Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón

27 de julio de 2015

LES ENFANTS DE SALOMON, Un libro que merece la pena leer


Ya lo había comentado el amigo  Jean-Michel Mathoniere  Director del Centro de Estudios del Compañerismo  (Centre d´etude des Compagnnonages) que el libro de  Hugues Berton y Christelle Imbert: Les Enfants de Salomon .Approches histoqrques et rituelles sur les compagnonnages et la francmasonerie, era algo así como la biblia en todo este quehacer que media entre el Compañerismo y la masonería.

Yo no lo he creído hasta que el  libro ha llegado a mis manos , todo un tocho  de unas 935 paginas en un formato de 25x17 cm , que es desde luego todo un buen resumen para el interesado en los temas compañonicos y su relación con la masonería.

Se abre el libro con unas nociones sobre lo que se entiende por tradición. el mito y la antimonia  el rito y la noción de lo sagrado a modo de introducción preliminar para situar de forma correcta al lector ante lo que se va a exponer, lo cual es bueno porque deshace en pocas palabras  ciertos mitomanías que se han ido construyendo sobre los conceptos antes expuestos . Son pocas hojas, pero con conceptos muy concentrados y elaborados que merecen toda la atención a  la hora de proseguir la lectura, en la cual cobra mucha importancia las Generalidades, donde los autores dejan de manifiesto sus presupuestos para entender luego toda su trabajo.

  • Que los Compañeros forman parte del Compañerismo, dentro de la aceptación moderna del término, no debiendo confundirlo con los compañero-obreros que forman parte de  cofradías y comunidades del oficio
  • La francmasonería especulativa  no es hereditaria, en parte, solo en parte, de la masonería operativa inglesa y escocesa.
  • Estas tres organizaciones tienen puntos en común: sociedades u¡iniciáticas que practican diversas formas de recepción refiriéndose a mitos y orígenes muy próximos, utilizando una simbólica que reside en las herramientas del oficio, donde sus miembros en el momento de la recepción pasan por diversas pruebas, presentan una promesa, reciben unas palabas , unos toques y  todos ellos están ligados  por el secreto.
  • Estas tres organizaciones no son monolíticas y han sostenido durante diversas épocas influencias múltiples, prestamos,   aportes y reorganizaciones varias, y han dio modificados profundamente sus rituales en el curso del tiempo y el espacio. Es así como el compañerismo se fue impregnando a partir del siglo XVIII  del aporte de la masonería especulativa.
Puede uno estar de acuerdo o no en esos planteamientos pero serán los que consignen todo  el desarrollo del libro que a su vez presenta un intenso prefacio Jean-Michel Mathoniere  y Pierre Mollier bibliotecario del GOdF. Bueno padrinos y conocedores del telar que ya auguran lo bueno de adquirir una obra como esta.

Es un libro cuya aportación de los autores se queda en la pagina 515, luego es todo un compendio de Anexos sobre Estatutos, Edictos, ordenanzas y elementos rituales tanto de los Compañeros como de los francmasones.

Es un libro que se podría decir que es de consulta, pero nada más abrirlo ya engancha por sus aportes y porque entra de frente en el desechado de teorías que vemos a diario en boca de importantes masones que pululan por la red, y que debieran atender a dictados más versados como los de Berton e  Imbert, cuando dice que: "Muchos historiadores en los últimos decenios están siempre tentados por buscar la raíz  común entre diferentes movimientos realizando una amalgama de «colegios» de constructores romanos y galo-romanos, los constructores góticos, de los templarios, los compañonages, los masones operativos ingleses y escoceses,y que a la vista de los documentos nada nos indica que todo eso sea valido y cierto"

De la misma manera que la francmasonería especulativa nace de manera cuasi  independiente  de los círculos ilustrados ingleses y escoceses  del siglo XVIII, y que sus fundadores se apoyaron en los elementos operativos con una conocimiento parcial a fin de obtener de este modo una cierta legitimidad  ala hora de mostrar un sistema coherente para el objetivo de construir una humanidad esclarecida.

Creo que lo expuesto junto con un más que interesante índice que contempla temas como estos:
  • Cofradías de oficio
  • Dramas litúrgicos y misterios medievales
  • Comunidades del oficio
  • El Compañerismo en Francia
  • Los masones y los talladores de piedras
  • Elementos simbólicos y rituales del Compañerismo
  • Los Atiguos Deberes ingleses  y sus desarrollos miticos
  • W. Schaw y el Arte de la Memoria
  • El corazón de los rituales y catecismos masónicos
  • Otras practicas rituales ..
Y una buena tanda de anexos, creo que son justificación necesaria para tener dicha obra como un objeto permanente de consulta. La inversión lo merece.

Víctor Guerra

23 de julio de 2015

EL SILENCIO DEL APRENDIZ. UNA PARADOJA MASÓNICA MAS

images
Creo que en ningún ritual masónico he leído que se imponga un silencio en logia más a allá de las pausas entre las ceremonias o tras la lectura de planchas, y menos que se imponga  un cierto tipo de silencio al Aprendiz masón, salvo claro está  la entrada y estancia  en el Gabinete de Reflexión que es el momento del paradigma del silencio como escuela.

Lo cierto es que no sé de dónde parte esta teoría del silencio en logia, y menos aún la cuestión del silencio que atañe  a los Aprendices masones, dejándolos mudos,  aunque mucho me barrunto que esta modalidad provenga de las modas esotéricas que han poblado transversalmente a la masonería, las cuales suelen trabajar el accésit trascendente mediante la mística del silencio, y uno de sus buenos propagadores ha sido el Hermano del GOdF : Oswald .Wirth

Está claro que cuando uno llega a un sitio, a un lugar, pues suele mostrarse retraído, y observa más que habla, aunque a veces suceda al contrario, como sucede en logia y en otros ordenes de la vida, y por tanto se pides observancia  pero de ahí a colocar la mordaza del silencio en logia, es otra cuestión a la  cual ya he dedicado alguna que otra entrada.
Tanto es así que proveniente tanto del ámbito religioso como del esotérico, tipo Guenón o, la New Age, O. Wirth etc..se ha instalado en la masonería una cierta mística del silencio, y hay toda una  campaña de promoción sobre sus beneficios, y enseñanzas y miles de aporemas místicos filosóficos los cuales  distan mucho  de ser considerados como parte del corpus masónico, por más que masones y estructura se empeñen en su divulgación.

Aunque yo  no quito ni discuto sobre la veracidad  de la búsqueda o su realidad transcendente en base al silencio, aunque debo indicar que la masonería no es mística monacal que se construya sobre el silencio, ni interno ni externo, 

Las logias no están ubicadas en los desiertos carmelitanos, ni los masones son los habitantes de los eremitorios, ni los Aprendices los Hermanos menores, aprendices de la mística del silencio como vehículo de la meditación transcendental.

Las logias nacieron en los entornos urbanos y tabernarios, y han bebido de los entornos canteriles, y sí uno conoce mediamente el mundo canteril , o las cofradías artesanales de uno u otro tipo: canteriles, carpinteros, serradores, albañiles etc, de sobra sabe que esos entornos son poco propensos a la mística del silencio, pues la comunión nace de la palabra que trasmite conocimiento, y en aquellos viejos gremios que tanto admiramos convivían los alegres y charangueros cofrades de la corporación  y  los monjes que tenían  otro lenguaje, otras sinergias y otra místicas , cada uno tenía su tiempo su espacio y ocupación.

