Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

17 de septiembre de 2017

Francmasonería. Tres siglos de la Refundación Moderna. Una lectura crítica (I)

Print

Tras un primer acercamiento al enunciado y programa que soportaba el II Curso de Fundamentación de la Francmasonería. Tres siglos de la Refundación Moderna, una reflexión que realicé bajo el epígrafe: Sobre fundaciones y refundaciones masónicas, tratando de analizar desde un enfoque crítico, pero no por ello exento de cimentación filosófica e historiográfica, el hecho de los cursos de fundamentación masónica, sus propuestas, metodología, y titulo.

Debo decir que dicha reflexión no fue bien recibida, no es que se recibiera una crítica a modo de rebatir mi exposición, sino que digamos que sentó como un tiro a determinados personajes que más que reflexionar sobre lo expuesto, no solo me pusieron a caldo perejil, sino que intentaron endosarme una maliciosa acción acerca de una página web en Facebook en la que se hablaba de un tal Al-Guarris, con lo que no tengo nada que ver.

En su momento y para no echar más leña al fuego, como se me pidió, esperé pacientemente la llegada, tras la oportuna compra, de los tres tomos que la Logia Renacimiento nº 64 de la Gran Logia Simbólica Española (GLSE), ha tenido a bien editar, y en cuyos volúmenes se recogen las ponencias que se dictaron durante el citado II Curso de Fundamentación Masónica, una «locura imposibles» que tanto la GLSE , el Supremo Consejo Masónico de España del REAA, el GCGG Rito Francés (GLSE), y el Distrito Centro de la GLSE junto con la Universitat Lliure de L´Emporda, echaban adelante el 3 de marzo 2017 tal proyecto.

Vaya por delante, que «no soy ningún poseedor profesional de la verdad» como algún ponente se ha atrevido a escribir en su ponencia, sino un estudiosos y atento lector de todo aquello a lo que puedo acceder, y entre esos materiales, tanto los previos, como los resultados finales se encuentra tal publicación a la que quiero dedicarle unas cuantas reflexiones.

Trabajo de edición importante, pues es un esfuerzo que se plasma en la estética y diseño, la cual facilita la lectura la cual se hace muy amable, pero esa belleza como continente contrasta fuertemente con sus contenidos.

Tras una presentación por parte varios autores: Nieves Bayo como Gran Maestra de la GLSE, o de Brenno Ambroisini como presidente de la Logia Renacimiento, o la intervención de Bibiana Casado, al frente de la Logia Pedra Tallada, o el saludo de Andrés Cascio de la Universidad del Empordá, dejan abierto el ruedo para dar paso al resto de las ponencias expuestas, indicando como bien expone la VM. Bibiana Casado, que «Todo masón forja su propio plan sobre su destino en el mundo, teniendo siempre presente que la ética consiste en fundamentar la moral: una mora formada por una serie de normas, costumbres y formas de vida que se presentan como obligatorias. Al asumir este compromiso, los masones van abriendo camino a través del conocimiento, pero también a través de su propia transformación, de la adaptación de su conducta a los principios de la Orden»

Y como bien remacha, el Doctor Andrés Cascio, para lograr «un ser humano abierto y reflexivo con el objetivo puesto en una meta tal vez inaccesible, pero manteniendo siempre una rebeldía hacia la mediocridad y la vista puesta en el perfeccionamiento y la ética y la tolerancia».

Partiendo pues de estas importantes premisas, la primera ponencia que el texto (tomo I ) presenta es una pequeña y poética introducción de uno de los alma mater del curso, Vladimir Carrillo, el cual habla de «ir a la raíz y retransmitirla a los alumnos… por lo menos no se pretendía, para contarnos sin pena ni gloria cosas que ya sabíamos… pero bajo una perspectiva crítica»

Evidentemente nada que objetar ante tal tarea, pero para tener de antemano ese talento, hay que saber encajar las críticas, o por lo menos razonar adecuadamente, sin calificar al otro de algo así como de un correvedile masónico de tres al cuarto, lo cual no es que importe mucho la descalificación a nivel personal, pero entonces hace perder consistencia a otros ponentes que utilizan a esos correvediles com base bibliográfica…, pero allá cada uno, pero deberíamos ser consecuentes con esos objetivos de reflexión crítica.

Da comienzo el libro con una ponencia de Joan Francecs Pont, que como siempre está en su línea con una interesante metáfora sobre el Arca de la Alianza, y los tres aprendizajes. Aprende a dar, aprender a recibir y aprender a compartir. Base no solo ritual sino de ejercicio masónico.

No deja de ser interesante la propuesta del LIBRO, (VLS o la Biblia) como fuente del Derecho, porque ese presupuesto estaba en las viejas concepciones masónicas, lo que pasa que la vulgata masónica católica, pronto le dio la vuelta a la cuestión para hacer de tal cuestión algo omnipresente en la logia, de hecho, en las logias inglesas no valía cualquier biblia.

No afirmaría con tanta rotundidad que «los masones (supongo que los actuales) descendamos de los gremios de constructores» como se afirma y que lo rubrica D. César Navarro. Creo que hemos hecho Hermanos a los cofrades corporativos y profesionales, pero más allá de semejanzas, distamos de su corpus conceptual como bastante, de hecho si partiéramos de los rituales, cosa que en este curso se ha obviado sistemáticamente, puesto que utilizan otras posibles fuentes de fundamentación, pues veríamos u obtendríamos cosas curiosas y paradigmáticas, como la negación del pan y el vino a los Compagnon, tenidos por malos Compañeros, lo cual se remacha en los relatos del asesinato del Maestro Hiram, donde los buenos son los Hermanos y los malos son los Compañeros; es una paradoja a estudiar y a desarrollar.

En términos generales la ponencia de Pont es todo un canto y sugerencia hacia la fraternitas, partiendo de metáforas como la Alianza, o el Libro, elementos separadores que vistos desde un prisma protestante como era el inglés es más que posible que tuviera connotaciones laicistas de primer orden.

La segunda ponencia, es la piedra en el zapato: Los agujeros negros en la francmasonería. Es el texto más nefasto de todo el libro, primero porque descalifica aquello con lo que no está de acuerdo y pudiera estar bien para una página de Facebook, y para la rabieta de un día, pero no para quedar en un libro para siempre, no porque yo aparezca de chupa dómine en el testo como un impresentable opinador profesional detentador de la verdad absoluta y que no se sabe para que sirvo, lo cual me trae al pairo, pero no dejo de lamentar que eso esté en una ponencia de fundamentación masónica. Lo cual dice mucho de ponente sus rabietas y sus ignorancias.

Luis Algorri, en esta ponencia que he repasado de arriba abajo, no hace otra cosa que plasmar el llamado paradigma gallego, no se sabe si baja o sube, y por supuesto se repite tal cosa como un mantra durante toda la exposición. La masonería, a lo largo de los tiempos, fue fundada varias veces. Una de una manera y otras de otra. […] Cual es la definición de la masonería? Pues eso depende de cada cual…».

Está claro que cuando los rituales se utilizan como un guion para las bellas ceremonias danzarinas por la logia, y no se utilizan estos como fuente de información, pues se puede estar diciendo tales bobadas todo el rato, porque tantos las diferentes organizaciones masónicas como los diferentes ritos, siempre han intentado dejar claro cuáles son las definiciones canónicas de cada uno de ellos, más allá de los que piense cada masón.

 Y esas definiciones han llevado horas de debate, de esfuerzo intelectual por ir definiéndose y estar con los tiempos, y los cambios producidos son muy sutiles, pero muy importantes. Aún recuerdo a grandes prebostes de la GLSE, en Asamblea Anual, debatiendo horas y horas, en «si éramos progresistas o progresivos» lo que en su momento me pareció un tema chorra y a muchos puede parecerles, pero el tema no deja de tener su enjundia.

