Lo expuesto en este blog, solo responde a los criterios
personales de su autor como Maestro Masón, y tienen por tanto derechos de autor ©.

13 de diciembre de 2018

Patrick Negrier & André Kervella, ni juntos ni revueltos

IMG_7939

Es muy posible que a los autores de estos dos libros no les guste verse compartiendo espacio, pero es algo que me da igual , pues como lector, creo que son dos importantes referentes de la reconstrucción histórica de la masonería, no es que sean fan de cada unos de ellos teniendo, y sigo teniendo en cuenta la opinión de mi viejo maestro Charles Porset, cuando le pregunté, y los  tenía catalogados, carolingios y teólogos de rancia estirpe con mandil, amén de historiadores de la masonería.

Ya sabemos cual era el talante de mi viejo amigo,Charles Porset, hoy en el Oriente Eterno, y en estos momentos hubiera venido bien sus acertadas y provocativas opiniones, pues estos dos grandes referentes desde que han publicado  sendos libros: Patrick Negrier: L´Essence de la Franc-maçonnerie. A travers ses textes fondateurs 1356-171, el cual defiende como origen de la masonería el calvinismo inglés y cuyo estandarte ritual sería el Mason Word, que tanta pasión defiende  y  difunde mi amigo y colega Joaquim Villalta, y que para mi a pesar de su consistencia y conceptualiza no  creo que conforme un rito, aunque no quiero menoscabar su importancia como silabarius de reconocimiento.

Por su parte André Kervella, ha publicado un denso libro titulado: James Anderson Impostor? A cuyo libro le dediqué una entrada en mi blog Masonería siglo XXI:


André Kervella, no es un escritor e historiador fácil ,al menos para los lectores españoles, textos densos con datos y referencias muy determinadas, en los cuales siempre planea esa parte de la historia olvidada por casi todos sobre los orígenes jacobitas (católicos) de la masonería, los cuales siempre aparecen como emboscados en las resurrecciones políticas de cada momento.

Realmente es difícil tomar partido por cada uno de ellos, ya que a ojos de buen cubero cada uno tiene una de cal y otra de arena, para mí como simple lector de sus obras, con unos de 5 a 9 libros de cada uno en mis estanterías, (creo haber regalado de Negrie al amigo Villalta, y en ese tono decir que me parece difícil tomar partido, por lo ya dicho, ni el Mason Word me parece tan importante para conformar un rito como luego se fue conformando a través de la molienda de los «modernos», ni me parece que la ascendencia católica-masónica fuera tan importante, no en esos primigenios momentos de la fundación de la Gran Logia de Londres, sino en el posterior desarrollo que es lo que a mi me interesa, por eso me salgo por la tangente cuando me preguntas al modo clásico de «a quien quieres más…?

Sea como fuere, para los que p quieran estar más al tanto de la polémica en la cual se han enzarzado estos dos grandes historiadores, cada uno con sus filias y fobias, que las tienen y generosas, pueden seguirlos en el blog de Hiram.be

Dicha polémica empezó cuando en el blog belga Hiram.be publicó: Notes critiques de Patrick Négrier sur le livre d’André Kervella sur Anderson.

Unas 60 notas, donde Patrick Negrier va poniendo su acento y disyuntiva, ante lo cual es evidente que André Kervella, no se ha dejado, y con un tono  más hiriente e irónico, pues ha contestado a unas y a otras alegaciones o puntualizaciones, y por medio en medio de la pela de «gallos» tienen ustedes a algunos pesos pesados del masonismo hexagonal  del área francófona como Jean van Win o Pierre Nöel..etc


Ya les adelanto que la polémica es larga pero muy interesante , eso si en francés.
Cuando concluya ambos libros les daré mi opinión, mientras tanto les dejo con estos enlaces.

Victor Guerra












9 de diciembre de 2018

El Poder y la masonería en Portugal siglo XVIII, por Antonio Loja


Desde Portugal, llega este libro a mis manos: A luta do Poder contra a Maçonaria, Quatro persuçoes no seculo XVIII, firmado por el historiador y político portugués Antonio Egidio Fernandes Loja, más conocido por Antonio Loja.

Presenta el autor una primera obra sobre temas masónicos que ha editado Ancora Editora en el 2017, la cual ya conocía de referencia, al verla reseñada en los cronicones bibliográficos de Masonería que ha coordinado el profesor Ferrer Benimeli, que consigna como publicada la obra por la Casa de la Moneda en 1986.

Una obra densa de 400 páginas y de abigarrado texto, que nos sitúa en un contexto al usual, en cuanto a que solemos ver a los estudiosos e historiadores trabajar sobre los archivos específicos, en el caso de España en el de Salamanca que recoge la documentación que desarrollaron los servicios de represión de la masonería española, o en el caso de otros países se trabaja en los contextos de los archivos nacionales.

Ya lo adelantaba hace tiempo Pierre-Yves Beaurepaire, al indicarnos que podía haber fuentes interesantes para el abordaje de la historiografía masónica fuera de esos habituales contextos, como podían ser las embajadas u otras instituciones o incluso en los archivos nacionales, pero cambiando los registros, que en el caso de Antonio Loja, esta ha centrado su trabajo sobre cuatro persecuciones y lo hace a través de toda la documentación generada por los tribunales del Santo Oficio los cuales ha ido hallando en diversos archivos.

Y ese trabajo es el que h sacado adelante la famosa logia Coustos, y su referente que terminó en manos del Santo Oficio, la cual siempre hemos visto reseñada o citada parcialmente, pero es ahora Antonio Loja el que saca a flote todo el embrollo acerca de las peripecias de esta logia y otros procederes, y lo hace como , digo no por las fuentes laterales, que también, pero en lo relativo a Coustos nos indica que The sufferings of John Coustos for Free Masonry, «sugiere situaciones diferentes a las que arroja la lectura simples de los procesos inquisitoriales».

Por tanto, Antonio Loja, a seguir en buen parte todo el proceso contra esta logia, a través de esas actas, de la declaraciones de unos y otros, de los inculpados y d ellos testigos y como no también de los delatores, por tanto aporta una total visión acerca de esta compleja persecución que sufrió la logia, tanto  Coustos  como el resto de sus miembros.

John Coustos (1703 en Berna - 1746) era un hombre de negocios suizo del siglo XVIII que vivía en Inglaterra . [1] Coustos es conocido principalmente por su participación en la masonería después de unirse a la Gran Logia Premier de Inglaterra en Londres (donde supuestamente fue un espía del Primer Ministro británico, Robert Walpole ). Posteriormente estuvo activo en la masonería en Lisboa y entró en conflicto con la Inquisición portuguesa. Las consecuencias de esto fueron un acontecimiento importante en la lucha entre el catolicismo y la masonería. Esto es lo que nos resume la página de Wikipedia.

Pero antes debemos incidir que ya en 1738 en Portugal, se establecía por medio de las relaciones vinícolas una comunidad masónica, o sea de Pedreiros livres, compuestas de extranjeros divididos en logias católicas y protestantes, la primera estaba compuesta mayoritariamente por católicos irlandeses, en la que se encontraban tres sacerdotes. Y designada como Casa Real de Franc-maçons da Luzitania, la logia protestante estaba compuesta por ingleses y era denominada como Herges Mercadores,(Herejes mercaderes)  y paradójicamente no tuvieron la presión del Santo Oficio por su carácter extranjero y protestante, aunque fue disuelta, indicando «que no había habido nada contra la fé, y que no era otra cosa que una congregación a modo de conciliar y fomentar la sociedad humana y ayudarse los unos a los otros».

En todo caso el libro sobre estas persecuciones se inscribe en un amplio escenario como es el agotamiento de la sociedad portuguesa exhausta por los descubrimientos y las conquistas, y los poderes en alza de Inglaterra y Francia, y las luchas contra la nobleza y la burguesía y el progreso de las ideas que desembocaron en las revoluciones liberales, y en cuyo trasfondo pues aparecen diversos sacerdotes en dichos procesos.