Aunque hay una cierta tendencia a mezclar  todo, y hacer de los canteros una especie de monjes seculares, olvidando que nosotros los masones somos producto tangencial de aquellos gremios corporativos,  que a través del crisol de  las  Luces se nos califica como  hijos de la luz, de la razón, del debate y la reflexión abierta y expuesta.

Por tanto entiendo muy poco el silencio en logia y menos convertida en una mordaza al modo de una  beatífica mística a lo Paulo Coelho,  digamos que yo soy mas partidario de la simbiosis relacional y de aprendizaje a lo Guillermo de Baskervile  y Adso de Melk  (El Nombre de la Rosa).

En todo caso parecemos olvidar que las logias  modernas si así lo hubieran querido los Hermanos fundadores, se hubieran fundado en los espacios religiosos a protección y  a cubierto,  y a modo y manera de aquellos «otros» que tan pegados estaban al arte canteril... e incluso alguna que otra iglesia  hubiera acogido de buen grado este trabajo de reflexión y la escuela del silencio.

Pero las logias nacieron nacieron en ambientes festivos, celebrados a la mínima con banquetes y brindis y fraternales canciones, concelebrados  por masones que hablaban por los codos, y así ha sido  durante muchas décadas...

En todo caso si se hubiera querido que los Aprendices guardaran silencio en Logia más allá de requerir a éstos prudencia y observancia, se hubiera expuesto sin más, al igual que se ha hecho con otros temas o cuestiones de organización logial, que la mudez fuera su estado natural.

Hay que indicar que del silencio en logia es algo tardío, y no parece que leamos muy a menudo los rituales antiguos pues  olvidamos que están compuestos en su mayor parte de una cuestión que se obvia, y se deja ya para recordar una vez al año,  me  estoy refiriendo a los catecismos masónicos.

No hay un solo ritual masónico que se precie, que no incorpore a su corpus argumental y teratológico  el muy conveniente catecismo masónico, o sea un activo dialogo entre el Maestro, o Venerable Maestro y el Aprendiz, donde uno pregunta y el otro contesta de forma activa, en un intercambio de reflexiones que demuestra una gran interacción logial entre los miembros de un taller tenga el grado que tengan.

Detrás de esos catecismos y de  toda nuestra fundación hay  un trabajo de reflexión, un arte de la memoria  y la pautación de la intervención  y la palabra  al estilo de «masón word» que no debiéramos de olvidar, una cosa es pautar la palabra y otra es enmudecer a los «otros» para convertirlos en una especie de  observantes místicos adoradores del silencio como introspección logial, que como digo tiene sus momentos, pero no puede ser una escuela como se ve , se expone y se pregona. y menos en una masonería libre.

He dicho
Victor Guerra. MM.:.

18 de julio de 2015

Libro de Víctor Guerra sobre las Logias del GODF en Asturias


Páginas: 160  Tamaño: 140 x 210 mm  Encuadernación: Rústica fresada; Tapa: con solapa;  ISBN: 978-84-944115-3-3   Depósito Legal: AS 00410-2015

Formato en papel -  Precio con IVA: 11,99 € Formato digital - EPUB    Precio con IVA: 4,99 €  IVA aplicable solo en España y la UE

En el año 2004 cuando  cooperaba  en el levantamiento de columnas logiales en Gijón (Asturias) logia Rosario de Acuña  bajo los auspicios del Gran Oriente de Francia )GOdF), se culminó  este libro  que venía pergeñando desde hacia ya un tiempo desde que María Victoria Hidalgo, había desvelado los primero fustes sobre la existencia de logias  en Asturias a partir de  1850  las cuales trabajaban bajo os auspicios del Gran Oriente de Francia (GOdF).

Este libro conllevó un arduo trabajo para un incipiente historiador autodidacta, primero hacerse con toda la documentación masónica original depositada por el GOdF  en la Biblioteca Nacional de Paris, luego descifrar todo el entramado documental  con graves conflictos que atravesaban de lado a lado a las logias astures.

La primera logia Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad (1850-1854) pronto se vino abajo por la persecución gubernativa que desplegó la Reinado de Isabel II   y cuya logia pese a todo llegó a tener 31 miembros, aunque algunos de sus miembros terminaron en galeras teniendo que acudir en su ayuda el Príncipe Murat a la sazón Gran Maestro del GOdF.

Años más tarde, y un poco antes que en Oviedo se levantó tras el gran naufragio de 1854, otra logia del mismo nombre Amigos de la Naturaleza y  Humanidad  (1871-1875) q1ue llegó a contar con  unos 34 miembros,  y cuyo taller atravesó pro grandes problemas internos debido al enfrentamiento del Venerable Maestro con el colegio de oficiales y algunos Maestros de la logia, la siguiente logia los Amigos de la Naturaleza y de la Humanidad  (1879-1888) ya no estará bajo la égida del GOdF, , que no volverá a tener un taller bajo sus auspicios hasta que en el años 2004 se levanta la logia Rosario de Acuña.

Este nuevo lapsus y la reintroducción del GOdF en España , viene de la mano de varios factores como la gran tensión interna de las estructuras obedienciales y logiales que se dan en la pequeña y revoltosa  masonería española, la falta de prospectiva de las obediencias liberales españolas que queriendo ser dignas representantes de los ideales y quehacer del Gran Oriente de Francia, fue incapaz de hacer un análisis serio sobre la situación de la masonería en general y de las logias en particular.

Ante tal carencia, y la inquietud de jóvenes masones que concebían el ejercicio masónico desde otros parámetros, y ante la cerrazones obedienciales, empezaron a mirra para otros posibles referentes, y ante la apertura de las puertas a nuevos proyectos obedienciales de condición extranjera, no hizo otra cosa que cooperar   a modo del Conde D. Julián a que se abrieran las puertas para que  esa posibilidad  pudiera ser una realidad como así sucedió, en Gijón una vez más, tras el fracaso de una nueva logia como  fue Amigos de la Naturaleza y la Humanidad  de la GLSE, la cual daría paso a la logia Indivisible, y al proyecto del GODF en España.

Realmente salvo en el siglo XVIII, la presencia del  Gran Oriente de Francia en España,  diríamos que fue más bien testimonial, a veces  a modo de compromiso, como bien podemos ver en las anexiones de las logias gijonesas a la gran estructura masónica francesa.

Este periplo fue contado en su día, a través del libro  EL Gran Oriente de Francia en Asturias. Las Logias gijonesas  1850-2004 editado por la Asociación Amigos de la Logia Rosario de Acuña, que solo funcionó para la edición de este libro , el cual pese a su gran tirada se fue agotando, puesto que el regalo para asistentes al acto del levantamiento de la logia Rosario de Acuña, y luego fue objeto-regalo en visitas y demás actos institucionales de la logia.

Han pasado los años, y era una necesidad volver a editar este nuevo libro, con algunas correcciones, y añadidos, aunque no se ha querido modificar en profundidad la estructura del libro, al cual se se le han añadido una nuevo Prólogo que viene firmado por el Hermanos Emilio Granda (Juliano) y un Epilogo o firmado por el francmasón Pedro Vila-Santos incardinado en el DH (Le Droit Humain), ambos dos Hermanos masones fueron juntos con quien esto firma miembro de la logia Rosario de Acuña, y por tanto testigos directos de aquel levantamiento y su posterior  quehacer  del cual tomaron distancia.