Y así va deslavazando el bueno de Algorri su ponencia «¿Era verdad lo que Anderson contaba? No. ¿Tiene eso alguna importancia para el relato histórico de la Masonería? - El mismo se contesta- Pues tampoco, porque depende de la definición que queramos darle a la institución […] mejor dicho: sí, pero en términos generales. Si, pero no siempre, Sí, pero con excepciones».

Digamos que estamos ante el más puro y cazurro galleguismo, en una larga ponencia donde nos dice que el Hermano Dévrig viene a descubrir la esencia del huevo y la gallina, cuando en realidad lo que ha hecho mi querido amigo y Hermano, por más que se enfade cuando se lo sugiero ha sido realizar un buen remake de otro esencial texto como es L´invention de la franac-maçonnerie de Roger Dachez. 

Está claro que si uno no ha leído este último texto ni aquellas partes que hemos traducido como introductores de Dachez en lengua castellana, (al igual que hicimos con otros autores franceses), pues uno puede quedar asombrado por las exposiciones de Devrig, pero para otros pues no dejan de ser fieles referencias de otras exposiciones, aunque creo que a Devrig se le va la mano en su texto al magnificar la figura andersoniana , tal y como le expuse en un texto sobre su libro http://www.victorguerra.net/2015/12/la-invencion-de-la-masoneria-por-d.html

En fin, una larga ponencia, que no sé que cara les quedaría a los cursillistas, aunque sabiendo el buen hacer y exponer de D. Algorri, pues hasta se reirían; aunque no se sabe igual no, vaya usted a saber, pues depende del momento, del estadio de la cosa. Etc.

Desde aquí y tomando como ejercicio la propuesta de Pont Clemente, le brindo a D. Luis Algorri, una conseja para su próxima entrega de sus Agujeros negros masónicos II, que tenga como libro de cabecera a Cavaignac y su revisión de la mítica masónica, pues en ese texto resume lo que podría ser la esencia de muchos agujeros negros masónicos aún por explicar y profundizar, y en los que creo que podría haber empleado mejor su tiempo el ponente, en vez de estropear la obra de conjunto que se ha editado con tanta tontería a modo de bufón masónico para sacar una sonrisa al personal:


Este estilo de cosas, y de lecturas junto con otras da idea de la gran diferencia existente con el pensamiento masónico francés, cual estamos a muchas órbitas de distancia, hoy puedo hacer una acto de comparación con un texto esencial en Francia, proveniente de mis antípodas masónicas, pero ante el cual me quito el sombrero y me enfrasco en su lectura armado de papel y lápiz, como es el sabroso texto de Trois cents ans de Franc-maçonnerie de la Grande Logie Nationale Française. Loge Nationale de Recherche Villard de Honnecourt, lo cual nos aporta una interesante herramienta de comparación y contrastación de donde están unos y donde están otros.

El mismo autor. D. Luis Algorri expone otra ponencia sobre un tema candente como es la Antimasonería en España. El largo camino hacia el mal.

Por aquello de no dejar de ser el niño en el bautizo, cuando Algorri, expone que va a tratar de demostrar que el Alberto Bárcena Perez no sabe lo que dice, y que hay un «libro que es antimasónico y que su autor (Jose Antonio Ullate) utiliza la cabeza y no las tripas».

Pues les invito a leer la ponencia de D. Luis y estos textos míos muy anteriores por si les suena de algo.


En general los autores que trabajan el tema antimasónico, suele repetir bastantes clichés, y por ejemplo no hay un estudio diferencial sobre las distintas exposiciones antimasónicas españolas, y si estas difieren con respecto a otras de fuera de nuestro ámbito nacional, por ver si van pajeros en esas velocidades que expongo en la que se encuentra España y Francia.

Otra de las ponencias que se expusieron en el II Curos de Fundamentación , proviene del exterior de la esfera de la GLSE, ya que Adrián Mac Liman. Es un Ex Gran Maestro, de aquel invento de Tuero contraposición a  la GLE , la llamada la Gran Logia Confederada de España. Y director del CIEM (Centro de Estudios Masónicos).

Su ponencia se tituló: 1717. ¿Una fecha sagrada? De los constructores de catedrales a los gentlemen londinenses.

Temática interesante, aunque exponer como interesante la presentación de los Agujeros Negros como un auténtico desafío. Hace que se rebajen las expectativas un montón, pero para no pecar de maldad, admitamos pulpo como animal de compañía, y sigamos.

Partiendo de esa realidad nos muestra que quienes si profundizaron en la historia masónica fueron los Jesuitas, aunque hay que decir se si bien eso es una realidad, también en ella tenemos bastante culpa los propios masones que hemos dejado que los jesuitas entraran hasta nuestras propias cocinas, orgullosos de tan insigne presencia de la que muchos han presumido y pocos han criticado, creo que ya he expuesto más de una vez muchos masones tienen como libro de cabecera no solo los textos de Ferrer Benimeli, que no dejan de ser libros positivistas basados en la documentación existentes en varios archivos, sino que además hay otro libro de otro jesuita, que aparece como alter ego, junto con su publicación en el seno de la masonería española, como es el libro de Masonería. Escuela de formación del ciudadano, sin que nadie haya hecho un cierto cotejo sobre los conceptos vertidos e interpretados desde una realidad que se supone profana, y ver si ello se ajusta a las visiones masónicas.

Pero hoy, como digo no nos podemos quejar pues en muchos repertorios obedienciales están presentes las figuras de los jesuitas para-masones, que además no hay acto en el cual no dejen de estar presentes, y se haga gala de su liberalidad, cuando la realidad es muy distinta como tuve ocasión de comprobar en una conferencia en Cabranes sobre la supremacía de los clérigos autóctonos frente al quehacer masónico y donde Pedro Alvarez avalaba tal cuestión sobre la difusión cultural y educativa de la parroquia de Viñón.

Por eso me extraña ahora la exposición de Adrián Mac Liman, porque él formó parte de ese sobeteo jesuitico, que por cierto  mantuvo en el Simposio de Alicante o Almería. con Ferrer Benimeli, frente a la contestación que manteníamos otros como Alberto Valin y otros… 

Que por cierto estamos fuera del CHEME, nosotros seguimos fuera incluso de los ámbitos logiales, y en cambio los insignes jesuitas campean por logias, tenidas blancas, Salas Húmedas y son confesionarios permanente de mucho masones., Paradojas masónicas.

Lo cual por otro lado siempre sorprendió mucho entre las gentes del GOdF esa presencia y permanencia. Pues como dice el refrán de aquellos lodos estos polvos....

Vuelvo a encontrarme en el texto de Mac Liman con la propuesta de enlazar constructores de catedrales y los masones, tal vez esa consideración es la que hace que algunos Hermanos anden enfrascados en la búsqueda de huellas masónicas en las catedrales, como la de Mondoñedo, y paralelamente obvien la visita a los cementerios donde los Hermanos fueron relegados de los enterramientos en tierra católica, como fue el caso de Leiras Pupeiro. Algo que paradójicamente me exponía una Hermana hace pocas horas desde su bendita e inocente ignorancia, y algo bastante común entre los masones http://www.victorguerra.net/2007/10/al-hermano-leiras-pulpeiro-un-da-de.html

Por eso que vincular sin más después de todo lo que se está trabajando e investigando las logias operativas a las especulativas, es de bastante atrevimiento, puesto que unos son los putos obreros que deben ganarse el pan de cada día, y que nosotros hemos mitificado para de paso mitificarnos nosotros mismos, soy hijo de maestros albañil y cantero y se de los que hablo, de los que son las logias, los lugares de recogida, de comida y de cambio, de esos lugares de humedad y olor a sudo y a pies, donde igual se juega a las cartas que se trata el despido o el alza de un obrero y donde cada uno tenía su lugar y su arcón con sus cosas y herramientas, y a buen seguro que en ese lugar pocos burgueses operativos han puesto los pies, para que ahora alguien me diga que somos los mismos y herederos unos de otros.