En dicho desenvolvimiento histórico la masonería se prestigia de tal modo que como recoge el libro y la reseña sobre este, «la mujer del mayorazgo Luis Vicente do Carvalhal Esmeraldo, miembro de la nobleza de Madeira y donde abundaban las logias, afirmara públicamente que todo hombre que no fuera Pedreiro Livre, que no debía tener el título de hombre».

Frente a un primer encontronazo benévolo en 1738, se produce el de 1742, que fue mucho más feroz teniendo a la Logia Lisboa como centro de la persecución, enlazándose tanto las cuestiones religiosas como políticas, en una total alianza absolutista entre el trono y el altar, llevando al desatamiento total de la logia lisboeta, y de nada les valió a los Livres Pedreiros hacer valer su fe protestante, ahora se trataba de no facilitar la propagación otras fes o las ideas liberales. En un Auto de Fe del 21 de junio de 1744 fueron quemadas ocho hombres y mujeres, y condenadas a penas de destierro y a Coustos a cuatro años en las galeras reales. Este escribió un libro a modo de memorias, pero sin la firma de John Coustos ,que dejan ver los graves atentados que sufrió en el reino de Portugal

La acción contra una logia de Funchal, (Madeira) en 1770, una logia genuinamente portuguesa, compuesta por ciudadanos portugueses, que son denunciados junto con el Marqués de Pombal, ya que algunos de los masones eran «importantes miembros de la isla».

En 1792 la persecución alcanza tanto al continente como a la isla de Madeira, cuya razia es promovida por el Santo Oficio y por Pina Manique, Intendente General de la Policía, que después de la caída de Pombal edita la Viradeira, fomentando la denuncia sobre los masones so pena de excomunión mayor, desbaratando la prestigiosa masonería madeirense, las persecuciones en el continente vinieron de la mano de un canónigo sodomita y del capitán Bernardino Henriques de Ornelas Vasconcelos, que terminaría suicidándose desde una ventana del Monasterio de San Benito.

Todo este acontecer nos lo va contando Antonio Loja, dando las claves de una situación religiosa que parte promueve la Bula In Eminenti, que proclama el 24 de abril de 1738 Clemente XII, d de persecución de la masonería en los países católicos, y va repasando toda la documentación sobre denunciantes y denunciados, interrogándose acerca de si la acción de los Livre Pedreiros era una cuestión ludia o ideológica, lo cual por otro lado no dejaba de ser una afirmación burguesa que tenía detrás un internacionalismo camuflado, aunque la preocupación de los masones perseguidos era mostrar que la masonería no era un instrumento de la influencia protestante, y por tanto no eran sirvientes de como masones irlandeses radicado en Lisboa, de una «tenebrosa organización extranjera con sede en Inglaterra, aunque Antonio Loja sitúa los orígenes doctrinarios en la conformación en 1743 de la Grande Logia Inglesa de Francia, ya que algunos de dichos miembros ya eran masones en Irlanda o en Francia, aunque afirman que eran de estricta observancia inglesa que no dejaba entrar a los judíos en las logias.

Esta masonería todavía no fue tratada como «maldita».

Antonio Loja, en el desenvolvimiento y desentrañamiento de todo el proceso nos va relatando no solo todas las vicisitudes sino también todo las distintas cuestiones, como el rito, los lugares de reunión, los secretos, hay que tener en cuenta que algunos de los masones represaliados practicaron en sus lugares de origen la masonería, y como no, se deja sobre todo en la logia represaliada en 1742 Casa Real dos Pedreiros Livres da Luzitania, la cual podemos situar dentro del pragmatismo ingles joanista, pero nada secularizada donde se deja claro el internacionalismo inglés, aunque la mayoría de sus miembros fueran franceses, y estaba separada de la Gran Logia de Londres, aunque entre ellos había algún irlandés como el Maestros Hugo O´Kelly, y al tal Coustos le tuvieran como un agente de la masonería protestante orangista, pero que de algún modo no dejaba de estar bajo el control de sus tuteladores, los ingleses, lo cual parece desprenderse de los procesos inquisitoriales y de las declaraciones del Venerable Maestro.

No por esa tendencia a presentarse ante los inquisidores a presentarse como hombres insertos en una sociedad lúdica, dejaban de estar enclavados en la innovación progresista del siglo XVIII, lo cual les valdrá para ser mirados con lupa, pero como nos presenta Antonio Loja, el mismo proceso del Santo Oficio pondrá contra la pared a este, con tesis sobre la legitimidad de la tortura o los ámbitos del derecho y las garantías… y aunque hubo movilizaciones masónicas estas no conseguirán que Coustos, Mouton y Bruslé sean presos, torturados y condenados, aunque luego por distintos caminos irán camino de la libertad.

Antonio Loja, nos va contando con pelos y señales los procesos y la vueltas y revueltas de los masones en Portugal, de una manera un tanto particular a lo común, pero que nos aporta una visión muy completa de estas persecuciones, que tuvieron años más tarde su rebrote.

La isla de Madeira, un epicentro comercial de primera magnitud, con una profunda maduración política e ideológica con una burguesía lanzada a la conquista social en base al apoyo de un sector iluminado de la nobleza y una ciudadanía alentada por los procesos independentistas y el procesos revolucionarios de 1789, hace de Madeira un enclave en las rutas marítimas ideal para la emersión de ideas progresistas que se va a manifestar en la aparición de logias masónicas, tal como deja ver en 1793 una petición de persecución sobre el crimen de masonería en medio de la «frecuencia del comercio con los masones extranjeros de por medio»

En 1770 , ya estaba funcionando esta logia madeirense de Funchal, pero se desconocen muchas de sus realidades, aunque los elementos policiales conocen muchas de sus interioridades, y si bien el Santo Oficio en 1742, tenía claro que la «congregación [masónica] no era perjudicial a la religión ni al prójimo, ni a la República, ni a las cabezas coronadas» por ser extranjeros sus miembros, en 1770 la cosa cambiará, ya que expone que como tal sociedad «arruina toda la sociedad civil desde sus más sólidos fundamentos… encontrándose en un borroso plano de los más enormes delitos, la más diabólica secta…»

Este grupo de 1770, nos indica Antonio Loja que no tiene conexión con otros masones en Portugal, lo que le aporta un cierto rango de autonomía y máxime al tener dentro de sus filas a poderosos miembros que aun estando bajo vigilancia policial y del Santo Oficio, podrán aún desarrollar sus trabajos hiramistas, tanto es así que los madeirenses exportarán su masonería a la capital de continente, a Lisboa.

En estos talleres de la capital lisboeta de de 1792 se va a encontrar varios sacerdotes, militares e importantes miembros de la administración pública como el Corregidor de Madeira Antonio Rodrigues Veloso o el militar y Capitán de Artillería Bernardino Vasconcellos Hernriques de Ornellas, o el hidalgo de Guimarães: Joaquim Francisco Moreira.

Aquí ya estamos, como nos indica muy bien el investigador de Funchal, Antonio Loja, ante acusaciones de traidores, ateos y subversivos, aunque en algunos casos el Santo Oficio fue reticente a las apreturas a estos acusados, y en eso merece la pena seguir las elucubraciones del autor del trabajo, porque nos lleva de la mano, acerca de las intenciones de unos y otros ante esta delaciones sobre los Pedreiros Livres, que el autor recuenta las logias de Funchal y que llegan fácilmente a los cien individuos, aunque también se dejan sentir las políticas de apaciguamiento tanto en Madeira como en Lisboa provenientes de las autoridades civiles que optan por soluciones de compromisos como exilios a tierras liberales, mientras las policiales y los eclesiásticos eran partidarios de opciones más duras.
Se imponen las soluciones más suaves, llegando en poco tiempo a normalizar su vida y llegando al menos tres masones a estar en la Junta Gubernativa de la isla de Madeira en 1798, y esa normalidad también llegó a los masones clérigos que se vieron repuestos a sus cargos y encomiendas.