De todo esto trata esta nueva reedición que ha lanzado MASONICA.Es, y  como digo con algunos aportes y clarificaciones que constituye hoy por hoy el único documento que trata esa presencia que arranca en 1850 y hoy en 2014 aún permanece en tierras gijonesas.


Víctor Guerra. MM.:.  Miembro de la Logia Progreso 1850 del DH

14 de julio de 2015

LECTURAS MASÓNICAS PARA UN VERANO CALUROSO

Libros veranos

Para un verano como el que nos espera, de calor, y en medio de esta medio atonía que nos envuelve con los temas internáutico y los twiteros que nos reducen el palabrerío y hasta el pensamiento les quiero recomendar una serie de libros, los cuales en general han pasado por mis manos, y los cuales creo que pueden ser propuestas interesantes para abordar durante estos meses de julio y agosto.

No se crean que la nómina es muy grande, pues en España tan solo en estos momentos más allá de MASONICA.Es casi nadie está publicando libros sobre masonería.

Y no es menos cierto que dicha editorial cada poco tiempo nos está sorprendiendo con la edición de nuevos libros y propuestas como los libros de poesía masónica como el de Haikus de Eduardo Romera Martín, o, Te llamé piedra cúbica de Manuel Mario, Alquimia Otoñal de Guillermo Bronw; aunque la editorial Entreacacias, también tiene algunos otros libros más prácticos como el de Alberto Moreno: Diccionario Masónico, del cual ya he hablado.

clip_image002

Por aquello de ser yo quien escribe el blog, y porque nadie lo va hacer por mi reseñar la nueva reedición de un libro que escribí en el año 2004, con motivo del levantamiento de columnas de la logia Rosario de Acuña (GOdF) y que trata sobre las Logias del Gran Oriente de Francia en Asturias, cuya andadura empezó en 1850 y tras un desarrollo guadianesco hoy en Asturias hay una logia del GOdF en Gijón. Este libro estaba agotado y me ha parecido interesante reeditarlo.

Otro libro de la misma factoría es estado leyendo estos días es el de Marina E. López Sepúlveda con un sugestivo título: Columnas de Igualdad. Una experiencia histórica de la equidad.
Un libro de una interesante construcción y argumento que se aborda, yo creo que con pocas herramientas viendo el índice biográfico, muy pegado a muy pocas referencias bibliográficas, pero que puede ser una buena cantera a la que ir sumando nuevas piedras, pues el tema da para mucho y la autora no hace más que dar alguna interesantes pinceladas reflexivas.

clip_image004
Otra sección que ha ido manteniendo abierta la editorial Masonica.es/Entreacacias, es la dedicada a los temas novelísticos entre los que destaca la novela de Juan Espeso González titulada Sherlock Holmes. Y el Caso del Mandil Francmasón

clip_image006

Novela interesante sobre temas masonicos, bien construida y con un desarrollo soprendente que algunos momentos me recordaron a a algunas novelas de Javier Otaola.

Es una novela que se deja leer muy bien e ideal para un verano caluroso.

Pasando a la inestimable bibliografía masónica del país vecino (Francia) , puedo destacar un par de libros:

clip_image008 clip_image010
Uno de Michel Maffesoli. El Trésor Caché. Letre ouvrete aux francs-maçons et a quelques autres ; publicado por Editions Léo Scheer

Como siempre un libro muy interesante como casi todo lo que sale de la pluma y cabeza de Maffesoli, pero difícil de leer pues este tesoro escondido del que hablamos no es otra cosa que nuestro discurso la demarche iniciática de los viajes, el ideal comunitario, la solidaridad fraternal, la tolerancia que son los representantes de un humanismo auténtico y esencia de una filosofía progresiva y de la tradición vista como un continuo desarrollo dinámico.

Es un libro circular con un solo centro cuyos radios pueden ser estáticos o formando una espiral cuando ese círculo se mueve, pero giran sobre el fenómeno francmasónico que Maffesoli vive con intensidad sin que podamos adscribirlo a una u otra corriente pues obre todas ellas reflexiona y maneja para llegar a esos puntos donde se mezcla .

Es por tanto un libro de cabecera, para ir catando trocitos para la reflexión.

Otro de los libros que he leído y que me costó encontrarle la vena, fue el de Daniel Keller, un Maestro masón del GOdF iniciado en la Logia Ni Dios ni Maestro de inspiración anarco-sindicalista y ubicada en París y desde la cual inicia su andadura hasta desembocar en la Gran Maestría de la primera potencia masónica liberal del Continente, y que escribió junto con Céline Bryon –Portet L ´Utopie Maçonnique. Ameliorer l´homme et la societé

clip_image011 clip_image013
Todos los Grandes Maestros del GOdF desde hace unos años acá han escrito su pertinente libro: Zeller, Gourdot. Bauer, Gugluelmi, Miterrand, Kessel, Acizet, Callaivet, Lambichi tal vez de los únicos de entre los últimos Grandes Maestros del GOdF que no escribieron un libro ni solos ni al dictado fueron Bradmeyer  y José Gulino, y alguno de ellos desde esa «robusta mediocridad» de la que hablaba Bruno Etienne.

Por lo demás decir que el libro de Keller, fue difícil meterle mano cuando se emboscó en los temas de la resiliencia, de cuyo contexto sale como algo menos que a la mitad del libro y entonces es cuando deja entrever al masón que proviene del GOdF, con una nota característica y es que estamos ante un alto dignatario que pese a no explicitarlo directamente, en seguida uno se da cuenta de que es un masón alineado en el círculo del escocismo más puro y enraizado del Gran Oriente de Francia.

Lo cual aporta varias cuestiones, una mirada muy similar a la de otros Grandes Maestros, salvando las diferencias, pero con una gran formación al igual de Alain Bauer, y con se visión que es nueva y es ver el prisma del REAA en un Gran Maestro.

Es un libro que ha pasado bastante desapercibido, en Francia no se ha comentado mucho, y es más, su ficha de la Wikipedia no consigna el libro escrito, y en España que siempre hay alguno de estos acólitos de colgarse del brazo de las Altas Dignidades, aunque sea en base a indicar que leído los índices generales de los libros que estos han escrito, han permanecido silenciosos, y no se ha hecho eco de unos de los libros más interesantes escritos por dignatarios del GOdF.

En fin una serie de libros que tiene cada uno su interés y publico, y que espero les sean interesantes como lo han sido al menos para mí.

Víctor Guerra MM.:.

8 de julio de 2015

CEREMONIAS MASÓNICAS EN LA REVISTA CULTURA MASÖNICA

Ceremionias
 
De nuevo ha salido un nuevo número de la ya veterana Revista CULTURA MASÓNICA que va por su número 22, y lo hace con fecha de Junio del 2015.

Este número que coordina Oscar Rivero, Maestro Masón de la Logia Indivisible sita en Valladolid que trabaja bajos los auspicios de la GLSE, habiendo sido Gran Consejero y miembro del Supremo Consejo Masónico de España (SCME), acomete como digo la coordinación de un numero dedicado a las Ceremonias Masónicas, y de cuyo índice puede uno preguntarse porqué estas y no otras, pues por ejemplo para mi forma de ver han quedado fuera varias de ellas, entre las cuales creo importantes y casi que vital importancia haber desentrañado la estrada y estancia en el Gabinete de Reflexión, del cual apenas si hablan los rituales y sin embargo es el primer contacto ceremonial de los profanos con la masonería como estructura.