Claro que había conchaveo entre aparejadores y arquitectos con los maestros de obra, pero cada uno en su sitio y lugar. Creo que nos falta conocer de primera mano cual era la realidad cotidiana de esos gremios canteriles, sus problemas y desarrollo diario en el ganarse el sustento diario. Creo sinceramente que hemos hecho mucha mitificación al respecto. A este respecto tal vez haya que traer a colación a Cavaignac cuando nos hace parecidas reflexiones sobre la Royal Society y la naciente masonería de 1717.

Creo que hay dos historias diferentes que se parecen poco, por un lado, la Gran Logia de 1717 de especulativos, dejemos ahora sus orígenes y cualidades sociales y políticas, y una masonería escocesa, metida de pies y manos en las güildas corporativas y profesionales a los cual responde mucho de los documentos de los Antiguos Deberes, que también hemos sacralizado cuando en realidad una gran mayoría son corpus de reglamentaciones profesionales, sin más.

Por otro lado, seguir preguntándose sobre el mito hirámico, con lo que se está investigando, escribiendo y exponiendo, creo que un poco boutade, ahora otra cosa es que no queramos meternos en berenjenales y encontrarnos con cinco pies de gato, y tener que volvernos locos para intentar avanzar.

En este mismo blog, y en de Rito Francés creo que he publicado bastantes cosas como para empezar a tener algunas nociones sobre el hecho hirámico.
En fin espero que haya resultado interesante para los alumnos del II Curso de Fundamentación Masónica, y se lo hayan tomado no muy en serio, pese a las advertencias de los introductores al curso, porque la verdad salvo la ponencia sugestiva de Pont Clemente , el resto es muy de andar por casa muy poco analítico y desde luego nada crítico o que suscite reflexiones más allá de lo que se hace en la cotidianidad.

Y como crítica general me llama la atención la gran profusión de fuentes, pensadores  y metáforas masónicas manejadas, y creo que no he visto ni un solo reglón extraído de los rituales, que son nuestro corpus conceptual, y al que debiéramos referirnos con bastante más asiduidad

Dentro de unas semanas la opinión sobre el resto de ponencias. Mientras les dejo con estas reflexiones que pueden ustedes contrastar con lo publicado que se reúne en tres tomos con un total de unas 550 páginas, y que ha editado Masónica.es, al precio de 30 E.

Víctor Guerra

11 de septiembre de 2017

Desde mi ventana, va siendo hora de volver a la piedra bruta.

picapedrero flia

El mes de septiembre se va acabando, y aunque ando metido es otras lides como son los pateos por los Caminos y Veredas en pos de Santos y Vírgenes, para unas posibles guías de «Mis Caminos...» lo que ya es todo un paradigma viniendo de mi persona. Pero ya se sabe, que los masones somos muy paradigmáticos y paradójicos.

La verdad es que este verano apenas si le dediqué tiempo a la cuestión masónica, más allá de terminar de corregir la 2ª edición del libro RITO MODERNO. Una mirada desde el siglo XXI, que además he cambiado alguna cuestión de matiz en su interior, y desde luego he querido erradicar el desliz de publicar por equivocación un borrador en vez de un original.

Quitando eso y alguna otra aventurilla masónica en el blog Masonería en Asturias, (Masonería en Avilés y Grandas de Salime) e ir preparando con calma un pequeño texto para editar en papel sobre la masonería del siglo XIX en Asturias, e intentar cerrar el año con la posible promoción el último libro el Ritual de Bristol, algo complicado dada su temática, pero algo haré, incluso igual me atrevo a preparar algo cerrar de forma heterodoxa el 300 Aniversario de la masonería.

Por lo demás apenas si he leído nada interesante, al menos en la red, es como si la chispa masónica se apagara, aunque en España andamos algo escasos de candiles y lucidas mentes que se propongan ahondar más allá de contar logias y masones, y no es que tenga algún resquemor, es que he ido recibiendo algunos ejemplares de publicaciones extranjeras y uno queda asombrado de la distancia que hay entre nuestras reflexiones y las que se hacen al otro lado de los Pirineos.

Y eso que uno se empeña en esa labor de ir introduciendo autores franceses en las temáticas masónicas dentro del espectro de posibles lecturas para masones, aunque no sé yo cuanto se logrará, aunque me imagino que eso es una carrera de fondo, que se verá dentro de algunos años, eso sí de momento ya he visto quien ha utilizado algunas sugerencias bibliográficas efectuadas en este blog en sus textos…, vamos consiguiendo algo.

Pero el estéril campo investigativo, cuyo amplio territorio ocupamos no más de media docena de investigadores, no parece que haya estado muy activo, se echaron de menos los trabajos de Alberto Moreno en Masonería Antigua, lo último fue UNA INTERPRETACIÓN HEBREA DEL TERCER GRADO, que se complementa muy bien con toda la serie de trabajos que he ido publicando sobre el tema mítico de Hiram Abif en el blog de Rio Francés, lo cual va constituyendo un importante bagaje para el estudio y desarrollo de dicha mítica.

Pero pese a toda esta actividad, lo cierto es que algunos masones a modo de bufones masónicos, no han dejado de estar quietos y de enredar, y pese a que por descarte es hasta posible que lleguen muy lejos en la escalera del estrellato masónico, aunque no creo que sea por los selfis que se hace, pues debe saberse que hay algunas cosas que no se pegan ni se contagian, por mucho que uno se pegue a los personajes del momento.

En fin, cada uno se retrata como quiere, y tiene derecho a hacerlo, e incluso de ponerme a caldo perejil, aunque sea a costa de dejar algunos de sus propios Hermanos un poco con el culo al aire. en incluso pagar conmigo sus estériles y plumosos enfados porque alguien se ha metido con él en facebook, a modo de Al-Guarris de  En fin, cosas de bufones, en este caso masónicos.

Por lo demás,  poca cosa que contar, que amén de los juegos de la GLE, que ya llega en su desacerbado ímpetu heráldico, igual que Anderson a querer emparentarse con los «Modernos» de 1717, dejando a los suyos, o sea a los «Antients» de lado.

Es que el personal no solo no lee, sino que además deja ver que no sabe muy bien de donde proviene cada uno, Señores que ustedes están en la masonería de los llamados «Antiguos» esos que también andaban peleado por querer remontarse a las ancestrales masonerías noaquitas.

La última movida, que no  hay GADU que la entienda,  es la de la Diada, donde supuestos masones de organizaciones masónicas soberanistas, representando a sus Obediencias en el acto del orgullo catalán La Diada, y ahya tenemos a Joan F. Pont (GLSE) a la Sra. Planas (GLFE) y  donde por ejemplo se echó de menos a organizaciones que siempre han estado alineadas en el catalanismo de pro, como el Gran Oriente de Cataluña…(GOC), amen de otras organizaciones masónicas.

 Me pregunto  ¿Sí es que no se les ha invitado, o no ha querido entrar en esos extraños juegos de cama que traen los políticos cuando se unen con los masones.?

De momento la GLE, que siempre está cerca del poder publico y hurtando foto,  ya ha puesto tierra de por medio con un comunicado diciendo que quien allí está no es de los suyos, desde el 2012, y  ya que el Ebro pasa por Pisuerga arrima, sin pudor su sardina a la brasa, para hacerse acreedora de su parentesco, casi que en primer grado, con los masones de 1717. Como sigan de esta forma terminará siendo parte activa en la fundación de la primera logia fundada por el padre Adán, y donde para cumplir con los landmarks de regularidad dejaron fuera a la pobre Eva que aburrida como estaba pues anduvo jugueteando con la serpiente y ya se sabe lo que pasó.