De este modo resumido se cuenta la historia de estas persecuciones, que Antonio Loja, nos va diseccionando de una manera interesante, aquí no existente tanto la primicia de testar a que ideología pertenece casa miembro de los Pedreiros Livres, sino desde la atestiguada membresía ir destejiendo toda la madeja social, profesional y los lazos y circunstancias que se dieron para terminar en medio de las persecuciones que hubo contra los diferentes masones, que ya digo que cada época y persecución fue distinta en tono y en consecuencias.

También es cierto que la propia evolución de la masonería, su penetración en la sociabilidad fue en aumento, así como su poder y asentamiento en el seno de la sociedad y de las instituciones públicas y políticas.

Un libro recomendable para conocer en detalle el nacimiento y en detalle como llega y se instala la masonería en Portugal, y el precio que pagó por ello.
  • · Autor. Antonio Loja
  • · ISBN 978 972 780 602 7
  • · Páginas: 416
@ Victor Guerra

2 de diciembre de 2018

LA MASONERÍA LIQUIDA. ESPAÑA COMO FONDO

Resultado de imagen de Masonería Liquida

Hemos pasado de una masonería de alfanje donde a la mínima se cortaba la cabeza a cualquier miembro rebelde a los dictados orgánicos, o por manifestar de forma recurrente sus opiniones o críticas, y esa sentencia  condenatoria se ejecutaba mediante la irradiación y la aplicación de la maldición gitano-masónica de que su garganta fuese cortada, el corazón y las entrañas arrancadas, el cuerpo quemado y reducido a cenizas, y sus cenizas lanzadas al viento  y que su  memoria fuera execrada, y de este modo se podría decir aquello se que "el GADU le ayude".

Ahora estamos en otro proceso, tras cumplir treinta y siete años del renacer masónico en tierras españolas ()1980),  esto ha conllevado a que en el Estado español se den dos o tres masonerías, tan dispares como distintas y variopintas, fruto algunas de ellas de un fallido retorno que conllevó una primeriza escisión de mundo fraternal masónico , luego vino la aparición de organizaciones unas antagonistas de otras, como la Gran Logia de España (GLE),  o la Gran Logia Simbólica (GLE) y las terceras vías,  que  bien pudieran representan tanto el DH , como los HH.:. “Rectificados” , 

Habiendo de por medio otras pequeñas organizaciones de más novedosa implantación: Grande Oriente Ibérico, Gran Logia de Canarias, la “Federal” y como no,  la catalanista organización Gran Orient de Catalunya.

Todo ese conjunto conforman, al menos una parte de ellas, lo que Zygmunt Bauman calificaría como masonería liquida, o sea un mundo donde las realidades sólidas de nuestros antecesores conseguidas mediante toda una sociabilidad en acción se han ido desvaneciendo, dando paso a un mundo más precario, provisional, ansioso de novedades y  que otros críticos lo califican como fútil.

Quien mejor representa ese paso, no tanto como organización aunque lo avala por la falta de reacción,  es la Gran Logia de España (GLE) que se siente acosada en clave interna y externa, en tanto que tras años de líos e irradiaciones de Grandes Maestros, de proyectos fallidos, de querer hacerse con el primer puesto de la fila pedigüeña ante el Estado para que éste le satisfaga su necesidad de dineros, o con la entrega en especies (edificios) y  todo  porque ella dice ser la representante de la masonería española, y heredera en diferido del Grande Oriente Español (GOE), cuya Carta Patente vino de la mano de Foruria, y que hoy consta a nombre de José Carretero, ex – Gran Maestro.

Pero este culebrón ya es viejo y lo conoce medio mundo, lo que ha pasado ahora es que la masonería líquida se ha hecho realidad por la virtualidad en las redes de quien actualmente es su Gran Maestro Oscar de Alfonso, con sus famosas poses en Instagram acompañadas de controvertidos #con fotos y expresiones procaces# han puesto en el candelero de la actualidad, y  fuera del contexto masónico, de lo cual han sacado tajada prontamente los medios católicos más radicales que pronto ha titulado el asunto:
Justo cuando el Gran Maestro de la GLE (Oscar de Alfonso) ha sido elegido Gran Secretario de las Grandes Logias Regulares del Mundo, con estos  votos que vinieron 25 de Brasil , 12 de México, 1 de Gabón (servicios prestados) y uno de 1 de España (OdA), y todo pese su nefasta y mediática presencia con las citadas cuestiones de los melones y las palabras soeces y homófobas.

Pero ha sucedido lo mismo que en política, o sea que no le ha pasado factura tanto atrevimiento, sino que pese a los #melones# las #frases pedófilas y procaces# y los chafardeos y enseñoramiento de lo  bien que el GM  se lo pasa en los saraos masónicos bebiendo ron y fumando habanos, mientras el pueblo en este caso, de Gabón, donde se fueron las grandes logias a entronizar como Gran Maestro al Presidente Alí Bongo, como digo, mientras el pueblo se jode en la miseria. 

Esto es parte del fenómeno licuescente  que afecta a la masonería española.

En medio de toda esta barbarie de descalificaciones y de ukases por parte de D. Oscar de Alfonso en el proceso de su reelección, que se hizo efectiva por votación en medio del abandono de casi todos sus contrincantes, y como no, ganador debido al tácito apoyo, siempre oportunista, de las colonias de Hermanos ingleses en el seno de la GLE, algo que la plataforma de Maestros Masones (MESA,) ha querido cambiar presentando una propuesta constitucional para debate en el seno de la GLE, para entre otras cosas, parcelar algunas áreas, como el poder omnímodo de  los HH. ingleses en el seno de la GLE, o la propia democratización de la estructura.

Pero la sociedad de lo líquido ha podido con todo, y el Gran Maestro, tras su elección y pese a la situación interna, y el feroz tratamiento  de la prensa católica, se ha venido arriba y anuncia a bombo y platillo que es su deseo poner en marcha una Universidad masónica. ¡Toma ya…¡

Tan líquidos o sea superficiales nos estamos volviendo que igual alguien a estas alturas cree que una organización que tiene 2300 señores, que capitan cada mes unos 35 E y luego un extra de 30 E para el fondo inmobiliario por cada miembro y año. ¿Serán capaces de  sostener un proyecto de ese tamaño con esos dineros y con mentalidad abierta , visto lo visto?

Un proyecto universitario y librepensador que detrás tiene al señor de los melones calientes y otras lindezas. Es pena que todas estas cuestiones las estén pagando las propias organizaciones, y algunos hermanos  masones que se toman la vida masónica en serio.

Pero la realidad masónica de carácter líquido no solo afecta a España con el levantamiento de logias-gallinero. o logias clonadas por aquello de ir colocando banderitas de ocupación por el territorio nacional a modo de células microscópicas, que por mucho que parecen crecer, las realidades numéricas tras treinta y siete años de levantamiento son algo más que ridículas, pues no se distancian mucho tales membresías  de las que se dieron en el primer tercio del siglo XX.