Y luego, echo en falta el abordaje de la ceremonia de elevación a Maestro Masón, punto cenital de un trabajo a modo de proceso [iniciático], ya que tanto gusta este palabro, el cual viene a representar una verdadera iniciación, ya que después de la primera fase que es de aceptación en masonería, viene este gran paso, que abre las puertas a un nuevo desarrollo masónico lleno de sorpresas y misterios, y por supuesto con ese paso se abren nuevas interrogantes.

Este es el índice:
11 | Editorial Y SIN EMBARGO, EXISTEN
15 | LA ADOPCIÓN DE LOBATOS. Joan-Francesc Pont Clemente
33 | EL ÁGAPE DE EMULACIÓN O EL RITUAL NO ESCRITO. Alberto Moreno Moreno
43 | LAS TENIDAS DE MESA Y EL ÁGAPE DE SAN JUAN. Pepe Iglesias
57 | LA CENA MÍSTICA Y EL ÁGAPE DE LOS CABALLEROS ROSACRUZ: ORÍGENES Y SIGNIFICADO EN LA TRADICIÓN ANTIGUA. Anna Mir
73 | MESA Y MANTEL: UNA DIMENSIÓN DE LA SOCIABILIDAD MASÓNICA EN EL RITO FRANCÉS. Ricardo Fernández
85 | EL ÁGAPE EN EL RITO MENFIS-MIZRAIM Gastón Clerc González
91 | EL SENTIDO HERMÉTICO EN EL RITO EGIPCIO MENFITA DE KNUM .José Miguel Jato
103 | LAS TENIDAS BLANCAS. Luis Algorri
123 | LOS BRINDIS EN LAS CELEBRACIONES MASÓNICAS .Adolfo Alonso Carvajal
135 | DEL RECONOCIMIENTO CONYUGAL MASÓNICO. Iván Herrera Michel
143 | LAS HONRAS FÚNEBRES. Óscar Rivero

Tras la lectura puedo decir que la revista va tomando altura, desde la misma composición masónica del elenco de colaboradores que representan a buena parte de la masonería española, faltaría el RER y el DH, para terminar de configurar una presencia totalizadora de ese querer reflexionar en conjunto.

En cuanto a sus contenidos, en parte algunos artículos reproducen lo que exponía no hace mucho en el artículo sobre la simbolatría


O sea que hay autores que nos explican el infinito mundo simbólico que puede haber en determinada ceremonia, pero luego no explican el hecho en sí, o como se produce y porqué y me refiero a dos trabajos que me llamaban a atención y uno de ellos es el Caballero Rosacruz, donde la autora Ana Mir, nos habla de los ágapes y la cena mística que plantea el ritual de Rosa Cruz, yendo incluso para contextualizarlo o descontextualización a los esenios y a Quram.

Y sin embargo no se abordan los problemas que han tenido los masones con este grado, y como por ejemplo deglutir en una masonería, llamémosla neutra y en el siglo XXI, unas referencias míticas del calibre que plantea el Caballero Rosacruz, y por supuesto hubiera sido interesante ver como se asimila, unos ágapes y una cena mística, en una masonería actual y laica. Tal vez hubiera sido interesante en ese momento echar mano de las reflexiones de Narciso Saez, en torno a las propuestas de un REAA para el siglo XXI, y ver las posibles reelaboraciones, en vez de recurrir a los Esenios, que queda muy misterioso, pero tal vez poco práctico. Tal vez recomendar a la autora la lectura del libro J.L. Laurents Essais Historqiues et critiques sur la Franc-maçonnerie, ya que dedica gran parte del libro a dicho tema.

Lo mismo sucede con el trabajo de las Ceremonias Funerarias, que resultan muy interesantes, y máxime para mí que trabajo sobre dichos temas en el blog Oriente Eterno, pero en una contextualización de una revista masónica, tal vez se echa de menos no tanto explicaciones antropológicas, como  las sociológicas de cómo y porqué aparecieron las honras fúnebres en la masonería, y haberse extendido por esa línea  explicaría algunas situaciones y cuestiones de como se aparecen las honras fúnebres en la masonería, y que ayudarían además a explicar la existencia de la simbólica funeraria, lo cual a buen seguro que no menospreciando la labor expositiva de Oscar Rivero, nos hubiera interesado  conocer esos detalles y reflexiones, y máxime cuando hay tan poco escrito tanto en España como en Francia, y hubiera sido más enriquecedor que exponer  por ejemplo las honras vikingas por poner un ejemplo que fueron más un rito continuista  en el proceso cultura de una pueblo, que la toma de postura de la masonería sobre el hurto  y denigración por parte de las autoridades eclesiásticas ante los enterramientos de los heterodoxos entre los que se encontraban los masones.

Tal vez no sea un defecto de los autores en sí mismo, sino más bien, creo que de no tener muy clara la filosofía de la revista y quiénes son sus lectores.

En todo caso han sido interesantes los trabajos de Pont Clemente sobre el tema de los lowetones tanto el planteamiento como por su desarrollo, aunque no es menos cierto que la adopción de lovetones tiene mucho que ver con la raíz positivista del siglo XI y las luchas de los masones en pro de la dignidad laboral, de la erradicación de la pobreza, y por supuesto del contexto de falta de medios de los mass media masónicos, en cuya línea se pueden insertar las labores en pro de las mutualidades, y demás trabajos y proyectos para la mejora de las condiciones de los propios masones.

De hecho el GOdF en 1908 en sus trabajos conventuales trata estos temas ; la protección de niños en la primera edad y la protección de su madre, o en 1910 sobre la Obligación para los propietarios que soliciten de construir en las ciudades de más de 10.000 habitantes, de que la mitad de la superficie a desarrollar fuera para alojamiento accesibles a las trabajadores empleados; o en 1911 Los Orfelinatos masónicos, o en 1912 La criminalidad juvenil.

Temas que ya viene del siglo XIX de mejorar los estadios de niñez y la juventud y por supuesto de los trabajadores y empleados frente a las desprotección cotidiana que sufrían en aquellos momentos.

Y por supuesto se inserta en esa adopción de lovetones basada en los ritos laicos republicanos de ir arrebatando espacios de poder a la iglesia, confeccionando ritos propios, aunque a veces presenten clonaciones muy significativas en cuanto se examina su contenido.

El amigo Alberto Moreno, como siempre ilustrativo con relación a una masonería que es no es desconocida como es la masonería inglesa, y de rituales como Emulación, que exceptuando en líneas generales, los practicados por la GLE, para los demás en un rito bastante desconocido EMULACION,, incluidos sus modos y maneras. Por tanto, inestimable la aportación titulada: EL ÁGAPE DE EMULACIÓN O EL RITUAL NO ESCRITO.

LAS TENIDAS BLANCAS, de Luis Agorri, muy cercano su trabajo en el lenguaje y planteamiento, en el cual un análisis de cómo cada Obediencia afronta detalla el funcionamiento de cada una de esas Tenidas Blancas, hubiera sido interesante, pues no todas lo hace del mismo modo, y un poco de guía didáctica no hubiera venido mal.

Pero es importante que su lectura, a menos a mi me haya arrancado una sonrisa en cuanto al fondo y la forma del artículo sin olvidar lo que plantea sobre que tales «actos que deben ser cada vez más bellos, y sobre todo más útiles, para nosotros el mundo en que vivimos. Ese es el trabajo que nos corresponde».