Y la verdad es que poco más ha pasado más allá de la publicación de las Actas del II Curso de Fundamentación Masónica llevado a cabo por la Logia Renacimiento nº 64 de la GLSE, bajo el título Francmasonería. Tres siglos de la Refundación Moderna, y cuya publicación dedicaré un buen espacio no tardando mucho, pues se lo merece.

En clave extranjera si que ha habido movimiento, con Encuentros, publicaciones diversas, sobre mi mesa también tengo para reseñar el libro Trois Cents Ans de Franc-maçonnrie., que edita la GLNF (logia de Investigación Villard de Honnecourt) y que sirve de modelo comparativo de cómo se entiende en un país y en otro las investigaciones masónicas y su plasmación bajo el sello de los 300 años.

También al Rito Frances, le está tocando su parte en este Aniversario masónico, pero en clave francesa, por un lado Pierre Mollier publica en estos días Les hauts grades du rite français : Histoire et textes fondateurs, le régulateur des chevaliers maçons, y también la editorial que esta detrás del quehacer de la GOdF (Conform-edit.com) editará mediante suscripción el trabajo: 81 grades qui fonderent au siecle des Lumieres le rite Francais ( 3 volumenes .

Y ya cerrando este pots,  me llega la noticia de la celebración de un Simposio de Masonería Arco Atlántico, que desarrolla o promueve el Instituto de Estudios Masónicos de Galicia, para el 11 y 12 de Noviembre, con un color bastante regional. http://simposium.iemg.gal/programa.html.

Por lo demás es todo lo que debo decir, y digo, antes de empezar con los desarrollos clásicos que caracterizan a este blog, reseñas, opiniones y exposiciones sobre el quehacer masónico, dejando los estudios más serios para blogs como RITO FRANCES.

Víctor Guerra

26 de junio de 2017

NOS VAMOS DE VACACIONES HASTA SEPTIEMBRE

19265116_10209865502455711_1634261388_n

Es necesario tomarse un descanso, y será hasta Septiembre, que nos volveremos a ver con aquellos temas que nos interesan..

Que no escriba no significa que no este presente y que los perfiles o grupos de Facebook funcionen aunque sea medio gas…

UN TAF  y Felices Vacaciones a todos.

Victor Guerra

1 de junio de 2017

El Ritual de Bristol, y su comparativa con Ritual de Emulacion, a la venta

IMG_4726
Finalmente tras años a vueltas con este proyecto, ya está al cabo de la calle para su promoción, distribución y venta..
No ha sido una tarea fácil, por varias razones, aunque hay dos que son esenciales, lo cual hace de este libro una «rara avis» , 
Ya que los trabajos de investigación sobre ritos y rituales no es algo que esté en el contexto bibliográfico español,  y menos aún que se hagan trabajos comparativos entre rito y rituales, y esas dos cuestiones fueron a las cuales nos hemos dedicado tanto Saul Apolinaire como yo mismo, durante un largo tiempo, para de este modo poder determinar la filiación ritual de Bristol, que muchos autores daban como una herramienta ritual de los «Modernos».
Gracias a estos trabajos hemos llegado a la conclusión de que dicho ritual de Bristol, que sirvió a la Gran Logia de Wigan como herramienta ritual frente a la presión de la Gran Logia Unida de Inglaterra, es más bien el representante del trabajo reformista de los «Antiguos» aunque no por ello deja de presentar diversas singularidades de los «Modernos» ya que los prestamos, influencias de unos en otros, era algo que estaba al cabo de la calle masónica.
No es un libro fácil, ni de entretenimiento, sino un libro que exige tener papel y lápiz al lado, e ir de adelante atrás y viceversa, como tantas veces hemos hecho nosotros, quitando y anotando nuevas singularidades que van surgiendo  del conocimiento, y del compartir con  otros estudiosos los descubrimientos, sabiendo de antemano que la masonería no es única, así como tampoco los ritos y los rituales.
Como libro que se pone a la venta , espero que su repercusión en  el medio masónico, al que está dedicado, y en concreto más enfocado a unas determinadas masonerías `practicantes del, (REAA y Emulación), sea importante y tenga un cirto reconocimiento de una primera aproximación
Y poco más puedo explicar de mi trabajo, más allá de lo escrito, aunque el  libro nace  como punto  para el debate sobre la aparición de los símbolos masónicos, y sus desarrollos.
Bristol, un ritual inglés del siglo XVIII  Estudio comparativo Bristol – Emulación
El ritual de Bristol constituye una inmersión en los «usos» rituales ingleses del siglo XVIII lo que  nos permite conocer las vicisitudes habidas en la conformación de la Gran Logia Unida de Inglaterra (GLUI) tras el Acta de Unión de 1813. La Gran Logia de Wigan, rival de la Gran Logia Unida de Inglaterra, pondrá de manifiesto el viejo ritual de Bristol a modo de contrapunto ante la unificación ritual pretendida por la GLUI con el ritual de Emulación.
Los trabajos comparativos de esta obra exponen la dinámica que hubo entre dos universos masónicos antagonistas tan importantes como fueron los «Modernos» y los «Antiguos», destacando las convergencias y divergencias, e incluso los préstamos habidos entre ambas realidades rituales, perfectamente reflejadas en el Ritual de Bristol.
Este libro aclara algunas cuestiones acerca de la naturaleza ritual del Bristol, al que algunos autores han señalado como procedente de la molienda de los «Modernos». Mediante el intenso trabajo comparativo con el ritual inglés, estilo Emulación, aquí se comprueba que su singular mixtura procede de muchas otras realidades y circunstancias.
SOBRE SAÚL APOLINAIRE
Saúl Apolinaire
Nació en La Plata, Argentina, 1944) pasó al Oriente Eterno en 2015. Iniciado en 1972, trabajó en la logia Estrella Polar nº 78 de Bahía Blanca, fue miembro de la logia de La Plata nº 80 en la que fue Venerable, miembro de la logia Luz y Verdad nº 79 y Los Hijos de Quilmes nº 458 de Villa Dominico, provincia de Buenos Aires, y participó en la fundación de la logia Alejandro Korn 488 (ambos talleres auspiciados desde la Gran Logia Argentina de Masones Libres).
Miembro del Círculo de Estudios  de Rito Moderno y Francés Roëttiers de Montaleau. Traductor de Freemasons Book of the Royal Arch de Bernard E. Jones.
Editor del Blog Imprenta de Benjamín, donde se encuentra el grueso de su trabajo.
SOBRE VÍCTOR GUERRA
Víctor Guerra
Nació en 1955 Tremañes (Gijón-Asturias). Iniciado a finales de la década de los 90 en la Gran Logia Simbólica Española (GLSE). Incardinado en el Gran Oriente de Francia durante casi más de una docena de años, Miembro de las Órdenes de Sabiduría del Rito Moderno/Francés (Vª Orden 9º).
Miembro que fue de la Gran Logia Mixta de los Andes Ecuatoriales (GLMAE) y de Le Droit Humain (DH) (Federación Española); hoy  es miembro del Grande Oriente Lusitano, logia Estrela do Norte (Oporto). Venerable de la Logia de Investigación Los Modernos. Presidente del Círculo de Estudios de Rito Francés Roëttiers de Montaleau.
Ha publicado Aproximación a la masonería gijonesa siglo XIX y XX. Premio Investigación IES Rosario de Acuña. Ayto. Gijón 2001. La masonería en Asturias 1850-1938 (Los francmasones de la Comarca de la Sidra), Edt. KRK. Oviedo 2000. Juan González Río su vida y su tiempo. Oviedo 1824-1884. ATRA 2002. La masonería ovetense del siglo XIX. Una sociabilidad en acción. Cuadernos de Historia nº 7, Universidad de Oviedo, 2004. El Gran Oriente de Francia en Asturias (Las logias gijonesas 1850-2004), Colecc. Papeles Masónicos. AMLRA 2004. La masonería del Oriente de Asturias (siglos XVIII-XX), Editorial MASONICA.ES. Rito Francés. Historia, reflexiones y desarrollo. Editorial MASONICA.ES. Oviedo 2010. Coordinación, anotación crítica e introducción a los textos del Régulateur du Maçon, Ritual de Banquetes Aprendiz; Compañero y Maestro. Rito Moderno. Una mirada desde el siglo XXI. MASONICA.ES.
Editor de los decanos blogs: Masonería Siglo XXI y Rito Francés.