A la situación mundial, realmente es difícil tomarle el pulso, pues no existe un Observatorio Masónico, que nos transmita una realidad palpable, más allá de las medias verdades acerca de membresías y potencialidades y debilidades de cómo está el atrio masónico que es lo que deja traslucir cada organismo masónico, que en definitiva es todo un totum revolutum paradójico,, donde vemos por ejemplo, que un señor como Óscar de Alfonso se hace con la secretaria general de una supuesta fuerte organización masónica mundial de carácter Regular, que se supone debiera tener tres dedos de frente y tener prospectiva, pero a raíz de la elección de D. Oscar de Alfonso, a mi me parecen más bien un holding burocrático masónico de pocas luces. Pero el GADU sabrá cómo ilumina a todos estos Grandes Hermanos, ya lo he dicho a 25 de Brasil, , 12 de México, 1 de Gabón y 1 de España

Otro revulsivo importante de cómo se articula la masonería líquida ha sido la operación Bolsonaro en Brasil, que ha puesto de manifiesto una vez más el avance de los neo-fascismos, tanto en Europa como en otras partes del mundo, sin que la masonería parezca importarle mucho. 

Tanto es así que con relación a la elección de Bolsonaro, se manifestaron que yo sepa, solos  dos potencias: Grande Oriente Lusitano (GOL) y la Gran Logia Femenina de Portugal (GLFP) , el resto nadie que yo sepa ha dicho nada. Es más a estas dos organizaciones  les cayó la del pulpo porque se han manifestado, según los críticos, entrometiendose en los asuntos internos de otro país y de otra organizaciones masónicas.

Si esta crítica viniera de la opción política e institucional la comprendería, pero no, esta provenía de algunos sectores masónicos brasileños, que venían a decir que cada uno se las arregle como pueda y entienda, y los demás si manifiestan una idea contraria es calificado de colonialista, hasta ese punto ha llegado en esta ocasión  la fraternidad liquida.

O sea que hemos pasado sin darnos cuenta, en nuestro caso en el continente europeo,  del universalismo a la europeización, pasando del modelo abierto de una Europa tendente a la tolerancia, a la libertad de conciencia, a la igualdad y la fraternidad a un eurocentrismo cada vez más insolidario que pide el retorno de las fronteras dejando avanzar sin apenas despeinarse los modelos neofascistas

Mientras seguimos con la masonería líquida y sus paradojas.

Victor Guerra

21 de noviembre de 2018

Historia no oficial de la Masonería 1717-2017

518Bh2OecmL

Hay pocos intentos en la actualidad en querer hacer algo que hace años era bastante común entre los estudiosos y los historiadores de la masonería, o sea resumir la historia de la masonería universal, y hacerlo de una forma inteligible para masones y profanos, y hay varios ejemplos con mejor y peor suerte: Cassard, Mackey en los ámbitos ingleses y en castellano pues está el gran diccionario enciclopédico de Frau y Abrines.

Pero en la actualidad digamos que es una material olvidada y más bien los estudios y reflexiones en torno a la masonería, son estudios más bien parciales y en general muy específicos, frente a este déficit que se constata con la publicación de diversas publicaciones a modo de s recensiones temáticas nacidas al calor cumpleañero de los 300 años del nacimiento de la masonería, en general son obras corales con cierta tendencia a mirarse más bien al obligo masónico de cada organización que ha promovido tales publicaciones, me viene al recuerdo una en clave española, publicación muy representativa de lo que estoy exponiendo: Francmasonería: Tres Siglos de la Refundación Moderna
Si embargo hay un trío de autores actuales, que cada uno por su cuenta han intentado, articular una visión histórica algo más completa y personal, de este modo hayamos los trabajos de Devrig Mollés con su Invención de la masonería, texto que sigue los dictados y los modos de la historiografía francesa; por otro estadio se sitúa Milton Arrieta desde otras perspectivas con su obra: Los masones en el mundo. La geopolítica masónica. La historia de los hijos de la Luz; y finalmente está la obra de Iván Herrera Michel: Historia No oficial de la masonería. 1717-2017.

Esta última obra es la que me interesar reseñar, aunque ya es una obra del 2016, pero no por ello ha perdido actualidad a través de una mirada muy personal sobre la masonería, como estudioso y como agente activo de esta, lo cual se deja ver a lo largo de sus trescientas páginas.

Lo primero que quiero indicar es la tarea loable del autor, en ese intento de abordar una mirada global a cerca de la masonería, tocando diversas corrientes historiográficas, y en cuyo texto el autor ejerce una cierta ambivalencia, por un lado, mostrando un cierto desapego como estudioso, y en otras sumergiéndose en las temáticas como parte de dicha organización.

He decir que es un trabajo sin red ya que se percibe que el autor no dispone de la amplia bibliografía masónica europea, y sobre todo referida a la gran producción francesa, ideal para tenerla como referencia a la hora de algunas temáticas que desarrolla, por ejemplo se embosca el autor en la historiografía masónica inglesa entre 1600 y 1700, y en el texto no acaba de sistematizar la cuestión jacobita y sus relación con las logias hannoverianas y sus relación dentro de la fundación de la Gran Logia de Londres, temas que ha tocado por ejemplo André Kervella, en muchas de sus obras, y que cuyo déficit en el manejo de dichas fuentes queda patente a la hora de tratar un tema tan complejo como conflictivo, al cual se han dedicado muy pocos estudiosos.

Ivan Herrera, digamos que sigue la línea sudamericana a la hora de plantearnos el nacimiento de la historia masónica, muy al gusto de Ricardo Polo y Eduardo Calley, este último es el prologuista de su libro.

Arranca Ivan Herrera con los Collegia fabrorum , pasando los Maestros Comacinos, o incidiendo en la masonería operativa como una continuación y transitorialidad con relación a la masonería especulativa, y en este difiero de ciertos estudiosos que no acaban de encajar que los famosos Old Charges, no dejan de ser estatutos y reglamentaciones profesionales, o sea las leyes, usos y costumbres de una organizaciones canteril , diversas en concepción y formulación, sobre sus actuaciones y su fe religiosa y política, que poco o nada tiene que ver con la masonería especulativa, tal vez por eso se quemaron tales documentos, porque servían más bien de poco, pues la fundación de 1717, era y así lo sostenía Desaguliers, una ruptura total con el estadio anterior, recuperar los viejos valores canteriles era cuestión de tiempo y vino de la mano de Dermot y sus «antients».

A mi esta historia de los fabrorum y los comacinos, etc que nunca me ha convencido, la cual por lo general su raíz nos llega de la mano de autores sudamericanos que mantienen y sostienen, como parte de la historia esencial de la masónica antigua, arrancar en ese punto si nos ponemos puntillosos, podemos vernos en problemas conceptuales y documentales importantes.

Un tema que he encontrado en el texto de Iván Herrera, y que además está presente en muchos otros autores, es la referencia casi continua sobre la bibliografía de Lomas y Knight, con relación a la estrecha relación entre el nacimiento de la masonería especulativa y la Royal Society, presentando a una buena parte de los fundadores de la masonería como miembros de la distinguida asociación científica, haciendo aparecer a la masonería a modo de brazo armado de la ortopraxis de la Royal Society.

Si nos tomamos la molestia de ir confrontando las diversas membresías masónicas más importantes con la posible membresía en la Roya Society, veremos que por lo general estas se producen en tiempos más tardíos, como poco, dos años después de la fundación de 1717, como sucedió con Desaguliers. Más allá de que las ideas de algunos prohombres de la Royal Society, con como Newton o John Locke, estuvieran planeando sobre la sociedad inglesa del momento, y estas fueran el engarce para las apuestas de gentes más progresistas como los precursores de la función de la Gran Logia de Londres.

La labor de Iván Herrera es encomiable a la hora de abordar esa historiografía que cojea a la hora de incluir el trabajo de Los Ritos Masónicos de Rodríguez Castillejos, como una herramienta interesante para conocer la articulación de los ritos.

Ya que dicho autor cae en errores de bulto, y no porque Castillejos no sepa del tema , sino porque carece del acceso a muchas documentaciones y desconoce el quehacer historiográfico que hoy se está produciendo en los contextos masónicos y para-masónicos, y lo que indico puede contrastarse con lo que expone Rodríguez Castillejos sobre un texto que el llama el Rito de Bristol, que debería denominarlo más bien, el ritual de Bristol, ya que en sí mismo no conforma un Rito, si lo desean compara lo que expone con mi libro Bristol, un ritual del siglo XVIII, podrán ver las diferencias de las que hablo y el poder contar con material de apoyo y consulta..