Porque está claro que la masonería debe plantearse el hacer captación, pues ya nos estamos en los tiempos en que el nutriente masónico se hallaba a menos de 500 mts a la redonda de la logia, o de los referentes masónicos más inmediatos, como los cafés y sus tertulias, o los corros políticos- culturales.

Ahora vivimos como diría Algorri, un cojón unos de otros, sin apenas entornos laborales en los cuales podamos expresar y expresarnos como masones, y eso hace que la masonería no pueda crecer, y que además crezca de una determinada manera, desconexionados unos de otros, cuestión que no pasaba en el siglo XIX y XX, donde la conexión masónica, era intelectual, pero también física, ya se sabe lo que dice el refrán el roce hace el cariño.

Por lo demás, decir que el resto de artículos en sus marcas desde la tontería de persistir una y otra vez en la invisibilización haciendo uno y mil malabares para no hablar de lo que se envidia, que evidencia más si cabe lo que es público y notorio, como que se hable de Banquetes de Rito Francés, y no se cite ni se reseñe el único ritual articulado como tal del Régulateur du Maçon, en castellano, por el hecho de que lleve mi firma. En fin si es por evitarse la clásica urticaria que suele afectarle al autor del artículo, pues bienvenido sea.

Interesantes los temas de EL ÁGAPE EN EL RITO MENFIS-MIZRAIM de Gastón Clerc González o a lo expuesto por Jose Miguel Jato en trabajo EL SENTIDO HERMÉTICO EN EL RITO EGIPCIO MENFITA DE KNUM, por ser algo desconocido y alejado de nuestras prácticas rituales cotidianas.

No deja de ser curioso y es la correlación que hay entre casi todos los trabajos, salvo lo de los ágapes y brindis, y es que el resto de las Ceremonias Masónicas planteadas son poco cotidianas.

Como siempre una buena aportación de la cual cada uno sacará sus propias conclusiones aprendizajes y enseñanzas.

Que así sea, y que se tomen estas notas como lo que son unas impresiones propias de una lectura muy personal bajo la clave del lucido Charles Porset, cuando nos decía: 
“He aquí el verdadero símbolo: la masonería devuelve al Hombre a su mayoría de edad al liberarlo de la escoria de la creencia y confrontarlo con su libertad. Pero en estos tiempos de crisis, ¿hay muchos masones que acepten el desafío ?”

He dicho. Víctor Guerra. MM.:.

3 de julio de 2015

LA FORMACIÓN MASÓNICA=UNIVERSITARIA. LA PARADOJA MASONICA


Imagen2

Si no quieren leer el texto no lo hagan, la viñeta ya es bastante explícita¡¡

Desde que me inicié como Aprendiz Masón, me chocó este tema de que la supuesta formación y el conocimiento masónico estuviera más presente en las aulas universitarias o para -universitarias, que en  las logias. Tema bastante común en España.


Quien lo ponga en duda, puede comprobar nuestra gran carga bibliográfica española sobre masonería, y contar  cuántos autores son masones. Sí se quiere ahondar en el tema, puede contrastarse lo mismo con el abundante fondo bibliográfico francés y ver que resulta del tema . y también lo  puede  hacer consultando y contrastando eventos de este tipo. Una nueva paradoja.


Otra cosa que también siempre me ha chocado es ver a determinados« profesores y cátedros», no masones entrando y saliendo de nuestras logias, incluso de aquellas de auto cantado pedigrí laico,  y ahí los tenemos...,  dando formación a tomo y lomo,  siendo  tenidos en muchas logias y Obediencias como auténticos referentes masónicos, a los que hay que escuchar, comprar sus libros a modo de lectura de cabecera, y hasta contar con ellos para los eventos...: algo que  no creo que se de en Francia  o al menos no se ve con tanto descaro  como en nuestro país.

Sin que por ello yo quiera negar la capacidad a nadie, y por supuesto el mérito que cada uno pueda tener,  pero es que al final suceden cosas como las que  escribía hace unos días en el blog Masonería en Asturias, sobre ciertos olvidos  o carencias.. a propósito de masones y jesuitas.. http://www.asturmason.net/2015/06/masones-y-jesuitas-en-gijon-y-el-olvido.html 

Y es que la puerta giratoria establecida con el renacimiento de la masonería en nuestra tierra en  la década de los años 80, entre masonería y el ámbito universitario  pues ha conllevado el establecimiento de un cierto contrato seudo matrimonial no escrito en cuanto al entramado formacional,  donde se mezcla sin rubor lo universitario y lo masónico, hasta tal punto que encontramos masones formando en ámbitos universitarios a profanos, lo cual hay que decir que no hacen en sus propias organizaciones masónicas, ni articulan mecanismos similares para que eso se de en sus Obediencias o los miembros de estas parte de esa formación, o faciliten mecanismos para que se aprovechen los miembros masones de estas apuestas de colaboración.

Mí extrañeza fue de tal calibre  dada la esterilidad formacional masónica existente en nuestras organizaciones, que me vi obligado a finales de los años 90 a realizar un Tour del Aprendiz-Compañero, por los más diversos seminarios, cursos.., todos ellos de corte profano y universitario, paradójicamente vendidos, como las bulas papales,  por el sello y aval de  la propia masonería, y por supuesto impartidos a medias por ponentes profanos y masones, fueran unos u otros catedros, o no.

No hace mucho repasaba mis archivos y me daba de plano con una polémica que tuve siendo Aprendiz con las jerarquías de mi Obediencia en aquellos momentos,(1996) pues gran parte de ellas (altas dignidades)  estaban embarcadas en una de estas puertas giratorias, de poner huevos en todas las cestas, pues se había montado  un seminario por todo lo alto, un curso  de casi 15 dias de duración , que costaba la inscripción la  intemerata,. y cuya carga lectiva impartida al 50% por ponentes profanos y  masones, suponía un magro beneficio para cada uno de ellos, mediando en dicha articulación el aval Obediencial, y algunos medios... y hasta patrocinios.

Pues bien, los Aprendices y Compañeros de esa misma Obediencia, colaboradora en dicho curso universitario, sobre masonería, no hizo nada para que se nos rebajase a los masones asistentes parte de la matricula o estancia. Ni las dignidades que impartieron el curso cooperaron a la creación de una bolsa de ayuda para estos casos, dejando un diezmo de sus estipendios. Ni eso.

.Asistimos varios Aprendices y Compañeros, eso sí dejando un magro trozo de nuestro sueldo mensual  en la inscripción, metiéndonos en un camping y basando la dieta  durante la estancia en base a bocatas.

En dicho seminario se estaba formando a la más diversa fauna profana en temas masónicos para la obtención de una serie de créditos.  Por cierto no pudimos asistir a la cena tras la Gran Tenida Blanca  para los cursillistas como fin de cierre del curso , pues no nos alcanzaba el presupuesto para la cena. La Fraternidad¡¡¡

Durante unos 3 años como Aprendiz-Compañero  visité varios de estos cursos un entramado entre el ámbito universitario y el masónico, pues dado el déficit formacional obediencial , esta era  la única posibilidad de saber algo de masonería fuera del contexto de la logia, , y en este tiempo  pude comprobar  los niveles formativos y su calidad, las exigencias, los cambios de cromos, la puesta de huevos aquí y allá, y el paseo de la cabra, o sea uno escribe un libro y luego viene  la exposición del repertorio una y otra vez, tan manido como insustancial, fuera la plaza que fuera,  y fuera el publico que fuera,  y eso sucede cada día ante nuestras narices.