CONTENIDOS DEL LIBRO
INTRODUCCIÓN 15, PRÓLOGO de Alberto Moreno 25, NOTAS SOBRE LA MASONERÍA IRLANDESA EN BRISTOL 31
CONTEXTO HISTÓRICO 41: LOS PUENTES 55, LA GRAN LOGIA DE WIGAN 63

¿ES EL RITUAL DE BRISTOL «MODERNO»? 73

SINGULARIDAD DEL RITUAL DE BRISTOL 79

Los Diáconos 79 Ubicación de los Vigilantes 83 Tablero de Logia y Pavimento Mosaico 85 Altar o Pedestal de las Obligaciones 89 El Volumen de la Ley Sagrada o la Biblia 91 Tres luces, tres candelabros, los Oficiales y sus correspondencias 92 Prueba de la escritura 96 Invocaciones y Plegarias 98 Aclamaciones 102 Las Palabras de Paso 104 Los viajes del Neófito 104 Las Columnas en las mesas de los Vigilantes 106 El Cable Tow 107 Aprendiz Entrado Masón 108 La promesa del Aprendiz: la Obligación, Promesa y Sellado 109 Las llamadas a la puerta de la logia 115

ESTUDIO COMPARATIVO DEL RITUAL DE BRISTOL (1763) Y EL RITUAL DE EMULACIÓN (VERSIÓN PERFECT CEREMONIES) 119

Ritual de Primer Grado 119 Abreviaturas y tratamientos de los rituales 120 Nota 1 | Situación de cada Oficial en Logia 120 Nota 2 | Los Diáconos 124 Nota 3 | El VM. Conducta tras apertura de la Logia 128

INICIACIÓN 129 Nota 4 | Los llamados a la puerta 129 Nota 5 | Los Stewards 130 Nota 6 | Guarda Templos 132 Nota 7 | Privilegios para ser admitido 133 Nota 8 | Prueba del Compás 134 Nota 9 | Espadas y puñales 136 Nota 10 | Contestación a las preguntas 136 Nota 11 | Tratamiento en la Plegarias 139 Nota 12 | Hacer masón 141 Nota 13 | Ternario de Desnudez 142 Nota 14 | El candidato, cara al Este 145 Nota 15 | Aras, o Pedestales 148 Nota 16 | Formulación de las Promesas 151 Nota 17 | La Obligación 155 Nota 18 | Sellado de la Promesa 156 Nota 19 | Por siempre guardaré el Secreto 158 Nota 20 | Luces y luminarias 161 Nota 21 | Nota aclaratoria 168 Nota 22 | Trabajo del Aprendiz 169 Nota 23 | Predisposición del candidato 175 Nota 24 | Toque 179 Nota 25 | Nombre de las columnas 181 Nota 26 | Esquina NE 190 Nota 27 | El Mandil 191 Nota 28 | Prueba de la escritura 196

CONCLUSIONES GENERALES 201
EPÍLOGO de Joaquim Villalta 207
ANEXO | RITUAL MASÓNICO BRISTOL 213 Apertura de logia 215 Ceremonia de Iniciación 219 Clausura de una Logia de Aprendices 238 Entrados masones 238

BIBLIOGRAFÍA 241 BIBLIOGRAFÍA RITUAL 245 BLOGS DE REFERENCIA 247
Colección  RITUALES  , Rito de Emulación   Idioma Castellano
EAN   9788494691768   ISBN 978-84-946917-6-8
Edición en papel    15,99 € Añadir al carrito
Víctor Guerra

25 de mayo de 2017

André Kervella, y su libro: 1717 La Historia robada de los Francmasones

Andre Kervbella

Hace años le preguntaba a un importante historiador francés sobre algunos colegas historiadores y masones, y a unos los tachaba de  taimados teólogos como a P. Negrier, o a Snoek, y a otros como  André Kervella de imperturbables Carolingios, y veo que  aquello que me parecía una boutade de mi buen amigo bordelés, pues no dejaba de ser una opinión correspondida con  estima mutua, también muy propia de Kervella hacia mi amigo bordelés.

Fuera como fuere, puedo decir de primera mano, que Andé  Kervella , historiador, Doctor en Letras, con variados libros sobre francmasonería, es a mi juicio uno de historiadores más difíciles para un español, pues sus trabajos son densos, con muchos datos, y con muchas hojas en todos sus volúmenes, con ediciones un tanto amazacotadas en su diseño , lo cual unido a la profunda y específica temática escocista y jacobita (siglos XVII y XVIII) que desarrolla,  le hacen ser un escritor de una muy  alta dificultad  lectora y comprensión, en todo caso es un autor a tener en cuenta, y en mi biblioteca hay unos cuantos libros. como La Pasión Escocesa.

Sus ámbitos de estudio son Escocia, Irlanda, y Francia, y por ende el tan traído y llevado tema del Escocismo, y el desarrollo que tuvo en todo, ello los masones jacobitas, o sea los masones partidarios de Jacobo II, o sea los masones católicos, que tanto se partieron la cara con sus hermanos los hannoverianos.

Desde hace un tiempo se viene anunciando una nueva obra titulada: 1717 . L´historie volée des francs-maçons. Mythologies de notre temps,  la cual  hasta hace poco no estuvo a la venta,  y que solo parece venderse  en Editions  La Pierre Philosophale, y lo cierto  es que tenía ganas de leer el libro después de leer alguna pagina, y alguna particular opinión, que se me ha hecho llegar, y la verdad, que el autor hace gala  de su mano izquierda que siega igual las guadañas.

Es un labro ya de madurez, donde al autor le parece importar poco lo que digan de sus opiniones, y es un libro nacido del cabreo creativo, que tanto predica  mi amigo Jaime Izquierdo, porque la verdad es que no esconde sus opiniones acerca del trabajo y opiniones de una serie de historiadores gurús de la masonería francesa, y lo cierto es que a veces entran ganas de hacer cosas de este tipo, de tirar de la manta y destapar tanta vulgata como se nos cuenta y tanta paja mental como se nos lanza desde las orillas masónicas. Y en parte sigo sus pasos en este blog , a sabiendas que pago cara mi osadía y desfachatez que dicen algunos, pero digamos que paso el 99,8% de los libros que reseño, y digo lo que quiero y como quiero, y a estas alturas de la vida como que me da lo mismo, ni espero homenajes, ni que me inviten a las puertas giratorias masónicas.

Pasando a  lo que nos concierne, decir que concluido el libro, y quedando en reposo para relectura, la impresión que he sacado que es que este libro es un ajuste de cuentas en mucho sentidos, por un lado en contra de la triunfante historia que a modo de vulgata se ha venido construyendo, que pone hitos, fechas y mojones, que se corren en función de los más variados intereses, es un recordatorio acerca de como se roba, o sobrevuela, sobre una historia que se hace a la justa medida de algunas pretensiones, que luego vemos que tienen lagunas. De eso sabemos algunos algo.