Esta claro que Castillejos, tiene extrañas fuentes para tratar por ejemplo el Rito de los «Modernos», sobre los cuales nos dice en su libro que «las impresiones [de los rituales del GOdF] estuvieron a cargo de Daniel Ligou: Rituels du Rite Français Moderne , publicada en el año de 1787 y la versión corregida de 1788» .

Alguien puede pensar leyendo el texto, que Daniel Ligou, es el padre de estas impresiones, cuando en realidad es el autor de una reimpresión de dichos textos rituales que editó en 1991. Esto puede ser un desliz en la redacción, pero me parece imperdonable el tratamiento que hace Rodríguez Castillejos del Rito de Fundación, o sea del Rito Frances, texto extraño y simplista, pero en parte viene dado por las confusiones que se han generado en Brasil, y también sobre las denominaciones y sus problemas que se viene de la mano de diversas fuentes francesas: ver denominaciones
A partir de que el autor, abandona el siglo XVIII, y entra en estadios más conocidos la temática ha desarrollar cambia casi que radicalmente, pues el autor irá abordando de una forma muy didáctica, al igual que hace en su blog Pido la palabra, que lleva desde el año 2007 publicando diversos trabajos de formal muy puntual e interesante.

Los trabajos de reflexión que abordar, son los que hoy constituyen buena parte de las preocupaciones masónicas del momento, la Regularidad, la preeminencia de la Gran Logia Unida de Inglaterra y su conformación, de cómo los negros se integraron en la masonería, el tema de la mujer. En fin, todo un repertorio amplio y diverso visto y analizado desde la perspectiva personal que en general me resulta muy útil en la manera de exponerlo, claro y sencillo.

La última parte del extenso libro expone sus trabajos, los cuales en general han ido presentados en foros internacionales de primer orden, en tanto que Iván Herrera conforma parte del establishment masónico internacional como Grado 33° del REAA recibido del Supremo Consejo del Grado 33° Para Colombia (1833), es actualmente miembro activo del Supremo Consejo OMEGA del Grado 33° del REAA de la Francmasonería para la República de Colombia.

Es autor de diversos libros en colaboración con Javier Otaola: Una Mirada a la Masonería Actual (2002). Historia de la Masonería, (2004); El Escocismo Masónico, (2009) El Toque y la Palabra. Diálogos Masónicos, (2011) y 2015). Las Herramientas Masónicas (2013). Realizador del Libro de Aniversario 2002-2012 de CIMAS (2012) y ahora este ultimo libro, una historia personal y particular sobre algunos temas que ya ha tratado en el blog citado.
Libro interesante para contrastar con otras aportaciones que nos dejaran ver y apreciar el estilo y conocimiento de Iván Herrera Michel, que además es respetuoso, hasta ciertos temas pues no es vano como parte de establishment masónico, a buen seguro que nos pondrá contar interesantes cuestiones sobre el quehacer masónico en las cúspides masónicas.

Libro pues, recomendable e interesante.

Victor Guerra

14 de noviembre de 2018

El ÁGAPE (MASÓNICO). de Antonio Fernandes

image

Entre las publicaciones que está colocando en las librerías la factoría Ancora Editora, se encuentra esta obra firmada por Amando Fernandes, cuyo texto abre a modo de introducción el francmasón Armando Isaac.

Este libro nace, así no los indica el prologuista, como detonante de un Cónclave del Rito Francés, el cual se dio en febrero del 2009, en la sede del Grande Oriente Lusitano (GOL) en Lisboa, y en cuyo acto se entregaba algo que paradójicamente ya se había entregado hace ya mucho tiempo (1804), pero digamos que las estrategias y tácticas político-masónicas hicieron que de nuevo el Gran Capítulo General del Rito Francés del Gran Oriente de Francia (GCG-GOdF) entregará otra Patente para la práctica del rito Francés, a la vez que se aplicaba en la instalación de un nuevo organismo: O Grande Capitulo Geral do RF del Grande Oriente Lusitano que venía a rivalizar con el que hasta ese momento había mantenido la tradición de las Ordenes de Sabiduría en Portugal, o sea O Grande Capitulo Cavaleiros Rosacruz, y que sigue trabajando y expandiendo su luz.

Historia compleja y llena de trampas y medias verdades a cerca del Rito Moderno en lo referido a Portugal y Brasil que nos da el tal Armando Isaac, pero dejemos esta enrevesada historia que ya ha tenido bastante exposición como se puede ver por los enlaces que les dejo.
Como excusa ante tal magno acto que tuvo un solemne Ágape del que en parte estuvo encargado Armando Fernandes, como licenciado em Historia e investigador en temas relacionados con la historia de la cultura, y la gastronomía, con obras como: Cadernos de Receitas Transmontanas; Comeres Bragançanos e Transmontanos; À Mesa em Mação, Carta Gastronómica (Premio da Academia Internacional de Gastronomía); Cozinha Económica em Portugal.

Y supongo que se consideró que quien mejor que Antonio Fernandes, para desarrollar un trabajo, intenso y prolijo, como este que les presento, que por cierto he de indicar que sigue los pasos de otro singular autor como es Juan José Iglesias (Pepe Iglesias) francmasón asturiano que además fue mi primer Venerable Maestro, en la logia Los Amigos de la Naturaleza y la Humanidad al dual oriente de Gijón-Valladolid y bajos los auspicios de la Gran Logia Simbólica Española (GLSE) autor al Fernandes sigue a carta cabal remitiéndonos con largas citas al texto estelar del masón asturiano, como fue La Cocina Masónica, editado por Akal.

Aclarar de antemano que este libro de Antonio Fernandes no es un ritual masónico dedicado a los Ágapes fraternales, sino un intento de reflexión intelectual sobre la materia de la cual nos llegan las primeras noticias por unos de sus fundadores: John Toland, recogido del Quinto Dialogo del filósofo inglés Lessing, de lo cual da cuenta, el que fuera un activo colaborado de quien esto escribe: Saúl Apolinaire, que nos aportó este texto: Releyendo un texto de 1779 ¿Nació la Masonería especulativa de una sociedad de comensales)

Los encuentro fraternales los veremos retomados durante la construcción y desarrollo de la Gran Logia de Londres y Westminster, aunque dentro de las llamada logias jacobitas en el exilio después de 1689 ya tenían una cierta dimensión festiva, y como tal se recoge en las actividades preferenciales de la logia de Saint-Germain- en Laye, donde los ágapes y las canciones se van quedando prendidas de las reglas masónicas, y esa convivencialidad llevara por ejemplo, a que el músico Michel Blavet a escribir su famosa Marche des Franc-maçons en 1731.

Quedando tales usos vinculados al fuerte reflejo que se dio en la literatura masónica y antimasónica, durante los siglos XVIII y XIX, donde encontramos abundantes descripciones sobre los trabajos de masticación, como las que presenta el libro de abad Pérau Les Secret des francs-maçons (1744) o Le Repas des Maçons, o Les Liaisons dangereuses de Chordelos de Laclos.

Muchas de estas obras nacen al calor del afán vouyerista del populacho, bien alimentado por diversas esferas antimasónicas, que produjeron gran cantidad de libros de esta naturaleza; aunque hubo tiempos en que el desmadre fue de tal naturaleza, en cuanto a harturas y libaciones que estas sufrieron un férreo control como deja entrever carta que escribe la logia Triple Unión (1762) a la Gran Logia comentando punto por punto que los “Status Généraux de 1755: Artículo XXXII prescribían que «Está expresamente recomendado al Maestro hacer observar un profundo silencio durante la Logia de Mesa, y de castigar a los contravinientes, por una vez con un ejercicio sin honor, por una segunda con la demanda pecuniaria de tres libras, y por la tercera vez el Maestro cerrará la logia, se retirará del Banquete, así como todos sus oficiales. Nada mejor imita una Torre de Babel que una logia mal gobernada donde los Hermanos nunca obedecen».