Y no tengo nada contra ello si eso lo quiere hacer la institución universitaria pues me parece genial, que lo hagan y se lo paguen, pero en ese juego entramos los masones que ponemos la parte de la guinda  y el gancho....

Y lo paradójico es que tenemos a las estructuras masónicas, y como no a  hermanos masones, metidos de pies y manos en la formación masónica impartida a profanos desde el paraguas de la institución universitaria, que  titula a los más diversa fauna profana, teniendo ya pululando una caterva de Expertos Universitarios y Master en temas Masónicos, los cuales en su mayoría no distinguen un mandil , ni un rito de otro, alumnos y hasta profesores, pues ya he hecho la prueba del algodón...,  y cuando uno entra en debate , sueltan eso de que es que me lo ha dicho fulano, que es una eminencia, y claro sabe mucho de masonería.. ¿Pero es masón? - No, pero que mas dá...

El resultado final es el que se muestra en el dibujo de este post, que muchos están implicados en la puerta giratoria del tema universitario formacional masónico, y se vende esa cooperación como una buena forma de contacto  y estar en el palé mediático y en la sociedad.

E incluso así nada que objetar.

Pero  resulta que luego  ese esfuerzo  de empatía formacional no se ve en el seno de las Obediencias, las cuales  pasan de formar a sus propios miembros  o de montar cursos, seminarios. o sesiones con materiales de formación hsitórica, etc  por aquello de lo peliagudo del tema, los costoso y la poca recepción, pero en cambio se prestan a dar el  aval y  hasta facilitar el personal para dichos menesteres  formacionales  a profanos  en los ámbitos universitarios por aquello de salir en la foto

Evidentemente estas estructuras no desean tampoco aprovechar el esfuerzo de estar en ese ámbito  de colaboración masónica-universitaria para que al menos los propios (los masones) les salga más económico el acceso a esos cursos.

Y esto no es nada viejo,  pues un recién ascendido Hermano a Gran Consejero, me pedía opinión sobre la confección  y temáticas sobre de materiales  formativos básicos para Aprendices, Compañeros .. etc de su  Obediencia , puesto que  se extrañaba que en todos estos años no se hubiera confeccionado estos materiales formativos tras años de asistencia e implicación de algunos Hermanos en estos menesteres formativos profanos de los que hablo.

O sea que las estructuras masónicas  faltan a sus compromisos formacionales  con los suyos y brindan ayuda y colaboración a unas serie de ámbitos universitarios creando una red de prestamos y compromisos  de los cuales los masones sacamos en general bien poco...

La verdad es que el sistema lo ha aprendido rápidamente  los institucionistas universitarios que saben que colgarse del brazo de algunos masonazos y de algunas estructuras masónicas,  es mantener una serie de puertas giratorias, las cuales tanto se critican en otros lares, pero que aquí en masonería parecen invisibles y parece lo más normal del mundo a costar del demérito de lo propio. Me acuerdo la asistencia de Amando Hurtado en uno de estos saraos, intentando poner lucidez y conocimiento ante tanto tópico historiográfico, evidentemente nunca más volvió.

En definitiva que llega el verano y empiezan las puertas giratorias entre masones y universitarios  para cubrir las demandas de los Masters, los seminarios, los cursos  con la intención de formar a profanos en masonería, en general cambiando favores yo te llevo a tí , tu me llevas a mi, yendo del brazo universidad y masonería,  y dejando de lado evidentemente por esta última a los propios o sea a los masones,

Hasta se entregan distintos materiales formativos en los cursos  que  luego resulta que ni esos mismos materiales están en las propias obediencias. Paradójico¡¡¡

Así es como luego se explica que  tengamos toda nuestra historia hecha por profanos, de cuyo monto hay una buena tandas que no distingue un mandil de otro¡

Víctor Guerra MM.:.

29 de junio de 2015

MASONERÏA PARA UN NUEVO SIGLO, La FORMACION UNIVERSITARIA




CAMPUS TECNOLÓGICO - MÁLAGA  Este curso se celebrará en:  Ateneo de Málaga

Masonería para el siglo XXI

Código  4415;   Horas 30   Importe  88 €  Inicio   06 Julio 2015  Finalización   10 Julio 2015
Dirección
Pablo Linares Romero, Gilbert Haffner, Ángel Fernández-Espartero y García-Consuegra

Información del curso
El curso de verano Masonería para el siglo XXI trata de analizar la importancia histórica de la Masonería en el mundo occidental durante la Edad Contemporánea, con especial referencia a los aspectos considerados esenciales por esta organización que, desde su fundación a principios del siglo XVIII, adquirió las características y los objetivos propios de un organismo universalista y modernizador.

En tal sentido, se ha procurado reunir a un conjunto de especialistas, al objeto de ofrecer una visión lo más amplia y objetiva posible sobre el tema, y por ello se contempla el estudio de la masonería en relación con el idealismo alemán el concepto de república universal entre los miembros de la Orden; la incidencia en España de la laicidad, del krausismo y del fenómeno masónico, particularmente en la Institución de Libre Enseñanza; la cultura política de la masonería, tanto desde la óptica civil como desde el punto de vista de la presencia de militares masones, y su presencia en la provincia de Málaga.

Se contempla, así mismo, el estudio de la influencia de la masonería en temas fundamentales como los derechos humanos, el derecho internacional y finalmente la vigencia y actualidad del método masónico en nuestra sociedad actual.



Se trata, en definitiva, de transparentar la tan desconocida institución masónica aportando investigaciones histórico/científicas de los principales investigadores en este campo, con la exposición simultánea de valores y propuestas que la Orden Masónica aporta a una sociedad en crisis.

DIRECCIÓN:
  • D. Pablo Linares Romero es Arquitecto Técnico e Ingeniero de Edificación, PDD ICADE Business School y PMP®. Es consultor de proyectos, especializado en Licitación Pública. Maestro Masón de la Gran Logia Simbólica Española
  • D. Gilbert Haffner es jubilado de Correos de Francia (La Poste). presidente de la Logia Heracles (Málaga), logia adscrita al Gran Oriente de Francia
  • D. Ángel Fernández-Espartero y García-Consuegra es Gestor Cultural, Director de Escena, Doctor en Teoría de la Literatura por al Universidad de Málaga y Presidente de la Asociación Filantrópica María Zambrano. Maestro Masón y miembro fundador de las Logias Tartessos (Sevilla) y Pitagoras (Málaga) y de la Logia de Perfección Maimónides (Málaga), todas ellas adscritas al Gran Oriente de Francia.
PROFESORADO
  • D. Pedro Álvarez Lázaro Catedrático de Historia de la Educación Director del Departamento de Educación, Métodos de investigación y Evaluación Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, Madrid
  • D. Leandro Álvarez Rey Catedrático de Historia Contemporánea Departamento de Historia Contemporánea Facultad de Geografía e Historia, Universidad de Sevilla
  • D. Fernando Martínez López Catedrático de Historia Contemporánea Departamento de Geografía, Historia y Humanidades, Universidad de Almería
  • D. Javier Otaola Bajeneta Letrado Gobierno Vasco-Eusko Jaurlaritza en Vitoria Iniciado en masonería en 1981 Gran Maestre de la GLSE 1997-2000 Co-fundador de la Logia de Estudios Theorema
  • D. Santiago José Castellá Surribas Profesor Titular Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales Director de la Cátedra Tarragona Smart Mediterranean City Facultad de Ciencias Jurídicas Universitat Rovira i Virgili, Tarragona
  • D. Pablo Linares Romero, Co-director del curso Presidente de la Logia Lux Malacitana 74 Maestro Masón de la Gran Logia Simbólica Española
  • D. Antonio Luque Lara Miembro de la Logia Heracles 2136 Maestro Masón del Gran Oriente de Francia Experto Universitario en Historia de la Masonería
  • D. Rafael García Meseger Coordinador de programas de la Sociedad Benéfica Constante Alona, Alicante
  • D. Jesús López Amigo Secretario de la Asociación Acacia, Valencia Miembro de la Asociación de Ateos y Librepensadores, Valencia
  • D. Luis Gámez Lomeña Vicepresidente de la Asociación Filantrópica María Zambrano, Málaga
  • D. José Mantero García Presidente de la Asociación Filantrópica Martínez Barrio, Sevilla Vice Presidente del Cercle Philosophique du Sud Región 17
  • D. María Teresa Fernández Carmona Miembro de la Asociación Filantrópica María Zambrano, Málaga

