron antes. Nos corresponde entregar un mensaje orientador. Debemos ser capaces de elaborar nuestras propuestas que den repuesta a la inquietudes profundas de la sociedad en la que estamos inmersos.”[8]

Frente a este estado de la situación, y haciendo bandera de esas u otras propuestas que aquí se apuntan y de otras que puedan ir surgiendo de la conciencia y preparación de los hermanos que hoy componemos el GOdF, podemos pasar de la “globalización que hoy trata de marginarnos o engullirnos, a liderar la “globalización de no de esa libertad que ha vendido el mundo rico (Norte) o la Igualdad que había detrás del muro alemán, sino una libertad y una igualdad que parta de un principio básico como es la Fraternidad, siendo pues nosotros el fermento en cada lugar que ocupamos de esa integración fraterna, no de los mercados, sino de la unión de los hombres y mujeres por encima de razas, sexo, ideología o sistemas.

Porqué con las palabras nombramos aun nuestras pérdidas y nuestra resistencia, porque no tenemos otro recurso, porque los hombres están indefectiblemente también abiertos a la palabra y porque poco a poco son ellas las que moldean nuestro juicio. Nuestro juicio, - como masones- temido a menudo por quienes detentan el poder, se moldea lentamente como el cauce de un río, por medio de corrientes de palabras. Pero las palabras solo producen corrientes cuando resultan profusamente creíbles. Salud y no olvidéis que la idea es también un cincel” Subcomandante Marcos [9]

Tomemos entonces nosotros ciudadanos comunes,- labradores de la piedra y la palabra-, la palabra y la iniciativa. Con la misma vehemencia y la misma fuerza con que revindicamos nuestros derechos, revindiquemos también el deber de nuestros deberes” José Saramago [10]

He dicho    Victor Guerra  Maestro Masón

Leída en tenida el año 2002 y como trabajo de respuesta a las propuestas para debatir por el GOdF.

[1] “Historia de Masones: de El Escorial a Banesto” Madrid 2001
[2]Panfleto desde el planeta de los simios” Barcelona 1995
[3]Croire, Voir, Faire” Paris 1999
[4] “Comement sortir du liberalisme? ” París 1999
[5]Cada vez que decimos adiós” Argentina 1997
[6]ATTAC, Contra la dictadura de los Mercados” Barcelona 2001
[7] “Mas acá de la lucha antiglobalización” de Albert Recio
[8]III Gran Asamblea del GOFMU” Diciembre del 2000
[9] “El intelectual y el fascismo liberal” México 2000
[10] “Discurso en Estocolmo”
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...