Aunque en alguna ocasión tales reuniones fueron prohibidas, aunque a dia de hoy se puede decir que han vuelto conformar parte de las tenidas de la institución masónica, sin bien en España dichos ágapes se trasladan a los restaurantes, o a degustación de caseras viandas en las modestas salas húmedas de las logias, en cambio en Francia, el poderío masónico se ve y se demuestra en los edificios, y como no, también en las buenas cocinas que las logias tienen para su solaz y recreo, y de este modo proseguir con los debates en las llamadas tenidas de mistificación.

Volviendo al tema del libro de Antonio Fernandes, sí ya Pepe Iglesias realizó una singular y personal historia de la masonería con relación cocina masónica, todo ello producto de su natural sapiencia y conocimiento y divertimento, que se tradujo en todo un best seller , junto con el Diccionario de la Francmasonería de Juan Carlos Daza, que fue durante un tiempo mi Primer Vigilante, de la logia ya citada.

Aunque, hay que decir que ambos libros se dan mezcolanzas de muy diversa naturaleza y procedencia, pero manejados con pericia del buen escribidor y presentados bajo la etiqueta masónica, que es lo que vende.

En todo caso Armando Fernandes, nos aporta datos curiosos como la presencia durante la Iª República portuguesa de la Sociedad «secreta» dos Makavenkos, un grupo de gourmets, cuyo alter ego del grupo era el activo industrial y masón Francisco de Almeida Grandella, iniciado en la logia José Estevao de Lisboa donde tomó el simbólico de Pilatos, y de cuya sociedad formaron parte otros notables masones, relacionados la mayor parte de ellos con la República Portuguesa: Machado Santos, o el médico Miguel Bombarda, sin dejar atrás a personajes como Antonio Simôes Raposo, padres fundadores de la república portuguesa, los cuales llegaron a publicar un curioso libro: Memorias e receitas culinarias dos Makavencos (1994).

Otra curiosa noticia que nos aporta Fernandes sobre la singular masonería portuguesa, a entra en el capítulo de su libro: Del Ágape en masonería, deja dicho que sus fuentes, amén de la Biblioteca Maçonica ou Instruçao Completa de Franc-maçon, obra publicada en 1834 en París, por J. A Aillaud, la cual fue una auténtica referencia en dicha época, nos dice (Fernandes) «que los ágapes rituales que se venían dando desde 1746 en Portugal, eran debidos sobre todo a la presencia de industriales y vinateros ingleses en el país luso».

El capítulo citado, como ya he comentado, nos aporta noticias de ágapes, y sobre todo contribuye con recetas culinarias que los masones a su vez iban publicando en sus boletines. Como era de esperar sigue a su alter ego el gastrónomo Pepe Iglesias, en lo referido a estas contribuciones y si bien Pepe Iglesias pasa de dar las referencias bibliográficas sobre rituales de ágapes masónicos, el segundo lo sigue de igual modo, aunque nos indica que ha consultado: The Freemason at Work, en donde se expresan los procedimientos masónicos para la organización de los ágapes o trabajos de masticación.

Ambos (Iglesias y Fernandes) cierran el libro con la publicación de una serie de recetas y el sentido simbólico de los alimentos a utilizar

Estamos pues ante un libro sencillo, de apenas 140 páginas, y que puede interesar gastrónomos, y masones por aquello de implementar y aumentar el conocimiento gastronómico y culinario, aunque he de comentar que el autor portugués no se hace eco de trabajos rituales en cuanto a los Ágapes, ni por supuesto reseña el Ritual de los Trabajos de Banquetes , que se publicó desde el Circulo de Estudios de Rito Moderno y Francés Roëttiers de Montaleau y editó Masónica.es.
  • Autor: Fernandes, Armando
  • Idioma: portugués
  • Editorial Ancora Editora
  • Año de publicación: 2016
  • Formato Papel
  • ISBN 9789727805518
  • Número de páginas 142
Victor Guerra.

1 de noviembre de 2018

¿ CAMINO HACIA LA NORMALIDAD EN LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA (GLE)?


Oscar de Alfonso REAA

Aunque las redes andan algo mudas, y los activo grupos y hooligans de antaño andan desaparecidos, no por ello los caminos trazados y los que quedan por trazar en el seno de la Gran Logia de España (GLE) dejan de tener una importante proyección de futuro.

En clave interna se puede decir que todo el mundo está a la expectativa, pues no en vano, la GLE como organización regular española, tiene por delante un calendario movido e interesante para cualquier masón o masonólogo.

Por un lado se reúne el Supremo Consejo del Grado 33º del REAA, y habrá que ver quien lo preside de ahora en adelante, aunque mucho me temo que quien lo haga, si no estoy equivocado, no solo tendrá poco campo de maniobra, sino que además es posible que tenga que rendir pleitesías, pues hay medallas que se pagan o se cobran con devengos, y se puede decir que en algunos mentideros masónicos dan a Felipe Llanes por amortizado.
Además de que los del Supremo, tienen ahora la cabeza más en los líos inmobiliarios y en sanear las cuentas, por tanto, buscar local nuevo y gerenciar el cobro de deudas y poner en marcha las nuevas tarifas para la exaltación a los Altos Grados, es ya toda una tarea ciclópea pues son nominales unos 500 miembros. Mucho cantar.

En todo caso, hay quien piensa que el «Supremo pronto será un cuerpo colateral de la GLE como Marca, Nautas, Arco Real o el Temple».

Por otro lado, de por medio está el tema de la elección a la Secretaría General de las Grandes Logias Regulares Mundiales, que se celebrará en Noviembre en Panamá su XVI Asamblea, y a cuyo puesto aspira D. Óscar de Alfonso, aunque esta vez ha sido más discreto que sus apariciones mediáticas, aunque ha hecho sus giras y ha buscado apoyos y entre ellos, los Hermanos de Brasil, pero las cosas digamos que andan revueltas, y el Gran Maestro es indudable que tras la publicación y su reelección ha perdido gas en cuanto a manifestaciones publicas y mediáticas. Por tanto, queda por comprobar el respaldo internacional que pudiera tener pata tal puesto, sí por carambola saliera elegido, ello podría significar una puerta abierta par los cambios. Pero mucha cuadratura del círculo supone eso.

Lo que ha quedado en medio de la sordina mediática, ha sido inminente instalación como Gran Maestro a Ali Bongo de Gabón, en cuyo acto Óscar de Alfonso haría de Gran Oficial Instalador, lo cual no es bien visto por algunos sectores masónicos nacionales e internacionales, si bien es cierto que la anterior instalación vino de un Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa (GLNF)

Pero el mayor interés está centrado en estos momentos en la clave nacional, pues en medio de los problemas que se están generando en el seno de la Gran Logia Provincial  de Canarias (GLE) se celebrará en Madrid posiblemente el 10 de noviembre el Gran Cónclave.

Cuya asamblea viene cargada con puntos que pueden ser problemáticos, pues sigue dando vueltas por tales predios, la cuestión del Patrimonio Masónico Español, que a mi juicio tiene poco recorrido, y sobre todo tal y como están las cosas de la política, más allá de querer manifestar que se está en la fila ante la ventanilla de los pedigüeños patrimoniales, ocupando el primer lugar, habrá que saber si hay alguien más en dicha fila… y cual será la ocurrencia final tras las declaraciones institucionales de apoyo a la Honorabilidad de la masonería española.