26 de junio de 2015

El iniciático vuelo de la Paloma, y «Masonería Mixta»

espiritusanto1-640x250

La masonería es una asociación paradójica, puesto que de manera recurrente ciertos miembros acusan de fallar a otros en la vocación, y de traición a los principios fundadores. Charles Porset.

CONTESTANDO A «MASONERIA MIXTA» A PROPOSITO DE LO INICIÁTICO

Hace unos días hacía una irónica reflexión sobre la paradoja iniciática a modo y manera del vuelo del Espíritu Santo, la cual publiqué en el blog MASONERÏA SIGLO XXI, aunque ya es un tema bastante manido, sobre el cual ya he escrito abundantemente, como se puede ver por los enlaces anexos


Pues bien, este post rápidamente fue contestado por el Hermano Spartacus, desde el Blog MASONERIA MIXTA, con un artículo titulado: ACERCA DE LO INICIATICO.


Yo no niego que haya hermanos masones que vivan la iniciación como tal durante su entrada en la masonería y que vivan estos como un Initiation summum,  al igual que defiendo que para otros, tal entrada constituya un acto de aceptación,  como es mi caso.

Por cierto, Querido Spartacus, lo de aceptado/s no solo abarca a aquellos que fueron introducidos en el seno de la masonería operativa, y denominados aceptados, sino que la doctrina de la Aceptación se mantuvo durante mucho tiempo en la masonería, y aún hoy se mantiene.

Pues hay masonerías y masones, que aún en el siglo XXI, entendemos que nuestra entrada en la francmasonería, más allá de las pruebas rituales no deja de ser una aceptación, en tanto que entendemos la vivencia masónica como un proceso vivencial, y si quieres hasta iniciático en tanto que dicho proceso nos depara muchas sorpresas, como bien expresa la RAE., 

Creo que en todo este asunto no podemos hacer  que las pulsiones emotivas personales e intransferibles que se dan tras la entrada en masonería y sus misterios, y causa de las condiciones morfológicas que ello reviste, y su capacidad para simbolizar, se le pueda considerar  como ritos de paso a todos los efectos, puesto  que la masonería no iniciaba, sino que aceptaba, solo así se puede comprender los cambios habidos e introducidos  para hacer de esa entrada una Iniciación y de ahí a la consagración, y revestir tal hecho de una seriedad mística-esotérica en cuya consecución hubo muchos hermanos implicados, muchos ritos y muchas estructuras, relacionando además la iniciación con el hecho iniciático visto más allá de la "sorpresa" y más ligado a cuestiones seudomistéricas que a otra cosa.

Para que se vea cual ha sido la evolución hacia esa transcendental cambio  de la aceptación a una inicaición» comentar  que el despojo de los metales e produce en 1740, que la cámara de reflexión no se conforma  como tal hasta  1770, que los «viajes aparecen en 1730 y  no se asimilan a las «pruebas» hasta 1780 y que por ejemplo la copa amarga pues no se utiliza  hasta 1770, si ponemos estas fechas en relación con otros hechos, amen de leer  por ejemplo Quelque questions propos du mot du maçon  1696, en él nos podemos dar cuenta de cuando se empieza virar hacia una complejo mundo seudo-mistico que reviste todos estos pasos, cuyo hecho final se quieren presentar como una unidad  conformada entorno a la inicaición y lo iniciatico.

Para algunos de nosotros el verdadero proceso iniciático, es todo un periplo vivencial y existencial dentro de la masonería, no solo remitido a un determinado momento. sino a muchos otros, como pueden ser las exaltaciones que uno puede vivir en su periplo masónico, o vivenciando la aceptación de cargos y responsabilidades, estudiando o reflexionando en como aportar luz al consenso, eso es lo que entendemos algunos por Aceptación o proceso iniciático.

Pero no, hacemos de lo iniciático, y de la iniciación una bandera, un adjetivo que a veces se entiende y se siente como elemento discriminador, por su alta presencia en una de cada tres frases, a modo de  una reliance de “pata negra” y  como si el  emisor hubiera sido tocado por el halo de paloma.

Querido Hermano Spartacus, acuérdate de que te iniciaste en un taller del GODF, donde no se vivencia para nada tal ceremonia como iniciática, y cuyos conceptos no están presentes en el discurso del GOdF, al menos en la corriente ritualista en la que ambos trabajamos

Por otro lado colocando la iniciación como punto cenital y haciéndola extensiva a lo iniciático, para ser tal proceso ritual  debería darle al sujeto entrante plenitud de derechos, o sea de aceptación entre  iguales; pero no sucede tal cosa, ya que a este recién entrado no tiene plenitud de derechos, ni de acción, ni es un igual a todos los demás, puesto que no puede hablar, y habla por intermediación, no puedo votar, según qué cosas, y por tanto queda al margen de un buen montón de cuestiones, de la logia,  como grupo en el cual se inserta, y todo ello sucede no por capricho sino porque  así lo recogen los Reglamentos de muchas Obediencias.

Si se plantea así la cuestión, el único pase que pudiéramos considerar como verdadera iniciación y con valor iniciático  sería  la exaltación al grado de Maestro Masón, en tanto que abre las puertas a la gran sorpresa, que es otro largo proceso que se abre a nuevos misterios y a nuevas interrogantes, ya que el aprendizaje ha concluido y al aceptado como Maestro Masón, y por tanto obtiene plenitud de  poderes y deberes entre sus iguales en la logia, pudiendo manifestarse, pudiendo votar, ser elegido. etc

Por otro lado es de extrañar que los masones operativos, tan embebidos de los Antiguos Deberes, no se dieran cuenta que eran fruto de la iniciación y de los procesos iniciáticos, y es  sorprendente, más aún, que los padres fundadores de la masonería moderna, que hablaban de la razón, de la libertad del desencuentro entre la libertad y la moral, no le dieran importancia a un hecho de esa naturaleza, ya que si tuvieras la delicadeza de leer los rituales del siglo XVIII, divulgaciones y catecismos, verías que las ceremonias eran muy simples y nada misteriosas, pues se aceptaba y entraba al recién llegado por las palabras y los toques y poco más