Si uno es un lector y observador crítico  de la historia masónica, verá…, aunque se callará algunas cosas,  que  hay piezas que no acaban de encajar en el puzle histórico masónico en los comienzos nuestra historia, a caballo entre el siglo XVII y el XVIII , ya no se trata de la tan traída historia de la transición o los prestamos  entre operativos y especulativos, que nos expuso Roger Dachez,  sino de esa parte de la historia que parece nos fue robada para no tener que hablar de la presencia de masones católicos en las logias en ambos siglos, y donde curiosamente no estaba marcado el GADU como referente, ni la Iniciación era algo trascendente, sino la simple aceptación  de unos miembros por otros para pertenecer a un grupo. en este caso los masones.

No voy hablar de la intrahistoria de todo este asunto, ni siquiera de la protohistoria de la que habla Kervella, en la cual no hay documentos directos, más allá de las referencias indirectas, y por supuesto no voy hablar del escocismo en casi ninguna de sus acepciones; pero lo que quiero reseñar es sobre este duro ajuste de cuentas que hace en su libro André Kervella, el cual entra de lleno en unas temáticas que ya he tratado aquí recientemente sobre las mitificaciones y los modelos, ese es el Kervella que me interesa, más allá de que ataque a quienes por otra parte son mis referentes como historiográficos como Dachez, Bauer, Porset, Beaurepaire, aunque son impresionantes las andanadas que Kervella lanza sobre los dos primeros ( Roger Dachez y Alain Bauer) digamos que son antológicas, a veces creo que con  razón, aunque no niego que  en otras parece que se le va la mano, aunque ignoro que habrá pasado  para que Kervella se muestre tan dolido como dejan traslucir las paginas de su libro, cuando por otra parte lo podemos ver en diversos debates reproducido por vídeo con Roger Dachez o Kalbach como tertulianos.

Pero el libro aportar reflexiones interesantes, como esta en la que expone que Europa  se percibe como «un modelo a imitar» y que la ideología dominante  es la de un activismo cuasi compulsivo  refiriéndose  a un  cierto engreimiento a  la hora de  justificar  una expansión universal» y por  tanto habla de  intelectuales a modo de «trompetas solapadas, de manipulaciones groseras y sutiles, de combinadas camarillas de silencios ostensibles , de bobas fábulas  inventadas para servir a una causa ideológica»  en una suerte de operación  falsa para reducir al silencio la tradición jacobita, que impone  una imagen cuasi sagrada  de una Gran Logia de Londres.

El ataque también lo dirige a la proa del Gran Oriente e Francia, y en esas cuestiones hay que darle la razón, cuando en algunos tiempos diversos  autores, incluso españoles, unos  intentaron  mover los mojones de la historias y otros justificarlo, para que el GOdF pudiera emparentarse primero con la Gran Logia de Francia de  1728 y luego a 1736 , lo cual abrió en este mismo blog una agria polémica a cerca de ese corrimiento de mojones que se recogen en lo sellos institucionales que mostraba el GOdF . Me alegro que al menos alguien con autoridad me de la razón en ese intento que ha habido de reescribir ciertas historias, y que la propia Orden ha ido rectificando.
André Kervella reivindica una historia  que ha quedado reducida en por de una mitificación, donde por ejemplo las Constituciones de Roberts han pasado como de puntillas por la historiografía masónica por «única razón  de que son conocidas por su influencia católica» siendo curiosos que los primeros grandes Maestros de la primera Gran Logia de Francia que el GOdF quisiera asumir como referente histórico de sus cimientos, han sido  católicos, y otra cosa curiosa y que ya he expuesto más de una vez , y es que las actas de estas primigenias logias  no contienen jamás alusión a debates teóricos con respecto a ideas filosóficas, y cuyo estadio de protohistoria pues digamos  que es una sociedad que no posee escritos«, pero se conocen ciertos aspectos gracias a otras sociabilidades de la escritura que les son contemporáneas »

A lo largo de libro André Kervella ya introduciendo temas, aunque en ocasiones los reseña o los plantea, pero no los desarrolla, muy al contrario de como ha hecho con el tema del igualitarismo masónico y que desarrolla en el capítulo Los Caballeros no son aquello que se cree, nos expone el autor francés, que a veces es un enigma de como se desarrollan diversas historias, y en esto menciona a muchos periodistas  metidos a descifrar los entornos masónicos, que crean más confusión que información, y difundiendo un concepto  como «es la ventaja  incomparable de favorecer  una igualdad  en logia por todo lo alto que la sociedad civil no permite».tal y como exponía un celebre periodista francesa.

Nos indica Kervella que el mito del igualitarismo  es una cuestión muy falsa y respaldada más tarde  por la literatura republicana francesa de partir de un episodio que en 1737 en una logia parisina se que reunía en el albergue Ville de Tonnerre, hubo una protesta que se presentó como una innovación debida a Derwentwater al sabor que  se portaba la espada  cuando un candidato era recogido en la Orden. Y en aquellos tiempos en las logias parisinas no era obligatorio, y se comenta que ya que la Orden no es de caballería, todo hombre puede ser admitido sin portar espada.- Aunque habría que hacer la distinción entre Orden de Caballería y Orden Societal. En todo caso Kervella , nos va descifrando las claves de como se ha ido fraguando  ese pretendido igualitarismo que se extiende a otras cuestiones del quehacer masónico, y que dejan traslucir al Kervella historiador, pero no por ello menos insidioso al exponer sus planteamientos.

Puesto que el mismo al titular su libro de esta manera ya nos está indicando su posición ante todo este muestrario a veces un tanto folclórico de charlas, y conferencias, al que todos se apuntan sean de tendencia Moderna o Antigua, Jacobitas o Hannoverianos, todo vale y todos parecemos venir del mismo lugar, del mismo origen, cuando la realidad es que unos con todas las contradicciones queremos arrancar de 1717 y otros tienen sus raíces en 1751  y7 en una determinada forma de entender la masonería, en ese sentido me ha gustado el capítulo que Kervella dedica a la recuperación de la figura de Anderson en el seno del GOdF que se dá en tiempos de Arthur Groussier, y que para el autor  de 1717 plantea como una defensa muy ambigua, ya que participa de «cierta acrobacia para  afrontar la lacerante controversia de la Regularidad» tema que había impuesto la GLUI en uno de sus landmarks.

Y por ese motivo , y algún otro más retorna a  la mesa de los promesas  las Constituciones de 1723, y por tanto los autores se felicitan de ese olvidado retorno, olvidando por otro lado las diferentes exégesis , el propio espíritu del texto, las divagaciones en cuanto a la historia de las ideas que rodea todo el contexto, amen de las distintas filiaciones entre instituciones que rodean el hecho y como este puede engendrar espiritualices diferentes  que son inentendibles entre ellas.. en fín  es una  de como se ponen y mueven los mojones históricos aún ignorando los contextos. Un texto de un capitulo que se titula  «Reconocer que no ha sido así»  y que algún día traduciré  pues me parecen interesantes alguna reflexiones que hace.

Está claro que el libro de André Kervella, nace de ese cabreo creativo, que despide en algunos pasajes reflexiones interesantes ya que hay m,omentos en que abre la caja de Pandora masónica y no deja bien colocados a algunos de sus correligionarios y colegas de la historia de la masonería.  Pero creo que es un libro a leer, con lápiz en la mano, con vocación de emborronarlo, con apuntes, con subrayados varios, aunque no guste mucho su texto, formulaciones y planteamientos, pero debemos ser amplios y francos, y nuestra historia es compleja, muy pero que muy  compleja, con muchos claros –oscuros que se dejan para otra ocasión , y que de vez en cuando merece la pena abrir la ventana y ver que sucede y muy recomendado para todos esos nuevos masters  en masonologia  para darles un baño de realidad fuera de los tópicos  al uso.

Espero que el libro si lo adquieren , les merezca la pena, pues mucho me temo que será un libro poco reseñado.

Victor Guerra. MM.:.
 