A ese mismo, a ese Gran Cónclave  se intentará llevar la propuesta final de un proyecto de Constitución que se aprobó el 27 de Octubre en Madrid, por parte de una serie de Maestros que presentaron una ponencia de trabajo bajo el nombre de la MESA, con el propósito de iniciar los pasos para la reforma constitucional de la GLE.

El primer paso y no menos importante ya se dio, y consistió en la celebración de un acto en Madrid, tras un arduo trabajo de redacción de una propuesta de reforma estatutaria para la GLE.

Este trabajo se presentó y se debatió en los foros madrileños, en una asamblea que se desarrolló en medio de una gran cordialidad, y que decir, que desde un primer momento se rehuyó el enfrentamiento por parte de todos los asistentes, entre los cuales había diversos pesos pesados de la GLE, como los ex GM Sarobe  y otros Hermanos que ocuparon puestos de responsabilidad.

Tras la presentación de una enmienda a la totalidad a la Reforma Constitucional presentada, por un convecino en el éxodo, esta fue desechada por la mayoría. Fueron presentadas a su vez diversas propuestas de modificación, fueron bastantes, y muchas de ellas fueron aprobadas, las cuales se irán incorporando a un documento final, que es de esperar pueda tener cierta coherencia, aunque una vez rechazada la enmienda a la totalidad, el resto de propuestas digamos que no tocaban en exceso el corazón de la propuesta de la MESA.

No estaba el sector inglés de la GLE en la reunión de Madrid, salvo una excepción, y máxime cuando le tocaba de lleno una de las propuestas de reforma de la MESA, tal vez estaban celebrando su renovado ímpetu, traducido a modo de ínsula de Barataria con la publicación de la revista The Squeare¬Compass, que me ha parecido que desprende un cierto acto colonial, por parte de un grupo situado en el seno la activa colmena masónica de la GLE.

Supongo que están preocupados hasta cierto punto, saben que tienen una buena porción de votos, provenientes de los Maestros Instalados, y saben que pueden ser una buena moneda de cambio, a modo de bitcoin, y saben que hay mineros trabajando esa mina, sabedores que su voto es decisivo y que nadie les va a decir que se reduzcan a un simple distrito, cuando son actualmente la cabeza del ratón y siempre han jugado a caballo ganador.

Aunque el órdago ya está echado tras un alto esfuerzo logístico y los llamados a la calma, para desde ella lanzarse a la reforma que necesita la GLE, para estabilizar su futuro, y ha salido cordialmente bien todo el desarrollo, que ahora queda en manos de Josep Maria Albouy, que fue un ex Gran Maestro Provincial, Vicepresidente del Instituto Masónico de España, y miembro del Gran Cónclave, ahora queda que este puede hacerla llegar por los cauces legales hasta el Gran Cónclave pueda examinarla, y ver como este se posiciona frente a esa propuesta.  si antes no es rechazada por de plazos, administrativas y legalistas…, 

Quedando en la recámara ver cómo se posiciona Óscar de Alfonso en todo esto, aunque una solución de compromiso sería su elección como Secretario General de las Grandes Logias Mundiales, ya que debería abandonar la Gran Maestría de la GLE.

En todo caso este es un tren que la GLE no debiera perder, aunque no tengo tan claro que los HH.:. de la Gran Logia de España sean conscientes de la situación en que se halla su organización, aunque la calma chicha pueda ser apariencia de que está todo resuelto, pero no es así, pues la marejada es más bien de fondo y rolando…

Habrá que estar atentos de cómo evolucionan tales eventos, pues es bueno no perderlos de vista pues no dejan de ser una parte importante y vital de la masonería española.

Victor Guerra

19 de octubre de 2018

LA GRAN LOGIA DE ESPAÑA, ANTE SU FUTURO

image

Tras el desastre en el que entró la Gran Logia de España, tras la reelección de su Gran Maestro: Oscar de Alfonso, con toda aquella sarta de intervenciones de mal recuerdo y fario, y el desarrollo posterior que ya he contado en varias entregas
Unido, como no, a la labor de hooligans y los nuevos inquisidores de la ortodoxia que quería imponer el reelecto Oscar de Alfonso, todo ello desató una serie de réplicas, unas tendentes a colocar una bomba de relojería bajo el Trono de Salomón de la Gran Logia de España, sacando la metralla de los dossiers, que los hay..., proponiendo como solución a D. Oscar de Alfonso que este se hiciese un lado antes de la voladura, cosa que evidentemente no hizo el valenciano, sino que apretó el paso imponiendo deseos y doblegando voluntades.

Otros en cambio hicieron humo ante tanto naufragio, y otros se atrincheraron en los clásicos enroques de siempre, que si los grados colaterales, o trabajar en un seudo exilio londinense, o la salida ya clásica de enrocarse en el Supremo.

En fín, a principios de verano el barco de la GLE, con almirante y capitanes a bordo daba la sensación de emprender una extraña travesía durante la cual se temía lo peor, pero la época estival hace que todo se ralentice, y todo este volcán masónico entró en una especie de calma chicha capaz de deshacer muchos nudos gordianos, ya se sabe desaparecer, dejar pasar las cosas y ponerse de perfil…

A toda esta situación le vino genial que los masones españoles, y como no, los miembros de la Gran Logia de España, estaban más que hartos de la situación, y la fatiga empezó a pasar factura en los entornos más íntimos de los propios masones, el tema de D. Oscar de Alfonso y la GLE, era y es más bien cansino.

Es evidente que la España masónica, está situada en estos momentos en las antípodas de lo que sucedía no hace mucho por estos mismo predios, donde frente a cualquier conflicto las soluciones eran: bombachas de fragmentación y asalto con alfanje en el abordaje , y tras la escaramuza a rey muerto rey puesto, esa era la cotidiana sucesión de los conflictos y su resolución, y así les sucedió a casi todas Grandes Maestrías de la Gran Logia de España: Sarobe, Corominas o Carretero, y a punto estuvo de costarle cara la afrenta a Oscar de Alfonso. La campana que le salvó es que llegó el verano, y tras tanta fatiga, y la desaparición del foco y escena mediática del ínclito Oscar de Alfonso, la cosa ha quedado como si se hubiera dado por cumplido el adagio de aquí paz y mañana gloria.

Pero no todos se han ido con el traje de baño y las chanclas a la playa, pues hay quien ha resistido la debacle, y al desánimo, y he clamado desde diversos foros desde las frías aguas norteñas por ser justos y lo más perfectos posibles, con los propios y los ajenos, luchando por poner un poco de cordura ante tanto desaguisado y fractura, con la idea de que el proyecto de una Masonería de Tradición, liderada por la Gran Logia de España, sea posible.

Estos nuevos y viejos quijotes son sabedores que el suelo es inestable, que hay cansancio y fatiga, y bastante desánimo, que a su alrededor se están creando pasarelas para el posible trasvase de aquellos que quiera abandonar la nave de la GLE, como ya ha hecho Galo Sánchez, enrolado ahora en la GLSE y su correspondiente Supremo.

Es innegable a estas alturas que hay estructuras que se están dejando querer dotándose de patentes rituales para ofrecer una posibilidad de supervivencia a tanto naufrago como puede haber, y no hay que olvidarlo, se ha perdido el miedo a las fracturas ya vimos lo que paso con la GLNF, sin olvidar que pueden ser sugerentes para ciertas mentalidades más adelantadas de la GLE, algunos ensayos que se están dando en la Masonería de Tradición francesa, y que pueden tener su réplica en suelo patrio.

Ese es el entorno, amable o inhóspito según qué casos, y sería en que se estaría moviendo la Gran Logia de España, y lo saben bien quienes el día 27 de octubre se reunirán n en Madrid con la intención de intentar enderezar el barco y poner rumbo a una singladura de mejor cariz.
Y poco a poco, sin clandestinidades, ni conventículos este verano se fue construyendo una posible alternativa denominada: MESA para la Reforma de la GLE.