Será casi 80 años más tarde, cuando se va codificando el corpus ritual más antiguo para plantear un nuevo paradigma ritual, ante el cual el rito primordial se mantuvo al margen de los esoterismos que empezaron a campear por las tierras masónica, recuérdese que son los tiempos de los Conventos de Paris y de Wilhelmsbadt en los cuales algunos de estos hermanos lucharon por deslindar la masonería del esoterismo reinante  como reacción a la  una fuerte presencia católica en el seno de la masonería, y que a su vez  defendieron los temas del laicismo (1870 y de la laicidad (1871) 

Tal vez el hecho de estar en un rito, y no en otro, y que alguno de ellos como el REAA, fuera tan permeable, en pro de conseguir la gran predominancia histórica que ha conseguido, en base a su maleabilidad y a absorber toda escuela y corriente de pensamiento, presente  hoy ese corpus ritual, tan exótico preñado de temas carolingios que decía Porset, o sea de rosacrucismo, hermetismo, iluminismo, kábala, New Age.. etc , tal vez  todo esa mezcolanza  hace  que uno sea reo de las reminiscencias de alguna de esas cuestiones

Por eso cuando uno ha trabajado en  los ritos primordiales y en determinadas estructuras, a uno le haya sido  más fácil deshacerse de las cuestiones de creencia y fe  y el GADU y lo iniciático,  y otros en cambio pese a los siglos pasados aun lidian con la cuestión de levantar los trabajos al GADU o al Progreso de la Humanidad.

Para finalizar, tal vez las Obediencias, que son reos también de ciertas circunstancias y condicionantes históricas, a veces sufren de esa intemperancia de querrer cambiar, modificar, cuando no trasliterar rituales para parecer más neutros, menos crísticos y esotéricos, lo cual por otra parte se contrapone con ese machaconeo por aparecer, renglón tras renglón, como iniciáticos, y llenos de una alta vocación masónica que parece infurdirles el hecho de tener de forma constante el palabro iniciático en sus discurso, 

Como si esa condición  fuera el resultante de un clivaje de alta densidad espiritual o seudo-mística, de lo cual las Obediencias que defienden ese concepto deberían no hacer trampas en el solitario, y exigir, sí esa es su vocación, a sus miembros un compromiso formal y reglado, de comprender, asimilar, y vivenciar los valores iniciáticos de la masonería que prodigan, yo creo que no estoy en ese tipo de estructura masónica, al menos en los Reglamentos nada se dice sobre estas  altas  cuestiones.

Dejemos pues Querido Hermano que cada uno viva su masonería desde la condición que crea conveniente para el Progreso de la Humanidad

Por mi parte creo estar en una Obediencia que no me fustiga con el tema de que mi condición de masón ha de estar  ligada a lo iniciático., sino al contrario, me fustiga para reflexionar en bien de una sociedad esclarecida desde una perspectiva nada esotérica,  buscando valores como la laicidad en un campo plagado de sincretismos seudo-religiosos, y persisto Querido Hermano en lidiar con estos temas, pues no en vano nos encontramos entre la creencia y la descrencia, eterna metáfora y fiel aguijón para nuestra inteligencia, y máxime en masonería.

He dicho. Victor Guerra MM.:.

22 de junio de 2015

ESPACIOS DE ENCUENTROS como PARADOJA MASÓNICA

Espacio

Pese a lo que marcaron 1717 las Constituciones de Anderson sobre aquello de que «La Francmasonería tiene por fin reunir a personas que sin ella hubieran continuado ignorándose», lo cierto es que ese paradigma dentro de la estructura masónica global se cumple a medias, porque la realidad es que seguimos en líneas generales: ignorándonos pese a nuestra condición de masones.

Desde que Dermott y los suyos «los Antiguos», marcaron las diferencias allá por 1751 con los que peyorativamente denominaron como los «modernos» se fue creando dentro de las nacientes estructuras masónicas un quehacer que ha ido marcando a lo largo de la historia una cierta distancia del paradigma andersoniano. antes enunciado.

Y así tenemos que el Act of Unión de 1813 , que no fue otra cosa que un paso más para magnificar la distancia y la ignorancia que se estableció a modo de operatividad orgánica entre los masones, los cuales hemos seguido marcados y segregados en función de diversas directrices al uso como dogmáticos- adogmáticos; espiritualistas- racionalistas; tradicionalistas-liberales, creyentes-ateos, etc, respondiendo tanto los reglamentos y constituciones y nuestros propios comportamientos, las pautas  de una orgánica segregación.

Digamos que las estructuras masónicas han grabado a fuego sobre el quehacer masónico, las distancias entre unos y otros, colocando calificativos allá donde nos los había, creando círculos concéntricos y excéntricos y líneas rojas que nunca se deben de cruzar, ya que se debe mantener por encima de todo y ante todo la segregación, curiosamente en  en función de unas determinadas concepciones masónicas.

Puede entenderse que las estructuras masónicas quieran tener a su grey compartimentada en función de encuentros o desencuentros, o por cuestiones administrativas de regularidades y reconocimientos varios, por aquello de juntos pero no revueltos, y por tanto no mezclar churras y merinas, como bien expresó en su particular yihad masónica el Gran Canciller de la GLUI Derek Dinsmore:, que manifestaba que la regularidad masónica debe ser "un concepto absoluto" y llamó a los "masones de todo el mundo" a unirse en una "batalla contra la irregularidad" se entiende que Masónica.

Puedo entender que eso sea necesario, y que pese a que decimos con la boca pequeña que nos recocemos como masones, eso no es más que una verdad a medias, porque la realidad es que pese a indicarlo en cuanto se puede, lo cierto es que  los masones, al menos los españoles, no nos juntamos ni para mear que dirían los castizos.

Por tanto  la aseveración  de Alec Mellor de los Hermanos Separados, es una contundente realidad que recorre todo el mundo masónico, y pese a ello,  los masones de base, el pueblo masónico no ha sido capaz de crear, más allá de tibios encuentros a modo de cafés masónicos, a culturales ágoras que han terminado participando del partidismo y segregacionismo  al uso, o tímidas y muya adminsitrativas puestas en escena tipo EMdE.

Los masones que participamos de conceptos como la fraternidad , la igualdad y la libertad, nos achantamos frente a las estructuras y sus ukases, y  renunciamos a un hecho que debiera ser tangible ya, y máxime en el siglo XXI, como es el hecho de crear pasillos de encuentro,  o  espacios neutros de debate y reflexión conjunta, espacios en suma donde se hiciera realidad ese axioma de reconocernos como masones los unos a los otros, donde poder debatir y reflexionar en pro del universalismo del que hablamos , más allá del paradigma virtual de las redes e internet , que son un paso, aunque haya quien entienda que es una nueva torre de Babel internaútica, aunque es alentador que algunas estructuras también estén dando pasos en buscar puntos de encuentros entes tan divergentes como el GODF y la GLNF.

Mientras el pueblo masónico, no haga ese esfuerzo por materializa el ser masón libre en una masonería libre, y pueda crear terceras vías de dialogo y reflexión, sin miedos o sojuzgamientos, o chantajes de todo tipo, no solo estaremos alejándonos cada vez más unos de otros, sino que estaremos traicionando nuestro discurso y la máxima andersoniana que habría esta paradoja masónica , y por supuesto cada vez más lejos del Republica Universal de los Francmasones.

Aunque tal vez el miedo consista en reconocer esa necesidad  que lleva implícito la segregación, que es lo que más asustaría 

He dicho. Víctor Guerra. MM.:.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...