Precio  28,30 €, Référence  2-044 Disponible En stock  Ajouter Voir mon panier

22 de mayo de 2017

En breve: EL RITUAL DE BRISTOL, (siglo XVIII)

Portada definitiva

Hace unos años un fiel colaborador (Saúl Apolinaire) y yo mismo, empezamos una compleja investigación sobre el llamado Ritual de Bristol, un ritual del siglo XVIII que algunos investigadores plateaban como una genuina herramienta ritual correspondiente a los «Modernos» y algunos otros a los «Antiguos».

Esto no tendría nada de  especial si no contuviera un interesante ingrediente y es que este ritual (Bristol)  fue usado por la Gran Logia de Wigan, una efímera Gran Logia de Bristol  que se enfrentó a la todopoderosa Gran Logia Unida de Inglaterra (1813) , y enfrentó también sus rituales (Bristol y Emulación), en pro de la defensa de las autonomías de cada organismo. Esta es la historia y como a través de estudios comparativos, que se muestran se da deshilvanando un compleja madeja hasta presentar unas conclusiones que creemos interesantes.

Años más tarde hemos concluido la investigación, que pronto podrá estar en vuestras manos a través de la compra telemática en MASONICA.es. y es nuestra particular forma de estar presentes en este complejo tricentenario de 1717-2017.

Saúl ApolinaireSaúl Apolinaire (La Plata, Argentina, 1944) pasó al Oriente Eterno en 2015. Iniciado en 1972, trabajó en la logia Estrella Polar nº 78 de Bahía Blanca, fue miembro de la logia de La Plata nº 80 en la que fue Venerable, miembro de la logia Luz y Verdad nº 79 y Los Hijos de Quilmes nº 458 de Villa Dominico, provincia de Buenos Aires, y participó en la fundación de la logia Alejandro Korn 488 (ambos talleres auspiciados desde la Gran Logia Argentina de Masones Libres). 

Miembro del Círculo de Estudios de Estudios de Rito Moderno y Francés Roëttiers de Montaleau. 

Traductor de Freemasons Book of the Royal Arch de Bernard E. Jones. Editor del Blog Imprenta de Benjamín, donde se encuentra el grueso de su labor investigativa

Víctor GuerraVictor Guerra. Iniciado en 1997 en la Gran Logia Simbólica Española (GLSE). Incardinado en el Gran Oriente de Francia durante más de una década Miembro de las Órdenes de Sabiduría del Rito Francés y del Supremo Consejo del Rito Moderno del Brasil. (Vª Orden 9 Grado).  

Miembro actual  del Grande Oriente Lusitano, Logia Estrela do Norte (Oporto) . Venerable de la Logia de Investigación Los Modernos. Presidente del Círculo de Estudios de Rito Francés Roëttiers de Montaleau.

Ha publicado 
Aproximación a la masonería gijonesa siglo XIX y XX. Premio Investigación IES Rosario de Acuña/ Ayto. Gijón 2001. 
La masonería en Asturias 1850-1938 (Los francmasones de la Comarca de la Sidra), Edt. KRK. Oviedo 2000.
Juan González Río su vida y su tiempo. Oviedo 1824-1884. ATRA 2002. 
La masonería ovetense del siglo XIX. Una sociabilidad en acción. Cuadernos de Historia nº 7, Universidad de Oviedo, 2004. 
El Gran Oriente de Francia en Asturias (Las logias gijonesas 1850-2004), Colecc. Papeles Masónicos. AMLRA 2004. 
La masonería del Oriente de Asturias (siglos XVIII-XX), Editorial Masonica.es. 
Rito Francés. Historia, reflexiones y desarrollo. Editorial Masonica.es. Oviedo 2010. Coordinación, anotación crítica e introducción a los textos del Régulateur du Maçon, Rituales de Banquetes de Aprendiz; Compañero y Maestro.  
Rito Moderno, Una mirada desde el siglo XXI. Masónica.es
Masonería, Pedro González Blanco. Director de Latomia. Masónica.es

Editor de los Blogs Masonería Siglo XXI y Rito Francés, entre otros

UN saludo. Víctor Guerra

20 de mayo de 2017

LA REPUBLICA UNIVERSAL DE LOS MASONES…?

Pierre Ives
El paradigma de la República Universal de los Francmasones,  es una constante en la historiografía masónica, lo cual  parece desprenderse  del que hacer del siglo XVIII como del siglo XIX, y  a esta inclinación tan querida para los masones,  se ha dedicado un autor al que leo desde hace tiempo,  como es  Pierre-Yves Beaurepaire. del que leí aquellos extraños libros  apenas arrancado el segundo milenio:  Nobles Jeux de L´Arc et Loges Maconniques dans la France des Lumieres,  y no menos interesante   L´ Espace de FRanc-maçons. Une sociabilité europeenne au XVIII Siecle, o L´Europe de les Franc-maçons XVIII - XIX siecle.

Aunque lo cierto es que casi toda su obra, salvo algunas ponencias, está toda en francés, y ahora por la acción de un par de buenos amigos del autor, como son el jesuita Pedro Álvarez y  Luis P. Martín, pues se ha publicado  en la Editorial de la Universidad Pontificia de Comillas, el libro en versión castellana: La República Universal de los Francmasones. Historia de una utopía 

Se trata, como dice en la presentación del libro:Jesús García-Ruiz,. Director de Investigaciones del CNRS, de « un estudio no formal», en el cual Beaurepaire entra a saco, aunque no es nuevo en esta lides sobre tal tema, dado sus anteriores trabajos, aunque su tratamiento es a la vez más abierto y crítico,  pues no es fácil situarse, ante una organización «que se quiere hermenéutica, una ética, una sabiduría acumulativa y una dinámica  de sociabilidad, una manera de ser y situarse en el mundo», 

Pro creo que, Pierre-Yves Beaurepaire deja encima del tapete para su debate varios temas, cuando menos muy interesantes, sobre todo cuando pone de manifiesto, ya de buenas a primeras que «no se está distinguiendo en entre sociedad de secretos  y una sociedad secreta» lo cual puede  parecer un eufemismo, pero sin embargo son  cuestiones de base ideales para entender el quehacer masónico,  sobre el cual hoy hay bastante confusión.

La duda que me ha entrado nada más comenzar a leer el libro, es sí realmente los masones de hoy,  y sobre todo las masonerías, como organizaciones, en su conjunto, analizando sus actos presenciales,  sus trabajos, y  las expresiones de sus jerarquías, realmente desprenden esa voluntad de perseguir La República Universal de los Francmasones, más allá de que esto pueda ser  un buen latiguillo argumental que se usa bastante en los algunos escritos y discursos.

Y parece mentira..,pero es una duda que ha estado de forma permanente durante todo la lectura del libro, y entiendo ese intento captar el compromiso de la búsqueda de las identidades masónicas, y que precisamente en esa búsqueda hay aspectos  que deben dejar paso a un examen critico acerca de esa Vulgata que nos hemos,  y nos han construido , y que Beaurepaire pone de alguna manera sobre la mesa su cuestionamiento, al indicar en un primer capítulo hablando de «Adán masón, Viaje al país de la memoria histórica», aunque sigo sin entender porque seguimos metidos de pies y manos en la predica de esa Vulgata que se ha ido confeccionando  a lo largo de tanto tiempo.

Un relato canónico en el cual, mucho autores se emboscan, realizando una historiografía una tanto clonada, donde  hay partes  que se quedan en una incierta nebulosa  en la cual nadie parece desear entrar.

Y pongo un ejemplo, ¿Cómo se pasa de un estadio operativo gremial, y profesional a una masonería especulativa, compuesta por comerciantes, y esto acaba en manos del área de influencia de la Royal Society,? por eso cabe preguntarse ¿Cuáles fueron los pasos, los agentes que permitieron ese cambio,? Pues la realidad es que no sabemos... como tampoco sabemos las relaciones entre masones jacobitas y hannoverianos, y como fueron esos encuentros en logias y las relaciones entre logias.