¿Qué es la MESA para la reforma de la GLE? Es un órgano independiente y no oficial de participación de los Hermanos de la GLE dedicado a impulsar la reforma en profundidad y en su totalidad de la Institución.

¿Cómo se ha creado? Fruto espontáneo de la voluntad expresada de un grupo de Hermanos de la Gran Logia de España que acordaron impulsar la reforma de la Institución y las líneas generales de la reforma en la reunión del Foro Reformador celebrada en Madrid el 14 de Julio de 2018.

¿Qué funciones quiere desempeñar la MESA? Como punto de partida, la MESA pretende ser un foro de reflexión, abierto y participativo, a partir del debate sereno y riguroso entre iguales. Sus funciones son el impulso de la toma de decisiones sobre la reforma de la Institución.

Como digo, ha sido un caminar lento, recogiendo velas, e invitando a participar tanto a montescos como a capuletos, a güelfos y gibelinos, es la única posibilidad que le queda a la Gran Logia de España en su empeño por regenerarse, pero ha de ser en base a una política quirúrgica , tendente a erradicar o al menos a suavizar ciertas problemáticas que se dan en el seno de la GLE, más allá de lo nominativo de quien se sienta en el Trono de Salomón que preside la GLE.

Es evidente que un elemento distorsionador en el desarrollo de la Obediencia regular española, es la amplia colonia extranjera con presencia en el suelo patrio, gobernando desde la sombra a la GLE, con derecho a voz y voto. Una presencia que siendo legal dentro de los acuerdos de reciprocidad de las Granes Logias Regulares, en el caso de España, dada su densidad, su concentración y peso son más bien un efecto distorsionador, que además ha jugado en la mayoría de las veces a caballo ganador, siempre con el objetivo de preservar sus prerrogativas, a cuya estrategia han jugado casi todos los Grandes Maestros citados. Los Hermanos ingleses siempre han sido el alfil secreto de la jugada maestra

Cuestión esta, de difícil solución, pues todos le deben a los HH. Ingleses, algún que otro favor, y estos no tienen prisa, y saben cobrárselo con creces, con nombramientos, pasantías, medallas y arreos que luego se lucen con singular esplendor en la metrópoli londinense, aunque todo ello se perciba con cierta ironía en las altas instancias masónicas de la gentry masónica.

La MESA, ha propuesto, una razonada REFORMA de la GLE, como ellos mismos dicen, es: «El marco normativo como base para la reforma: una nueva Constitución» que no es poco…

En Madrid el día 27 de octubre se entra en un formato de debate en el que participarán unos doscientos Maestros Masones, de forma directa o indirecta, los cuales tendrán que enfrentarse a esta propuesta constitucional que ya cuenta con una buena cuantía de propuestas de modificación, y cuya sesión moderará Jerónimo Saavedra.

De aprobarse la propuesta reformatoria de la MESA con aquellas modificaciones que fueran aprobadas, esta se subirá a las instancias de la Gran Logia de España, para que las tenga en cuenta y esta abra el proceso correspondiente para que la GLE entre en una nueva fase de su vida. A este proyecto se ha querido que se sumen todos los masones de la GLE.

Creo que es la única salida digna, coherente y lógica, sino quiere verse la organización masónica regular española y su Gran Maestro Oscar de Alfonso ante un cruel harakiri… con situaciones kafkianas, de lo cual ya hemos visto algún adelanto.

He leído, aunque no he realizado un trabajo comparado y pormenorizado de la Constitución de la GLE, y esta nueva propuesta constitucional de la MESA.

Pero me han llamado la atención varias cosas: Una que el capítulo Primero de tal Reforma se base en la Denominación, personalidad jurídica y constitución, y que no haya sido preminente el Articulo 2 de Valores y Principios inspiradores, que vendría sería el ADN de la masonería de Tradición, tal y como consta en la Constitución vigente de la GLE, aunque en el caso de la Constitución actual hay toda una literatura a modo de Prefacios que estorbaba bastante a la hora de llegar al texto de la Constitución como tal .

Otra cosa que me ha chocado es que el capítulo 1 en el apartado 2 de la nueva propuesta: La Gran Logia de España se declara heredera de la tradición masónica española, lo cual abre un gran debate.

Primero porque esa tradición masónica nunca se ha desarrollado dentro de los parámetros masónicos regulares, sino más bien al contrario, y parece tener poco encaje aún partiendo de la pretensión de asumir los postulados como los del Gran Oriente Español (GOE) dentro de la GLE, pero es más un tema filosófico e histórico que otra cosa.

No parece casar bien el capítulo 2, apartado 3 el tema de que la GLE tiene por principios la libertad de conciencia y de pensamiento, para a renglón seguido exigir unas determinadas creencias sobre un Ser Supremo, o que el Volumen de la Ley Sagrada esté presente en los trabajos, o que se proscribe toda discusión política o religiosa. Creo que debo recomendar a los Hermanos regulares leer a Pedro de la Llosa, y su Historia social del Librepensamiento.

En la nueva propuesta de Constitución, hay en cierto modo, una tendencia a huir de las grandes prosopopeyas de viejos cuños y reducir textos y ser más garantista con los deseos de la base: las Logias.

Pero la gran innovación viene de la mano de los artículos 11 y 13. El primero se trata de la Gran Comisión Rectora, que pasa a tener un desarrollo ejecutivo importante y relacionado también con el artículo 13 con el tema de Las Grandes Logia de Distrito, que viene a reglamentar de alguna manera aquellas logias que no trabajan en los idiomas oficiales en España o sea el sector inglés , lo cual viene además a blindarse tal propuesta al requerir que la nacionalidad del Gran Maestro, se ha hecho de una manera suave y poco dolorosa. El domicilio debe estar en territorio de su jurisdicción que ya está presente en la Constitución actual y en vigor, aunque se le pone alguna condición más, como la reducción de los mandatos.

Las logias pasan a se la célula madre de la organización, reiterando su soberanía como circunscripción electoral, que elegirían los miembros de la Gran Asamblea, las Provinciales y las de Distrito.

La Comisión rectora y el Gran Consejo son los órganos gestores de la GLE por excelencia, o sea su Junta Directiva, pero no solo hay un cambio de denominación, sino que detendrán de algún modo el control sobre las Grandes Logias de Distrito, y sobre el Gran Maestro.

En general se refuerza la posición de la Gran Asamblea, que por ejemplo tendría en sus manos el cese del Gran Maestro, si este no pudiera aprobar el informe anual ante la Asamblea, ante la cual estaría obligado a rendir cuentas.

Queda por delante un reto importante, en el cual se han de conjugar consensos y voluntades, para lograr que este nuevo marco, digamos más democrático, intentando manejar los factores exógenos a la GLE, que hoy por hoy la comandan bajo una cierta ambigüedad a la organización masónica española, y cuya situación no se da en ninguna Gran Logia del mundo.

Yo espero que de la reunión del dia 17 salga un compromiso de trabajar en el sentido que propone la MESA, si es que la GLE quiere salvar los muebles tras un desastre que ya dejó ver su cariz antes del verano, y que puede materializarse en un naufragio casi total si los miembros de la GLE, y sus dirigentes no abren la mente a una regeneración en la que no pueden jugar los oportunistas consensos de cariz inglés, que siempre han estado presentes en el quehacer de los órganos ejecutivos de la GLE.

Desde luego, espero que haya miras de futuro, pues las condiciones que se dan en el entorno de la masonería española, pueden hacer quebrar la singladura de la GLE si esta no se regenera, partiendo de que esta no es la Gran Logia Nacional Francesa, ni tiene su potencia, ni su calidad, ni su prospectiva.

Si olvidar que de lograr esta reforma, que sería un primer paso luego queda un larga tarea de formación y recomposición..Que los trabajos sean propicios

Victor Guerra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...