Sin olvidad temas como ¿Porqué la creencia en Dios que no era exigible en el siglo XVII, y luego en el XVIII este tema será toda una exigencia y piedra toque.

Es algo que llevo dándole vueltas hace tiempo, digamos que hay espacios historiográficos que funcionan  como agujeros negros, y temas que vienen a funcionar de forma parecida, y me ha extrañado esa cita que escribe el propio  Beaurepaire, «de que no viene a señalar fantasías, o las contradicciones, sino   ayudar a «comprender como estos relatos fundaron la memoria de la Orden y a considerar lo que aportaron a la construcción de la memoria masónica»,  lo cual  me parece bien, pero  tal vez para el publico lector masón español sea correcta tal pretensión, pero creo que hay que ir más allá, pues viendo por donde van  los tiros, dada la baja calidad lectora y las  publicaciones que tenemos,.

Y esto hace que nos veamos ante una aceptación generalizada de la vulgata historiográfica de siempre, a veces sin mucho más espíritu crítico, y viendo como en nuestros talleres se cuenta una historia masónica rosa llena de tópicos, con múltiples hechos llenos de prohombres, y grandes hechos…construyendo de esa manera una mitificación poco crítica.

Dentro de ese contexto me pregunto si realmente,  sí los documentos dejan tan a las claras esa querencia, y es que leyendo a Pierre-Yves Beaurepaire, parece que si, y que los masones fueron en algunos momentos fermentos para mantener una serie de status quo, tanto hannoverianos como jacobitas, mano a mano con sus discrepancias, pero estaba en claro que el asunto no estaba en el quehacer masónico, sino sino en la existencia de unas determinadas situaciones políticas , donde unos y otros tenían que estar de acuerdo.. Eso sí,  luego la historia se cuenta como se cuenta. Pero eso lo trataré otro día. 

Está claro que la pretendida República Universal de los Masones, estaba lastrada por las utopías cristianas que conformaban el corpus conceptual de los masones, pero también no es menos cierto que cuando los historiadores franceses trabajan estos temas, y hasta la propia masonería hexagonal, se proyecta a modo de un modelo a todo el orbe masónico, y por tanto quedaría por estudiar, si los modelos masónicos de una época y de un país, corresponden de igual manera  con lo que acontece en otras latitudes en esos mismos tiempos. 

Los «Amigos Escogidos» es otro capitulo del libro, y viene a expresar lo  que al final se ha de convertir la logia  «en el templo inter pares, construida en base a esa química compleja de las relaciones, que han forjado durante años una serie de relaciones interpersonales en base a cuestiones que hoy tal vez no parecen tan importantes y tan claras, como son la concordia, la armonía conceptual y estética, el civismo, la virtud y como no, la AMISTAD»,

Cuestiones a veces no tenidas en cuenta en su conjunto,  que hicieron que durante años se mantuvieran talleres unidos  de todo tipo y color, lo que nos devuelve a e ese imposible idilio acerca de la idoneidad de nuestro especial carácter español y el desarrollo masónico.

En ese sentido, el libro de Beaurepaire, nos da claves de manejo en masonería, en base a , cuestiones como  la excelencia masónica y social, a modos de grandes referentes, aunque en algunos tiempos, eso  también sirvió para desterrar a unos en pro de otros, pero los tiempos han cambiado y  esa hoy, esa  debería ser nuestra meta, pero sabiendo que nuestra historia no es la vulgata rosa que nos cuentan algunos autores, sino una historia retorcida, compleja con claros y oscuros, con olvidos y grandes rencillas y sabiendo que estamos ante una organización que fue camaleónica, que se ajustó a muchas situaciones políticas y culturales. De eso no puede caber dudas.

Pero la sociabilidad entró en las logias, y eso cambió muchos paradigmas e hizo que muchas logias se implicasen en desarrollos no siempre muy bien vistos, en función de las intrusiones políticas, aunque esa búsqueda de los Amigos Escogidos, como dice Beaurepaire,  haya traído también «una gran diáspora de los obreros de Babel, dispersados por los hemisferios, desde su caída , que se evocaba en cada tenida masónica. Cunado el templo de los amigos elegidos  estuviera establecido sólidamente, los hermanos tendrían en adelante la posibilidad de empujar los límites hasta los bordes del mundo conocido, de ampliarlo  al conjunto de ecumene en una palabra de fundar la República Universal de los Francmasones apostando por la capacidad de la utopía masónica global de construir , con justa medida por oposición a la hybris en con concordia,  una babel armoniosa donde los hombres se descubrieran como hermanos».

Aunque esta hermosa utopía republicana, la cual se manifiesta con el arribo de Las Luces,  tal vez habría que ponerla en cierta cuarentena, y preguntarse  acerca de todo este desarrollo de las Luces en el país galo y con relación a la masonería,. pues cuando uno lee las exposiciones obre la masonería y las Luces  es como si se hubiera producido na hecatombe filosófica conceptual, la cual creo que habría que discernir y estudiar en profundidad, sin que por ello niegue la tesis de Beaurepaire, el cual está trabajado seriamente sobre la cuestión de las sociabilidades masónicas. pero creo que es bueno seguir las directrices, de vez en cuando, de François Cavaignac de dar algunas vueltas a las míticas y modelos masónicos, que no por mucho repetirlos tienen que responder a realidades de la vulgata... 

Aunque ya W. Preston había indicado aquello de que  «la Orden masónica es por naturaleza   cosmopolita».

Creo que no habría que perder de vista, con relación a ese objetivo masónico de ir a la República Universal.... que estábamos en la época de la programación de las Grandes Repúblicas planetarias literarias, sociales etc.

Beaurepaire, nos dice que pese a las grandes diferencias entre la masonería del siglo XVIII, con las distancias, las fórmulas de comunicación, y las relaciones interpersonales sean distintas, el autor francés , nos expone que pese a  todo, ello se ha contraído, «pero lo que está en juego es lo mismo, sobre todo la utopía es idéntica» 

Con ello  nos viene a decir que hemos pasado de la República a la Aldea Planetaria.

Creo que el plano conceptual así es,  pero en la praxis  es donde no lo veo plasmado, y la prueba la hemos tenido hace años con el tema del modelo de una Constitución para Europa, donde los franceses, y con ellos los masones,  votaron  a favor de su modelo  y no de Europa Unida. Pero en todo caso ya mucho antes  con el Act of Unión de 1813 dejó a las clara cual era el modelo masónico a seguir., que no era precisamente universalista ni igualitario y autonomista, y por supuesto se alejaba de la República Universal, para acercarse a un modelo conservador e imperialista con sibilinas subyugantes.

Por eso no estoy de acuerdo con esa visión optimista de Beaurepaire, cuando dice «los francmasones que aportaron su contribución miraron por la autonomía de sus redes, y sobre todo muestran su deseo de construir una comunicación sin tapaderas ni obstáculos (especialmente con relación a la famosa línea de repartición  y fractura entre la francmasonería regular e irregular [….] lo cual hace que de renazca de nuevo entre los francmasones dispersos por los dos hemisferios esa esperanzas de reconstruir la obra de la República Universal de los Francmasones»

«Diríamos que la Tecnópolis ha reemplazado a la Cosmópolis en el país de la utopía a finales del siglo XX y el miedo al bloqueo informático del años 2000, al supuesto miedo del años 2000. Podemos dudarlo.»

Como pueden ver el trabajo de Pierre-Yves Beaurepaire, es cuando menos esperanzador, y nos abre nuevas puertas a la reflexión, aunque sin olvidar que el centro de sus estudios es la Francia masónica y los países adyacentes, donde España no juega ningún papel  dentro de análisis, pero al menos nos vale a los masones españoles tal lectura para comprobar en castellano lo que se hace, lo que se investiga en otros lares.

Un libro cuando menos recomendable.

Víctor Guerra. MM.:.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...